BLOGS

BLOG DE CONTENIDO SOLAMENTE PARA ADULTOS (+18 AÑOS)

Archivo de Junio, 2006

San Borondón

Vive el siglo sexto cuando, 33 frailes y el prior de un convento irlandés, deciden embarcarse en un grandísimo barco hacia las Islas Canarias (España) con el fin de predicar el Santo Evangelio primero allí, luego en el continente africano.

En el momento en que ya casi se divisan las costas canarias, se desencadena una horrorosa tormenta, de tal magnitud que la tripulación comienza a temer por su vida: creen que Dios está enfadado con los frailes: por haber abandonado el monasterio donde le rezaban a diario.

Tan terrible es la tormenta que aloca a los marineros: quieren tirar a los frailes por la borda, sin embargo, de pronto, de la nada, surge una isla:

-¡Aguardemos allí a que pase el temporal! –gritan los marineros.

No obstante, nada más conseguir desembarcar en dicha isla, a los marinos le recorre por la espina dorsal la certidumbre de que se encuentran en un paraje maligno: ven animales desconocidos, frutos exageradamente grandes, paisajes imposibles.

Por ello, más asustados todavía, deciden abandonar la isla y a los religiosos en ella.

El prior de aquel convento irlandés se llamaba Blandón, nombre que ha ido transformándose con el pasar de los años hasta llegar al que conocemos en la actualidad: Borondón, que da nombre a la isla.

Tras la conquista de Canarias (1402-1496) los españoles divisaban dicha isla con frecuencia, sobre todo, desde la isla de La Palma (se guardan en los museos, multitud de informes, actas, escritas por ellos) miles de veces partieron con barcos rumbo a San Borondón pero, desde que se acercaban, la isla desaparecía misteriosamente.

Hoy, en la actualidad, la isla mágica se sigue observando desde las costas canarias: los días de muy mal tiempo o los días de milagro ¿Misterio? ¿Leyenda?…

Sí: San Borondón existe: yo nací en la isla de San Borondón: pero, por desgracia, quise viajar: ver como era el resto del mundo y, cuando comprobé que era una mierda, ya no me dejaron regresar:

-Es que ahora tú también te has convertido en una mierda Rafael Fernández –me dijeron.

Paso los días mirando por la ventana, esperando una señal de San Borondón:

déjenme volver, por favor, por favor…

Los sanborondenses y sanborondensas pasábamos los días tirados en la arena de la playa: desnudos, pintando, escribiendo, hablando, follando o haciendo el amor, bebiendo, fumando: recuerdo que, el prior del convento, Blandón, poco antes de yo irme, me confesó que él también deseaba dejar la isla: para hacer turismo: llevaba ya más 500 años allí metido:

-Quiero visitar Estados Unidos –me dijo- Ver Disneylandia y eso.

Siempre me pregunté que tal le habría ido: no me pudo dar el número de su teléfono móvil porque no teníamos: sin embargo, hoy, por fin, supe de él: sale como protagonista en una noticia de “20 minutos”:

Nota.- Ilustraciones de San Borondón sacadas de una web genial.

Nota 2.-Y más información de San Borondón aquí , aquí , aquí o aquí.

Matrimonio: ¿Fin de la vida?

Hace meses gané un concurso de “20 minutos” y ahora, cada jueves, soy columnista de la edición impresa de este periódico. Pero no soy columnista. Leo a los que sí que lo son: inteligentes, siempre con buenas historias que contar. Yo no sé nada. Soy bastante inculto, nací sin familia, observo la vida y no la entiendo. Sólo tengo preguntas. A ver si me ayudáis.

Esta es una pregunta para los que lleven mucho tiempo casados: ¿Es una farsa el matrimonio? Camino por la calle, miro a las parejas mayores: al 90% suelo verlos de mal humor o apagados, sin vida. También las parejas jóvenes: volcanes, que se reprimen por no explotar; como si estuvieran enfadados porque eso tan maravilloso que sintieron en el romance se ha convertido, ahora, en una mano que les ahoga la vida.

-Nunca –creo- hay que estirar un romance.

Madura, me dicen, lo entenderás todo cuando madures…Pero luego, escucho conversaciones: me cuentan cosas ¡Y todo el mundo es infiel o está deseando serlo! ¿Es una farsa el matrimonio? ¿Un acuerdo económico para poder sobrevivir en la vida? ¿Una lucha diaria para ver quién reduce al otro a la esclavitud? ¿Amor, cariño o comodidad? Por favor: dime tu verdad.

Ilustrado por Robotv

Ayer, hoy y mañana

Tengo que dejar a Elena.

¿Qué va a pasar luego? La veré dándose besos con cualquiera. Ya no me dirá a mi solo:

-Te quiero.

¿Acaso yo no soy una persona cualquiera?

Definitivamente, tengo que dejar de pensar que soy el centro del universo.

No tengo personalidad suficiente para dejar a Elena

“Una mujer la puede tener cualquiera pero dejar a una mujer, eso, no lo puede hacer cualquiera”

Soy fácil. No sé decir no.

No puedo mentirte Elena, no eres la persona que busco ¡Pero tienes suerte! ¡Yo sólo soy un gilipollas que vive en las nubes! ¡No sabes que suerte tienes librándote de mí! ¡Deja de tomarme en serio!

……………………………………………..

La casualidad hizo que me cruzara con Ernesto en la calle principal de la ciudad.

Ernesto fue mi mejor amigo. Ocho años, inseparables.

-¿Qué tal? -me preguntó

-Bien. Muchas gracias ¿Y tú?

-No me puedo quejar.

-Bueno, pues que sigas bien.

-Igualmente Rafa.

Y cada uno siguió su camino, con prisas, como si allí nada hubiera pasado.

……………………………………………..

Una vez me besaste.

Lo hiciste como si nada.

Sin embargo, ese beso se deslizó por el hueco de mi garganta.

Y cayó, sin que tú quisieras, hasta mi corazón.

Te veo, hablamos por teléfono.

Nunca me atrevo a hablarte del tema.

Tu beso me pica. Mi corazón sufre alergia.

Estoy aterrorizado con que descubras que me tienes clavado en una cruz; viéndote pasar con tu sonrisa y vestido nuevo.

(foto Malevolia)

……………………………………………..

Hace unos días escribí:

“…desde que murió mi madre no he vuelto a comer gelatina de fresa: me he resistido a comprar un paquete, leer las instrucciones y hacer la gelatina: la primera vez que vi gelatina en mi vida fue cuando me la hizo mi madre: la gelatina me sorprendió: era como una piedra de agua que temblaba: pensé que estaba hecha de un material imposible, sobre natural: y quiero seguir imaginando que la gelatina de fresa es algo no terrestre que sólo podía hacer mi madre”

Y en los comentarios Bandini69 dejó un guión que mezclaba eso con la historia de Elena, la camarera, Arsenio Escolar, Hernán Zin y mi chulería con la literatura. A mi me hizo mucha gracia: grabé mis diálogos (a pesar de que soy un pésimo actor) y se los mandé a la tía buena de Rosa que grabó las suyas en su cocina de Madrid e hizo el montaje final ¡Muchas gracias Rosa! ¡Muchas gracias Bandini69!

El perro

Recibo una extraña nota de mis vecinos de la casa de enfrente:

“ENTRA EN MI CASA POR LA NOCHE Y MATA A MI PERRO. 2000 EUROS”

Estoy muy mal de dinero: acepto: pero ¿Qué raro, no?: vigilo la casa de enfrente: con prismáticos: algo extraño pasa en esa casa: la familia está sometida a el perro: el perro duerme en la cama de matrimonio: el matrimonio, duerme en el suelo, a ambos lados de la cama, sobre las alfombras: el hijo, a la hora del almuerzo, sale al patio, come los excrementos del perro: el perro abusa sexualmente de la hija: incluso observo como ésta le hace felaciones: descubro lo imposible: ¡El perro habla! ¡Como un humano!

Me armo de valor: entro en la casa por la noche: el perro me huele: ladra: me muerde: consigo agarrarle por el cuello: fuerte: le estrangulo: le pregunto:

-¿Qué diablos pasa aquí?

-¡No me mates! ¡Te lo diré!

-¡Habla perro!

-¡Llevaba años con esta familia! ¡Espiándoles, escuchando todas su conversaciones y secretos! ¡Un día comencé a hablar! ¡Ni idea de por qué! Desde que lo descubrieron… ¡Quisieron explotarme, llevarme a la tele! ¡Hacerme cantante! ¡Yo sólo quería una vida normal! ¡Así que comencé a chantajearles! ¡Si revelaban mi secreto y no hacían lo que yo quisiera, contaría sus pecados a todo el mundo!… sí, es cierto ¡Se me fue un poco la mano! ¡El poder corrompe!

-¿Qué secretos?

-¡He escrito todos sus secretos y pecados en un diario! ¡Está bajo la almohada de mi caseta! ¡Los puedes leer! ¡Pero no me mates!

Sin piedad, aun sabiendo que estoy acabando con un ser único, estrangulo al perro: quiero esos 2.000 euros para publicar mi libro.

La familia sale de sus habitaciones: se acercan a mí:

-¿Ha muerto?

-Sí

Me abrazan, me dan las gracias, me dan dinero:

-¿Por qué no acabasteis vosotros con él?

-No podíamos. Dijo que si lo intentábamos y por casualidad lograba escapar, desvelaría todos nuestros pecados… no nos podíamos arriesgar a tanto.

-¿Sabéis vuestros pecados? ¿Los unos de los otros?

-No –dice la madre- Toda familia guarda secretos horrorosos que nunca deben salir a la luz. Todo ser humano es un ser horripilante

-Gracias por todo –digo.

Salgo de la casa: cruzo la calle: entro en mi casa: espero una hora: todos duermen ya, por fin, tranquilos: entro en el patio de la casa: voy hasta la caseta del perro: encuentro el diario: está lleno de datos, fotos: me lo llevo a casa: lo leo: llamo a la policía:

El padre:

Pervertido, exhibicionista.

La madre:

Detenida por leer libros de “Danielle Steal” en pleno siglo XXI

El hijo:

X: el individuo más buscado por la Casa Real: se saca fotos pornográficas masturbándose y las manda, desde e-mails secretos e ilocalizables, a la princesa de España, Letizia Ortiz. La tiene destrozada pues, aunque ella abre nuevas cuentas de correos, él las localiza y le sigue mandando fotos de su polla.

La hermana:

Decidí arrancar las páginas del diario que hablaban de ella: no dije nada a la policía de sus pecados: guardé esas páginas: esta misma mañana he empezado a chantajearla:

…………………………………………….

Nota.-Permítanme, por favor, dedicar este cuento a Slesnor, Tecla, Mushroom y al hombre muy delgado.

¿Hay putas en el cielo o no hacen falta?

Estoy en plena sesión de cyber sexo con una tía que me importa una mierda pero a la que he prometido mi vida a cambio de que me enseñe las tetas.

Estoy a un minuto de eyacular -el único momento de mi vida en el que realmente sé qué estoy haciendo- cuando suena el timbre de la puerta de mi casa ¿Quién quiere fastidiar mi orgasmo?: me asomo por la ventana: en la puerta hay tres chicas, jóvenes: mi polla aumenta su tamaño, milímetros: pienso: ¿Serán ángeles mandados por el Señor por el dinero que doné? ¿Ángeles putas? ¿Hay ángeles putas en el cielo? ¿Son ellas?

-¿Sí? – les pregunto (con voz de semi inconciencia eréctil).

-Somos “Legionarias de Cristo” –me dicen- Venimos a regalarle un ejemplar de la Sagrada Biblia. Queremos hablarle de la Sagrada Palabra.

Estas “Legionarias de Cristo” tienen pinta de mosquitas muertas: pieles blancas: gafitas: cuerpos jóvenes, inmaculados: y con tetas: les adivino las tetas desde la ventana: ¡Qué ganas de meterme en la boca sus tetas!:… tengo ganas de bajar, de abrirles la puerta: invitarlas a pasar: sólo llevo puestos unos calzoncillos: y la polla, de lo tiesa que la tengo sale, horizontal y libre, por el agujero frontal de mi calzoncillo: mi polla señala la dirección de lo que me quiero follar: ¡Ellas!:… esas tres chicas jóvenes se sentarán en el sillón de la salita: yo me masturbaré frente a ellas, gritándoles:

-¡Ved por fin, pobres vírgenes caídas del cielo, una polla en todo su esplendor! ¡Replanteaos vuestra fe! ¡Este es el único Dios que da placer en la tierra! ¡El orgasmo es el único paraíso que pisaréis! ¡Todo lo demás no es más que triste mitología para indígenas! ¡Voy a frotar un poco y veréis salir de aquí, disparado para arriba, al Espíritu Santo volando! ¡El verdadero milagro de la vida! ¡Tomad y comed todas de él!

Sin embargo, desde la ventana, les grito:

-¡No! ¡No me interesa! ¡No os voy abrir! ¡Iros!

Les cambia la mirada: piensan que soy un maleducado: me escondo, me voy de la ventana: mi polla palpita: como si fuera mi corazón: es mi corazón: las deseo: no comprenden que les he librado de entrar en la casa de un desequilibrado sexual: lo he hecho por ellas, no por mi… quizá les he librado de la peor experiencia de sus vidas…

… a medida que voy envejeciendo me veo más repugnante: antes me resultaba bello verme masturbar: incluso, de vez en cuando, lo hacía frente a un espejo: estaba tan bueno que me excitaba: ahora me doy asco: ¡Quiero salir de esta casa! ¡Y de este cuerpo! ¡Quiero dejar de escribir! ¡Quiero dejar de ser Rafael Fernández! ¡Quiero bañarme en la playa! ¡Quiero renacer!

Nota.- Los videos que cuelgo en esta página no los pongo para tratar de hacer reír a nadie o hacerme el gracioso: los cuelgo para dejar constancia de mi patética vida actual.

Adiós, España: eliminados.

A ver si ahora que nos han eliminado os volvéis a fijar en lo único que realmente importa: YO

A cuatro patas: Instrucciones para mi novia perfecta

Por la casa, camina siempre desnuda: y a cuatro patas. Nunca dejes de besarme: aunque yo te pegue, bésame: sin parar: como una estúpida que no entiende nada: únicamente que me ama: pasa el grosor de tu lengua por mi culo y espalda: jamás te olvides de chuparme la polla: si me corro 3.000 veces en tu boca será que te quiero si no, ya me habría buscado a otra.

No te dejaré salir jamás de casa: ni con tus amigas ni sola: yo sí que saldré de casa cada día: cuando lo haga, quiero que llores, que grites, que rompas cosas: que me arañes, muerdas y me hagas sangre: sobre todo, que te oigan hacer ruido los vecinos: un ruido insoportable: es muy importante que te oigan los vecinos: quiero que me presenten quejas por tu comportamiento: yo te empujaré, tiraré al suelo, pegaré, porque tratarás, con todas tus fuerzas de impedir que yo salga sin ti de la casa: quiero que los vecinos tengan que llamar a la policía: quiero que todo el mundo diga:

-Cuando Rafa se va, esa mujer se vuelve loca.

Estaré orgulloso.

Cuando vuelva te encontraré todavía desnuda, sentada en el suelo, frente la puerta: no habrás hecho nada más que esperar y, presa de la rabia, romper jarrones, mi mejor ropa, habrás abierto la basura y extendido por toda la casa: sin mi, te sentirás inútil, demente, romperás a llorar: como si hubiera tardado 1.000 años en regresar: y me pedirás, como si te faltara el aire, que no me vaya nunca más: jamás me preguntarás si he estado con otra mujer: aunque lo sepas: yo te diré la verdad siempre: que no he dejado de pensar en ti ni un solo momento.

Yo comeré siempre en la mesa y tú sobre el suelo: a cuatro patas: por si quiero usarte: comerás sin cubiertos y siempre lo mismo: y estarás agradecida.

Cuando me siente a escribir este blog, has de lamerme los pies. Mírame fijamente sin pensar en nada más que en mirarme: manten tu mirada: como una estúpida enamorada, alucinada: no dejaré que tengas vida propia: ni trabajo, ni amigos: ni siquiera dejaré que leas las cosas que escribo y que nos dan de comer.

Los vecinos te preguntarán porque hueles tan mal: diles la verdad: odias bañarte: tienes miedo a que se borren de tu piel mis huellas, los besos: tienes miedo a que tu olor personal desaparezca y yo, como animal que soy, deje de reconocerte en la noche, entre las sábanas: cuando el agua toque tu piel, has de gritar: de dolor: de miedo: como si me perdieras.

Te ataré con una soga, del cuello, para salir a la calle:

-¿Por qué la atas? –preguntará la gente.

-Porque es mi perra –contestaré desafiante.

Pero, realmente, te ataré por miedo a que te vayas con otro: que prefieras a otro: la polla de otro: mi polla es chica: debería de ser más grande: eres digna de la más grande de las pollas.

Te humillaré: te obligaré a que te bajes los pantalones y cagues en mitad de la calle, delante de todo el mundo: yo recogeré tus excrementos con la mano y te limpiaré el culo: y, si sales corriendo, huyendo, te perseguiré gritando tu nombre, implorando, con lágrimas en los ojos, que no me dejes: todo el mundo podrá ver terror en mis ojos (el terror a imaginar una vida sin ti): todo el mundo podrá ver cuanto te quiero: porque tú serás lo único que tengo: mi único amor y, cuando te agarre, te pegaré enfadado: y tú me besarás: me dirás:

-No quería que te asustaras tanto: sólo corría: es que vi una mariposa.

-¡No hagas eso por favor! –contestaré- ¡No lo hagas nunca más!

Y yo lloraré y te acariciaré y besaré, y tú me lamerás y besarás: siempre has de besarme: porque, el día que dejes de besarme no entenderé nada: incluso te llevaré al médico por temor a que estés enferma: pediré que radiografíen tu corazón, que te lo curen, que te den pastillas: necesito tus besos a diario: son absolutamente necesarios para mi equilibro mental: si tus ojos dejan de brillar al verme será el final de mi vida:… el final de mi vida ya fue: todo lo que nos rodea es una mierda: pero a tu lado me da igual: yo estoy contigo: yo, lo conseguí.

Como pago a todas mis humillaciones, soportaré la más grande: veré como te folla otro hombre: elegirás a uno cualquiera de por la calle, un vagabundo quizá, o un borracho: elegiréis una esquina y veré como te la mete, como te usa, dejándote insatisfecha e, incluso, embarazada: luego perseguiré a ese hombre y lo mataré: a golpes, entre lágrimas, celoso, furioso… cuidaré, con mimo, de ti en tu embarazo: pero será una trampa porque, cuando nazca tu hijo lo venderé o regalaré a un desconocido cualquiera: porque no es nuestro hijo: porque yo sólo quiero quedarme contigo: a solas: hasta que mueras: y tú me perdonarás sin entender: porque nuestro amor es demasiado grande: me amarás como sólo los subnormales pueden amar: infinitamente: y yo igual.

…………………………………………….

Dedicado a ella: con todo mi corazón

…………………………………………….

Puto verano. Puto Calor. Puta vagancia.

“Diarios Secretos”: Más lectores en video

Sigo juntando material para mi futuro video anuncio documental “Diarios secretos de sexo y libertad”. Ya sabéis: si queréis ayudarme, grabaros con vuestra cámara digital diciendo “DIARIOS SECRETOS DE SEXO Y LIBERTAD” y lo que queráis (insultándome, criticándome, etc, etc) y lo mandáis a mi correo personal: ezcritor arroba gmail.com ¡No más de 20 segundos!…En esta ocasión os presento a una belleza que os dejará sin habla Mjwoman, la lengua arranca orgasmos de Melocotón, una perfecta animación en Flash del genial escritor Vindicador que me he cargado, pues la he tenido que grabar con la cámara en mano para poder editarla (perdona Vindi, a ver si de aquí a que haga el documental encuentro una forma de editarla y que se vea bien) y, por último una aparición estelar de… no lo puedo decir… es demasiado famoso…y valiente.

¡Invisible! ¡Invencible! ¡El ángel verdugo vengador del martillo!

Acabo de descubrir que tengo un nuevo super poder: la invisilidad (no leer imbecilidad).

Tan sólo empleando dos botes de espuma de afeitar sobre mi piel consigo una reacción química increíble con la que logro hacerme totalmente invisible siempre y cuando me encuentre pegado a una pared blanca (tratadme de ver en la foto adjunta ¡Soy invisible!)

Con este super poder podré espiar las reuniones de los malvados (y a mis vecinas mientras se cambian la ropa): y golpearlos sin que sepan quien empuña el martillo justiciero de “EL ÁNGEL VERDUGO DEL MARTILLO”

Dejo un video demostración de mis superpoderes: quizá al principio no podréis verme: estoy ejerciendo mis poderes sobrenaturales de invisibilidad.

Y aquí más fotos e información de “El ángel verdugo del martillo vengador”