BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Barack Obama y las guerras fantasmas

La prensa escruta hasta el más mínimo movimiento público de Barack Obama. Ayer comentaban en la CNN que el próximo presidente de EEUU está leyendo el libro Ghost Wars del periodista Steve Coll, ganador en dos ocasiones del premio Pullitzer y presidente de la New America Foundation.

Entre la inacabable sucesión de elogios que recibe Obama, hay uno que se repite con bastante asiduidad: que se trata de un hombre muy interesado por la historia.

Parece que durante la campaña electoral estaba estudiando con detenimiento los primeros años de gobierno de Ronald Reagan, otro presidente que tuvo que enfrentarse a importantes desafíos apenas asumió el poder.

El libro de Steve Coll, publicado en 2005, relata de forma amena, casi novelística, cómo los EEUU armaron y brindaron fondos, durante la guerra contra los soviéticos en Afganistán, a ciertos islamistas que luego se convertirían en sus enemigos más acérrimos, entre los que se encontraba Bin Laden.

Tiene algún paralelo con las obras de Seymour Hersh, por lo extraordinaria que resulta la información que brinda, aunque su presentación es mucho más ordenada que la del periodista que alcanzó la fama denunciando los crímenes de EEUU en Vietnam.

Aprender de la historia

Resulta positivo que Obama se fije en el pasado para no repetir los mismos errores. Si hay algo que sorprende de muchos políticos es lo ignorante que son de los avatares de tiempos pretéritos y la pasión con que se obstinan en imitarlos.

Quizás haya sido Robert Fisk el periodista que ha señalado con mayor acierto cómo las fallidas estrategias seguidas por Occidente durante las últimas décadas en Oriente Próximo no son más que una repetición del pasado.

Pero también es cierto que se espera tanto de Obama que no le va a alcanzar con mostrarse más dialogante y menos beligerante que sus antecesores. No le será suficiente con sacar a las tropas de Irak, negociar con los talibanes en Afganistán y tratar de desmontar Guantánamo (lo que no es una tarea sencilla).

Desafíos sin precedentes

Por otra parte, muchos de los desafíos que debe enfrentar carecen de claros precedentes, como el derrumbe del sistema financiero globalizado y el cambio climático.

The Economist se pregunta en su último número qué hará Obama con respecto a las matanzas en el Congo y Darfur. En este caso sí hay antecedentes: la vergonzosa retirada de Somalia, la inacción de la ONU frente al genocidio de Ruanda, en contraposición a los resultados menos insatisfactorios en Sierra Leona, Liberia y Kosovo.

Sin embargo, no parecen suficientes para que se establezca una línea clara de actuación. Y tal vez sea en el ámbito de las llamadas “intervenciones humanitarias” donde Obama podría llegar a demostrar una profunda transformación de la lógica que impulsa a EEUU a movilizar a sus soldados por el mundo. Entonces sí se trataría de una auténtica revolución.

11 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    No se puede negar que Obama ha hecho suyas las esperanzas de cambio de millones de personas. Humildemente, a uno le gustaría que vivir en democracias mucho más maduras, ágiles y participativas, en las que los ciudadanos pudiésemos participar más aún en los cambios, sin que dependa del coraje de una persona, sino de todos. Saludos!! HZ

    17 noviembre 2008 | 22:30

  2. Dice ser ramon frias

    obama tiene que haser realidad que su frase “si nosotros podamos”pueda lograr cambiar el rumbo de la historia de in pais que a manejado la geopolitica de guerras tan desasertada y cambiarla,por una de mejor menejo economico a lo interno de los estados unidos

    18 noviembre 2008 | 01:08

  3. Dice ser Agustín González

    Cuando Clinton envió a los Deltas a Somalia en 1993, la opinión pública no lo entendió y lo criticó. Con las primeras 19 bajas, la prensa lo crucificó, la gente le siguió la corriente y se decidió retirar las tropas de allí.Un año después lo crucificaron por no intervenir en Ruanda.Yo me pregunto: ¿No entendemos todavía que estas “intervenciones humanitarias” la gente no las entiende? ¿Que las únicas “intervenciones” válidas para la opinión pública son las que conllevan algún interés para el país invasor?No seamos tan caraduras, por favor. Si Clinton no intervino en Ruanda fue porque no podía arriesgarse a una nueva intervención “fallida”. Y la culpa de eso la tiene la gente. Cada uno de los miserables votantes de EEUU.No creo que Obama cambie mucho. They are and always have been the United States of America.Slds.

    18 noviembre 2008 | 04:37

  4. A todos los que nos apasiona la historia nos alegra que el nuevo presidente de EEUU comparta esta pasión.

    18 noviembre 2008 | 10:15

  5. Dice ser Anakin

    Obama va a ser el mejor pte de EEUU. Al menos, tiene el apoyo de medio planeta.Hasta un rap le han hecho! Mirad el rap.http://www.planetaverde.tv/index.php/ppal/index/1/294/4/all//1

    18 noviembre 2008 | 11:22

  6. Dice ser Silvia

    Ojala que las esperanzas, no sean solo eso,simples esperanzas, debe de ser muy difícil sentir sobre tus hombros el peso de todo un mundo esperando el anhelado cambio, ojala éste dependiera de todos y no solo del interés económico y político de unos cuantos.

    18 noviembre 2008 | 12:45

  7. Dice ser Sonrisa Radiante :)

    Si estudiar el pasado le ayuda a mejorar el presente bienvenido sean todos los libros.Abrazos:S.R. 🙂

    18 noviembre 2008 | 13:59

  8. Dice ser Temperley1984

    Lo que dice Agustin tiene mucha razón en respeto a la aceptación pública de las intervenciones humanitarias. Desafortunadamente, cuesta mucho entender estas intervenciones, encima si conllevan bajas. Además, los intereses económicos son mixtas – por un lado la intervención humanitaria requiere menos armamento, amunición, etc, pero como en muchas ocasiones se trata de construir colegios/ hospitales etc pues los contratos para ésas obras públicas humanitarias son lucrativos. En fin, a mi pesar, comparto la opinión de Agustin que Obama, por sí solo, no va a poder cambiar el rumbo del ejercito americano y sus misiones. Habría que esperar, como dice el cronista, a que la democracia madure suficientemente para que todos podamos participar mas en los cambios.

    18 noviembre 2008 | 14:30

  9. Dice ser Jesús

    Zin, por favor, dale caña a la guerra del coltán. Yo acabo de poner algo en mi blog (no por primera vez), pero el tuyo es bastante más visitado. Esa guerra “escondida” en la selva se tiene que acabar… básicamente desde las multinacionales tecnológicas y los compradores del mineral.Muchas gracias. Un abrazo,Jesús

    18 noviembre 2008 | 16:27

  10. Dice ser margarita

    Mis comentarios son en realidad ilusiones.Espero que el futuro presidente Obama pueda manejar tan terribles dias que se avecinan.Espero que los ciudadanos del mundo estemos a la altura de las circunstancias,ayudemos sin poner palos en la rueda.Espero que los ciudadanos de EEUU concurran siempre a las urnas para que nunca mas tengan y el resto del mundo por consecuencia, padecer un presidente como el saliente,IN NOM BRA BLE!!!!Espero que las politicas del futuro sean menos sanguinarias, mas humanas, que los gobernantes trabajen por el bronce..Como lo hicieron tantos hombres y mujeres que brillaron por buenas ideas antes que grandes rentas,estoy muy ilusionada con la futura primera damaEspero que las grandes corporaciones le permitan gobernar a Obama , que los jovenes de hoy no tengan que llorar como lo vivi yo….El asesinato de un presidente como JFK.Espero ilusionada a este joven presidente…

    19 noviembre 2008 | 05:23

  11. Dice ser royer

    me parece muy buena la accion de obama

    26 diciembre 2008 | 18:45

Los comentarios están cerrados.