BLOGS
Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

Obama completa la traición a Europa

En sus clases de historia contemporánea, el fallecido Julio Aróstegui, perspicaz historiador y entrañable profesor, solía advertir acerca de esa nebulosa de las relaciones internacionales que él llamaba “el Asia emergente“. El siglo XXI acababa como quien dice de comenzar, y en el horizonte de la geopolítica (y de los estudios históricos) pesaba ya más el nuevo reparto del mundo por venir que las viejas coordenadas heredadas del siglo bipolar.

Bien, pues parece que por fin el tan pronosticado giro asiático está a punto de concretarse. Lógicamente no es una razón, sino un conjunto de razones, las que progresivamente están conduciendo a un reequilibrio de poderes en el mundo. Razones económicas, por su supuesto, pero también demográficas y políticas: la amenaza de China, la pujanza de la India, la resurrección de Rusia, etc.

obama en Berlín

Frente a este nuevo escenario de fuerzas cambiantes, dicho con un poco de pedantería, hay dos maneras de reaccionar: a la estadounidense y a la europea. O, lo que es lo mismo, una positiva y otra negativa; una valiente y otra timorata.

La UE, sumida en la espiral de su propia crisis de civilización, no tiene tiempo ni ganas para enfrentarse con los retos que supone su paulatina pérdida de estatus internacional. EE UU –hasta ahora fiel aliado del (cada vez más) Viejo Continente– parece haber entendido mejor de qué va este nuevo siglo y está reorientando su pesada maquinaria burocrática y militar hacia regiones cada vez más alejadas del Mediterráneo occidental.

Otro día hablaré de Europa y su acelerada decadencia internacional, que es conversación recurrente. Hoy toca EE UU y su ‘traición’, ejecutada con indoloro guante blanco.

Pese a los espejismos veraniegos que comenzaron con la visita de Obama a Berlín, periódica renovación del compromiso simbólico con el viejo orden, y continuaron con la vuelta a la dialéctica, que no a los hechos, de la Guerra Fría, la relación entre EE UU y la UE se debilita de manera preocupante. Los habituales formalismos bienintencionados no son suficientes. Es posible que Europa siga necesitando a EE UU, militar y económicamente, pero resulta bastante obvio que EE UU ya no necesita a Europa (o, al menos, a esta Europa).

En el informe sobre la estrategia militar nacional que EE UU publicó en 2011, y que redefine las líneas maestras de los intereses estadounideses para los próximos años, se apreciaba ya nítidamente el cambio de orientación de Washington. Reiteradas referencias a la evolución “multi-nodal” del mundo, a las potencias regionales emergentes y a la atención prioritaria en la región Asia-pacífico. Sirva de anécdota: en 24 páginas de informe, la Defensa de EE UU dedica un solo párrafo a las relaciones con Europa, mientras que sobre la ‘cuestión asiática’ se extiende varias páginas.

Un nuevo gabinete de corte ‘asiático’

Pero hay más. Obama comenzó su segunda legislatura con una visita oficial a Tailandia y Camboya (una decisión que sentó bastante mal en Alemania) y reorganizó su gabinete con nombres cuya trayectoria vital, académica y profesional apenas tenía vínculos con Europa. En este enlace oficial están las biografías de todos los secretarios de Estado de EE UU. De Jefferson a Clinton. En total, sesenta y siete.

obama y kerry

En los últimos 20 años ha habido 5 secretarios de Estado, tres de ellos mujeres. De todos, solo Warren Christopher no tenían una biografía relacionada directamente con Europa. El resto, desde la primera mujer en alcanzar el puesto –Madeleine Albright– hasta Hillary Clinton, que dejó el cargo en 2013, todos poseían vínculos con el viejo continente.

En cambio, el nuevo secretario de Estado designado por Obama para su segundo mandato, John Kerry, tiene una biografía diferente. Más allá de hablar alemán y francés, sus lazos europeos son más débiles que los de sus antecesores. Toda su vida académica tuvo lugar en territorio estadounidense, y su gran experiencia vital fue la guerra de Vietnam, de donde regresó con varias condecoraciones y firmes creencias antibelicistas.

Un perfil similar presenta Chuck Hagel, elegido por Obama para ocupar el cargo de secretario de Defensa. Hagel es veterano de Vietnam y sus raíces políticas están en EE UU. Por lo que respecta a John Brennan, nuevo director de la CIA, su alejamiento de Europa es todavía más marcado: habla perfectamente árabe y realizó estudios sobre Oriente Medio en la Universidad Americana de  El Cairo.

Un gabinete de corte asiático que se enfrenta estos días a la agudización de la crisis en Siria, que podría desembocar en una intervención militar de EE UU al margen de la ONU. De este espinoso asunto, pero sobre todo de los últimos acontecimientos en la región Asia-pacífico, hablaron en privado, durante la reciente reunión del G-20, Obama y el presidente chino, Xi Jinping. Una reunión que los medios europeos ni mencionaron, pendientes como estaban de lo que decía Putin y de las ya familiares divisiones internas dentro de la UE.

6 comentarios

  1. Dice ser Sin duda

    Europa a muerto con la crisis hipotecaria. Si los políticos peleles que tenemos tuvieran alguna visión de futuro a la UE la cogerían con pinzas y guantes de látex, y ya hace 4 o 5 años que estarían mirando para otra parte.

    16 Septiembre 2013 | 16:00

  2. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    He leido en “El País” que inversores estadounidenses están comprando propiedades en España a precios de saldo para especular mas adelante.a EEUU le ha venido muy bien esta crisis para hacerse con bienes a precios de saldo.

    Los EEUU crearon la crisis.salieron rapidamente de su crisis de deuda elevando el techo de deuda y endeudandose mucho mas.Europa se hundió en el austericidio austero y exageradamente legal.con dinero inventado,sustentado en la nada y aceptado por Europa,EEUU compró a precio de saldo la Europa hundida por el austericidio.

    EEUU con sus artimañas financieras y su inteligencia para la usura y la especulación inhumana e ilegal se aprovechó de una Europa excesivamente bobalicona y legal haciendo sus deberes de deuda a rajatabla como una alumno empollón y friki que siempre recibe las collejas de los mas vivos de la clase.

    Ahora EEUU ha salido de la crisis con bienes a precios de saldo de la Europa hundida por el austericidio exagerado Aleman.estos bienes baratos los venderán mas adelante a precios abusivos ganando fortunas con la estupidez europea.bienes comprados con dinero ficticio sustentado en nada pero aceptado por todos.

    Europa en cambio ha salido de la crisis subprime americana empobrecida y desvalijada haciendo sus deberes de niño empollón y friki que los mas listos le pegan collejas.

    16 Septiembre 2013 | 17:03

  3. Dice ser Dice ser obama, pero en realidad se trata de un impostor hijo de puta "encantador de serpientes"

    Perraco oscuro hijo de la gran perra…

    16 Septiembre 2013 | 17:18

  4. Dice ser Odilonne

    😉 Hey, felicidades. Por fin leo algo inteligente. 🙂 te seguiré en el futuro.

    16 Septiembre 2013 | 18:48

  5. Dice ser Pelus

    Hace ya mucho que la consideración americana hacia Europa era un mero formalismo, por así decirlo, como el que se tiene hacia el abuelo que está en la residencia y medio gagá. Se le tiene aprecio, se le respetó en el pasado, pero hace tiempo que se le dejó atrás y se le dejó de tener en cuenta para lo realmente importante, el futuro.

    16 Septiembre 2013 | 21:16

  6. Dice ser Antonio Pérez

    Y ¿de qué nos quejamos? ¿Quién se quedaría con la más fea?
    A lo mejor nos vendría bien aprender de los ingleses y espabilar.
    Aquí lo de “quien no llora no mama” se ha terminado.
    Quién no arriesga no gana y quizá ya va siendo hora de decir NO a los alemanes. Pero con la casa revuelta es complicado, con políticos del siglo XIX es complicado, con una mamá (Europa) que se infravalora y a la primera de cambio “sálvese quien pueda” es complicado.
    Señores/as, pongamos el pie en América con la mano tendida y sin mirar por encima del hombro y las cosas nos irán mejor (si seguimos pensando en que somos colonizadores como hacen muchos empresarios españoles allí… apaga y vámonos).
    Si competir con Asia es hacerlo a costa de nuestros derechos y libertades… salimos perdiendo (siguen siendo más y con menos escrúpulos).
    Mientras siga habiendo la mentalidad del Carpe Diem de los políticos y empresarios, estaremos como pollos sin cabeza.

    17 Septiembre 2013 | 23:35

Los comentarios están cerrados.