BLOGS
Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

El fútbol europeo: la otra crisis continental

El escaparate de una tienda de cigarrillos electrónicos por la que ayer pasé de camino a la redacción vende su humo falso con la etiqueta “calidad europea”. Un aviso subliminal de que me ha llegado el fatídico momento de escribir sobre fútbol, la pena máxima. Así me está pidiendo la afición —tan escasa como fiel— y así se lo he hecho saber Raúl, que me ha dado su docto permiso y prometido, como si estuviéramos mercadeando con la emisión de gases de efecto invernadero, el trasvase de 10.000 visitas de su blog al mío. Usuarios al contragolpe.

Ni la crisis de la deuda soberana ni el déficit democrático. El verdadero drama europeo es la crisis de su modelo futbolístico y su déficit de goles. Una tras otra, las selecciones nacionales van siendo eliminadas del Mundial de Brasil con el mismo inexorable y fatal ritmo que la Unión Europea pierde peso geoestratégico en el concierto internacional. Primero fue la abúlica España, luego la melancólica Inglaterra, más tarde la anémica Portugal (que aún puede obrar el milagro) y ayer la inesperada Italia. Tres PIGs y un país con un pie fuera del charco de la UE: ¿lo tenemos merecido?

Pirlo, durante un entrenamiento de Italia en el Mundial (EFE)

Pirlo, durante un entrenamiento de Italia en el Mundial (EFE)

Nuestro envidiado ‘poder blando’ se derrite al otro lado del Atlántico: solo Francia y Alemania (también Holanda, Grecia, Bélgica y quizás Suiza, pero bah) parecen aguantar el tipo, lo que lejos de ser un alivio es una nueva fuente de problemas. ¿A quién apoyar? ¿A los súbditos de Frau Merkel, implacable el castigo a los países del Mediterráneo, o a los frívolos gabachos, que un día animan a Benzema y otro votan al Frente Nacional? Un homenaje oportuno, en el aniversario de la Gran Guerra, a la jugosa y antigua querella entre germanófilos y aliadófilos.

La decadencia europea reflejada en el deporte que ella misma inventó —ya ocurrió en la primera fase de Sudáfrica, hace cuatro años, pero entonces España se encargó de rescatar el orgullo continental—. Da la impresión que celebramos los pocos triunfos con hastío y nos entristecemos de las muchas derrotas con fatalidad. Los aficionados latinoamericanos, por el contrario, aclaman a sus héroes con una exultación casi evangélica, como si acabaran de abrirse a los misterios de un nuevo culto mesiánico. Si todos buscan la gloria en Brasil, los europeos lo hacen con borceguíes de plomo, con mentalidad cerebral: de la soberbia del etnocentrismo a la mala conciencia del occidentalismo.

Y en la prórroga: los europeos somos unos traidores infames. Analicemos nuestro caso. Primero vamos con España —por el mito del ‘tica-taca’, por nacionalismo o por tradición familiar, lo mismo da—. Pero en cuanto nos eliminan, tardamos segundos en invocar plagas contra las selecciones vecinas y apoyar de corazón, infartados, a los combinados que representan a países lejanos. No hay un demos europeo, como no hay un sentimiento futbolístico europeo. Adoramos a los Pirlo e Iniesta, pero como átomos solitarios, como genios en formol del Renacimiento… y entonces, ay, enseguida volvemos a nuestro habitual centrocampismo (cainismo).

8 comentarios

  1. Dice ser Pelus

    Jajajaj, que grande este post!!! Y cuánta razón!!!! Quién no va ahora con Nigeria o Costa Rica? Es para hacérnoslo mirar, la verdad.

    25 junio 2014 | 21:33

  2. Dice ser Sicoloco Del Castin De Foolyou

    El asqueroso austericidio alemán está matando la ilusión y ganas de superación de toda Europa ¿desde cuando nos tenemos todos que volvér una insípidos,desabridos y cuadrados solo porque tenemos su moneda el euro,el nuevo marco aleman diseñado a su medida? todos nos volvemos seres estúpidos y cretinos por compartír moneda.

    25 junio 2014 | 23:06

  3. Dice ser Latin

    Eso es exactamente lo que pienso pero cuando doy mi opinion en algun medio español me critican a mas no poder, sera acaso que al español le gusta que lo adulen y le mientan? eso tambien lo dicen los del PP y del PSOE.

    25 junio 2014 | 23:25

  4. Dice ser R

    Me parece un post algo oportunista. En el pasado mundial, donde dices que ya ocurrió algo parecido, los tres primeros puestos lo colmaron selecciones europeas. Respecto al actual, las grandes selecciones latinoamericanas como Brasil y Argentina han sembrado bastantes dudas, salvadas por sus dos estrellas.

    Por lo demás, tengo varios conocidos (y yo mismo) que apoyan a otras selecciones europeas, incluso alguno antes de irse España. Tampoco coincido en que se celebre poco y con hastío.

    En un tema sí tienes razón, las crisis democrática, la deuda o la pérdida de peso geoestratégico totalmente de acuerdo. El fútbol distrae, pero hay que tener claro las prioridades.

    26 junio 2014 | 01:14

  5. Dice ser Sherlock

    En este Mundial es clara la supremacia del futbol americano sobre el europeo. Mientras que grandes selecciones como Italia, Inglaterra y la propia España (actual Campeón Mundial) han fracasado, la mayoria de los equipos americanos han clasificado para la siguiente ronda: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Uruguay. Cierto es que aun no se ve un gran nivel futbolistico, pero tampoco es que se les haya hecho fácil. Por ejemplo, Uruguay venció a Inglaterra y a Italia, dos equipos que saben lo que es ser campeones mundiales, al igual que los “charrúas”. Pero no todo es un fracaso, aun quedan equipos como Holanda. Francia y Alemania desplegando su potencial y otros como Suiza dando la sorpresa y esperanza de renovacion.

    26 junio 2014 | 02:31

  6. Dice ser Klav

    Más tonto no se puede ser.

    26 junio 2014 | 13:57

  7. Dice ser gorrion

    Aquí hay que ser pro-EUROPEISTA por cojones.

    26 junio 2014 | 15:56

  8. Dice ser R

    Vuelvo a escribir para confirmar lo que dije el día 26. Por tercera vez consecutiva, un equipo europeo se ha proclamado mejor equipo del mundo. Por no hablar de que en 2006 y 2010 fue pleno europeo en el podio y en este sólo Argentina consiguió colarse. Menos mal que Europa está en decadencia, porque si no ocupamos el Top Ten.

    También decir, que en el bar donde vi la semifinal de Alemania contra Brasil y la final contra Argentina, la práctica totalidad iba con Alemania. Lo mismo Holanda contra Brasil. Únicamente alguno del F.C. Barcelona que iba con Argentina por Messi y Mascherano, y aún así otros tanto de ese equipo iban igualmente con Alemania. Así que de traidores infames nada.

    Insisto, en Europa tenemos graves problemas mucho más importantes que has mencionado en el post, pero el fútbol no es precisamente uno de ellos. Lamentable post escrito al calor de la eliminación española.

    14 julio 2014 | 15:29

Los comentarios están cerrados.