BLOGS
Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

¿Tiene que ser la reindustrialización la gran apuesta económica para Europa?

De Felipe VI a Izquierda Unida apenas queda alguien que no haya pedido ya la reindustrialización de Europa. Salvo yo. Es un asunto complejo, que suele adornar los discursos institucionales y que en los últimos tiempos se ha convertido en uno de esos lugares comunes tan caros al ecosistema comunitario.

La UE ha perdido músculo industrial. Es un hecho. Algunos socios más que otros. Es otro hecho. Este desequilibrio interno, unido a la constatación de que los países con un tejido industrial más poderoso han aguantado mejor los embates de la crisis, ha llevado a los actores políticos (con especial énfasis entre los partidos de izquierda) a clamar por un modelo de crecimiento que no margine a la industria.

Un obrero en una fábrica (GTRES)

Un obrero en una fábrica (GTRES)

La conocida como Agenda 2020, uno de los horizontes de la política económica europea a medio plazo, demanda que para entonces la industria represente un 20% del PIB de los países de la zona euro (actualmente está en el 14%, y bajando). Este impulso a la industria es vital para, según ciertos autores, restablecer parte del equilibrio perdido entre los países del sur y del norte del continente en el último lustro.

La industria puede ser, según los especialistas, el revulsivo que permita estabilidad el empleo en un continente que sufre especialmente los rigores de la falta de puestos de trabajos y de su precarización. El sector manufacturero proporcionaría un nivel estable de empleabilidad, algo que la Europa terciaria de los servicios está más lejos de facilitar. Conceptos fetiche como sostenibilidad y competitividad dependen, en este sentido, de lo que Bruselas y los países miembros quieran hacer con la nueva industria.

Eso sí, no todos comparten el optimismo de la agenda 2020 ni de las voces que enumeran las bondades de la reindustrialización. La propia Comisión Europea tiene sus dudas, y los expertos también. En este sentido, en un artículo publicado hace casi un año por analistas del Deutsche Bank y titulado El abismo entre las aspiraciones y la realidad, se dice que esta meta es improbable por varias razones: una razón estructural (externa, por así decirlo: otros sectores que no son el industrial tiene mucho más potencial de crecimiento) y otra cíclica (hay nichos industriales en Europa que aún tienen que perder lastre y la débil recuperación económica no ayuda a su reconversión).

Con todo, sí que existe un cierto consenso entre los especialistas a la hora de demandar mayores inversiones tanto directas en la industria como indirectas en la formación de jóvenes trabajadores que puedan servir de mano de obra cualificada. La Comisión Europea adoptó, en enero de este año, una nueva política de comunicación en asuntos industriales (signo de que los tiempos están cambiando), que incluye la simplificación legislativa, la modernización del sector, el acceso en mejores condiciones al crédito, etc.

La industria es uno de los símbolos del pasado exitoso de Europa. El ‘milagro alemán’, pero no sólo aquel, se edificó sobre el sector secundario de la economía. En España, así como en otros países del sur del continente, la desindustrialización de los años ochenta fue celebrada como un mal menor del inminente ingreso en el club europeo y ahora, con la crisis, se percibe como uno de los síntomas de sometimiento del sur precario hacia el norte industrioso. No comparto esta división tan radical, engañosa y muy matizable, de la división norte/sur (Luuk Van Middelaar la refuta con ingenio en un artículo publicado en La Maleta de Port Bou de octubre), pero en el caso de la industria esta brecha es bastante evidente.

¿Tiene que ser la reindustrialización la gran apuesta económica? Pues quizá, si no la gran apuesta, sí una herramienta más que ayude a limar las diferencias económicas y sociales entre unos europeos y otros. El resto ya se verá. En próximos posts espero profundizar un poco más en el tema entrevistando a especialistas que tengan una visión más exacta y que puedan o no desmentir las aspiraciones institucionales. Espero que este post os haya servido de aperitivo (no industrial).

16 comentarios

  1. Dice ser Zaratustra

    A priori parece una idea fácil de comprar pero hay mucho que “rascar”. Para empezar, la desindustrialización tiene causas que derivan de la acción de terceros estados, cuya actuación no podemos controlar -sin contar la diplomacia-. Y los posibles incentivos fiscales con los que mejorar la oferta derivarían -seguro- de tocar el Estado del Bienestar -a menos impuestos, menos recaudación-.

    Además ¿en qué condiciones se realizaría la reindustrialización? Si queremos competir con los gigantes industriales sólo queda apostar por la innovación -y algunos nos llevan siglos de ventaja- o la reducción de los costes -a estas alturas ya sabemos lo que significa-.

    Me parece que la historia industrial europea se explica, en buena parte, por las carencias ajenas y muchas de ellas ya han desaparecido. Ojalá en los próximos posts se resuelvan algunas de las dudas.

    25 Noviembre 2014 | 20:53

  2. Nacho Segurado

    Gracias por tu comentario, Zaratustra. tgienes toda la razón, innovación y competitividad, bajos costos salariarles… Hay muchas aristas. Con este post quería introducir el tema, porque es un aspecto del que desconozco casi todo, pero espero ir aportando más, porque de los aspectos económicos que se suelen debatir, este es de los más interesantes (en mi modesta opinión).

    Saludos.

    25 Noviembre 2014 | 21:05

  3. Dice ser Hanalfaveto

    Europa no sé, pero España seguro que sí.

    Recuerdo Pegaso, Barreiros, Seat(Española el 1500 por ejemplo), Derbi, Ossa, Montesa… y tantas otras que hasta dan ganas de llorar.. Hasta López de Arriortua quiso montar una fábrica (creo en Amorebieta ) y se lo negaron.
    Teníamos más textiles que China, ¿qué paso?

    25 Noviembre 2014 | 21:06

  4. Dice ser Lola

    Acabo de comprar unos panties, la verdad es que es un poco descorazonador que diga: marca española y más abajo: Made in the R.P.C. En la Comunidad Valenciana había muchas industrias textiles, cada vez menos.
    Y por cierto, Felipe es VI, no IV.
    Saludos,

    25 Noviembre 2014 | 21:24

  5. Dice ser rebenque

    Le hemos dado el trabajo a los chinos. Somos simples consumidores de lo que ellos fabrican.

    China crece y la vieja Europa se hunde.

    25 Noviembre 2014 | 21:26

  6. Dice ser Antonio Larrosa

    Nos hemos quedado sin industria por abrir las puertas y además nos vamos aquedar sin comercio porque tengo entendido que el gobierno chino subvenciona a los que quieran poner tiendas aqui con cien mil euros a fondo perdido si aguantan al menos una cantidad de años y todo el personal de ellos. Con Franco esto no pasaba y no entiendo gran cosa de politica ni soy de ningún partido.

    Clica sobre mi nombre

    25 Noviembre 2014 | 21:36

  7. Dice ser Antuan

    Reindustrializar Europa?????.
    Querras decir reindustrializar España, no?????.
    Pero de verdad, no con subvenciones chorras a proyectos chorras de Universidades incompetentes alejadas de espaldas al tejido industrial que nos queda. O subvenciones a multinacionales, que no necesitan. Con papeleos incomprensibles e irrealizables para la pequeña empresa.
    La semana pasada, de viaje por Alemania, en mitad de un pueblo perdido, una empresa familiar, en el garage de una casa normal y corriente produciendo alta tecnologia. Eso es industria y tejido industrial. Lo de los chinos solo se ve en España, pero es normal, la gente no puede comprar otras cosas.
    Del articulo, no he leido mas que el titulo y el primer parrafo, con ello he tenido bastante.

    25 Noviembre 2014 | 22:07

  8. Dice ser Kike

    Para reindustrializar Europa haría falta volver a un mercado proteccionista lo que podría provocar otra vez guerras y miseria. Una solución intermedia sería establecer una “tasa obrera” en la aduana comunitaria de tal forma que los productos que vinieran de países con mano de obra semiesclava (Asia) fueran gravados hasta el nivel equivalente que tendrían esos mismos productos pero fabricados en Europa.

    Ejemplo: iPhone fabricado en china cuesta 200 euros, en europa costaría 350, pues pagan la diferencia o no entran en europa, esto se haría por categorías de productos y su porcentaje de gravamen correspondiente.

    Calculo que se tardaría una década en normalizar la situación creando nueva industria europea, hasta entonces nos faltaría de todo.

    PD: Los verdaderos culpables de todo esto son los ciudadanos que votaron a políticos que miraban para otro lado mientras las multinacionales occidentales llevaban su producción a Asia

    25 Noviembre 2014 | 23:57

  9. Dice ser Carla

    La industrialización pero también la unidad del mercado de trabajo, la prohibición de productos importados realizados por trabajadores y niños casi en esclavitud,…

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    26 Noviembre 2014 | 06:56

  10. Dice ser por supuesto

    Me parto, re-industrializar europa. Que risa. ¿Después del dinero que se han embolsado políticos y empresarios con la deslocacion industrial y las leyes y acuerdos internacionales que se han firmado para permitir esto, producir barato fuera y vivir de los impuestos y del enorme margen de beneficios? ¿Por creéis que las empresas tributan en su país de origen? ¿Cuanta gente vive en de la gestión, oficinistas, etc? ¿Por que creéis que el sector “servicios” es tan importante en la economía de los países “desarrollados”? No hay otra cosa para gente sin formación y así el dinero circula por lo menos. Pero lo mas importante ¿quien se va a manchar las manos ahora? Y ya no hay ingenieros de verdad.

    26 Noviembre 2014 | 08:30

  11. Dice ser nekane

    Claro que sí y Europa entera!!!, no hay más que darse un paseo por Alemania y ver las inmensas y kilométricas fabricas, hornos altos casi todos, convertidos en centros activos culturales, la idea es fabulosa, porque hay cosas caducas, pero la tecnología sigue, avanza, quizá sun futuro prometedor fuese que lo enfocásemos a que las máquinas trabajasen por nosotros, hacer sueldos normales para todos con los beneficios y así pudiésemos por fin dedicarnos a nuestros pequeños placeres o hobbies, como queramos llamarlos, con la creatividad que eso supondría! ….seguro que sería un mundo más justo y vivido a gusto, una vida más feliz y exenta casi de enfrentamientos …supongo, porque visto lo visto …quién se fía?

    26 Noviembre 2014 | 10:24

  12. Dice ser Turinn

    ¿El rey es Felipe IV? Joder, me despisto un momento y vuelven los Austrias… xD

    26 Noviembre 2014 | 10:42

  13. Dice ser Javier A.

    POR SUPUESTO.

    26 Noviembre 2014 | 12:22

  14. Dice ser Sicólogo Astrál

    Ya basta de que todo esté hecho en China,yo quiero cosas españolas y europeas baratas.en España se tienen que fabricár tecnologia como televisores,placas base y CPUs.

    26 Noviembre 2014 | 12:36

  15. Dice ser Jarrones

    Europa no puede sobrevivir sólo con el sector servicios

    26 Noviembre 2014 | 15:14

  16. Dice ser Félix

    El principal recurso de Europa no debería ser la Industria, sino el Conocimiento.

    26 Noviembre 2014 | 16:15

Los comentarios están cerrados.