BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entender Somalia: el ascenso de las milicias sufíes de Ahlu Sunna Waljama’a

La retirada de Al Shabab de los barrios del norte de Mogadiscio – que, sin embargo, continúa realizando ataques puntuales en la capital, con un saldo de 45 muertos el pasado mes y una docena de decapitaciones -, parece haber situado a Somalia nuevamente frente al más complejo y antiguo de sus problemas: los señores de la guerra.

Puesto militar en las calles de Mogadiscio. Noviembre 2010. (HERNÁN ZIN)

Hasta el repliegue de los integristas vinculados a Al Qaeda, los señores de la guerra habían aparcado sus diferencias y ambiciones de poder para enfrentarse a un enemigo común, o había sido expulsados de sus territorios. Ahora que “Los jóvenes” han regresado a sus feudos en el sur, Somalia vuelve al caos en el que se encontraba en 2006, antes de que la Unión de Cortes Islámicas tomase el país.

Recordemos que si aquel heterogéneo conjunto de 13 tribunales islámicos logró hacerse con el control durante seis meses fue porque la población estaba harta de las luchas y abusos de los señores de la guerra con sus lealtades a clanes y subclanes. Algo parecido a los que sucedió entre 1994 y 1996 con los talibanes en Afganistán.

Hoy Somalia vuelve a 2006. Y la debilidad del Gobierno de Sharif Ahmed, que a diferencia del de hace cinco años al menos está presente en la capital, permite vislumbrar que los señores de la guerra serán nuevamente un desafío más allá de las alianzas que algunos de estos personajes han establecido con EEUU y Etiopía en los últimos años.

O, lo que es peor aún, Somalia podría regresar a la situación de 1991 cuando tras la caída del dictador Siad Barre dos señores de la guerra emprendieron una brutal pugna por hacerse con la presidencia del país: Mohamed Farah Aidid y Ali Mahdi. El origen de estos 20 años de guerra civil y Estado fallido.

Por esta razón, para comprender el futuro próximo inmediato de Somalia resulta fundamental conocer la composición, origen y ambiciones de estos grupos armados sobre los que volveremos en próximas entradas de Viaje a la guerra.

Luchar contra los integristas

Ahlu Sunna Waljama’a (ASWJ) es una de las organizaciones que con mayor vigor ha luchado contra Al Shabab. Va más allá de la adscripción a un determinado señor de la guerra o clan, pero su capacidad militar la hace un actor clave en los equilibrios de poder del Gobierno de Sharif Ahmed.

Los miembros de ASWJ son musulmanes sufíes. Hasta el 2008 habían permanecido al margen de la lucha armada. Fueron los ataques de Al Shabab contra sus líderes y símbolos religiosos los que los llevaron a convertirse en una organización paramilitar. Para los miembros de Al Shabab, adscritos al wahabismo, los sufíes son apostatas pues veneran a sus ancestros. De allí las acciones también contra las tumbas que los sufíes convierten en lugares de culto.

De hecho, el origen del grupo en 1991 fue exactamente el mismo. Nació del deseo de defender los valores sufíes frente a la organización Al-Ittihad al-Islamiyya (AIAI), la única que en aquellos tiempos de lucha entre señores de la guerra estaba vinculada con el islamismo integrista. Varios de sus jerarcas se salieron de la Asamblea Islámica de Académicos de Somalia para tratar de unir a las tres órdenes sufíes del país: Qadiriyya, Salihiyya y Ahmadiyya.

Etíopes y mercenarios

Según narra Jeremy Scahill en un reciente reportaje para The Nation, la creación por parte de ASWJ de un brazo paramilitar en 2008 para hacer frente a Al Shabab dejó en un principio “mucho que desear”. Sólo cuando comenzó a recibir ayuda por parte de Etiopía, la milicia fue tomando verdadera forma. La administración de Addis Abeba brindó financiación, armas y entrenamiento al grupo. Estrategia que no podría haber seguido sin el apoyo de los EEUU.

También la empresa militar privada Southern Ace, con base en Hong Kong y vinculada al mercenario sudafricano Edgar Van Tonder, aportó los medios y la experiencia para que ASWJ desarrollara su brazo paramilitar. Un informe de la ONU señala que Southern Ace violó de forma flagrante el embargo de armas. A tal punto que hizo que el precio de las municiones subiera en el país.

Lealtades confusas

Además de presencia en Mogadiscio, ASWJ controla las regiones de Mudug, Gedo y Galgaduud, y partes de Hiiraan, Middle Shabelle y Bakool. El 22 de febrero de 2009, el grupo creó la Administración Central de Somalia, una suerte de gobierno de facto en un territorio casi equivalente a la provincia de Galgaduud. Al frente se situó Sheikh Omar Muhammad Farah.

Sin embargo, esta acción quedó opacada cuando ASWJ firmó en marzo de 2010 un acuerdo con el presidente Sharif Ahmed para integrar el Gobierno de Transición Federal. Recibió cinco ministerios, parte del control de aparato de seguridad nacional y puestos diplomáticos.

En un informe publicado en julio, el Grupo de la ONU para la Supervisión de Somalia manifestó su desconfianza con respecto a ASWJ al señalar que “parecen representantes de potencias extranjeras más que autoridades locales emergentes”. Afirmación que pone en entredicho las lealtades de este grupo ahora que Al Shabab ha emprendido la retirada.

La misma pregunta se podría hacer sobre los señores de la guerra: ¿responden al Gobierno o a las potencias que los arman y financian? ¿Renunciarán al control de sus feudos en favor de un poder central o la guerra civil volverá con nuevos bríos?

Augustine Mahiga, representante de la ONU para Somalia señaló similares dudas en abril de 2011, agregando además que el grupo parece carecer de un liderazgo unificado, lo que dificultaría asimismo las negociaciones.

A favor de ASWJ es importante señalar que el viernes fue una de las organizaciones firmantes de la Hoja de Ruta auspiciada por la ONU para reemplazar el Gobierno de Transición Federal. Acción elogiada por Catherine Ashton.

13 comentarios

  1. Gracias por el artículo. Las guerras parecen interminables y sus razones siempre son el egoismo.

    11 septiembre 2011 | 15:47

  2. Dice ser sac a main

    Bienvenido a tienda nuestra, Más de 10.000 Productos Más Artículos recientes, tales como: Chanel bolsos, bolsos de Gucci, bolsos Coach, Guess Bolsos, EasyTone Reebok, zapatos de Christian Louboutin, gafas de sol Oakley, gafas de sol Gucci, gafas de sol de Louis Vuitton, gafas de sol Ray Ban, zapatos mbt , Norte Chaquetas cara, Timberland Botas, zapatillas nike, relojes Rolex, Louis Vuitton relojes, Ups Skechers Shape, Ventas Precio Reducido uno, y El envío gratis un cualquier Lugar de España, tenia Pocas Posibilidades de no Perder.

    Nuestra tienda

    http://www.cheaphandbags-uk.com

    11 septiembre 2011 | 16:30

  3. Dice ser joseluis404040

    ahi teneis a los negros de somalia por una parte muriendose de hambre y por otra parte llevan 20 años de guerras y guerritas, gastandose el dinero de la ayuda internacional en comprar ametralladoras, cañones, etc y para arreglar las cosas sus mujeres pariendo como minimo 10 hijos y por supuesto nadie se preocupa de cultivar las tierras ni de hacer pozos o embalses para combatir las sequias, estan todos luchando para ver quien manda.

    11 septiembre 2011 | 18:15

  4. Dice ser Bebeto

    Negros a ostiarse, blancos a pagar

    11 septiembre 2011 | 19:01

  5. Dice ser Asuntos internos

    Musulmanes a asesinarse, “infieles” a pagar.

    11 septiembre 2011 | 22:45

  6. Dice ser Jander

    Ni doy un duro de ayuda a Somalia, ni un duro a ONG’s para mantener a parasitos en España.

    Estoy harto de pagar impuestos para que terroristas, asesinos, ilegales, vagos, maleantes y chusma de todo tipo vivan a mi costa.

    Que les den.

    12 septiembre 2011 | 08:42

  7. Dice ser Indignada.

    Solo con un minimo de lo que derrochan los paises de la OTAN, ente ellos el nuestro, se acabaria con el hambre de estos pueblos machacados.
    El hambre, produce odio,sin duda y lleva a hacer cosas impensables a quienes la padecen.
    Que nuestros estomagos no tengan que comprobarlo nunca.Una cosa es pasar hambre, como ellos y otra, tener que hacer dieta para no ser obesos, cosa que dicen que estresa bastante, lo de hacer dieta…

    12 septiembre 2011 | 11:06

  8. Dice ser Indignada.

    Hernán, gracias por tocarnos la sensiblidad, aunque queria decir las narices, con todo mi respeto a ti.
    No estamos por la labor querido…
    Este pais, tan catolico de pacotilla,se olvida de su fe cuando se trata de ayudar a quien lo necesita. Algo que creo recordar (desde mi infancia, pase de dioses y soy una cuidadana libre pero medianamente consecuente) era el principio fundamental de sus reglas.

    12 septiembre 2011 | 11:26

  9. Dice ser Jander

    Indignada

    ¿Acaso no sabes que si los cristianos, budistas, sintoistas….. dan comida a los islamistas no la quieren por no ser halal?

    ¡¡¡ Que les ayuden sus hermanos musulmanes del Golfo, esos que tienen los coches de oro ¡¡¡

    ¿Acaso no sabes que hay ESPAÑOLES pasando hambre en su propio pais?

    Ayuda a esa gente y deja de dar comida a gente que lo unico que se les da bien es estar todo el santo dia “haciendo el amor”, parecen conejas teniendo hijos, y aqúi tenemos solo uno o dos para darles un buen nivel de vida.

    Cada cual es responsable de su vida , y nadie tiene que tutelarla. Querian independencia y ahí la tienen, ahora que le recen a Allah y que les de de comer, que estoy hasta los c…..s de pagar impuestos.

    12 septiembre 2011 | 12:19

  10. Dice ser Una

    Indignada, ya que pides a la OTAN que les den y les vuelvan a dar, yo te propongo que abandones todo lo que tienes, si es que tienes algo, para regalárselo a los somalíes que están en guerra.

    Apelar a la fe de los demás para obtener beneficios me parece de un grosero elevado.

    Mira, si los somalíes quieren comida pueden trabajar y cultivarla, si no quieren hacerlo que prefieren comprarse ametralladoras y esas cosas, allá ellos, yo no tengo dinero para su causa y si lo tuviera ya te digo, me niego a dárselo.

    Fuera para una buena causa… Pero para ver como lo invierten en más guerras, o darles comida para que mañana todavía sigan estando en guerra y puedan matar a algún vecino más… como que no.

    Mi causa es más justa que la tuya, que lo sepas. Prefiero que coman para solucionar sus problemas a darles la comida gratis para que cada día se sigan matando, ¿Ok? Punto, para esta causa no me vas a sacar un euro. Un consejo: Ponlo tú.

    12 septiembre 2011 | 16:45

  11. Dice ser Indignada.

    Parece que ha dolido y no fue mi intencion. Opine en mi derecho, que un minimo del gasto que emplea la OTAN en hacer guerras, podia paliar algo de esa hambruna que padecen pueblos donde hay seres humanos como nosotros. Que no tiene agua, ni vacunas, ni conocimientos,ni libertad de pensamiento para elegir el numero minimo de hijos a tener, para verlos de igual manera, morir de sed, hambre, epidemias y demas …

    Si este comentario tan basico, autorizado, ausente de insultos, por supuesto. Donde alguien expuso su opinion personal, nada mas.Provoco esta reaccion de odio, ira, etc…¿ Que serian capaces de hacerle a quien no dice lo que ellos quieren, tan solo?.
    Es increible al venir de personas a las que se supone con conocimientos, de paises adelantados y probablemente con alto nivel cultural, que ademas y por suerte, no conocen miserias semejantes a las de aquellos de los que se habla.
    Da mucho que pensar esta reaccion, sin duda…

    13 septiembre 2011 | 15:15

  12. Dice ser Una

    Indignada, tiempo atrás me di cuenta de que mi ayuda no les sirve, porque quien tiene que solucionar sus problemas son ellos.

    Por mucho que tú, o yo vayamos ahí, hagamos y demos, ellos harán lo que realmente quieren hacer, y no es lo mismo que queremos nosotros que hagan, no sé si me entiendes ahora. La conclusión es esa, por lo tanto no pasa por mí, mi ayuda no les ha servido de nada, ahora les doy paso a ellos para que solucionen lo que tú crees que quieren arreglar.

    Suerte, lo dice una que se cansó.

    17 septiembre 2011 | 13:20

Los comentarios están cerrados.