BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Archivo de Septiembre, 2006

Bucay, Campeón

Ya sé porque, el magnífico “escritor” y psicoterapeuta argentino Jorge Bucay, tomó 60 páginas de un libro de Mónica Cavallé y las metió, como si nada, en uno que dijo suyo “Shimriti”: libro que tuvo que ser retirado de las estanterías de los grandes centros comerciales e hipermercados tras hacerse público el plagio: y haber vendido, claro está, más de 110.000 ejemplares (ya que, cuando uno anda con problemas emocionales, se es capas de hacer los mayores disparates: incluido comprar libros de Jorge Bucay)

Lo hizo porque estaba liado escribiendo, él solo esta vez (espero), un “thriller” político que ha titulado con el ingenioso y original nombre de “El candidato”: gran novela que no tendré otra que leer cuando muera y me condenen a los horripilantes tormentos del infierno.

De entrada, “El candidato” acaba de ser galardonado con el “V Premio Torrevieja”, certamen con un nombre feo de cojones que suena más a cabras y a mulas que a literatura. Felicidades, campeón ¿Por qué limitarse a escribir para fracasados con problema de autoestima y tener su propia revista como “Ana Rosa” en el mercado? ¿Por qué no hacer dinero también con los alelados compradores de best sellers?

-“Toda la vida –ha declarado Bucay a la prensa- me he dedicado a contar cuentos, pero ahora que he escrito mi primera novela puedo decir que escribir una novela es muy difícil, pero ha sido emocionante, cautivante y sorprendente”.

Esas declaraciones no son propias de un escritor: sino de un ama de casa de 60 años que acaba de terminar su primer relato para un taller de escritura.

Un escritor que plagia o “intertextualiza extrañamente” deja de ser –por lo menos para mi- un escritor: se convierte en un comerciante. Así que es lógico que, dichos escritores, ganen esos premios: las editoriales que están detrás de dichos premios no buscan hacer un aporte a la literatura: apoyando ciegamente el mejor escrito presentado: menuda estupidez hacer eso: ni que fueran estas editoriales una O.N.G: lo que buscan es hacer negocio: otorgan ese premio a cualquier escritor que les devuelva, en ventas, el dinero del premio: y con creces…

…lo siento por todos esos escritores noveles que presentan sus obras, ilusionados, a grandes certámenes que son vendidos como literarios: el premio se lo van a dar a gente con nombre, que venden, como Lucía Etxebarría. Da igual si esos escritores escriben sus libros o no: lo que importa es vender.

Los escritores noveles pueden presentar sus obras a los pequeños premios que, cada dos por tres, convocan los Ayuntamientos: sólo que, en ellos, el jurado suele estar formado por funcionarios que, en su aburrida vida, sólo han leído la sagrada constitución española para aprobar la oposición con la que consiguieron su puesto de trabajo: así que, el joven escritor novel, ha de olvidarse de presentar textos experimentales a la competición del ayuntamiento: ha de escribir, mejor, sobre nenúfares y estanques dorados si quiere ganar.

La única oportunidad del escritor novel, hoy en día, está en apostar ciegamente por él mismo, en Internet: pues, hasta a las editoriales pequeñas, les hacen falta pelotas para arriesgarse. Y tras conseguir un nombre, y perderlo plagiando, ya podrá presentarse –el antiguo escritor novel- a los grandes premios y vivir en hoteles de lujo mientras esnifa toda la cocaína que quiera junto a putas de lujo: asunto que, ahora que lo escribo, no pinta mal del todo.

Una vez, una escritora amiga mía, muy famosa y metida en el mundo literario (no diré el nombre, por respeto, pero aviso de que no es la de la foto) me dijo:

-Nunca creas en los grandes premios literarios ni en las listas de ventas de los libros: todo está amañado.

… como la vida.

………………………………………………………………………………………….

Por otro lado, sin relación a lo primero, quiero compartir con vosotros un e-mail de los muchos que recibo cada día, casi siempre, todos dicen lo mismo:

Apreciado Rafa,

Aunque confieso que en un principio me interesaste mucho y te leí con asiduidad, he de decirte que cada vez me resultas más patético. Considero que has pasado de la posibilidad de tener éxito a dar auténtica lástima, no siendo más que vulgar y triste. Ni con las entrevistas consigues ya atraer al público. Sólo espero que seas reemplazado de una vez por la siguiente persona que gane el premio que aún no entiendo cómo ganaste. Desde hoy tienes un lector menos. Dedícate a otra cosa, no se, a la cría de la chinchilla, por ejemplo. Conviertete, de una vez, en una persona, no en basura.

……………………………………………………………………………………………

500 compras con estilo: chic & urbano: el nuevo masculino con un toque sexy: goes shopping: lección de belleza: en 5 minutos maquillaje para salir.

Pasé toda la mañana y toda la tarde limpiando la casa: Elena regresaba a casa por la noche: la casa ya no era una casa: era una cueva donde un hombre: mitad cerdo, mita escritor, vivía.

La montaña de platos del fregadero fue lo que más me costó limpiar: los restos de comida se habían secado, pegado, echado raíces en los platos (raíces de mierda que formarían un árbol negro con ramas de sangre que saldría por el techo, perforándolo a la fuerza día tras día: un árbol por el que quizá podría escalar, para así escapar de mi vida de mierda: el árbol había sido regado por el ilógico goteo de un grifo que decide gotear, sí o no, según su estado de ánimo o quizá por las fases de la luna o la voluntad del diablo).

Tuve que frotar mucho para poder sacar los restos de comida con el estropajo: si Dios hubiera hecho bien las cosas, los restos, la gente que no servimos para nada deberíamos desaparecer de pronto: espontáneamente: finalmente se me ocurrió ablandar la mierda utilizando agua hirviendo: y, tras alguna mordedura traicionera –o quizá justo castigo- del fuego, funcionó mi idea, asunto que, extrañamente, me puso inmensamente feliz: o quizá no extrañamente: porque era el primer plan que, desde hacía años, había salido tal como había ideado.

Cuando Elena llegó a casa todo estaba limpio: en orden: y entonces pensé que, tal vez, podría recuperar mi vida si mantenía la casa siempre igual de recogida: porque quizá, lo único importante en la vida es tener la casa limpia: el truco para que todo vaya bien: el orden: el orden mental: los suelos limpios.

Al día siguiente, cuando Elena despierta y baja al salón, me encuentra tirado sobre el sillón, boca abajo: me pregunta que qué me pasa:

Últimamente estoy bastante deprimido –le digo.

-¿Por qué?

-No lo sé. La gente de Internet me dice que es porque he terminado mi libro. No sé. Yo creo que es porque recibo demasiado correo y no puedo contestarlo y me da pena. O quizá sea porque la alegría por vivir se gasta. Viví muy intensamente y ahora, todo lo que vivo, me parecen repeticiones: la vida me parece una obra de teatro y todos los actores que me rodean son gente que no vale nada o seres diabólicos.

Elena suspira divertida: siempre que le hablo así me mira como si yo fuera un personaje de dibujos animados… he estado viendo un documental de Hemingway por la tele: entiendo que, si esto sigue así, terminaré por suicidarme, como él: lo único que me jode de suicidarme son los comentarios que van a escribir los trolls en mi blog: pienso en ir a visitar a un psicólogo: pero imagino la escena: voy al psicólogo: me siento frente a él y me pregunta:

-¿Qué le pasa?

-No le encuentro sentido a la vida –le diría. Y me echaría a reír.

Él me diría alguna estupidez, a la que yo le contestaría:

-Y estoy pensando suicidarme.

(y me volvería a echar a reír)

El psicólogo o no me creería o me echaría un rollo sobre la vida y me daría medicamentos, antidepresivos, quizá: pero, tras las pastillas, tras la consulta, la vida seguirá allí: y seguirá sin sentido.

-¿Te apetece salir a dar una vuelta? –pregunta Elena.

-No.

(me da vergüenza salir a la calle: tengo barriga)

-¿Ya fuiste a buscar aquel libro que pediste en la librería?

Recuerdo: antes de que ella marchara pedí, en la única librería que hay en la ciudad donde vivo, el libro “Diario de un genio” de Salvador Dalí: un lector de este blog me lo recomendó: lo quiero leer porque presumo de saber leer entre líneas: leyéndolo sabré si Dalí se hacía el loco o estaba loco.

-¿Vamos en coche? – le pregunto- Paso de caminar bajo el sol.

Porque caminar bajo el sol, con Elena de la mano, me volvería loco: comenzaría a sentirme violento, a sentir odio por todo el mundo al que viera, desde que empezara a sudar.

-Sí –contesta.

Elena, hace poco, se sacó el carné de conducir y se compró un coche de segunda mano: no conduce bien porque se pone demasiado nerviosa: sobre todo con las rotondas: forma colas y los coches le pitan: a mi me violenta demasiado que le piten porque la veo aun más nerviosa y no creo que nadie tenga derecho a pitarla: cuando alguien le pita siempre tengo ganas de salir del coche para ajustarle las cuentas: pero no lo hago porque aun no estoy tan loco: me controlo: además me metería en un montón de problemas con la justicia: problemas que me quitarían tiempo para hacer mi vida normal: estar boca abajo, desnudo, sobre un sillón, viendo la televisión.

No hay casi nadie por la ciudad: Elena conduce por calles solitarias y yo aprovecho para sacar la cabeza por la ventanilla y gritar:

-¡Socorro! ¡Socorro! ¡Todo es una mierda!

-¿Qué haces? ¿Estás loco? –me grita Elena- ¿No ves que estoy conduciendo?

He gritado muy fuerte y he puesto nerviosa a Elena: le pido perdón y no lo vuelvo hacer: es una lástima porque gritar me había sentado de maravilla.

Tras comprar el libro me pide que le acompañe a una tienda de muebles y complementos del hogar: no tengo otra que decirle que sí ¿Qué le voy a decir? ¿Qué no? ¿Qué me lleve a casa devuelta y que luego ella haga lo que quiera? Eso es inhumano: odio ir a esas tiendas de muebles: todos nos miran como si fuéramos una pareja feliz: además están las tacitas de porcelana para tomar café: odio ver todas esas tacitas pomposas en fila, sobre una mesa de exposición, esperando que alguna ama de casa imbécil pique y las compre debido a su bajo precio: odio todos esos complementos para la cocina pintados con flores o con forma de gato o animal gracioso: no me hace falta preguntar a Elena qué quiere comprar allí: Elena siempre compra lo mismo: cojines y cosas de diseño para guardar cosas dentro: tenemos la casa llena de cojines y de cosas de diseño para guardar cosas dentro: yo creo que, una casa, como mejor está es casi vacía: llevamos ya una hora allí dentro: en principio una dependiente vieja e infeliz con los labios pintados de rojo me empezó a seguir: porque me cansé de ir al paso de Elena y empecé a dar vueltas solo por los pasillos de esa tienda para mentes débiles: la dependienta vieja, me vio solo y, parece ser, que yo siempre tengo pinta de sospechoso, de ladrón: de que voy a robar algo: las dependientas siempre me miran con desconfianza: pero cuando caminé hasta Elena, y le di la mano, esa dependienta vieja e infeliz con los labios pintados de rojo dejó de perseguirme: porque entonces vio que yo era nada más que una persona normal: otro gilipollas infeliz que se había casado: un inofensivo más hasta el día que le banco le quité todo su dinero: ese día ese hombre se hará borracho o matará a su mujer: camino junto a Elena por los pasillos de esa tienda de complementos para el hogar tratando de que ninguna chica guapa o medianamente guapa me vea mirándole el culo, las tetas o la boca: para que no piense:

Ese chico está con su mujer y me mira con cara de salido. Qué asco.

Vamos hasta la caja central: hacemos cola para pagar lo que nos queremos llevar: la gente no está en las calles: la gente está en las tiendas de complementos para el hogar: Elena ha elegido unos cojines y cosas de diseño para guardar cosas dentro: yo también he comprado algo: esto:

Es una especie de legumbre de plástico con un cuchillo dentro: pensé que quizá, algún día, si alguien entra en casa mientras dormimos para matarnos y robarnos yo pueda escapar hasta la cocina y, en la pelea por defender nuestras vidas y que no violen a Elena, despiste al intruso criminal cuando agarre esta legumbre: lo justo para abrirla, clavársela sádicamente y matarlo:

-¿Por qué compras eso? –ríe divertida Elena- ¿Estás loco?

-Sí –río, divertido, yo también.

Dudas sobre el libro

Esta es la columna que sale mañana jueves en la edición impresa de 20 minutos:

“Preparo la autoedición de un libro que escribí. Creo que voy a publicarlo con las faltas de ortografía que normalmente cometo. Mi libro es un diario íntimo donde narro, en primera persona, mis más tristes miserias. Y perdónenme por hablar de mí pero, aunque me estén leyendo en un periódico, no tengo estudios superiores: en realidad no soy más que un camarero de discoteca. Si, entrego mi diario a un filólogo hispánico para que corrija mis faltas de ortografía y arregle la gramática ¿No se convierte mi diario-novela en algo artificial? Este asunto lo veo igual que si un actor, que hace el papel de mendigo harapiento en una obra, sale al escenario llevando uñas y zapatos limpios.

Entiendo que, en los libros de textos, en los periódicos, etc., la ortografía deba de ser algo que se cuide al máximo: el idioma español es bellísimo, hay que conservarlo en perfecto estado, por el bien de la cultura. Pero creo que los libros que pretenden ser un reflejo real de la personalidad del autor no deberían de ser corregidos. Una falta de ortografía, una frase mal construida añade credibilidad al escrito. Si un filólogo hispánico corrige mi diario estrangularía lo que está escrito entre líneas y que sólo el tercer ojo del lector puede leer ¿Qué opináis? ¿Podéis escribirme, en los comentarios, vuestra opinión sobre este tema?”

Nota.-Ilustración del gran robotv

…………………………………………………………………………………………

Nota de última hora ya que trabajo para un periódico: Un desconocido director novel, llamado Pedro Almodovar, con su filme “Alatriste 3: misión en Marbella” es el elegido por la R.A.E para presentar la gala inaugural de los Oscars en los premios Goya tras unas duras declaraciones en donde pide que los musulmanes pidan perdón a Aznar que ha dejado embarazada a Leticia Actriz en Chavez (México).

Nota aclarativa.-Foto de Almedavar follando de joven con Jennifer Lopez, que borda el papel en “Volver”. Almedavar es una fusión a lo “Terminator” entre Almodóvar y Amenabar para revitalizar el cine español en Houston (California).

Salva Dávila: Entrevista

Todos los chicos odiamos, envidiamos, a esos chicos guapos que salen en los video clips de los “40 principales” cantando mientras miles de chicas mojan las bragas por ellos. Salva Dávila es uno de ellos: en los 90 triunfó como líder del ahora desaparecido grupo “Ciencias naturales”. Sin embargo, si nos quitamos la envidia de los ojos y nos acercamos a él con el propósito de conocerlo descubrimos a un gran artista con una capacidad increíble para componer ese tipo de canciones que quedan grabadas por siempre en el cerebro: Salva Dávila es uno de esos compositores que capturan tus sentimientos y hace la canción exacta con ellos: como muestra, una de mis canciones favoritas:

Os invito a leer esta entrevista sobre su pasado, presente y futuro. Y, tras leerla, no perdáis de vista a Salva Dávila: en cualquier momento volverá a estar en la cima: es inevitable.

Nombre: Salvador José Dávila Iglesias

Fecha de nacimiento: 16 de Octubre de 1972

Lugar de nacimiento: Madrid

Edad a la que perdió la virginidad: A los 21 tacos, poco antes de todo este follón. Pensaba que moriría virgen.

Libro favorito: “Peleando a la contra”, recopilatorio de Bukowski.

Película: “El Cazador” de Michael Cimino, entre otras muchas.

Disco: “Thriller” de Michael Jackson, entre otros muchos.

1.-¿Cómo empezó todo?

Yo ya llevaba dos o tres años haciendo cosas en escenarios. Nada bueno ni importante, era un crío y no tenía ni puta idea del tema. En cuanto monté lo de “Ciencias” el otro chaval del dúo consiguió hacerle llegar la maqueta al Capi, productor de Alejandro Sanz, Mecano y varios superventas de ese estilo, y actualmente estrella invitada en “¿Dónde estás corazón?” y “Aquí hay tomate”. Al tío le encantó la historia y en un par de meses ya estábamos en PolyGram.

2.-¿Cómo fue conseguir un contrato con una gran multinacional? ¿Qué sentías?

Al principio estaba como agilipollado. Teníamos pendientes de nosotros a Warner, Sony y PolyGram (lo que ahora es Universal) y al final nos quedamos con esta última, supongo que porque era de la que más pasta se llevaba el productor, porque a mí nunca me consultó nadie nada. En esa época tampoco era muy consciente de lo que significaba una multi a nivel de promo y distribución. Tampoco había tantas independientes como ahora, la alternativa era o tirar a lo grande o morirte de pena. Lo bueno de las multis era que vivías a cuerpo de rey (aunque realmente lo pagabas tú todo porque se llevaban prácticamente la totalidad de los beneficios). Comías todos losdías en restaurantes de puta madre, te codeabas con la jet set del musiqueo y veías puntos de escucha de tus discos en todos los grandes almacenes de España y América. Lo malo, que como compartías discográfica con U2 y Elton

John, podías desaparecer del planeta que prácticamente ni se iban a dar cuenta. Los arreglos finales de los discos tenían muy poco que ver con lo que yo hacía en las maquetas (que era una mierda, pero era lo que yo quería)y el poder de decisión era nulo.

3.-¿Cuáles eran tus sueños?

Vender millones de discos y ser un compositor solicitado por La Jurado o Julio Iglesias. No conseguí ninguna de las dos cosas.

4.-¿De qué conocías al otro componente?

Le conocí en el instituto, estudiando Imagen y Sonido. Un día, para una práctica de radio, me llevé un teclado. El niño se puso a cantar, a mí me pareció que tenía una voz cojonuda y formamos un grupo con otros dos colegas. Al poco tiempo nos quedamos él y yo solos y nació “Ciencias Naturales”. Por cierto, el horrible nombre del grupo, a pesar de las chorradas que contaba entonces en las entrevistas para justificarlo, fue una idea unilateral del Capi. La otra alternativa que barajó fue “El Prodigio”… pa cagarse. Aún no entiendo cómo pude transigir con aquello. Supongo que estaba loco por formar parte de toda esa gilipollez y temía que si llevaba la contraria en algo me cortaran el grifo.

5.-¿Cómo se llamaba tu grupo antes de que os llamaran “Ciencias Naturales”?

Cuando nos quedamos como dúo tuvimos varios, tampoco nos dio tiempo a pensar mucho más porque enseguida apareció el Capi. Que recuerde: “Caracteres enfrentados” y “Mala Vida”. El anterior, cuando éramos cuatro, era “Sin Rumbo” que, por cierto, el otro día me enteré de que hay unos chavales que lo han pillado.

6.-¿Con qué nivel creativo participabas en el grupo?

De los 22 temas que editamos todas las músicas y letras eran mías, excepto 6 letras de Jose. Para los arreglos de los discos contamos con Jesús N. Gómez, que ya había hecho discos míticos entonces, pero que hacía lo que le salía de los huevos con las canciones. También por culpa del beneplácito del productor y la discográfica, a él no le culpo. A mí, que era el compositor y ya entregaba las ideas bastante claras, se me invitaba al estudio prácticamente cuando llegaba la hora de cantar.

7.-¿Qué recuerdos tienes de tú primera época como cantante?

Muy pocos. Recuerdo la inocencia e ilusión del principio y la decepción y depre del final. Entre medias me metí tanta farlopa y alcohol que he olvidado fechas, nombres y lugares. Algunos gritos de “maricón”, “que se besen”… algunas cifras desorbitadas por hacer playbacks en discotecas y alguna mamada en la habitación del hotel. Esto teniendo en cuenta que éramos tope moñas. Supongo que tíos como Keith Richards no recordarán ni como se llaman.

8.- ¿Alguna anécdota de aquella época?

Buf, un huevo pero en la mayoría salen artistas en activo que a lo mejor me cortan el cuello si las cuento. Hace poco, viendo a Santiago Auserón en la tele, recordé un concierto en sabediosdonde en el que había dos escenarios montados, a muy pocos metros de distancia. Tocábamos nosotros en uno y en otro el Auserón, que para mí es Dios hecho música, cuando estaba con aquello de Juan Perro. Recuerdo que cuando empezamos a tocar la historia se llenó, y lo de Auserón, que empezó un poco después, tenía la mitad de público. Me tiré todo el concierto sintiéndome culpable y deseando bajarme del escenario para disfrutar del suyo, que era realmente el que merecía la pena y el público.

9.-¿Follaste mucho? ¿Con cuantas?

Follé hasta cansarme, si es que es posible que te puedas cansar de follar. No tenía ningún mérito. Si no lo conseguías por estar sobre un escenario, lo conseguías porque conocías mil tías todos los días o por salir en la revista “Súper Pop” o en el programa de “Crónicas Marcianas”. Pasé de ser absolutamente ignorado por las tías a dejar de coger el teléfono porque los huevos no me daban más de sí.

Recuerdo en una discoteca del norte a uno de los seguratas diciéndonos que eligiéramos a qué tías queríamos dejar de entrar después de tocar. Nosotros estábamos en la planta de arriba y todas las niñas en la de abajo esperando a que les firmáramos autógrafos. Cada uno señaló a la que le gustaba y él las hizo subir. Cambiamos un par de palabras y empezamos a morrearnos y revolcarnos en el sofá con ellas, todo esto siendo grabado por las cámaras de la televisión local, que estaban haciendo el reportaje de su vida. Cuando se bajó la mía después del calentón, me enrollé con la tía de los 40 que me había estado entrevistando. Te estoy hablando de tías buenísimas que en

otras circunstancias me hubieran dado limosna si se hubieran cruzado conmigopor la calle. Esto era así de fácil y yo tenía veintipocos años y la certeza de que si no aprovechaba entonces, ya no iba a volver a llegar la oportunidad. Del número no tengo ni puta idea, muchas más de las que me follaré en lo que me queda de vida, pero lo que sí sé es que el otro chaval del dúo se folló al doble que yo, por lo que tendría que figurar en el libro Guiness de los récords.

10.-¿Cómo es la relación con las fans?

Era cojonuda. De hecho, once años después, sigo en contacto con muchas que ya son mujercitas hechas y derechas. A día de hoy me sigue pareciendo tan marciano que alguien me admire y pague por algo que genere, que no puedo dejar de estar agradecido todos los días de mi vida. Salvo muy contadas ocasiones no solía liarme con ellas, yo era más de camareras, tías de los medios y promotoras. Me sentía de puta madre tirándome a tías maduras que sabía que habían follado con estrellas del rock. Como sabrás, los tíos no follamos por placer, lo hacemos por contárselo a los amigos. Me encantaría dar nombres pero queda muy feo.

11.-¿Cómo termino todo? ¿Por qué se disolvió “Ciencias Naturales”?

La gestación del segundo disco ya fue dolorosa. Después de estar meses

componiendo y grabando las maquetas, un equipo del que no conocía a nadie se metió en el estudio a grabarlas y a nosotros nos llamaban sólo para escuchar los destrozos que habían hecho. Hubo un par muy bien arregladas, con sección de metales y tal, pero el resto no tenían el más mínimo parecido con lo que yo había grabado en mi estudio. En la discográfica seguían asignándonos unos presupuestos brutales que se destinaban a las chorradas más absolutas. Un día me encontraba con la genial idea de que habían metido cromos nuestros en los bollos de Bimbo, a pesar de que éramos el dúo más vicioso y canalla del momento (al menos extramusicalmente, porque seguíamos con el tufillo de moñas). Yo vivía en Orcasitas, uno de los barrios con fama más chunga de Madrid, y al salir de mi portal me encontraba con la peña mirando mis cromos en el quiosco de abajo, entre otros de las Spice o Marta Sánchez. Otro día me sorprendían con la, también genial idea, de que habían organizado un concurso en los 40 para que los chavales mandaran una letra, a la que yo pondría música. Todo esto sin consultarme ni de pasada y yo, como un completo gilipollas, no paraba de quejarme pero seguía tragando. Simultáneamente, Jose y yo cada vez nos encontrábamos más lejos a nivel creativo y empezábamos a estar hasta los huevos el uno del otro. Tomamos la decisión de pedir la carta de libertad a PolyGram dejando en el aire la incógnita de si seguir en otra discográfica o mandar el grupo a tomar por culo. La duda se solucionó cuando me enteré de que mi compañero había fichado en solitario por otra discográfica sin decirme nada, así que no hubo mucho que decidir.

12.-¿Qué fue de él? ¿Cómo te sentiste?

El otro chico siguió sacando discos en solitario con varias discográficas bajo el nombre de Lorca. Yo me hundí por la ruptura tan sucia del grupo, por la ruptura con mi entonces novia, y porque estaba desengañado y asqueado de la industria y de la música. Me encerré en casa a beber, a leer a Bukowski, a escribir poesía y a vivir de los derechos de autor que me empezaron a llegar por el éxito de los discos en América del Sur. Una actitud infantil de perdedor que me costó que nadie quisiera grabarme cuando volví a intentarlo, pero en esa época era así de gilipollas y supongo que me enganché a sentirme desgraciado.

13.-¿Qué aprendiste?

Que el mundo del arte es una puta mentira creada para que se forren unos pocos a costa de unos muchos. Que los números uno no se ganan, se compran. Que si dejas de meterte rayas con los de la industria sales de su juego. Que lo que menos importa es el talento y lo que más la falta de principios y escrúpulos, y que follar sin condón puede provocar que un día te levantes meando sangre y con los huevos como melones.

14.-¿Qué decidiste hacer entonces? ¿Qué has hecho desde entonces?

Cuando remonté después de mi absurda depresión empecé a componer de nuevo. Hice tres o cuatro intentos por discográficas pero me venció la constante humillación por parte de cretinos que tienen el sentido musical en el culo y dejé de tenerlo como una prioridad. Seguí cobrando derechos de autor y currando en esto y aquello para subsistir. Ahora sigo en las mismas, me meto en curros de mierda pero bien pagados durante 5 o 6 meses y cuando acabo sigo adelante con mi vocación. Grabando maquetas, tocando en garitos pequeños y ganándome seguidores. Cuando se vuelve a acabar la pasta vuelvo a currar en curros extramusicales y otra vez vuelta a empezar.

15.-¿Problemas? ¿Momentos? ¿Anécdotas?

El año pasado estuve currando en una cadena de montaje, montando a destajo piezas de máquinas recreativas durante doce horas al día. Era el mayor de allí con diferencia, el resto eran chavales de 18 o 20 años. Cuando les contaba mis batallitas de vodkas con Alejandro Sanz y apariciones en el ex programa televisivo “Crónicas Marcianas” los tíos se miraban entre ellos con cara de “menudo zumbado es este nota”. No les culpo. Un abrazo si alguno lee esto.

16.-¿Proyectos?

Bueno, este año ya he editado un EP con tres temas y dos videoclips. Claro, debido al dineral que cuesta una distribución en condiciones sólo se han enterado mi perro y mi prima, pero aún con eso se vendieron las 500 copias de la tirada en un par de semanas. Ya estoy grabando lo siguiente. La putada de las discográficas es que te imponen un ritmo y un número de temas y eso frena la creatividad. Mi idea es, según acabe de grabar una canción, colgarla en mi página web. Así el público tiene una renovación constante de repertorio y yo ofrezco lo que hago día a día. Muchas veces en los discos se meten canciones compuestas en otros momentos de la vida del autor y choca escuchar temas de depresivo desamor detrás de otros de festiva esperanza. Cuando haya sacado diez o doce sueltas las vendo en un CD con su portada para quien quiera el soporte físico y vuelta a empezar.

17.-¿Es cierto lo que una vez me dijiste? ¿Estás componiendo una canción sobre los “Diarios secretos”?

La canción no es sobre los “Diarios Secretos”. Ni siquiera sobre Sig. Es sobre ti y esa forma tan cojonuda que tienes de contar esa vida tan cojonuda que tienes. Eres la primera persona que conozco que está dando pasos hacia donde quiere y le está saliendo todo bien (aunque de vez en cuando seas un puto llorón que no aprecia lo que tiene). Y, posiblemente, la primera que consigue un curro tan cojonudo como el de columnista de 20 Minutos sin despertarme una enloquecedora envidia y haciendo que me alegre sinceramente. La canción está quedando cojonuda. Está mal que lo diga yo pero me la suda, ya se encargarán otros de decir que es una mierda. El curro me impide ir más deprisa y voy más lento porque me ocupo yo de todos los instrumentos, pero la grabación está en marcha y es un regalo que quiero hacerte desde hace tiempo.

Muchas gracias Salva Dávila. Todo un honor que me hayas concedido esta entrevista.

Vídeo musical realizado por Marquitos, con su PC, utilizando el flash.

Soy un fracasado y siempre lo seré

Tras 13 días encerrado en casa, sin bañarme ni asearme, escribiendo y escribiendo el apresurado final de los diarios secretos, me ducho y afeito esta barba de Cantinflas que me sale porque ni teniendo barba soy un hombre de verdad.

Estoy deprimido: los de “20 minutos” no me dicen nada pero estoy seguro, obsesionado, con que las visitas a mi blog han bajado bastante. Y eso significa que, como es lógico, pronto me despedirán: no me van a seguir pagando un sueldo sólo por lo guapo que soy. Me siento hundido: he terminado mi libro, el libro con el que sueño vender millones de ejemplares para dar una patada en el culo en todas esas editoriales que nunca confiaron en mi, pero creo que no va a ser así. El capítulo final sólo ha recibido unos 200 comentarios: y la mitad son míos, contestando: el día 21 el blog de Hernan Zin logró mas de 500 comentarios. Arsenio Escolar logró casi 2.000 comentarios cuando preguntó a sus lectores si “20 minutos” debía de dar más cobertura a la tortura que se le hace a los toros en las plazas: yo no soy nada comparado con mis compañeros: ni siquiera salgo ya en la nube de tags: lo que saco en claro, de todo esto, es que mi libro no levanta tantas pasiones como yo pensaba: mi libro va a ser otro fracaso más de mi vida: mi “éxito” está hinchado.

Salgo de casa: he de resolver un asunto al banco: visto con vaqueros y una camiseta: me he duchado y he peinado todo mi cabello hacía atrás, mostrando claramente mis entradas: y llevo mis gafas de pasta: me miro al espejo: tengo una pinta bastante ridícula: no me voy a quitar las gafas: me he dado cuenta que cuando me pongo esas gafas la gente me atiende y trata mejor: a la gente, por la calle, le caigo simpático con esas gafas: me miran con una sonrisa: porque me hacen pasar por un friki feo: y a todo el mundo le cae bien los frikis feos: además, las gafas ocultan mi mirada: y mi mirada dice que desprecio a todo el mundo con el que me cruzo, con el que hablo: la gente de la ciudad me da risa: por lo ridículo que me resultan: si ven esa mirada en el banco me atenderán mal: formarán equívocos en mis cuentas.

Tras resolver el problema en el banco -gracias a mis gafas de pasta- entro en una cafetería: a desayunar: no suelo desayunar en las cafeterías porque he de ahorrar para la autoedición y mi mudanza a Madrid pero me animo: he terminado, al fin, de escribir los diarios secretos: creo que, aunque sea, merezco celebrarlo con un buen desayuno: me siento en la barra de la cafetería: no elijo una mesa porque eso sería demasiado solitario: estoy rodeado de trabajadores, de currantes: todos con pinta de ser hombres: con empleos de verdad: yo soy el único niñato que está en esa cafetería: cuando el camarero se acerca y me pregunta, trato de poner la voz gruesa, de hablar con aspecto de persona seria: me causa vergüenza mi voz: siempre que cuelgo un vídeo en este blog donde salga hablando la gente me insulta y me dice que tengo una voz ridícula: me han acomplejado: el camarero se me acerca:

-¿Tiene churros con chocolate? –no digo.

Porque si pido eso, el desayuno que realmente deseo, la gente se va a dar cuenta que no soy más que un niñato: por ello, opto por un desayuno más macho:

-Un café y un pincho de tortilla.

-¿Cebolla? –pregunta rápidamente el camarero.

Me quedo mirándole con cara de gilipollas: tratando de entender su pregunta: ¿Cebolla?: imagino una cebolla: ¿Me está llamando cebolla?: miro su cara: todo: la vida me resulta demasiada abstracta: he de preguntárselo:

-¿Cebolla?

-¿La tortilla con cebolla?

Pienso ¿Por qué no? ¿Por qué hacen tortillas de patatas sin cebolla? ¿Hay gente que no le gusta la cebolla? ¿Hay gente que protesta porque LE HAN PUESTO CEBOLLA EN SU TORTILLA? Claro: si desayunara con una chica diría:

-Sin cebolla.

:por los besos: pero estoy sólo: únicamente mantengo relaciones sexuales con píxeles.

-Con cebolla, por favor.

Mientras el camarero va en busca de la cebolla, de la tortilla, de mi café (un zumo de naranja hubiera estado mejor, pero pensé que si lo pedía, todos los presentes iban a creer que soy maricón) veo a un chico de unos 23 años: sube y baja unas escaleras con cajas de botellas: repone el almacén: suda como si acabara de terminar un maratón: y sólo son las 8 de la mañana: el día está empezando: le miro con vergüenza: porque yo estoy sentado: como si yo fuera un señor: como si yo tuviera derecho a estar sentado en esa cafetería: pronto, el trabajo de ese chico, volverá a ser mi trabajo.

Final de los “Diarios secretos de sexo y libertad”

Falta la idea de noshow: hacer un recopilatorio final con todos los personajes de los diarios secretos: decir qué fue lo último que supe de ellos. Pero, por lo demás, los BORRADORES de los“Diarios secretos de sexo y libertad” han terminado. Escribirlos ha sido para mí todo un ejercicio de exorcismo y voluntad: me ha servido para conocerme mejor, para darme cuenta que muchas actitudes que tenía frente a la vida eran totalmente estúpidas e incoherentes: me ha servido para hacer muchos amigos a los que espero no perder nunca y, también, como no, muchos enemigos. Ha sido un libro que, mientras lo escribía, me iba permitiendo, descargar muchas mierdas personales, dejarlas atrás para siempre: ya que, para escribir hay que razonarlas: si no, te explotan en la cara: y me han explotado muchas. En ese sentido, el de crecimiento personal, creo que ha sido un rotundo éxito escribirlo. ¿Qué es real y qué no lo es? Eso no lo debe saber nunca nadie. Ni siquiera, yo mismo. Podéis leer el capítulo final pinchando, simplemente, aquí.

Muchas gracias bella wildrose por el video.

Un gordo castrado aconsejando.

Lo peor que tiene (la incongruencia) de escribir un “Diario secreto” por Internet es cuando tu familia lo lee. Ayer recibí un e-mail de mi querido primo José que, tras leer el primer diario, escribe: “(…) que sepas que yo admiraba mucho al primo que conocí. Ese que tú describes en tus diarios como un fracasado para mí era un héroe casi tan grande como Superman. Una pena que ya no esté…” o “(…) de verdad me alegra mucho que tu lucha, que ha sido larga, por fin empiece a dar frutos. El otro día me metí en tu página y vi cómo te daban el premio. Me emocioné mucho”

En el instituto, mi primo José era un gran estudiante: muy inteligente: siempre sacaba sobresalientes: cuando acabó el C.O.U quería irse a Madrid, a estudiar cine: su madre –como buena madre- quería que estudiara primero “una carrera seria”: que se hiciera funcionario y se dedicara a su sueño de ser director de cine por las tardes: en el tiempo libre:

-Habla con él tú, por favor –me dijo su madre- Trata de convencerle que estudie primero y sueñe después. Que se quede aquí, que no se vaya a Madrid. A ti te hará caso: él te admira.

Yo, por aquel entonces, trabajaba en “El Gran Centro Comercial”: y el primer libro que había escrito había resultado ser un fracaso: ninguna editorial del mundo quería publicarlo: me sentía como un gordo castrado: asfixiado por la corbata: por tener un trabajo que odiaba: y no me atrevía a volver a escribir: intentarlo con otro libro: pero estaba harto de mi vida: quería escapar: volver a tener fe en mi persona: volver a vivir y a escribir: le dije a su madre que sí, que por supuesto hablaría con su hijo.

Mi primo entró en mi habitación, le dije:

-Tu madre no quiere que te vayas a Madrid a estudiar cine. Me ha pedido que te convenza, porque te quiere. Dile, por favor, que intenté hacerlo. Pero mi consejo es este: vete a Madrid. Toma este libro, léelo y decide.

El libro que le di a mi primo es un libro muy mal visto por los intelectuales pomposos: se llama “El alquimista”: un libro con un mensaje bellísimo, escrito por Paulo Coelho. El libro, con una prosa muy simple dice, en resumen, que: o tratas de cumplir tus sueños o te pudres por dentro.

Tras leer “El Alquimista” mi primo dejó a su madre: se fue a Madrid. En la actualidad ha terminado cine: hace poco que ganó un concurso con uno de sus cortos, pero parece que su carrera no despega del todo: por lo menos, yo no le siento feliz cuando escribe que “(…)estamos intentando unos amigos y yo montar una productora de la que poder comer en un futuro… A ver que tal se nos da…Y mientras, pues a buscar de nuevo trabajo de camarero, por los bares”

Tengo remordimientos por haberle dado el libro “El Alquimista” a mi primo: la próxima vez que alguien me pida consejo en la vida no se lo daré: es demasiada responsabilidad: ¿Quién soy yo para aconsejar a nadie?: yo no soy más que un loco: un cagado de miedo: estoy a punto de terminar, otra vez, un libro: si fracasa consideraré mi vida, nuevamente, un fracaso: porque he basado el sentido de mi vida en tener éxito con la literatura: sé que no es sano: debería de cambiar mi sistema de valores: pero no puedo: todo esto de la literatura lo llevo muy adentro: y tampoco quiero cambiar: sólo quiero triunfar: triunfar, triunfar, triunfar, triunfar: y follar.

Ya no me masturbo

Ya no me masturbo mirando fotos de chicas desnudas por Internet: desde hace un tiempo para acá no me provocan excitación: las miro y pienso:

-No eres digna de que YO me masturbe pensando en ti, pedazo de estúpida.

Descansa en paz, Sigmundo.

Entrevista a Torbe: Putalocura.com

Erase una vez un hombre gordo, con la polla pequeñita (13 centímetros, alardea) que decidió que pasaría toda su vida follando: utilizando sólo una cámara, su lenguaje html y un montón de ideas convirtió su web en uno de los más grandes imperios porno de Internet: putalocura.com. Famoso hasta las trancas “en los sitios mas insospechados siempre hay alguien que me reconoce” Torbe ha conseguido evitar el gris destino de la masa convirtiéndose justo en lo que soñaba: una de las más famosas estrellas porno de España: que su vida se limite a viajar y a follar.

Los comienzos fueron duros: no recibió el apoyo de nadie de la industria, sin embargo, gracias a su imaginación y arrojo, ha conseguido llegar con su “porno freak” hasta la cima. Eso sí, saltándose todas las normas éticas y de educación que esta sociedad, a veces hipócrita, desea imponer.

1.-Tras tantos años triunfando en Internet ¿Te sientes orgulloso de ti mismo?

¿Quien ha dicho que yo haya triunfado en Internet? ¿Me has visto en Elmundo.es o Elpais.es? ¿En Wired? ¿Has visto algún libro sobre Internet que hable de mi? Yo simplemente no existo, y el que no existe y no sale en ningún sitio no es famoso ni “ha triunfado”, y me siento muy orgulloso de ello.

2.-Bueno, por lo menos ya sales en la versión web del diario más leído de España ¿No estás cansado de pasar tantas horas delante del ordenador?

Antes llegue a pasar hasta 16 horas al día delante del ordenador, pero ahora cada vez menos. Además, ¿como es que presupones que yo estoy mucho tiempo delante del ordenador? ¿No me ves por ahí que estoy siempre follando o viajando por medio mundo, alma cándida?

3.-Es verdad ¿De verdad que vale la pena que el sexo sea el centro de una vida?

El centro de la vida es el sexo. De ahí nacemos todos y el mayor numero de acciones o decisiones importantes vienen condicionadas por ello. Así que lo mejor es llevarlo bien y disfrutar al máximo. Yo me arrepiento de haber sido tan lelo antes y de anteponer tanto el amor al sexo.

4.-¿Es cierto el rumor sobre que tienes un blog secreto donde cuentas tus problemas existenciales y te muestras como una persona refinada y culta sin decir que eres Torbe?

Es absolutamente falso, como tantos rumores que circulan sobre mi en la red, que si soy nazi, xenofobo, chapero, pedófilo, que tengo una secta, que he matado a gente, y mil historias mas que un ex forero resentido del foro de putalocura puso por ahí.

5.-¿Hasta cuando te piensas dedicar al porno?

¿Hasta cuando te piensas tú a dedicar a escribir, Rafa? ¿Pero cómo preguntas esas cosas?

6.-Qué corte, tienes razón…Si te sale una hija como Mónica Ledesma:

¿Le metes dos hostias y la internas en las monjas o le montas una web cam?

Eso, posiblemente, lo harías tú, pero yo no, yo soy una persona muy tranquila y respetuosa y a estas alturas me sorprenden pocas cosas. Mis hijos que hagan lo que les de la gana, es su vida ¿Montarle una webcam? Si ella quiere, ok. Pero no creo que le haga falta, habiendo pasta en casa algo haremos con la criatura.

7.-¿Piensas traer hijos al mundo? Si es así, y pudieras elegir ¿Que tipo de madre elegirías para ellos?

Ya esta elegida la madre, una mujer dulce y tranquila, pero con temperamento. Buena y con una sonrisa siempre en el rostro.

Observo que algunas de las preguntas que me haces son en el fondo deseos de tu subconsciente.

8.-Sólo es curiosidad, Torbe ¿Qué ambiente consideras más adecuado para educarlos?

El Opus no, nada que tenga que ver con Iglesia. Ya veremos, todavía no me lo he planteado, quizás algún colegio bilingüe para que aprendan el angleeeeeees.

9.-Enanas, tullidos… ¿Cuales son límites éticos del ‘porno freak’?

Esto es como el DOGMA. Estoy creando algo nuevo y por ello todo vale. Después de unos años se harán tesis sobre el porno freak y entonces se sentara cátedra y se pondrán las bases. Yo hago lo que me apetece y lo que me dejan hacer.

Te sorprenderías la cantidad de gente que me escribe proponiéndome de todo.

10.-¿Qué crees que espera ver el público en Josito? ¿Te pajearias con Josito? ¿Con qué se pajea Torbe?

Es que romper esquemas y salirme de la tangente es algo que siempre me ha gustado. Yo nunca he visto a un lesionado medular haciendo porno en una silla de ruedas sin que pueda mover las piernas ni media espalda, jamás.

Ya eso me llama la atención y al mismo tiempo me excita, porque ves a un tío que llevaba dos años sin follar, hacerlo con una diosa. La cara que pone es una cara que ningún actor porno de estos que están hartos de follar la va a poner en la vida.

Busco los detalles y la realidad. La realidad es que hay gente que tiene que hacerlo en sillas de ruedas, ¿por qué no sacarlo en video?

Yo me pajeo con videos guarros de teens y con todo lo relacionado con el semen. Soy un fetichista del semen. Me encanta verlo en el rostro o boca de una fémina.

11.-¿Has tenido algún problema con la justicia por el contenido de tu web?

Por supuesto, con el Ayuntamiento de Torrelavega que quieren cerrarme la web a toda costa y me han puesto una querella por lo penal. Todo por llamarles feas. Este es el derecho a la libertad de expresión de este país.

12.-¿No temes que tu mujer dominicana te quiera sólo por tu dinero y para salir de España? ¿Qué le dirías a la gente que piensa así?

Que allá ellos con su vida. Pero el dinero no arregla todas las cosas. Si cometes el error y la estupidez de irte con un señor a vivir con el por su dinero, prepárate para vivir la mayor de tus pesadillas toda tu vida. No hay cosa que mas me moleste que no me dejen hacer lo que yo quiero. Es una cárcel, además, esas cosas se ven enseguida, que no hemos nacido ayer.

13.-Una amiga que es del PP, y que está buenísima, me dice que te pregunte “¿Y todo esto porque eres gordo, la tienes pequeña y no encontrabas dónde meterla? ¿Es la tuya una forma de autoafirmación frente a los “triunfadores” de corbata?”

No hay que darle tantas vueltas, yo hice una web para contar mis paranoias, y después quise hacer porno para principalmente follar. El físico nunca me ha llevado de cabeza como le lleva a la mayoría de la gente. Yo he venido a esta vida a pasármelo bien y eso creo que la gente no lo tiene muy claro ¿Agobiarme por mi físico? Yo lo que quiero es follarme pibones y viajar por el mundo, el resto de las cosas no son tan importantes como las pintan. Además, todo pasa muy deprisa y lo que no hagas hoy difícil lo harás mañana.

14.-¿Son páginas como Pornotube una amenaza a tu modelo de negocio o una oportunidad?

No tiene nada que ver mi pagina con esa pagina que dices

15.-¿Qué piensas del mundo blog? ¿Sigues algún blog?

No, ninguno, porque cuando alguien me atrapa con un artículo, después mete 4 o 5 donde el nivel baja estrepitosamente. Por no hablar de los que aburren a las morsas o no tienen nada que decir. Lo del fenómeno blog me descojono porque son las noticias de toda la vida o los foros de ahora. Comentarios sobre diferentes cosas, en vez de en unas noticias o foro, es en una pagina web. Fíjate tú qué innovador.

Encontrar gente ocurrente y que te haga reír o pensar es difícil en la vida real, con que imagínate en Internet ¿Los blogs? A ver cuanto duran, porque no dan un duro y el ego una vez que ya se ha hinchado, el estomago pide comida, y la comida cuesta dinero.

16.-¿Quieres añadir algo?

Y ya para terminar quisiera añadir que doy gracias al destino por dejarme hacer lo que quiero. Eso no se paga con nada.

Muchas gracias, Torbe.