BLOGS
Europa inquieta Europa inquieta

Bienvenidos a lo que Kurt Tucholsky llamaba el manicomio multicolor.

Turquía y la Unión Europea, un ‘ya te llamaremos’ que dura medio siglo

Hasta el más optimista de los diplomáticos estará de acuerdo. Algo falla si tras cincuenta años de negociaciones bilaterales entre actores internacionales –ni enemigos ni beligerantes– el fin último que se pretendía alcanzar sigue posponiéndose indefinidamente.

En 1963, Turquía firmó el primer acuerdo de cooperación con el entonces selecto club europeo –integrado por seis miembros– denominado CEE. Veinticinco años después solicitó el ingreso en la comunidad europea. Pero no fue hasta 12 años más tarde, en 1999, cuando Ankara adquirió oficialmente el estatus de país candidato; el mismo que sigue teniendo, aunque casi dando las gracias, en 2013.

manifestanteturco

Medio siglo de espera. Cincuenta años en los cuales la UE ha pasado de un núcleo de naciones prósperas a un mosaico heterogéneo de 28 estados… ya no tan prósperos. Lo de Turquía es lo más parecido a ser rechazado en la (poco sublime) puerta de una discoteca por no llevar camisa y zapatos mientras el resto pasa alegremente en alpargatas y borrachos como cubas.

Siempre que se acerca el momento de la verdad, brotan argumentos imponderables que obligan a retrasar, replantear, reconducir, reformular, reloquesea, las relaciones entre la UE y Turquía. El lío chipriota, el enquistado problema kurdo o los ecos del genocidio armenio en tiempos del simpático Bulent Ecevit –a mí me caía bien, qué le vamos a hacer, con su bigote grouchiano y su fama de poeta clásico–; todos los anteriormente enumerados, más el autoritarismo y la islamización, durante la década (y lo que queda) de dominio del neosultán Erdogan.

La delegación diplomática de la UE encargada de velar por los asuntos turcos, que con diferentes denominaciones funciona desde 1974, hace estos meses horas extras. Los más de cien expertos que escrutan los avances (y retrocesos) del país respecto del acervo europeo tienen un nuevo foco de preocupación: el descontento popular hacia el actual Gobierno islamista moderado, simbolizado en las protestas multitudinarias de la plaza Taksim.

Para empezar, y sea lo que sea que haya pasado o esté pasando en Turquía, las opiniones en este punto difieren (primavera del pueblo, lucha de clases, revuelta anticapitalista pero de tintes occidentalistas, un nuevo modo horizontal de entender la política…), la UE ya ha retrasado hasta este octubre las nuevas negociaciones sobre la adhesión. Además, el pulso comunitario entre quienes son partidarios de reforzar, en estos momentos de crisis, el compromiso con el estado turco (a fin de cuentas, una potencia emergente) y los que prefieren soltar amarras se ha recrudecido.

Y, como en casi todo últimamente en Europa, la balanza se ha desequilibrado a favor de Alemania, partidaria muy poco discreta –el todopoderoso ministro Schäuble no es un hombre muy dado a los circunloquios– de la línea dura contra Erdogan (las razones germanas para decir no a Turquía son históricas, pero también coyunturales: el más que posible vuelco demográfico y las severas implicaciones que este tendría).

Un otoño que será clave

Visto lo visto, y tras lo que se dice que fue un duro (como siempre) debate, el checo Stefan Füle, comisario de Ampliación, saludaba el pasado 25 de junio en Twitter el acuerdo entre los estados miembros que retrasa la negociación del capítulo 22 –significativo punto dedicado a la política regional– hasta bien entrado el otoño. Cinco días después era el mismo Füle el que escribía ufano en su cuenta de esta red social que la “UE volvía a hacer historia”… con la incorporación de Croacia a la UE.

erdogan

El periodo estival por un lado y el desvío de la preocupación internacional de Ankara a Damasco por otro, parecen haber actuado de bálsamo.Mientras llega el nuevo informe que prepara Bruselas sobre el estado de la candidatura (el último, de 2012, fue de los más negativos de los últimos años), la temperatura política ha bajado unos grados.

Pese a todo, haríamos mal en no plantearnos con honestidad una serie de preguntas (que trataré de ir respondiendo, en los próximos meses, con ayuda de los que realmente saben): ¿Está realmente la UE preparada para recibir a Turquía? ¿Seguirá aduciendo evasivas hasta el fin de los tiempos (o de la propia unión)? ¿Qué otras fórmulas, que no son la adhesión pura y dura, podrían contemplarse?

Como escribió el mordaz y mediático Slavoj Zizek hace seis años en un artículo que no ha perdido apenas actualidad, “‘el problema turco’ no tiene tanto que ver con Turquía en sí misma, sino con la confusión sobre lo que Europa es”. Y eso que en 2007 la cuestión de la identidad parecía felizmente encauzada.

21 comentarios

  1. Dice ser chato

    Joder en España seremos ridículos, pero los turcos son patéticos menudas pintas llevaban ¨las moras ¨que puso en primera fila el Erdogan en B. Aires, joder, que se queden donde están.

    09 Septiembre 2013 | 16:06

  2. Dice ser Memo Ria Histérica.

    No es por no llevar camisa y corbata es porque Turquía no cumple los requisitos mínimos de democracia y derechos humanos.
    Pero claro en este panflto siempre tiene que salir alguien a defender lo indefendible.

    09 Septiembre 2013 | 16:17

  3. Dice ser I asur yu de Ana Botellón

    I asur yu Turkia and Tokio caca de bote
    I asur yu the besss is Madrí
    i asur you ai am gilipollas

    09 Septiembre 2013 | 16:32

  4. Dice ser luis

    si por españa fuera ya estaban dentro, total por unos millones mas que se nos cuelen como si no fuera suficiente con barajas, no pertenecen a europa ni sus valores ni cumplen requisitos de ningun tipo, afortunadamente en alemania hay alguien con dos cojones que asi lo entiende tambien y no lo permitira

    09 Septiembre 2013 | 16:48

  5. poesia

    Gracias por tu comentario, Luis, pero desde mi (humilde) punto de vista, los turcos no solo pertenecen a Europa (tanto o más que los griegos, por cierto), sino que su cultura, sobre todo la política, está muy enraizada con los valores políticos heredados de las grandes revoluciones del XVIII. Otra cosa es que eso no se quiera ver, o no apetezca verlo, por miedo a un desequilibrio cultural y religioso mal entendido.

    Saludos.

    09 Septiembre 2013 | 16:50

  6. Dice ser Lexinton

    Europa para los EUROPEOS, no queremos Turcos, y los nacionalistas de toda Europa jamás lo permitiremos.

    Turquía ha sido siempre la anti europa, desde que nos arrebataron Constantinopoli.

    09 Septiembre 2013 | 16:58

  7. Dice ser Lexinton

    Los Turcos son una subraza caucásica no Europea y mezclada con otras razas mongoloides centro asiáticas, la mayor parte de su repugnante nación está fuera de Europa, y además culturalmente son túrquicos e islámicos, NO SON EUROPA, y antes de ataturk ni siquiera tenían alfabeto Europeo.

    Los Europeos nos hemos unido históricamente para mandarlos al carajo, en la primera guerra mundial se estuvo a punto de recuperar la parte geográficamente europea de Turquía y no se hizo… nos lo agradecieron exterminando Griegos Pónticos, Griegos de Asía menor, y Armenios, turquía es un país genocida que jamás ha respetado los derechos humanos, su entrada en la UE supondría el fin de la misma ( cosa que por otra parte estamos deseando cada vez mas gente) 70 millones de invasores no europeos no pueden tener cabida en nuestro parlamento,

    ¿ no os dais cuenta de lo que eso significaría??

    09 Septiembre 2013 | 17:03

  8. Dice ser Perroflauta

    ¿Y para qué van a entrar en la UE, si dentro de nada la UE va a ser toda turca? No hay más que ir a Alemania, a Holanda o a Austria.

    09 Septiembre 2013 | 17:11

  9. Dice ser qwert

    Turquia NO TIENE NADA QUE HACER EN LA U.E.!!!

    09 Septiembre 2013 | 17:25

  10. Dice ser Moi

    Y QUE SIGA ASI, CADA VEZ ESTAN MAS ISLAMIZADOS

    El primer ministro turco promete piscinas separadas por sexo

    http://www.huffingtonpost.es/2013/08/26/primer-ministro-turco-promete-piscinas-separadas-por-sexo_n_3817854.html?utm_hp_ref=mostpopular,es-internacional

    09 Septiembre 2013 | 17:50

  11. Dice ser @Memo Ria Histérica.

    Claro, Bulgaria, Rumanía o Croacia cumplían fielmente esos requisitos. Antes, a los analfabetos no se les daba pluma, ahora les ponemos un pc y resultan ser Einstein.

    Por otro lado, para bien o para mal, Turquía acabará formando parte de la UE por criterios económicos, ya que los de Copenhague no son más que una pantomima para suavizar un “ahora no”.

    Y desde luego, la existencia de un “europeísmo” común es algo bastante discutible, pues quienes rebuznan un “no” rotundo a Turquía por ser árabe -siendo ello muy legítimo- poco se acuerdan de las típicas frases de portero de discoteca alemán diciendo “no spaniards”. Así que los que pretendan poner en segundo plano a otras sociedades, que se acuerden que esos “brillantes seres del norte” también nos consideran a nosotros de segunda -sobre todo porque en términos geopolíticos, igual conviene más Turquía que Alemania-. De ahí que los últimos gobiernos de España hayan dado palmas con las orejas al escuchar la posible adhesión.

    09 Septiembre 2013 | 18:04

  12. Dice ser Lexinton

    Se me ha olvidado mencionar esos problemas que bien se han apuntado en el artículo, el mas gordo de todos es que el norte de chipre está bajo colonialismo turco.

    Por suerte entre el avance de los partidos nacionalistas en Europa, el euroescepticismo, la poca gracia que turquía nos hace a la mayoría de Europeos, lo poco que les conviene a los Alemanes la entrada de Turquía, etc etc tengo la sicnera impresión de que la adhesión del estado turco no se producirá, ojala Dios me oiga.

    09 Septiembre 2013 | 18:05

  13. Dice ser Ya tuvo que salir el listo

    #Memo Ria Histérica.

    Perfectamente.

    09 Septiembre 2013 | 19:30

  14. Dice ser Pelus

    Interesante post y por desgracia no tan interesantes comentarios. Espero que los motivos para la negación de la entrada turca vayan más allá del racismo rancio y una estúpida creencia de superioridad moral respecto a ellos.
    No soy ningún entendido en la materia, pero a lo mejor estamos más cerca de ellos en muchos aspectos que de un finés o un búlgaro. A mí me preocupan más sus déficits democráticos (de los que pocos estamos exentos) y su poca observancia de los derechos humanos frente a protestas populares o el problema kurdo. Por lo demás, con la de pasta que se gastan en según que cosas, lo mismo al final tenemos que aceptarlos para que nos rescaten. Que bien les sentaría a algunos de los comentaristas que me han precedido.

    09 Septiembre 2013 | 19:47

  15. Dice ser Popoqui

    Pelus

    Claro que somos superiores moralmente a esos musulmanes que consideran a la mujer inferior al hombre.

    Sólo por eso no deberían estar en el mundo civilizado, que los moros se junten con otros moros y los “infieles” nos juntaremos con otros que no dan cabezazos contra el suelo cinco veces al día.

    09 Septiembre 2013 | 22:29

  16. Dice ser Antonio Pérez

    Por lo que veo hay mucha hipocresía en esos defensores de la supremacia moral occidental, esos que dicen <> que la mujer sirve al hombre o está para cuidar de la casa y de los niños, esos que hacen suyos valores universales y se los pasan por el aro olímpico.
    Menos religión y más educación señores/as, los fanatismos están presentes a ambos lados y si no, algunos se han inventado el Dios capital (muy democrático, por cierto).
    Como ya ha apuntado alguno que tiene más luces, quizá tengamos más en común con un turco o con un marroquí que con un norteño rubio de dos metros.
    Ni esta es la época de los 10.000, ni Solimán amenaza el levante, así que os recomiendo seguir leyendo este blog y quizá os brote la inteligencia. Racistas no gracias

    09 Septiembre 2013 | 23:18

  17. Dice ser Popoqui

    Antonio Pérez

    Explicanos que es lo que tenemos en común con un marroquí o un turco que no lo adivino.

    Ni lengua, cultura, religión, estructura social, leyes…..

    Estamos mucho más cerca de un noruego o un alemán que de un moro de esos que tienen a sus países sumidos en la miseria porque lo de trabajar y estudiar no va con ellos.

    Eso sí, lo de racista no se os borra de los blogs, y es que estamos hablando de un país y no de una raza, porque en Turquía hay blancos, negros y cobrizos….y que les pregunten a los alemanes que opinión tienen de los turcos y sus costumbres, allí los conocen bien igual que aquí conocemos perfectamente a los marroquies.

    10 Septiembre 2013 | 08:32

  18. Dice ser Antonio Pérez

    Para empezar con “los moros”, a los que aludes, compartes frontera física además de intereses económicos (¿o es que la legión de empresarios que suelen acompañar a tu majestad van de vacaciones?) además de un legado cultural de varios siglos (no sólo los romanos pasaron por aquí, aquí te incluyo a los musulmanes en general).

    En cuanto a la estructura social, las similitudes son Reales, y tanto, porque si “los intentos” democratizadores son como nuestra democracia… por lo que la venda en los ojos también es compartida, donde a unos les dan un tiro aqui te dan por…si no te la quitas. Ah, si te esperas un poquito más te dejo una lupa para que busques lo que van a dejar de clase media (al menos en España)

    Según tú, ¿qué habría que hacer con los rumanos? porque adivino que tienes la misma inclinación, pero ¡ojo! que son europeos.

    En fin, esto se está alargando demasiado y nos desviamos del tema:
    ¿Entrará Turquía en la UE? Se argumente a favor o en contra de su entrada, el resultado está muy bien expuesto en el título de la entrada “ya te llamaremos” o “vuelva usted mañana”, seguiremos sin verlo cincuenta años más.

    10 Septiembre 2013 | 15:44

  19. Dice ser David

    A mi me la pela la superioridad moral. Si ellos quieren ser superiores moralmente hablando me parece prefecto.. pero en su país.

    Turquía es tan europea como España africana. La union europea es se creo a partir de una determinada cultura, con una ideologia muy clara en cuanto a las libertades individuales y para una zona geografica concreta.

    El islamismo no cabe en esa definicion, nuestra sociedad no necesita 74 millones de personas que necesitan el control del ejercito para no acabar tan radicalizadas como el resto los paises musulmanes.

    Los intercambios comerciales y que organicen el mundial de futbol si quieren es una cosa, invitarlos a nuestro club es otra cosa.

    Nosotros no vamos a poder cambiarles, o sea que hay que decir no, cada uno en su casa….

    10 Septiembre 2013 | 15:55

  20. Dice ser A.A.

    Popuquí: ¿España más cerca de Alemania o Noruega? España está cada vez más cerca pero de tocar fondo, llevada por la crisis, quizá porque lo de trabajar y estudiar no va tampoco por aquí…

    11 Septiembre 2013 | 11:30

  21. Dice ser A.A.

    Memo Ria histerica, los turos NO son árabes.Ser musulmán no significa ser árabe… y no todos los árabes son musulmanes.

    11 Septiembre 2013 | 11:33

Los comentarios están cerrados.