BLOGS

Si quieres que acuda a un evento cultural que organizas y en él dan bocadillos de jamón serrano escribe urgentemente a ezcritor@gmail.com.

Archivo de la categoría ‘foto’

Eva y el boxeo

Eva Huguet comienza a asistir a combates de boxeo hace algo más de dos años. Es una extraña en un mundo de hombres que dispara su cámara desde las gradas de los polideportivos municipales en los que se suelen realizar los combates.

Con el tiempo, Eva Huguet, comienza a convertirse en una presencia habitual en las veladas y a conocer a la gente que compone este submundo: jóvenes luchadores que sacan de los combates lo justo para salir un par de tardes con los amigos, pero que le ponen las mismas ganas que si hubieran firmado con un equipo de fútbol de primera división; entrenadores que vociferan desde sus rincones y que mantienen una relación cercana a lo paterno-filial con sus pupilos; amantes del deporte que realizan labores técnicas de manera desinteresada…

Todo por un deporte que el resto del mundo parece percibir cargado de violencia gratuita de corte medieval. Pero no es esto lo que Eva ha captado en sus imágenes, sino el abrazo de los luchadores al final de cada combate, la mirada del que está a un solo golpe de perderlo todo, y la sofisticación de un ballet cargado de un profundo sentido estético del que los boxeadores forman parte. Al igual que este deporte parece haber quedado atrapado en el pasado, Eva crea sus imágenes con técnicas fotográficas clásicas, huyendo de los cantos de sirena digitales, y recuperando el encanto de las copias reveladas artesanalmente.

El Casino Monte Picayo en Puzol (Valencia), dentro de su compromiso de promoción de jóvenes artistas, acogerá en su sala de exposiciones las 31 mejores imágenes de boxeo de Eva Huguet del 3 de Abril, al 18 de Mayo.

¿Estás en el lugar correcto?

Hace unos días, el fotógrafo Juan de Marcos, me pidió un ratito para sacarme unas cuantas fotografías para un trabajo que está haciendo para un Ayuntamiento:

-Paso todos los días del año -me cuenta- trabajando, mandando proyectos que normalmente me rechazan y luego, cuando consigo una galería para hacer una exposición o un ayuntamiento me contrata, mis amigos fotógrafos me dicen: jo, qué suerte tienes. De suerte nada, me entran ganas de decirles, es que mientras tú estabas haciendo botellón yo he estado luchando por conseguir una oportunidad.

Tras la sesión de fotos, nos fuimos a comer una pizza barata: allí me contó más cosas:

-En España me cuesta bastante vender mis fotografías. Pero en Alemania no me cuesta nada. Te pongo un ejemplo. Nada más llegar en avión a Alemania me fui a cenar con unos amigos, allí conocí a un amigo de un amigo que me dijo:

-El otro día fui a la galería “X” a comprar una foto para mi despacho, estaban muy caras… 2.500 euros…

-¿En serio? –Mintió Juan de Marcos rápidamente- Yo las vendo por sólo 1.800

Y allí mismo, el amigo del amigo, se la compró. Fue la primera de muchas ventas.

….

Moraleja: quizás tus ideas y tu trabajo sean el correcto. Sin embargo, quizás no prosperas porque no estás en el lugar correcto.

¿Quién es esta chica de Madrid?

Quizá un día entres en Internet y encuentres que levantas pasiones. Quizá un día entres en Internet y descubras que, mientras paseabas tranquilamente a tu perro por un parque, alguien te sacaba fotografías y se enamoraba de ti. Esto es lo que le ha pasado a la chica que vive en Madrid. Lo extraño es que, quizá, descubras que hay muchos desconocidos que te conocen: más de los que crees.

Seis grados de separación es la teoría de que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios. La teoría fue inicialmente propuesta en 1929 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy. Quizá, este escritor, debería revisar su teoría. Quizá deba añadir que también se puede llegar a ti a través de desconocidos. Sobre todo, en esta era de Internet donde, el derecho a la privacidad, parece haberse desvanecido.

Madrid, una ciudad con más de 6 millones de habitantes y en una comunidad de Internet de fotógrafos (de no más de 1.000 personas) hay varias personas que aseguran verte cada día: incluso una que se te acerca y te cuenta que eres la estrella de una página web:

¿Cómo hubieras reaccionado tú?

“Death Proof”: una estafa. King, Shyamalan y Vogue.

Tenía que elegir: esta semana los grandes estrenos (en España) se reducen a dos: “La carta esférica” de Imanol Uribe o “Death Proof” de Quentin Tarantino (si omitimos “Doraemon y el pequeño dinosaurio”)

Una decisión difícil. Por un lado la peor novela de Arturo Pérez Reverte (recuerdo que cuando terminé de leerla me entraron ganas de pisotearla) pero dirigida por un grande de la escuela del cine clásico: Imanol Uribe. En el otro lado del cuadrilátero, Tarantino, uno de los hijos satánicos de Hollywood, ofreciendo la segunda parte del proyecto Grindhouse (ese divertimento de rodar dos películas como homenaje a las obras de serie Z). Con la primera parte del proyecto Grindhouse, “Planet Terror” de Robert Rodrigez, me lo pasé divinamente en el cine. Cavilé:

-No se puede hacer una buena peli de un pésimo libro, así que me meto en la sala 6, a ver “Death Proof.” Apuesta segura. Tarantino es mejor que Rodríguez.

Error. “Death Proof” es una puta mierda. Nada que ver con la imaginativa chaladura de “Planet Terror”.

Si Robert Rodríguez logró divertirnos, homenajeando a las películas de serie Z, Tarantino pasa del tema y se limita a mirarse todo el tiempo al espejo. Tarantino no hace una peli de serie Z sino una película de serie A (pero mala) con leves maquillajes de serie Z para poderla introducir, sin que nadie le pregunte por qué lo ha hecho, dentro del proyecto “Grindhouse”.

En mi opinión, hace tiempo que Tarantino dejó de ser un creador ágil. Sus dos primeras películas, “Reservoir Dogs” y “Pulp Fiction”, incluso su segmento en “Four Rooms”, son memorables. Pero el resto de lo que ha hecho hasta ahora es prescindible. Su cine se ha vuelto como su físico: gordo, pedante, aburrido, sin magnetismo. Le ocurre lo que a tantos artistas que han alcanzado la fama con trabajos tempranos. Se creen dioses y, a la hora de volver a crear, imaginan que lo que están haciendo es la puta hostia. Se repiten una y otra vez. Es cierto que Tarantino escribía grandes diálogos. Pero ya no lo hace. Me quedé dormido con el patético monólogo de David Carradine sobre Superman en “Kill Bill”: los diálogos de“Death Proof” dan vergüenza ajena. No obstante Tarantino, está tan encantado de haberse conocido, que se atreve a auto homenajearse (ver el coche o escuchar el politono que suena en el móvil una de las protagonistas). Esta triste forma de crear también es común en escritores, Tom Wolfe fascinó al mundo con su primera novela “La hoguera de las Vanidades” y después hizo un manómetro más aburrido aun que “La Carta Esférica”, ese libro llamado “Todo un hombre” que pretendía ser el libro definitivo sobre la sociedad americana y que se convirtió en el libro definitivo para que te entre sueño antes de dormir en la cama. Le pasó a Breston Ellis, que, tras escribir unos primeros libros memorables, hizo la extensa e imposible “Glamorama” : si la lees te ahogas o mueres asfixiado: por no hablar de esa mierda pinchada en un palo, en la que él mismo es el protagonista “Luna Park”.

En “Death Proof” encontramos una mala película que, en lo posible, aconsejaría evitar ir a ver. Lo único válido de la película es la interpretación de sus actrices. Lástima que el director tenga un ojo en la cámara y el otro en su pene. Lástima que el director haya olvidado lo importante que es crear, divirtiéndose.

……………………………………………………………………………………………..

3 SANDWICHES CULTURALES

1.- Avatar. Parece ser que el DVD de “Avatar: The Last Airbender – The Complete Book 2 Collection” contiene un extra donde M. Night Shyamalan explica cómo y por qué se encarga de llevar esta serie animada a la gran pantalla. “Me apetecía rodar escenas frescas de acción”(…) “Creo que esta serie de dibujos animados contiene una filosofía maravillosa”(…) “Es un desafío para mi resumir tres películas de dos horas en una sola película pero se me da bien, le enseñé el guión a los creadores y les ha gustado: contenía cada cosa que ellos escribieron. Creo que la película quedará muy bien en 2 horas. Si hiciéramos tres películas autónomas creo que la historia se corrompería”(…) “La película estará protagonizada por adolescentes desconocidos”.

“Avatar” es una serie de dibujos producida por los Estudios Animación de Nickelodeon en Burbank, California y animada en Corea del Sur . La serie está orientada en un mundo fantástico influenciado en gran medida por el continente Asiático, tanto con las artes marciales como con magia de elementos y el misticismo oriental. (wikipedia)

2.-“La Niebla”. El director Frank Darabont salva de la mediocridad los libros de Stephen King. Tras una primera etapa sobresaliente e inmortal, King se ha convertido en un escritor del montón (aunque millonario) que todavía tiene buenas ideas, pero que plasma sobre el papel de manera aburridísima. Sin embargo, Frank Darabont sabe captar lo mejor de sus ideas y llevarlas a la gran pantalla de manera elegante y sobre todo creíble. Prueba de ello son las excelentes “Cadena Perpetua” o “La milla verde”. Por eso estoy feliz de leer que nuevamente el director lleva a la pantalla una nueva obra (en esta ocasión, un relato) de King, titulado “La Niebla”. El relato cuenta la historia de una pequeña ciudad de Maine (como no) que es asediada por una extraña neblina que traslada a extrañas criaturas con tentáculos. Con esta trama, si lo hiciera cualquier otro director pasaba de ir a verla. A priori y sin haber visto su trabajo en la película, me entristece que el protagonista de la adaptación sea el inexpresivo Thomas Jane (The Punisher). “La Niebla” se estrena en EE.UU el 21 de noviembre. Aquí el trailer.

3.-Arte fotográfico.Pasen y vean. Maravilloso reportaje de Steven Meisel para la revista Vogue. Super modelos en rehabilitaciónAlgunas fotos están inspiradas en los momentos más “locos” de Britney Spears o Paris Hilton.

Expón tus fotografías en la calle y déjate de tonterías

Aquella tarde, el chico de la foto, se hartó de tener su vida y pasión (sacar fotografías) dentro de un armario, en cajones, o en el frío Internet. Se hartó de que nadie le ayudara a exponer su obra, de estar mendigueando por los organismos oficiales. Así que, como era día de fiesta (fiesta de Gracia) y había mucha gente por la calle, se dio cuenta de que, realmente, tenía todos los elementos necesarios para hacer por fin realidad su sueño: una exposición: seleccionó unas cuantas fotografías, bajó a la calle y las pegó en la pared de enfrente del lugar donde vive:

Luego se fue. No quería que, por su aspecto de extranjero, le confundieran con un vendedor callejero. Realmente él no siente que pertenezca a ningún país en concreto, porque pertenece al país de los artistas puros. Él no quería dinero, sólo comunicar su obra. Subió a su casa y, desde su balcón, se puso a observar la reacción de la gente a la exposición.

-“Me quedé muy sorprendido con el interese de la gente –me contó luego- La idea era que la gente pudiera coger y llevar las fotografías para sus casas, pero pocos lo hicieron. Creo que por respeto. Lo tomaron como una exposición tradicional. Paraban, miraban, tocaban, pero no atrevían a sacarlas.”

El fotógrafo se llama João Gaudenzi, es brasileño, tiene 35 años y esta es su página web.

…………………………………………………………………………………………..

3 SANDWICHES CULTURALES

100.000 euros si ganas el Premio El Barco de Vapor 2008 (literatura infantil). La extensión de las obras será de un mínimo de 40 páginas, mecanografiadas a doble espacio por una sola cara. Podrán optar al premio todos los escritores que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad o procedencia (pero, por cojones, las obras tienen que estar escritas en castellano). El plazo de admisión de originales se cierra el 15 de octubre de 2007. Entérate del resto de las bases, pinchando aquí.

¿Qué pasaría si Robert Zemeckis y Steven Spielberg en lugar de la saga de “Regreso al futuro” hubieran hecho ‘Brokeback Mountain’? Pues según los cachondos que han hecho este montaje y colgado el resultado en “You Tube” habría salido algo parecido a esto. Y, de este modo, Doc y Martin se unen a la larga lista de personajes sospechosos de no querer salir del armario. Personajes de la altura de Epi y Blas, Batman y Robin o Tintín y Haddock. Si te quedas con ganas de más, mira y escucha (pinchando aquí) la versión cantada y humorística de “Back to the future”

Antes de ver a Pé, Scarlett y a Javier Bardem, veremos a Colin Farell y a Ewan McGregor en la próxima película de Woody Allen: “Cassandra´s Dream” El estreno del trailer en Internet fue ayer y hoy puedes verlo aquí. La historia gira entorno a dos hermanos con serios problemas financieros. El trailer sorprende: no parece la típica película de Allen, sino la típica americanada de sobremesa. Pero un respeto. Allen ya demostró con “Match Point” que hacer de Sir Alfred Joseph Hitchcock, no se le daba nada mal: más bien todo lo contrario.

Enteráos bien: Yo soy la cultura

Últimamente, la gente me critica mucho porque dicen que en verano no estoy escribiendo de cultura. La verdad es que, que me digan eso, me irrita bastante porque es evidente que se equivocan. ¿No se dan cuenta que están en el blog del mejor escritor de todos los tiempos? ¿De que yo, por mí mismo, soy la cultura? ¿De que yo mismo, soy un ser espectacular, cultural, fuera de lo común? Soy muy culto, como los antiguos egipcios, inventores natos del renacimiento, que cuidaban tanto el saber como el cuerpo físico y sus relaciones pederastas:

Cada vez que dejáis un mensaje en los comentarios estáis en la, quizá, única oportunidad de vuestra subhumana vida de entrar en la historia de la literatura pues, en un futuro cercano, todos mis blogs serán estudiados por las más grandes (en cm) universidades. Ya está bien de tanto bla, bla, bla, de tantas críticas: es hora de que dejéis de evitar la realidad: alabar cada post que escriba es lo lógico. Sé que duele que yo sea el acabose y tú, probablemente, un pobre hombre o mujer: pero es la ley de la naturaleza: siempre hay alguien más rápido, más listo, mejor que tú: el león o Rafael Fernández.

Yo. Yo. Yo. Yo. Yo.

Es duro, muy duro, levantarse cada día de la cama y mirase al espejo: comprobar cada mañana que soy más guapo que la anterior: porque la gente es muy envidiosa: por la calle los hombres me miran mal, como si me quisieran pegar: no resisten ver cómo las mujeres, a menudo las suyas propias, me miran con deseo. Pero, lo que tenéis que entender, es que no es mi culpa haber nacido así: yo no elegí aquella secuencia genética: fue una elección aleatoria aunque cada día estoy más seguro de que Dios tuvo algo que ver en todo esto porque es mucha casualidad ¿No creéis?

Me he atrevido a decir esta verdad a voces a pesar de que me da mucha vergüenza ya que, entre mis amigos, soy famoso por mi humildad. Espero que os sinceréis con vosotros mismos y recapacitéis.

Sophie Calle

Me llamo Sophie Calle. Soy fotógrafa y escritora. Acabo de llegar a Paris, tras pasar siete años en el extranjero. No conozco a nadie: me siento perdida en mi propia ciudad. Persigo a desconocidos por la calle. Les saco fotografías que luego expongo en galerías. O escribo libros sobre ellos. … un día seguí a un hombre hasta Venecia. Me disfrazaba para que no me reconociera. Cuando lo perdía, regresaba al hotel donde se hospedaba. Soñaba con entrar en su habitación. (Suite Vénitienne. 1980)

A veces me apetece que me persigan a mí: entonces llamo a mi madre: y le pido, un día que yo no lo sepa, que contrate a un detective para que me persiga por la ciudad y saque fotografías. Porque no sólo soy una vouyerista. El arte es el acto por el que el artista se conoce así mismo. Cuando me fotografían desde fuera veo quien soy.

Una vez (L’Homme au carnet.1983) encontré una agenda en la calle. La fotocopie y se la devolví por correo al dueño. No quería conocerlo en persona. Luego comencé a llamar a los números de teléfono. Preguntaba a sus amigos y conocidos sobre cómo era ese hombre. Lo imaginé y escribía artículos sobre él, agregando fotografías sobre sus actividades preferidas o diarias. El hombre de la agenda leyó los artículos en el periódico. Se enfadó. Amenazó al periódico con una demanda. Pero finalmente se las ingenió para conseguir una fotografía mía desnuda. Exigió al periódico que la publicara para compensarle: para vengarse.