BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Razones por las que amo esta bendita profesión

Aunque este blog nació con la idea de desvelar la trastienda del reportero en zona de conflictos, lo cierto es que en estos seis años han sido pocas las entradas en las que me he animado a hablar abiertamente de mí. Llamémoslo deformación profesional, pero prefiero dar voz a los otros, los protagonistas de las historias, y analizar sus contextos.

Hoy vuelvo a hacer una excepción. Y la hago para elogiar este maravilloso oficio de informar, de reflexionar en voz alta y contar historias. Dice la canción de los Red Hot Chili Peppers que “la música nos puede salvar, y lo hace”. Es cierto. La música es nuestra salvación. La familia, los amigos, los valores irrenunciables, la literatura, las series de televisión… y, para los que lo ejercemos con pasión, sin miramientos ni contemplación alguna por las renuncias y sacrificios que nos exige: el periodismo.

El periodismo nos salva. Un momento personal desastroso – de dolor, traición y separación – y esta maravillosa profesión me regala, rodando junto a Jon Sistiaga en Buenos Aires, días tan plenos como el sábado de hace dos semanas. Día que arrancó al alba en Isla Maciel…

10:00 hs

Arrancamos a rodar en la Isla Maciel de Buenos Aires. Jon Sistiaga en acción.

La Isla Maciel se encuentra escindida de la ciudad de Buenos Aires por el hediondo Riachuelo. Ya alguna vez hemos estado allí en este blog. Zona de marginales, delincuentes, narcos, y también de gentes de trabajo y honestidad.

Allí nos encontramos con un grupo de hinchas radicales de fútbol que no dudan en sacar sus armas, en disparar sobre el fondo de esas callejuelas paupérrimas, de esas precarias casetas de chapa, mientras un padre pasa con un niño en brazos, se detiene, nos mira y le da una calada al porro que lleva en la mano.

La condición humana entre las sombras de la violencia y la pobreza. Y todo lo que esta realidad tiene que decirnos sobre nuestras propias suertes y desvelos.

16:30 hs

Seguimos en el estadio de Boca Juniors, la mítica Bombonera, minutos antes del comienzo del partido.

Apenas terminamos de rodar en la Isla Maciel, tomamos el barco y cruzamos a La Boca. Choripán, Coca Cola, y sin tiempo que perder, a las entrañas de la Bombonera. Mostramos permisos, saludamos a responsables de seguridad, de prensa, y de repente allí estamos, en el césped, rodeados de decenas de miles de personas. El rugido de la multitud.

A un lado las animadoras, que bailan sensuales para la multitud. Del otro lado, la famosa Doce, la barra brava cuya historia vinimos a contar.

21:00 hs

Encuentro con Sabina y Serrat minutos antes de tocar en el Luna Park de Buenos Aires.

Debatimos sobre si hay tiempo o no de volver al hotel a cambiarnos. No podemos ir a ver a Sabina con estas pintas. Miramos el reloj. Debemos cruzar medio Buenos Aires. Hay bastante tráfico. Así que nada, a no levantar demasiado los brazos.

Llamamos. Entramos al Luna Park. El mítico Pancho Varona, cerebro musical del tinglado. Después Sabina. Después Serrat, semidesnudo en su camerino. Saludos, fotos, preguntas. Sabina le compone unos versos a Sistiaga. Pasamos a las plateas para ver el espectáculo.

24:00 hs

Después cena en El Obrero, una de las mejores parrillas de Buenos Aires. Y copa en el barrio de Palermo Hollywood. Para cuando tomo conciencia llevo 24 horas en pie, de un lado para otro, y en unas horas nos espera otra barra brava, la de Atlanta, que juega contra River. Iremos con ellos en los autobuses hasta el estadio de Vélez Sarfield.

¿Existe alguna otra profesión que permita vivir tantas vidas en una? ¿Que nos de la posibilidad de salir de nosotros mismos y observar la realidad desde prismas tan diversos y en un lapso de tiempo tan breve como inteso?

A los jóvenes que sueñan con ejercer esta profesión pero que tantas voces agoreras escuchan últimamente sobre su futuro, sólo decirles que vale la pena, que es un oficio maravilloso, que justifica una vida y que le puede llegar a dar sentido en los momentos de adversidad. Una pasión que, entre muchas otras virtudes, a veces también salva.

8 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Lamentablemente no todos los periodistas tienen la oportunidad de vivir una existencia tan maravillosa como usted, conozco a varios que están en el paro y se dedican a hacer lo que sea, lo más rastrero que se pueda imaginar para poder dar de comer a su familia y es que lo del papel empieza a sucumbir y las empresas periodísticas a recortar, como sucede con muchas cosas en este mundo cruel . Le deseo que su bienestar le dure mucho.

    Clica sobre mi nombre

    22 abril 2012 | 10:58

  2. Dice ser Betty

    tienes buenas razones, una jornada intensa y llena de contrastes..una Buenos Aires dentro de muchas, encontrarte con el Nano y Sabina, míticos, y Pancho Varona, no tan mítico pero igual de legendario para la peña sabinera, un lujo que te permite esa profesión,no por eso menos arriesgada..tienes suerte de ganarte la vida haciendo lo que quieres, y haciendolo bien, saludos

    22 abril 2012 | 13:50

  3. Dice ser Adriana

    Lo cierto es que para los espectadores conocer historias que pocas veces son contadas, a través de una investigación de periodistas serios, es lo que nos motiva a no desconectarnos de la sociedad.
    Saludos!

    22 abril 2012 | 16:51

  4. Dice ser IEHutin

    El Obrero es, sin lugar a dudas, de lo mejor de Buenos Aires!

    22 abril 2012 | 17:02

  5. Dice ser Abnehmen Tipps

    Pues no queda más que felicitarle. No hay mayor dicha que la de aquel hombre capaz de hacer lo que le gusta.

    22 abril 2012 | 17:15

  6. Dice ser panchenko

    ANTONIO LARROSA
    aparte de ser un fracasado, no promulgues el de los demas, el que busca encuentra salvo que se este muriendo, y digotelo con conocimiento de causa.

    pedazo de blandengue.

    24 abril 2012 | 00:44

  7. Dice ser Mari Carmen

    Hernan, el poder hacer lo que a uno le gusta es un lujo y una satisfación,asi que me alegro mucho por ti.
    Como siempre, enhorabuena por tu trabajo.
    Desde Kolkata, Namaste bondu

    24 abril 2012 | 15:35

Los comentarios están cerrados.