BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Los Estados Unidos del Odio

¿El cierre administrativo provocado por la falta de acuerdo en el Congreso convierte a EEUU en un estado fallido? ¿Es el Tea Party a EEUU lo que Al Shabab a Somalia? ¿Es Detroit, ciudad en quiebra, desierta en tantos barrios, la primera acrópolis del supuestamente decadente imperio estadounidense?

Estación de tren de Detroit, abandonada hace años por la falta de recursos de la ciudad (foto: Hernán Zin)

Estación de tren de Detroit. Abandonada hace años por la falta de recursos de la ciudad. Foto: Hernán Zin)

De lo que tengo certeza absoluta es que se trata de un país fascinante, poderosamente contradictorio, brillante, pujante y al mismo tiempo ridículo, ramplón, autodestructivo. Tan paradójico que hasta nos permite hacernos preguntas como las anteriores, que no por hiperbólicas dejan de tener cierto atisbo de verdad.

Miembros del Ku Klux Klan en Arkansas. Foto: Hernán Zin

Miembros del Ku Klux Klan en Arkansas. Foto: Hernán Zin

Como fui contando en este blog, durante el mes de junio – justo cuando se cumplían siete años de Viaje a la guerra – emprendimos con Jon Sistiaga un largo periplo por EEUU para conocer a los integrantes de las organizaciones más radicales. Desde las milicias insurrectas de Michigan, alérgicas a todos lo que suene a poder de Washington y Obama, a los Neonazis en Detroit, las Naciones Arias en Columbus y el Ku Kux Klan en Arkansas.

Miembros de las Milicias de Michigan a punto de salir a entrenar. Foto: Hernán Zin.

Miembros de las Milicias de Michigan a punto de salir a entrenar. Foto: Hernán Zin.

De este sexto trabajo con Jon podría destacar muchos aspectos – las grandes distancias recorridas, el complicado acceso a estos personajes -, pero me quedo con la reflexión que realiza al final: se trata de personajes fracasados en sus vidas personales, marginales, que en su mayoría subsisten en la cuasi indigencia y que lo que buscan es notoriedad, creerse útiles, importantes, poseedores de una verdad por pocos atisbada, iluminados, salvadores.

En esta Europa quebrada y sin rumbo donde los grupos del odio están llegando a los parlamentos, no viene mal conocer en primer plano, en detalle, a la clase de personajes que suelen conformarlos. Descripción que esta noche, a partir de las 22:30, podrán ver en el estreno de “La América del odio” en Canal Plus.

12 comentarios

  1. Dice ser Antonio

    Faltan ahi tambien las bandas callejeras, las sectas religiosas, los grupos de inadaptados, los Lobbys….

    09 Octubre 2013 | 12:39

  2. Dice ser Dice ser Assad

    Para cuando una entrada sobre Siria? Y mira que llevan unos dos años en guerra…

    09 Octubre 2013 | 14:35

  3. Dice ser jesus

    Empieza a ganar sin inversiones en http://www.telempleo.es Éxito a todos

    09 Octubre 2013 | 14:44

  4. Dice ser lagarto

    “…personajes fracasados en sus vidas personales, marginales, que en su mayoría subsisten en la cuasi indigencia y que lo que buscan es notoriedad, creerse útiles, importantes, poseedores de una verdad por pocos atisbada, iluminados, salvadores….” No es ironia, conozco hombres mayores de 50 con un odio irracional como si les faltara ya un tornillo, a los inmigrantes, africanos en realidad, y se ajusta a este perfil como un guante. Pensad un poco y cada vez que encontreis un perfil de estos, cada dia menos raro, os encontrais con fracaso personal detras

    09 Octubre 2013 | 14:51

  5. Dice ser Los Bastardos Jodidos de Ramérica

    Nacieron por oposición al Reino Unido y toda la historia de este concepto a continuado por oposición a alguien o a algo, su economía y su cultura han seguido el mismo paso hasta fusionarse 3 en 1 y como tal EEUU morirá porque antes se gastan los dineros en guerras a miles de kms y en Estación Espacial a 210 km de altitud antes que en el propio pueblo americano que paga sus impuestos religiosamente.

    Si murió el concepto de Imperio Romano en 395.

    Si murió el concepto de Imperio Bizantino en 1461.

    Si murió el concepto de Imperio Francés de Napoleón en 1815.

    Si murió el concepto de Imperio Ruso en 1917.

    Si murió el concepto de Unión Soviética en 1991.

    Si murió el concepto de Imperio Alemán en 1918.

    Si murió el concepto de III Reich en 1945.

    Si murieron tantos y tantos conceptos nación ¿por qué no iba a morir el concepto de nación concebida única y exclusivamente para tener una economía a base de armas, ejército, guerra, espionaje y mentiras como USA?

    09 Octubre 2013 | 15:09

  6. Dice ser inflames

    Nazis, perdedores o piraos de las armas lo cierto es que le trataron bastante bien desde su “papa comprame un kalashnikov”, porque por lo visto ha querido repetir formula y soniquete.

    Por supuesto que lo veré, pero no por el mensaje socialiston, multicultural y santurrón de sistiaga, si no para saber lo que puede hacer personas con en un estado donde la democracia ya ha cumplido 233 años y comerme los guevos de la envidia, incluida la falta de acuerdo por la acumulación de deuda.

    09 Octubre 2013 | 15:12

  7. Dice ser EEUU ¿estado fallido?

    Viendo los informativos parece que todos los estados del mundo son fallidos salvo unos pocos como Alemania, Países Bajos, Suecia y poco más.

    09 Octubre 2013 | 15:41

  8. Dice ser manuel

    Si vas a EEUU
    cosa que no te aconsejo
    alguien te preguntará
    si le vas a dar un tiro
    al presidente actual
    en medio del entrecejo.
    No vayas a decir “yes”
    por muy nervioso que estés
    procura decir que no
    aunque te cueste creer
    que la estúpida cuestión
    va al terrorismo vencer.

    10 Octubre 2013 | 08:30

  9. Dice ser jim

    Hola Hernán,
    ¿Cuándo se estrena tu documental de “La guerra contra las Mujeres”?
    Gracias

    10 Octubre 2013 | 14:39

  10. Dice ser seo 10

    Estados Unidos es fascinante. Creo que ellos tienen lo que desean y manejan el rumbo de su pais con independencia. Que pocos paises pueden decir eso.

    13 Octubre 2013 | 13:29

  11. Ahora que culmina el primer recorrido de corta y miente sobre los restos del estado de bienestar y que el presidente nos anuncia desde fuera de España lo bien que nos va a los españoles con las consecuencias de sus desastres de sastrería, la Junta de Castilla y León culmina la jugada, imitando a la Comunidad de Madrid, y decreta la liberalización de los horarios comerciales en las denominadas zonas de especial afluencia turística. Esta decisión pone en peligro el comercio. Dudo que el gobierno de la comunidad haya hecho bien las cuentas, porque no estoy seguro de que las grandes superficies creen empleo, si se compara el que crean con el que se destruye con su implantación.

    Está de moda liberalizar, o sea, eliminar cuantas barreras y cortapisas sean posibles para que la capacidad de acción que tenga cada uno sea la que determine su supervivencia o desaparición en el mercado. Me pregunto si esto no conlleva que el pez grande se coma al chico; si favorecer a los grandes no supone perjudicar a los más débiles y si esto es justo, o sea, si no atenta contra el bien común; si sobrevivirá el individuo a la potencia de la concentración de capitales que tanto abunda -y más que veremos-; si estas decisiones proceden de la libertad y la conciencia recta de nuestros gobernantes, y hasta dónde alcanza la influencia de los lobbys; si en Castilla y León necesitamos centros comerciales abiertos los siete días de la semana; si estamos construyendo –o consintiendo- una sociedad que vive únicamente para que nuestras tarjetas de crédito exuden día a día en un maratón permanente; si el futuro de esta comunidad autónoma se encuentra en dejar todo el espacio posible a los grandes centros comerciales y en la destrucción del comercio de proximidad; si el modelo de sociedad que queremos es el que nos incita a pasar todos los días de la semana en el interior de espacios sin ventanas, construidos para que nadie se escape sin comprar; si el consumismo es el presente que nos sacará de donde estamos y si es el futuro que deseamos para nuestros hijos y nietos, y para el planeta.

    No puedo dejar de preguntarme si el modelo de comercio representado por las grandes superficies nos permite comprar con libertad, y nado entre sombras cuando me fijo en la disposición estratégica de los productos, en la rotación cíclica de las secciones, en la música que lo inunda todo, en el uso de la luz y de los colores, en la ausencia de dependientes especializados en las distintas secciones, incluidas las cajas, donde comienza a haber supermercados sin trabajadores que estén al frente de cada una de las cajas registradoras. Dejo en la sombra de la duda, para quien quiera responder, los tipos de contratos que tienen los trabajadores en estas superficies comerciales o el estrés al que están sometidos, que no es algo despreciable.

    A tanto liberal de peluquería que abunda por nuestros lares se le ha quedado corto el liberalismo de Popper, fundamentado en la defensa y respeto de la racionalidad y en el diálogo y han cogido por las hojas el rábano de los postmodernos más acérrimos, que defienden a los cuatro vientos la competitividad, la desregulación y la disminución del Estado. El modelo de vida americana saca a las personas de las ciudades para conducirlas en tropel a los grandes centros comerciales y las encierra en grandes edificios. Un tipo de despersonalización que los poderosos nos imponen como si fuera el paradigma de la libertad personal, y es que siempre hay quien disfraza a la sociedad del rebaño con ribetes dorados.

    El “liberalismo salvaje” hace que los fuertes se hagan más fuertes, los débiles más débiles y los excluidos más excluidos. Se necesitan reglas de comportamiento y, si fuera necesario, también la intervención de Estado para corregir las desigualdades más intolerables. […] Hemos creado una civilización que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo, pero lo que fue economía de mercado ha creado suciedad de mercado”. Son palabras que acabamos de escuchar, pronunciadas por el Papa Francisco.

    ¿Será que estos liberales, tan católicos ellos, defensores hasta hace poco de cuantas tesis procedían de Roma, considerarán a este Papa como un no cristiano? Se extiende el modo de vida americano, pero habrá que pensar si no tiene los pies de barro como la burbuja inmobiliaria, Lehman Brothers o la economía especulativa.

    Tomás Guillén Vera
    Filósofo
    Nadar entre las sombras 09 de Octubre de 2013

    17 Octubre 2013 | 12:24

Los comentarios están cerrados.