BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

En las rutas de la Difunta Correa

Una mujer a cuyo marido las huestes montoneras obligaron a ir a a la guerra entre unitarios y federales allá por 1840. Y que en un arrebato de amor – y para huir del acoso del comisario local – se lanzó a perseguirlo. Un viaje no demasiado bien planificado, todo sea dicho, pues la mujer, que llevaba a su hijo en brazos, terminó por perderse en los desiertos de la provincia argentina de San Juan para morir de sed.

Altar a la Difunta Correa en una carretera de la provincia argentina de Córdoba (Por Hernán Zin)

Quizás lo más curioso de la historia es que esta mujer con tan poco tino para la orientación terminaría convirtiéndose, un siglo más tarde, en una figura de culto y devoción para los camioneros de Argentina y Chile, que le hacen altares junto a la carretera. Afortunadamente, existe otro dios al que rinden pleitesía casi a diario: el GPS. Gire en la próxima a la derecha. Amén.

No, Deolinda Correa, que así se llamaba, no pasó a la posteridad por su escasa destreza para los viajes sino porque cuando la encontraron muerta debajo de un algarrobo, el bebé que llevaba en brazos aún seguía con vida. Continuaba amantándose de los pechos de la difunta Correa, por los que manaba leche según contaron los tres arrieros riojanos que la encontraron.

La enterraron allí mismo, en un paraje conocido como Vallecito, perteneciente a la actual provincia de San Juan. Lugar al que algunos paisanos de la zona empezaron a peregrinar tras conocerse el supuesto milagro de la leche postportem. Hoy, en Vallecito, hay 17 templos dedicados a la que es conocida como la Difunta Correa. Y más de un millón de personas los visitan cada ańo. Las fechas claves: el Día del Camionero, Semana Santa y el Día de los Difuntos.

Lo que más se suele omitir del relato es que el hijo de Deolinda Correa murió al poco tiempo de haber sido rescatado de sus manos.

Ranking santero

Décimo día del segundo rodaje que dirijo este año para Televisión Española en Argentina, y cuyo resultado espero que pueda ver en enero. Recorremos parte del sur de Argentina. Luego nos dirigimos la centro del país, a Córdoba y San Luis. Y ahora estamos en ruta hacia la provincia del Chaco, vecina a Paraguay.

Esta mañana, por primera vez nos encontramos con un altar de la Difunta Correa. Montañas de botellas de plástico que los devotos le dejan para pedirle milagros. “Cada día se ven menos altares”, me explica uno de mis acompañantes.

Lo que podría parecer una razón de alegría, pues todo retroceso de la superchería y el pensamiento mágico es siempre celebrado por quien escribe estas palabras, en realidad no lo es ya que el retroceso de la Difunta Correa ha sucedido como consecuencia del avance de otro santo pagano, el Gauchito Gil, a cuyos altares ya dediqué algún que texto aquí.

Figura también milagrosa, ausente asimismo de trasfondo moral, cuya única función es recibir pedidos de favores, el Gauchito Gil tenía defectos mucho más censurables que la mala gestión de los viajes: era un delincuente que, carente de valor para luchar en la guerra, había decidido huir del frente. Tiempo después lo cogieron y lo mataron.

Tras tomar fotos del altar de la Difunta Correa, volvemos al coche, solo para descubrir que se nos ha pinchado un neumático. Un par de horas más tarde, un pájaro se estampa contra el parabrisas. “Deberíamos haberle dejado algo de agua a la Difunta”, dice uno de mis acompañantes sin tener en cuenta que además aquí, hoy, llueve a mares.

6 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Curiosa historias si señor.Muy curiosa

    Clica sobre mi nombre

    16 Octubre 2012 | 14:06

  2. Dice ser elsuperdani

    Jaja es creer o reventar, yo que vos le hubiera dejado un puncho!!

    16 Octubre 2012 | 16:56

  3. Dice ser Cristina

    A ver si os documentáis mejor, la Difunta Correa está en SAN JUAN y aunque yo no comparto esas creencias de la gente hay que respetarlas, porque por aquí en España también hay algunas tradiciones bastante salvajes.

    16 Octubre 2012 | 21:32

  4. Dice ser Fernando

    20 minutos debe hacer una encuesta para que se heche a Antonio larrosa Tenemos que hacer una encuesta para que Antonio Larrosa no pueda hacer comentarios en 20 minutos, pues sus comentarios son pro socialistas y monarquicos y es un plata con tanto clicka sobre mi nombre Y he intentado leer su mierda de novela y no he podido pasar de la pagina 1

    17 Octubre 2012 | 10:20

  5. Dice ser panchenko

    Fernando
    mira soy socialista, larrosa no lo es por el contrario, comparto tus conceptos sobre el individuo pero me parece poco democratico de tu parte lo que deseas hacer con el.
    el campo de las ideas es algo muy fuerte y lo que debemos hacer es combatirlo en ese campo. lo contrario seria actuar igual a lo que el hace que es el apoyo incondicional a los fachistas los cuales quiere que lo reconozcan para asi recibir algun mendrugo. eso lo hace miserable, si no compartimos su comportamiento no lo imitemos porque terminaremos siendo iguales a el, y moralmente no podremos recriminarle nada, salvo el imponernos con el autoritarismo…

    19 Octubre 2012 | 01:33

Los comentarios están cerrados.