BLOGS
Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

Europa y EE UU: dos maneras de informar sobre la masacre de ‘Charlie Hebdo’

Suele argumentarse, para explicar esa brecha que a veces separa Europa de Estados Unidos, que nosotros los europeos somos de Venus y ellos, los americanos, son de Marte. Es decir, su mentalidad es guerrera mientras que la nuestra tiende hacia un pacificismo intelectualizado. Pero estas convenciones, como tales convenciones, no siempre se cumplen. Ayer sin ir más lejos.

Sorprende la diferente reacción de los medios estadounidenses y europeos a la masacre de París. Los que la seguimos en directo, por trabajo o por puro interés horrorizado, asistimos a un fenómeno curioso: mientras las webs de los periódicos europeos se llenaban a un tiempo de información sobre el atentado y de caricaturas y portadas de Charlie Hebdo, los grandes medios estadounidenses informaban del ataque, pero sin reproducir las viñetas que todos damos por hecho que fueron el motivo de fondo del mismo.

Una de las portadas de 'Charlie Hebdo'.

Una de las portadas de ‘Charlie Hebdo’.

No es un fenómeno nuevo, pero sí una traslación de una práctica común. La habitual profilaxis que los medios estadounidenses aplican a las imágenes de los atentados terroristas es llevada aquí un paso más allá. ¿Autocensura? Es lo primero que uno piensa. Pero no es del todo cierto. Periódicos como NYT o WSJ han optado por describir con palabras a sus lectores los dibujos, lo que en una sociedad tan condicionada por la imagen puede parecer una osadía, pero es una decisión meditada y respetable.

Esta diferencia en el tratamiento puede explicarse, imagino, por las diferencias puramente profesionales de los medios en EE UU y en Europa (y por la cercanía del crimen y la amenaza, claro). Es decir, desde cómo se hace periodismo aquí y allí. Pero creo que en este caso esos matices académicos no son tan relevantes, porque se quedan cortos. El asunto es complejo y va más allá de la libertad de expresión y de su defensa: que cada uno la defienda según dicte su conciencia, su práctica y su costumbre. Ahí no hay mucho más que decir.

El fondo de la cuestión de esta brecha de sentido es, creo, de raíz sociológica. En Europa vivimos como si dios y la religión ya no existieran, y todos estos choques entre nuestro laicismo ilustrado y el fanatismo de origen religioso, nos producen urticaria. En EE UU, en cambio, la sociedad sigue tratando a la religión como un “hábito del corazón”, por decirlo con Tocqueville. Esto explicaría, por ejemplo, por qué el ruidoso movimiento ateo estadounidense –los Dennett, Harris, Hitchens, etc– son contemplados por nuestros ateos como ingenuos: su ateísmo combativo es menos elegantemente filosófico, más de trazo grueso, de batalla.

Un europeo se sentiría insultado si su periódico de cabecera no trajese hoy las portadas de Charlie Hebdo en su edición. Es más, casi que ni se plantea que algo así no suceda. Un ciudadano americano, en cambio, no ve tan urgente aquello de ser intolerante con la intolerancia, y cuestiona lo oportuno de la blasfemia del hecho religioso, aunque no sea su hecho. Los europeos creen que a la religión, en general, le anima lo que Michel Onfray llama “pulsión de muerte”. Todas compartirían el mismo desprecio hacia la libertad y la vida. La impía ateología de Onfray no tendría público en EE UU.

14 comentarios

  1. Dice ser Casandra

    El humor es algo muy serio.

    08 enero 2015 | 14:27

  2. Dice ser Casandra

    El nombre de la rosa

    Título original
    Der Name der Rose (Le nom de la rose)
    Año
    1986
    Duración
    131 min.
    País
    Alemania del Oeste (RFA) Alemania del Oeste (RFA)
    Director
    Jean-Jacques Annaud
    Guión
    Andrew Birkin, Gérard Brach, Howard Franklin, Alain Godard (Novela: Umberto Eco)
    Música
    James Horner
    Fotografía
    Tonino Delli Colli
    Reparto
    Sean Connery, Christian Slater, F. Murray Abraham, Michael Lonsdale, Valentina Vargas, Ron Perlman, Feodor Chaliapin Jr., William Hickey, Volker Prechtel, Leopoldo Trieste, Helmut Qualtinger, Elya Baskin, Michael Habeck, Urs Althaus, Vernon Dobtcheff, Andrew Birkin
    Productora
    Coproducción Alemania Occidental-Francia-Italia; Neue Constantin Film / Zweites Deutsches Fernsehen (ZDF) / Cristaldifilm / Radiotelevisione Italiana / Les Films Ariane / France 3 Cinéma
    Género
    Intriga. Drama | Edad Media. Siglo XIV. Crimen. Religión

    Sinopsis

    Siglo XIV. Fray Guillermo de Baskerville (Sean Connery), monje franciscano y antiguo inquisidor, y su inseparable discípulo, el novicio Adso de Melk (Christian Slater), visitan una abadía benedictina, situada en el norte de Italia, para esclarecer la muerte del joven miniaturista Adelmo de Otranto. Durante su estancia, desaparecen misteriosamente otros monjes que después aparecen muertos. (FILMAFFINITY)

    Premios

    1987: 2 Premios BAFTA: Mejor actor (Sean Connery) y maquillaje
    1986: Premios César: Mejor película extranjera
    1986: Premios David di Donatello: 4 premios, incluyendo Mejor fotografía. 5 nominaciones
    1987: Nominada en los Premios Edgar Allan Poe: Mejor película
    1987: 3 premios del Cine Alemán, incluyendo Mejor actor (Sean Connery)

    08 enero 2015 | 14:28

  3. Dice ser Sicólogo Astrál

    Describír un dibujo en vez de ponerlo es acobardarse.

    08 enero 2015 | 14:28

  4. Dice ser Jesús castizo mantas

    “ser intolerante con la intolerancia”….
    que frase mas desafortunado….
    que desde un medio como 20minutos se llame tolerancia a la cobardía e intolerancia a la valentía….
    lo que hay que leer…..
    triste de verdad con periodistas con opiniones así los terroristas tienen ganada la batalla por la libertad de expresión 🙁

    08 enero 2015 | 15:11

  5. Dice ser Fer

    Ya,estan los que al salir la buena adaptación de un libro se olvidan de su orígen escrito.

    Casandra, lee más y quedaras mejor.

    En el nombre de la rosa
    Unberto Eco

    El resto sobra.

    Un saludo.

    08 enero 2015 | 15:34

  6. Dice ser por supuesto

    ¿Y te han dejado aqui poner la viñeta? Si que os ha dejado confundidos.

    08 enero 2015 | 15:41

  7. Dice ser A jesus castizo mantas

    Jesús, me parece que la frase de “ser intolerante con la intolerancia” no la has entendido muy bien. Vuelve a leerla, a ver si la entiendes. De desafortunada no tiene nada.
    Saludos,
    Uno que pasaba por aqui

    08 enero 2015 | 15:45

  8. Dice ser Renato

    Fer, antes de descalificar a nadie, echa un vistazo al libro y dinos que edición del mismo tienes tú con el título “EN el nombre de la rosa”.
    Yo no conozco ninguna.
    Por cierto el autor se llama Umberto Eco. Umberto con “m”
    Saludos.

    08 enero 2015 | 15:56

  9. Dice ser Gato

    Supongo que al artículo se refiere a los mismos norteamericanos que tienen a 50.000 soldados en Afganistán luchando contra el islamismo radical desde hace años mientras los europeos se rascan las pelotas…Cada uno se defiende según dicta su conciencia…

    Saludos

    08 enero 2015 | 16:45

  10. Dice ser deadmau

    USA es un pais muy grande. Acuerdense de lo que sucedio despues del 11S con gente que agredia a musulmanes y hasta a Indios que confundian con musulmanes. En USA los medios saben que facil es incendiar a los ciudadanos (que son muchos) y no quieren ser los causantes de actos xenofobos. Me parece muy normal.

    08 enero 2015 | 16:58

  11. Dice ser Pedro

    Me hace gracia que al hablar de lo que los europeos piensan sobre la religión generalices, como si todos los europeos pensáramos igual que tú.

    08 enero 2015 | 18:41

  12. Dice ser Cordobeza

    ¡Qué cosas hay que leer!

    En Europa sí, pero en España, que yo sepa, sólo La Razón ha publicado una viñeta de Charlie Hebdo en su portada. ¿Autocensura o colitis?

    09 enero 2015 | 02:32

  13. Dice ser nekane

    No es país para libertades.. pero NINGUNO en ésta tierra
    no es lo mismo un asesinado oriental que un occidental
    no es lo mismo NADA
    los blanquitos, europeitos y demas modernuras somos los buenos y… los débiles
    chicas como FEMEn saben que enseñar la pechera es una provocación y su grito tendrá resonancia, pues los islamistas-terroristas idem
    sospechoso es igualmente cómo éstos crímenes juntan y engrandecen a líderes políticos cuasi cadáveres, luego, a veces el refrán: piensa mal y acertarás, toma sentido…

    12 enero 2015 | 12:02

  14. Dice ser Yo NO soy Charlie

    Muy interesante el post 😉
    El caso es que no hay que tocar las pelotas al prójimo y pretender que le de gusto la tocada.
    Es inaceptable mofarse de las creencias religiosas ajenas, y más conociendo las consecuencias. Yo pasaría la factura de los costes económicos de la gracieta de marras a esos dibujantes. Es lo justo.

    15 enero 2015 | 02:10

Los comentarios están cerrados.