BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Nuevas acusaciones de “gatillo fácil” contra Blackwater

El meteórico ascenso de la compañía fundada por Erik Prince fue todo un símbolo del extraordinario tiempo de bonanza del que comenzaron a gozar las empresas militares privadas, que ya en los años noventa habían empezado a multiplicarse en número y contratos, gracias a la estrategia belicista articulada por la administración Bush en su llamada guerra global contra el terror.

Recibieron cientos de millones de dólares por realizar labores de protección, inteligencia, contrainsurgencia, combate y apoyo logístico a las tropas internacionales en Irak y Afganistán. Más allá del debate estratégico, jurídico y ético sobre este fenómeno, nadie puede negar que se cometió un gravísimo error al no haber creado un marco legal que regule su funcionamiento.

La impunidad con la que han actuado, tanto en el respeto por la vida de los civiles como en la justificación de la forma en que gastaban el dinero público que recibían, no ha hecho más que acrecentar la imagen de prepotencia, rapacidad y torpeza que caracterizaron a las aventuras armadas pergeñadas por Rumsfeld y Cheney.

El descrédito de Xe

En este blog hemos seguido las acusaciones contra contratistas privados militares de crímenes en Irak, pero sobre todo contra Blackwater, que de entre todos los errores que cometió destaca el haber tenido un perfil demasiado alto mientras que lo que prima en el sector son el secretismo y los nombres difíciles de pronunciar (Erinys, Aegis, Triple Canopy, Dyncorp…).

Con sus ridículos vídeos promocionales, sus altisonantes anuncios de producción de armamento y la difusión hasta el hartazgo de sus instalaciones y programas de entrenamiento en Carolina del Norte, Prince quería que su empresa se convirtiera en el símbolo por antonomasia de los servicios privados en la guerra.

Consiguió todo lo contrario: una aguas negras en las que ya pocos gobiernos y empresas parecen querer navegar, de allí el cambio de nombre y la división de la compañía. No en vano el 7 de mayo se vio obligada a dejar de operar en Bagdad por orden del gobierno iraquí. Ha sido Triple Canopy quien se ha hecho cargo de sus contratos. En el resto del país podrá seguir operando hasta el mes de septiembre.

El pasado viernes nos hacíamos eco de las denuncias por abusos racistas en el Mc Arthur, embarcación de Blackwater que en teoría saldría a la caza de los piratas en el golfo de Adén, y que se suman, entre otras causas judiciales, al proceso por el asesinato de 17 civiles en Bagdad.

Ahora, cuatro empleados de una filial de la compañía, llamada Paravant, están siendo investigados por matar a un afgano y herir a otros dos en Kabul después de un accidente de coche, en lo que podría ser otro caso de gatillo fácil.

Ya en este blog dimos cuenta el año pasado desde Kabul del clima de nerviosismo que se vive en sus calles. Cada alto cargo extranjero que llega a una reunión, o inclusive a cenar en el jardín de la Gandamack Lodge, es escoltado por soldados privados que cortan el tráfico a placer, que se bajan con sus gafas de sol, sus chalecos antibalas, sus pinganillos en el oído y sus fusiles M4 sobre el pecho.

Anne Tyrell, portavoz de Xe declaró a Reuters:

Paravant puso fin a los contratos de los cuatro individuos involucrados en el incidente por no cumplir con los términos de su contrato, que requiere, entre otras cosas, el cumplimiento de la ley, regulaciones y políticas de la compañía.

De Eric Prince a otro príncipe, Lorenzo II de Médici, al que Nicolás Maquiavelo escribía el siguiente consejo:

Las mercenarios y auxiliares son inútiles y peligrosos; y el príncipe cuyo gobierno descanse en soldados mercenarios no estará nunca seguro ni tranquilo, porque están desunidos, porque son ambiciosos, desleales…

Aunque este texto viera la luz en el año 1513, parece de absoluta actualidad.

15 comentarios

  1. Dice ser sms

    soy todos unos payasosBlackwater es mia y solo mia

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    Buena semana a todos… HZ

    18 Mayo 2009 | 13:49

  3. Dice ser Quizá

    Tema delicado.El uso de mercenarios ha sido recurrente a lo largo de la historia, en muchas ocasiones con notable éxito. No son pocos los gobiernos, estados, e incluso imperios que han visto salvados sus traseros gracias al uso de mercenarios.Pero es un arma de doble filo: si se acaba el dinero, se acaban los mercenarios.La situación actual mucho me temo que es un terreno abonado para que aparezcan cada vez más este tipo de soldados. Ya no solo contratados por entidades privadas, sino a sueldo de los propios gobiernos. Es una forma de llevar a cabo el tipo de guerra bastante sucia que últimamente vemos sin tener que lidiar con listas de bajas “oficiales”.Si nos centramos en los EUA vemos que hoy en día empiezan ya a tener problemas de reclutamiento de tropas. Reconocen que están metidos en demasiados fregados simultáneamente con los problemas que ello conlleva, por ejemplo la dificultad para organizar relevos.El uso mas o menos oficial de mercenarios en los teatros de operaciones más grises o secundarios surge de forma casi natural.Es un poco triste reconocerlo, pero sospecho que vamos a ver cada vez más compañías al estilo Blackwater en los próximos años.Crea aquí tu página web gratis.

    18 Mayo 2009 | 14:51

  4. Dice ser aquellas historias

    Asquerosa compañía. No quiero ser un grosero pero que se pudra para siempre y que aparezca jamas…Visitad: http://aquellashistorias.wordpress.comGracias y Saludos…

    18 Mayo 2009 | 15:34

  5. Dice ser Bolsa

    Esta empresa siempre esta envuelta en problemas legales sobre su actividad, y quien lo paga? Los civiles, como siempre.

    18 Mayo 2009 | 15:49

  6. Dice ser Romina

    Esta y otras cientos de empresas, monopolios, multinacionales o como quieran denominarlas, son el fiel ejemplo del poder en manos de “mafiosos”, (en el más amplio sentido de la palabra).Habria que dejar claro que los paises mencionados en esta Entrada no son solo los perjudicados, sino que el mundo esta en peligro por este tipo de poderosos.Que pena que aun no se haya hecho nada y solo se haya comenzado por cambiar el nombre.Saludos de Argentina.

    18 Mayo 2009 | 17:16

  7. Dice ser Alguien

    Oye Hz, a ver si me dices donde enviarles el currículum, plz xD

    18 Mayo 2009 | 17:54

  8. Dice ser Pepe22

    alguien bastante tonto del culo x lo que veo…

    18 Mayo 2009 | 18:08

  9. Dice ser CArlos

    Habeis visto la pelicula ” la sombra del poder”, pues algo asi podria pasar

    18 Mayo 2009 | 18:49

  10. Dice ser Alguien

    :* pedospedos

    18 Mayo 2009 | 18:50

  11. Dice ser Fornicador_de_yankis

    Asquerosos Yankis propagadores de muerte y miseria. Asco de justicia internacional que no para los pies a quien realmente debe. Asco de armas y guerras. Espero que algundía toda esta gentuza se pudra en el puto infierno, si existe, aunque pensandolo bien, estas alimañas disfrutarian en el infierno. Digo lo del infierno, porque en la tierra no existe tribunal con un par de pelotas para encarcelar a toda esa mugre, a sus ideólogos y a la asquerosa bazofia que hace uso de sus servicios.

    18 Mayo 2009 | 20:01

  12. Dice ser JC

    Referencia del artículo agregada, por su interés divulgativo, en la sección VIP’s de http://dia10paz.wordpress.com/

    18 Mayo 2009 | 20:11

  13. Dice ser undercover

    “nadie puede negar que se cometió un gravísimo error al no haber creado un marco legal que regule su funcionamiento”Claro, seguro que se les pasó el apartado legal en esto cuando para cualquier otra cosa son sumamente cuidadosos en incluir un apartado legal a todo lo que pueden para evitar responsabilidades, entre otras cosas.Que me chupen un pie!

    18 Mayo 2009 | 20:13

  14. Dice ser Pseudo jazzístico intelectualoide

    Una consecuencia más del salvaje neoliberalismo monetarista que domina el mundo.¡¡Acabemos con él!!Así, cómo no creer en la teoría de la conspiración…

    18 Mayo 2009 | 21:33

Los comentarios están cerrados.