BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Un tigre blanco en Calcuta

Sí, regreso a Calcuta cuando se cumplen veinte años desde que pusiera los pies en este ciudad en la que escribí mi primer libro y rodé de mi primer documental. Urbe caótica, intolerablemente violenta – pues la pobreza en sí es una forma sostenida de violencia – en la que pasé tres de los años más aleccionadores y desafiantes de mi vida.

Niño de la calle junto al Ganges a su paso por Calcuta. Septiembre 2013. Foto: Hernán Zin.

Niño de la calle junto al Ganges a su paso por Calcuta. Septiembre 2013. Foto: Hernán Zin.

Gracias a un encargo de Canal Plus vuelvo ahora a Calcuta con Jon Sistiaga. Nos alojamos en el hotel Fairlawan, donde tantas veces he pernoctado a lo largo del tiempo. Establecimiento de decoración minimalista donde los haya – los que habéis estado aquí no podéis más que darme la razón -, regenteado desde 1922 por una familia de refugiados armenios que llegaron a la región huyendo del genocidio turco.

Por las noches me siento en el jardín de este hotel, donde se rodó la película La ciudad de la alegría, para leer Tigre blanco de Aravind Adiga. Obra extraordinaria que refleja como ninguna otra de las tantas que he leído sobre este país, su realidad como al menos yo la conozco. Una India oscura, clasista, machista, violenta, materialista hasta el paroxismo, en las antípodas de esa tierra de paz y espiritualidad que muchos dicen encontrar aquí y de la que en dos décadas nada he sabido.

En Tigre blanco, libro ganador del Man Booker Prize en 2008, Adiga descubre cuán poco vale la vida del pobre, a través justamente de un relato narrado en primera persona por un pobre muy particular. Los constantes abusos que sufre como criado. Su lucha para librarse del yugo ya no solo de sus amos sino de sus pares, de su familia. Un libro que tiene frases extraordinarias como “No hay odio comparable al que el segundo sirviente siente por el primer sirviente”.

Hasta ahora, en lo alto de mi altar de autores indios estaba Vikram Seth, seguido por Amitav Gosh o R.K. Narayan. Sin embargo, la obra de Adiga desprende una verdad tan profunda, tan brutal, que me maravilla no solo como creación artística sino como reafirmación de que la India que yo siempre he creído conocer, existe, y se lee y se huele y palpa en cada página de este libro de Miscelánea editorial.

Y lo más prodigioso es que lo hace con un tono liviano, como el que usó Edward Foster en Pasaje a la India, que de algún extraño modo potencia aún más la desgarradora denuncia que subyace bajo la voz del narrador, Balram Halwai, el Tigre Blanco que asesina a su señor.

10 comentarios

  1. Dice ser Temperley

    The White Tiger: ¡Tengo ganas de volver a leerlo ya que lo mencionas! Pero qué duro es, no sé si podré. Sin embargo Vikhram Seth sigue siendo mi autor favorito y espero con ansia “A Suitable Girl” – ¿lo terminará?

    04 Septiembre 2013 | 11:41

  2. Dice ser Mari Kolkata

    Hola Hernan. Que pena no haber coincidido contigo en nuestra querida Kolkata, pero bueno otra vez será.

    La India, ese país al que muchos llegan buscando la espiritualidad, es como tu dices un país machista y muy pero que muy materialista.

    Disfruta de la oportunidad de volver de nuevo.

    Besos

    04 Septiembre 2013 | 11:43

  3. Dice ser Temperley

    Por cierto: ¿has leído Monkey Wars por Richard Kurti? Maravilloso.

    04 Septiembre 2013 | 11:47

  4. Dice ser Cristina

    Hola Hernán; ¡cuanto me gustaría estar ahora mismo allí, en mi querida ciudad Calcuta¡¡. En la terraza del Fairlawan, dónde muchas noches nos tomábamos una Kinfisher y poder compartir mi tiempo con voluntarios, con gente de la calle, con los niños, en los centros de trabajo, entre ese olor a vida plena inundada por la miseria. La verdad que lo hecho mucho de menos.

    04 Septiembre 2013 | 13:34

  5. Dice ser Linda

    Hernán nadie te ha dicho que te pareces a Solari? Eres un suertudo de poder disfrutar de lugares así. Yo mientras me conformo con disfrutar de lugares idílicos virtuales: http://xurl.es/jy9a3

    04 Septiembre 2013 | 18:15

  6. Dice ser Gf

    Es impresionante todo lo que escribes , me gustaria que algun dia puedas escribir algun articulo para mi blog (recien creado ) me gustaria mucho visitar la ciudad de Calcuta . dejo mi blog por si a alguien le interesa http://todosblogeen.blogspot.com/ Hasta luego .

    04 Septiembre 2013 | 19:11

  7. Dice ser panchenko

    un camarada en una mision especial enviado por nuestro movimiento, contaba que en veia por las manianas como los camiones del ayuntamiento cargaban los cadaveres de las personas que iban a morir a esa cuidad. si bien muchos de nosotros hemos participado como voluntarios en el servicio militar activo de paises progresistas, y muchos hemos tenido experiencias de combate, su informe no nos dejo de impresionar cuando definio a calcuta como la cuidad de la guerra silenciosa.

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    06 Septiembre 2013 | 01:25

  8. Dice ser carolín

    Deseando ver el material de tu trabajo con Jon. Espero que nos avises en este blog… Te recomiendo el trabajo del recientemente fallecido Sunil Gangopadhyay. En su trilogía “Those days”, “First light”, “The lonely emperor” se basó Amitav Ghosh para su “The ibis trilogy”, aún por rematar. Y muchas de sus novelas han sido llevadas al cine, entre otros por Sayajit Ray. Phir milengue.
    PD: ji ji, yo también creo que te pareces al futbolista (o él a ti).

    08 Septiembre 2013 | 10:42

  9. Dice ser Rafael

    Bueno, realmente sed atcaan a los titanes, el manga empieza con la premisa de que tienen que tomar alguna iniciativa contra ellos porque las murallas ya no son sinf3nimo de proteccif3n absoluta.A med me encanta la portada *_*

    28 Septiembre 2013 | 21:05

Los comentarios están cerrados.