BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

La historia de los aviones no tripulados (2)

Los aviones tripulados se han convertido en los grandes protagonistas de las guerras contemporáneas y en el componente insoslayable de todo presupuesto de defensa. Para comprender cómo funcionan y las implicancias que tiene esta revolución en la estrategia bélica, seguimos adelante con el intento de reconstruir su historia.

La semana pasada vimos el rol del actor inglés Reginald Denny, y las circunstancial aparición en escena de Marilyn Monroe, en los primeros desarrollos de los drones. Esta semana toca el uso de estos ingenios en Vietnam, y el cruce de historias que va desde Charles Lindbergh y el Spirit of Saint Louis, hasta Norman Sakamato, un japonés que pasó dos años de su vida en un campo de internamiento de EEUU.

No sin mi nombre

Nacido en Parsons, estado de Kansas, Tubal Claude Ryan tenía la costumbre de ponerle su apellido a cuanta empresa creaba. La primera línea aérea de pasajeros de los EEUU, que en 1925 comenzó a realizar vuelos entre San Diego y Los Ángeles, se llamaba justamente Ryan Flying Company, para pasar a ser conocida más adelante como Ryan Airlines.

Se dice que no formó parte del proceso de producción por parte de la compañía del monoplaza bautizado como Spirit of Saint Louis, que el 20 de mayo de 1927 condujo a Charles Lindbergh a través del Atlántico, en un maratónico vuelo de 33 horas y 30 minutos, desde Estados Unidos hasta Francia. Un año antes había vendido las acciones de la compañía a su socio, Benjamin Frankley Mahone. Eso sí, la aeronave recibía el nombre oficial de Ryan NYP (siglas que señalan las ciudades unidas en el histórico periplo: “New York to Paris”).

También en 1927, dio vida a Ryan Aeronautical Company, que se dedicaba a importar motores de la empresa Siemens desde Alemania. Un lustro más tarde, creó una academia de aviación en San Diego, que funcionó bajo la denominación, como no podía ser de otra manera, de Ryan School of Aeronautics.

Pero el éxito le llegaría con su cuarta empresa, Ryan Aeronautical Company, lanzada en 1934. Poco satisfecho con el desempeño de los aviones de entrenamiento que se usaban por aquellos tiempos, dio vida al modelo Ryan ST (Sport Trainer), que tuvo un enorme éxito y que exportó a decenas de países en América Latina, Asia y Europa para las prácticas de pilotos tantos civiles como militares.

Después de la segunda guerra mundial, Ryan Aeronautical Company empezó a producir aviones no tripulados como el Ryan Firebee, que era usado como blanco, y el Ryan Firebird, que es considerado el primer misil lanzado desde el aire para impactar objetivos también en el aire. Ambos tenían motores de propulsión a chorro.

La crisis de los misiles y Vietnam

Sin embargo, la idea que comenzaría a transformar el uso de estos dispositivos aéreos manejados a control remoto, la tendría en 1960 un ingeniero llamado Norman Sakamato, al que se le había ocurrido que los drones podrían llevar cámaras de fotos en el morro para realizar labores de reconocimiento y espionaje.

Una idea que no había deslumbrado a los militares, hasta que el 27 de octubre 1962 un avión espía Lockheed U-2 fue derribado sobre Cuba por misiles antiaéreos soviéticos SA-2 durante la crisis que enfrentó a Kennedy con Nikita Jrushchov, empujando al mundo al acantilado de una guerra nuclear.

Meses antes, las fuerzas Aéreas de los Estados Unidos habían dado un millón de dólares, dentro del marco del programa Big Safari, para que el Ryan Firebee fuese convertido en un avión no tripulado espía, que podía ser lanzado tanto desde tierra como desde las alas de un avión DC-130 Hercules, y que tenía la capacidad para recorrer 1.930 kilómetros a más de 55 mil pies de altura.

Más de mil unidades, bajo el nombre en clave de Lightning Bug, volarían por los cielos de Vietnam sacando fotografías de los objetivos enemigos y bloqueando radares durante el enfrentamiento armado contra los vietnamitas.

Paradójicamente, Norman Sakamato, que trabajaba para Ryan- Teledyn, pues Tubal Claude Ryan había fusionado su empresa, había pasado junto a su familia los dos primeros años de la segunda guerra mundial en un campo de internamiento para japoneses situado en el estado de Arizona.

(En la próxima entrada, el desarrollo que haría Israel de esta tecnología a partir del Líbano hasta que los EEUU la recuperan en los años noventa con el surgimiento del Predator).

9 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Romina, Daniel, muchísimas gracias x vuestras palabras. Se valoran más de lo que imagináis. RdD me parece un tema importante, pero carezco del conocimiento para abordarlo, lamentablemente… Abrazos!! HZ

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    No soy experto en cuestiones aeronáuticas – bueno, no soy experto en nada – así que toda sugerencia, crítica, observación, es bienvenida.Buen descanso… HZ

    08 mayo 2009 | 17:04

  3. Dice ser aquellas historias

    Muy bueno el post! Felicidades por el post! Es muy preocupante todo este tema…Si quieres formar parte de las historias mas extraordinarias e impresionantes, este blog es tuyo! Tu tambien puedes mandar tus historias! Gracias!Es http://aquellashistorias.wordpress.como Google: aquellas historiasPD: Esto no es spam, solo intento que la gente lo vea, gracias!

    08 mayo 2009 | 19:59

  4. Dice ser silvi

    excelente el post!!!como siempre.Un Beso y buen fin de semana…te lo mereces Hernán.

    09 mayo 2009 | 05:39

  5. Dice ser RdD

    Hernán, me gustan tus artículos y el modo de enfocarlos, pero quiero hacer un comentario que espero sirva para la reflexión, aunque nada tiene que ver con el tema que estás tratando en este momento.Alguien recuerda el V centenario de Colón?, sí claro, como no, todo el mundo conoce este tema.Este año, es el IV centenario de la expulsión de los moriscos de España, y veo que la mayor parte de los medios de comunicación que se dedican a hablar de este tipo de hechos, no se ha molestado en hacer un homenaje significativo a la cultura judeo musulmana de aquella época.Fue un hecho importantísimo dentro de la cultura española, pero parece que nadie quiere recordarlo.Hernán, mueve ficha, tu puedes!. Y ellos merecen un homenaje.

    10 mayo 2009 | 15:30

  6. Dice ser Romina

    Hernan:Debo confesar que soy una argentina orgullosa de que no solo seas argentino sino de la ejemplar labor que emprendiste con tu poca edad.Yo tengo 25 años y a los 21 tambien me recibi de lic. en comunicacion social, en la ciudad de la plata. Conoci tu trabajo cuando lei, por mi impaciente curiosidad, la revista VIVA del diario clarin, de Argentina; que te dedico un nota muy interesante. Desde ahi no pude dejar se seguir tu trabajo.Estoy intentando conseguir tus libros. Ya que se me complica orque vivo a 350 km de capital. Vivo a orillas del mar… pero lo lograre. Cuando lo haga te dejare un comentario.SaludosRomina

    10 mayo 2009 | 16:41

  7. Dice ser Daniel

    Hernàn, como siempre, tus informes y crònicas son excelentes, toda mi admiraciòn, a tu objetividad, sensibilidad y coraje para enfrentar y decir las cosas. Harìan falta muchos Hernàn Zin para empezar a tener un mundo diferente, mas humano y solidario.Daniel (desde Chacabuco, Prov. de Buenos Aires, Argentina)

    11 mayo 2009 | 03:55

  8. Dice ser pepe

    Llevo varios dias entrando en todos los blogs leyendo las opiniones de antonio larrosa, y veo que aqui en este nunca hay ninguna ¿Es que lo borras? Si es asi no deberias hacerlo pues larrosa parece que tiene mucho poder y a lo mejor sales perjudicado .

    11 mayo 2009 | 10:20

  9. Dice ser bbfgfef

    bgdrtdtd

    13 mayo 2009 | 20:42

Los comentarios están cerrados.