BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Juguetes y armas: las peripecias de Papá Noel en Bagdad

El gusto por ciertos juguetes, así como por determinados programas de televisión y grupos musicales, permiten rescatar de tiempos pretéritos las pasiones, idiosincrasia y realidad histórica de generaciones de adultos que algún día fuimos niños.

En mi infancia, encontrar bajo el árbol de navidad un coche Matchbox siempre despertaba un brillo en los ojos. Se trataban de réplicas en miniatura de vehículos reales que uno hacía correr por los pasillos de casa, por los bordillos de las aceras, por los bancos de la escuela, imitando con la boca el sonido del motor, bruuuuuuuuum, o el pitido del claxon, piiii, piiiii, en el caso de que se encontrara con el cochecito de otro niño.

Por la noche, aquel modelo a escala, con las ruedas de plástico gastadas de tanto trajinar por todas partes, volvía a su caja azul, donde descansaba junto a sus compañeros a la espera de otro día de juegos.

Hoy, en algunos mercadillos así como en Ebay, se pueden comprar esos mismos cochecitos que no pocos nostálgicos de las autopistas imaginarias, pobladas de onomatopeyas y carreras a toda pastilla, compran con la esperanza de recuperar aquel sabor inocente, aquella infancia de remolonas e interminables tardes con amigos, que caracterizaron a los años setenta.

Todavía no existía el universo de los videojuegos, al que me asomé por primer vez en mi vida hace unos meses en Afganistán, cuando pasaba las noches jugando junto a los soldados de EEUU al Call of Duty, en la valle de Tagab (para ser siempre derrotado de forma humillante).

Lo que tendríamos, años más tarde, sería un primitivo dispositivo en el que dos rectángulos se movían de forma vertical para pegarle a un punto blanco. Aún había espacio para la imaginación, ya que se suponía que aquello era una pista de tenis.

Juguetes por juguetes en Bagdad

Ciudad Sadr era, hasta la tregua firmada en el mes de mayo, un lugar inexpugnable para las tropas de EEUU en Irak. Desde allí, las milicias del “Ejército de Mahdi” atacaban las zona verde de Bagdad. Algunos de los enfrentamientos más sangrientos de la capital tuvieron lugar justamente en las calles de ese barrio chií rodeado hoy de muros y sometido a una estricta vigilancia.

La decisión del gobierno de Nuri al Maliki de terminar con la vieja ley de “un AK47 por casa”, empuja a las fuerzas estadounidenses e iraquíes a realizar rutinarias inspecciones en las que confiscan cuantas armas encuentran. Sólo pueden permanecer con ellas quienes cuenten con un permiso en regla o que pertenezcan a las fuerzas de seguridad locales.

Según informa Danger Room, los soldados de EEUU también se llevan consigo todo juguete que se asemeje a un arma: tanto sea la réplica de madera de un fusil o una pistola de plástico. Intentan evitar las muertes de inocentes, pues en la distancia aquellos juguetes pueden ser confundidos con armas reales.

El capitán Andrew Slack, que dice que nunca se había imaginado que su misión en Irak pasaría también por confiscar juguetes, no quiere dejar a los niños con las manos vacías.

Consciente de la rabia y el hartazgo de la población civil tras seis años de ocupación, les entrega a los chavales de Bagdad un cochecito Matchbox y una carta en árabe explicando las razones del obligado canje.

Por lo que el Papá Noel iraquí en lugar de traje rojo lleva uniforme de diseño digital, casco, fusil M4 y más que a regalar se dedica al intercambio. Por otra parte, es él quien escribe las cartas.

Generación perdida

Quizás, dentro de algunos años, ellos no sólo se recuerden como la generación que sufrió las consecuencias de las mentiras, los abusos y la guerra inmoral de la peor administración que pasó por la Casa Blanca, que quiso convertir en realidad el sueño imperial de los neoconservadores, y que hizo aún más ricos y poderosos a sus empresarios amigos de la extrema derecha cristiana.

La generación que fue testigo de la lucha fratricida entre suníes y chiíes, y del odio cobarde e inhumano de Al Qeda. La generación del hambre, de los refugiados, de las escuelas cerradas y los hospitales sin médicos, de las calles y los mercados tapizados de cadáveres de inocentes.

Tal vez también se recuerden a sí mismos como la generación a la que le cambiaron los fusiles de madera por los cochecitos Matchbox. Aunque vislumbro que, a diferencia de nosotros, lo harán sin rastro alguno de nostalgia.

13 comentarios

  1. Dice ser fotocasa

    es triste pero es una forma de lamentar posibles equivocaciones.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser carlos

    menuda mierda

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Hernán Zin

    Con el recuerdo de los cientos de millones de niños que han pasado estas navidades jodidos por la guerra y por la miseria…Saludos, HZ

    26 diciembre 2008 | 17:28

  4. Dice ser Hernán Zin

    Por cierto, gracias a todos por las felicitaciones de estos días. Gracias por la compañía y la amistad… HZ

    26 diciembre 2008 | 17:36

  5. Querido Hernán:Desde este día después de la Navidad cálida al sur del mundo… ¡un gran abrazo! y sobre esta entrada… si, es verdad, todo depende con el cristal que se lo mire, las mismas cosas no traen los mismos recuerdos… pero quizás, para algún chico pueda ser también un destello de imaginación como aquella que teníamos cuando nosotros eramos chicos en los 70… ¿el mundo era diferente? si… y seguramente no… pero lo que sentimos… pueden ser lo “diferente” ¿verdad?Ojalá… ojalá haya algo de distinto con un cochecito Matchbox…Otra vez, FELICIDADES!Un beso grande!Ana

    26 diciembre 2008 | 19:00

  6. Dice ser Sonrisa Radiante

    Tristes las navidades de esos niños entre guerras,miserias pero ahi que coger fuerzas para seguir luchando.No descarto en un futuro viajar a zonas de conflicto a brindar amor cariño y comprension a esos niños.En mi corazón queda Karen la niña colombiana que huyo de la guerilla su mirada y el amor que le brinde y me colmo de gratitud y más amor.Estos días estoy melancolica veo a la gente consumir y olvidarse de las cosas realmente importantes solidaridad,ayudar,escuchar,estar pero así esta el mundo manda el egoísmo,el aparentar,el ser el mejor,orgullo,prepotencia y donde se queda la humildad,no destacar,el escuchar…..así de triste.Al leer ahora tu nueva entrada me ha entrado nostalgis de las navidades sencillas que nos divertiamos interpretando obras o cantando villancicos ahora los niños piden juguetes y unos pocos celebran el verdadero espirítu de la Navidad.Gracias Hernán por tu entrada me da fuerzas para seguir luchando por un mundo más justo aunque me quede sola ya que la gente de mi entorno no me entiende ni comprende,gracias de corazón.Abrazos:S.R.:)

    26 diciembre 2008 | 19:25

  7. Dice ser Silvia

    Hola HernánA lo mejor los mas pequeños, pasados los años si tengan buenos recuerdos de este intercambio forzado, intercambio que seguramente les resulta incomprensible, pero es mejor para cuidar sus vidas. Siempre que observo a mis alumnos jugar los veo imitar peleas, disparos, patadas voladoras, ruidos de armas “modernas” y cuando les ofrezco otro juego lo dejan de lado les cuesta imaginar, no se por que extraño motivo la violencia siempre es lo mas fácil para imitar y claro no requiere de imaginación y es lo que se ve a diario, me imagino en esos lugares en donde está instalada desde que nacieron y pasa a ser algo natural. yo tengo esperanzas que si van a tener nostalgias cuando sean grandes, quizás recuerden con nostalgia el día en que les regalaron un autito matchbox que les permitió jugar a algo diferente.

    26 diciembre 2008 | 22:02

  8. Dice ser ROBERTO AMORIN

    Hola Hernan.Poco a poco, sigo leyendote desde q nos conocimos alla en Marjayoun.Espero q todo te vaya bien y q te cuides y evites lios chungos.Un saludo

    27 diciembre 2008 | 11:42

  9. Israel mata hoy a más de 200 palestinos: mañana domingo 28 a las 12h concentración Embajada de Israel de Madrid.

    27 diciembre 2008 | 21:21

  10. Dice ser joss

    Hola a todosLo que me pregunto es que sera de estos niños de la guerra en el futuro ya no solo hablo de que no tendran posibilidades de ascender socialmente porque no puedan ir a la escuela hablo de su comportamiento cuando sean mayores.En una novela basada en hechos que leí este verano verano y que ya he recomendado y es “Cara robada” de Latifa la protagonista, una mujer afgana de cuando los talibanes gobernaban afganistan,paso por un control en el que fue cacheada por un niño afgano que tenía un fusil(los hombres afganos no podian cachear a las mujeres)y se hacía la misma pregunta que yo.Viendo la situacion actual de afganistan,parece que quienes en esos tiempos fueron niños educados en esa sociedad ahoran son los nuevos talibanes.A estas horas van 210 muertos por los ataques, habra que esperar para saber la cifra total

    27 diciembre 2008 | 23:02

  11. Dice ser J

    Todos mañana a la manifestación ante la embajada de Israel. 12.00 h Calle Navarra 35 (metro estrecho L1) Madrid

    28 diciembre 2008 | 03:02

  12. Dice ser Mar

    Hola a todos y Feliz Navidad!!!Aunque realmente con tantas muertes en el lugar donde nacio Jesus, es muy triste.Yo me pregunto si la violencia debe ser contestada con mayor violencia!!! Me parece que no y lo vemos a diario en distintas partes del mundo (Afganistan, Israel,etc…)Creo que es hora que la Comunidad internacional haga algo contra tanta injusticia. Deben de tratar de parar la masacre de un lado y del otro (aunque el más perjudicado es el pueblo Palestino). Yo creo que los judios deben reflexionar y pensar si ellos no se estan comportando como Hitler. Y no hay excusas de defensa, ya que ese loco aleman tambien pensaba que debia exterminar para poder vivir en paz y mejorar la raza. La historia se repite pero siendo otros lo que ejercen el poder.Parece que el ser Humano no aprende.Que tristeza!!!!Besos

    28 diciembre 2008 | 05:06

  13. En Irak, generaciones de niños han jugado con pistolas y granadas, y lo seguirán haciendo después de que el último de los “liberadores” allá saqueado el país sin arreglar ninguno de los problemas de los iraquíes de la calle.

    28 diciembre 2008 | 18:08

Los comentarios están cerrados.