BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

De Afganistán al Congo: donde los relojes corren en sentido contrario

Las calles de Bukavu están tan plagadas de baches que cada desplazamiento se hace lento, tortuoso. Los edificios que las rodean, en ruinas y cubiertos de suciedad, hablan a través de sus fisonomías modernistas de tiempos pretéritos, de aquellos años de la colonización belga en que esta era considerada la ciudad más bella de África.

El mundo avanza, progresa, a trompicones, no pocas veces de forma injusta, autodestructiva en su relación con el medio ambiente, pero avanza. Sin embargo, hay sitios en los que ni siquiera se da este proceso, en los que las agujas de los relojes corren en la dirección contraria.

En este sentido ha sido muy curioso enlazar dos destinos: Afganistán y el Congo. Pues en ambos lugares uno tiene la sensación de que en términos generales todo ha ido a peor, de que las condiciones de vida son ahora mucho más duras que hace cincuenta años o cien años.

Basta ver, a grandes rasgos, los niveles de malnutrición, de mortalidad infantil, de una y otra época. Uno de los efectos más perversos de la guerra: su capacidad para detener, para anclar en el odio y la violencia, los avances personales y colectivos.

Kabul

“Kabul es una ciudad que crece rápidamente, donde altos edificios modernos se empujan frente a ajetreados bazares y grandes avenidas llenas con un flujo brillante de turbantes, jóvenes vestidos de forma alegre, niñas de escuela con minifaldas, y una multitud de caras atractivas…”, escribió en 1977 Nancy Dupree, en el libro A Historical Guide to Afghanistan.

Primero fue la invasión rusa, luego la guerra civil entre los muyahidines, y finalmente el régimen represor de los talibanes, los que convirtieron a la capital afgana en un lugar miserable, en una sucesión de edificios en ruinas que parecían más los restos de una excavación arqueológica que el andamiaje de una urbe de cinco millones de habitantes.

Con la invasión de 2001, la ciudad ha tomado la típica fisonomía de los lugares donde desembarcan las fuerzas de EEUU. Aunque buena parte de la arquitectura ha sido reconstruida, ahora sus calles están atiborradas de muros de cemento, atenazadas por el miedo a un atentado bomba.

Todo un símbolo, al igual que Bagdad, del choque entre el integrismo de los noeconservadores y el de los extremistas islámicos (mucho más parecido en su discurso centrado en Dios, y en su pensamiento monolítico y sin fisuras, de lo que podría parecer a primer vista).

Los niveles de pobreza en Kabul siguen siendo apabullantes. Niños que trabajan, mujeres que mendigan, aunque ahora, en medio de la paranoia y las sirenas de los todoterreno en los que se mueven militares y diplomáticos con la protección de los hombres de empresas privadas como Dyncorp.

Los relojes han vuelto hacia atrás en la capital del país del Hindu Kush, no se ven minifaldas sino burkas. Otra historia es la de la población rural, que siempre ha vivido en una suerte de medioevo, saltando de trifulca local en trifulca local, de guerra en guerra.

Bukavu

Las fotos del antiguo Bukavu también hablan de un regreso al pasado. Muestran una ciudad de arquitectura Art Decó bien propia de los años treinta y cuarenta (líneas curvas, estructuras tubulares y motivos náuticos).

Una urbe limpia, ordenada, de calles asfaltadas, cuando era conocida como Costermansville y constituía el centro administrativo de la colonia belga en los Kivus.

Repaso las imágenes amarillentas, marchistas de antaño. Busco los mismo edificios. Y hoy los encuentro tapizados de suciedad, con cartones a modo de cristales en las ventanas, atiborrados de familias que luchan por subsistir.

En el pasado, los turistas viajaban desde Europa para disfrutar de la belleza del lago Kivu. Se movían en trenes en los que gozaban de los mismos lujos que en la metrópoli. En la urbe había electricidad, agua corriente, hospitales. Hoy, apenas hay unas pocas horas de corriente al día y los centros de salud resultan casi inexistentes.

Claro que en aquellos momentos la población autóctona no gozaba de ninguno de estos privilegios (hasta tenía prohibido el acceso a ciertas zonas). Es más, los colonizadores belgas la oprimían de forma brutal e inhumana, hasta tal punto que perpetraron un genocidio que costó diez millones de vida.

Después, cuando todo podría haber cambiado, llegó Mobutu Sese Seko, aliado de Occidente en la guerra fría, y máximo de dirigente de una cleptocracia despiadada.

Cuando él salió del poder, para morir en Marruecos en 1997, comenzó la guerra, que ha causado cinco millones de muertes. Al tiempo en que los relojes en Bukavu seguían atrasando, continuaban avanzando en la dirección contraria.

22 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Gracias Rubén Dario por las palabras… también andrés, por supuesto… Abrazos!! H

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    Gracias a nuestra amiga Lapicera por el link a las fotos del antiguo Afganistán, que fue el que me dio la idea para este post, cuya tesis central seguramente tendrá matices, pero que no deja de ser la sensación que se tiene al viajar a ciertos lugares del mundo paralizados por la guerra.Gaza podría ser otro ejemplo de sitio donde los relojes se mueven hacia atrás, o Somalia.http://www.pbase.com/qleap/afghan_1&view=slideshowAbrazos!! HZ

    09 septiembre 2008 | 14:23

  3. Dice ser sonrisa radiante

    Las ciudades cambian con el paso del tiempo pero hay cambios en ciudades como en afganistán y el congo radicales.Que fue de antaño….y lo que es ahora.Tristemente en ves de avanzar se anclan en el tiempo sin progresar.Abrazos,besos:S.R. 🙂

    09 septiembre 2008 | 14:36

  4. Dice ser Patricia

    Recién acabo de terminar el libro de John Le Carre La canción de los misioneros, al respecto del Congo y se lo recomiendo a cualquiera. Que tristeza de África, con su cruz de tres brazos: colonización, corrupción y enfermedad.Es siempre un placer leerte HZ.

    09 septiembre 2008 | 15:50

  5. Dice ser Hoteles Roma

    muy buena la foto de afganistán en el pasado..seguro que las cosas han cambiado poco desde entonces.

    09 septiembre 2008 | 17:24

  6. Dice ser Lapicera

    O también Teherán.,me refiero cuando las mujeres se manifestaban sin velo…Me alegro que te haya inspirado esas fotos, una joya documental que encontré.Pienso en la gente que ha nacido en estas ciudades y ha tenido que refugiarse en otros paises para huir. Que dura habrá sido su vuelta a las calles que les ha visto crecer, porque quizás no reconozcan sus raices.,y eso debe de ser durisimo.Palabra de hoy: cleptocracia…(me la quedo!)Un abrazo

    09 septiembre 2008 | 19:09

  7. Dice ser neolopez

    Por todos los sitios por donde pasa el islam se convierte en ruinas,son unos salvajes

    09 septiembre 2008 | 20:12

  8. Dice ser Silvia

    HolaQue lindas fotos antiguas,lástima que todo haya cambiado tanto y ahora albergue mas temor y violencia, el reloj ni siquiera se detuvo para bien,solo atrasa o avanza pero hacia la pobreza, hacia la desesperación.

    09 septiembre 2008 | 20:19

  9. Dice ser Filistea

    Increíble pues, como parece que el reloj, marca el tiempo hacia atrás, una clara muestra de que no están sembrado ninguna paz por aquellos lugares..

    09 septiembre 2008 | 21:01

  10. Dice ser david ballinas marin

    AUNQUE REFLEJAS FIELMENTE TUS EXPERIENCIAS, ME IMAGINO QUE CUANDO LO VIVES COMO LO HACES TU. TENGO LA SENSACION DE QUE ELLO PRODUCE TODA UNA SERIE DE SENTIMIENTOS ENCONTRADOS.EN ESTE CASO EN ESTA REGION DEL MUNDO QUE LO QUE FUE YA NUNCA SERA ME IMAGINO UNA TERRIBLE NOSTALGIA, DESESPERANZ, INCERTIDUMBRE Y ABANDONO. ES UN MUNDO SUBREALISTA QUE TE PEGA EN LA CARA EN TU MUNDO REAL.

    09 septiembre 2008 | 21:03

  11. Dice ser Carcelero

    Sí que te das buenos viajeshttp://carceldelsexo.blogspot.com/

    10 septiembre 2008 | 08:41

  12. Dice ser Pablo Mieres

    adeoato, no eres mas cancino y memo porque no te entrenas. Acusar a Hz de propagandista pro americano. Por que no lees el blog con inteligencia?? Por que no lees los post sobre los crimenes contra civiles en Irak?? Solo pincha donde dice IRAK. Ningun periodisa ha hecho un trabajo asi en España. Y lo q dices de bombardeos a civiles en Afganistán ya salio en el blog hace meses!!!Venir a dar lecciones de moral, tonto del culx!!Pablo Mieres

    10 septiembre 2008 | 10:10

  13. Dice ser Trinidad

    Sólo mandarte mucho ánimo y muchas felicitaciones por tu gran trabajo…Un abrazoTrinidad

    10 septiembre 2008 | 11:28

  14. Dice ser nyborv

    Estimado Sr. Hernán Zin, realmente me produce un gran placer leer sus notas. Lo felicito de todo ccorazón. Un fuerte abrazo desde URUGUAY.

    10 septiembre 2008 | 12:10

  15. Dice ser arantxa

    vaya, llevaba unos días desconectada… ajetreo, aunque a tu lado 😉 el problema de muchas ciudades que sufrieron los desmanes del colonialismo es que mientras los “amos” estuvieron ejerciendo su papel de tiranos las ciudades brillaban como la vieja Roma a base de explotación y sangre, pero… decidieron hacer el montante, y los verdugos se marcharon, con ello el capital, las inversiones, etc… y de forma encubierta continuaron haciendo de sus miles diabluras… nadie se preocupó de los que allí se quedaron, como si no tuviesen nombre… como la novela de Gogol, Almas muertas… y dichas almas, no contaron con el apoyo o ayuda para lanzar sus economías ni la prosperidad de sus gobiernos… y a día de hoy todos estamos pagando por esas maldades… pero esto es una rueda que gira y no cesa, un carrusel bajo la misma marcha fúnebre… no cesaran las guerras, la codicia o la soberbia, no sé si el hombre es bueno por naturaleza o no como se debatió entre Rousseau o Hobbes, aunque creo que sí llevamos algo de lobo dentro de nosotros… lobos vestidos de corderos…

    10 septiembre 2008 | 12:14

  16. Dice ser boudica

    Bueno, la verdad que es bien triste, tù sabes el hombre es un lobo para el hombre. Si quieres ver esto en pleno proceso, date una vuelta por Caracas, todavia no se nota tanto, dentro de unos 20 años màs estamos lamentablemente igual que Kabul, o La Habana, para no ir tan lejos.

    10 septiembre 2008 | 12:59

  17. Dice ser Monica

    Date una vuelta por la Argentina y veras como la cleptocracia local ha hecho que todo vuelva atras y continuamos retrocediendo

    10 septiembre 2008 | 15:02

  18. Dice ser Audrey

    Nunca había leído tus crónicas hasta hoy. He leído la de Congo y ahora ésta. Me gusta como escribes, lo que transmites. Justamente acabo de terminar el libro “Cometas en el cielo”, donde se describen tan bien algunas ciudades afganas (sobre todo Kabul) que parece incluso que estás oliéndolas. Y leyéndote me ha pasado algo parecido.Espero seguir disfrutando con tus crónicas. Un fuerte abrazo.

    10 septiembre 2008 | 16:51

  19. Dice ser Hernán Zin

    Bienvenida Audrey!! Gracias por tus palabras. Te recomiendo las dedicadas a las mujeres del Congo, las de Afganistán y las de Gaza, sin dudas. Aunque espero que no sea demasiado :-)Un abrazo!! HZ

    10 septiembre 2008 | 17:14

  20. Dice ser Toshiba

    Gracias por tus palabras.

    03 febrero 2009 | 15:53

  21. Dice ser RUBEN DARIO

    Hola,debo decirte que nunca habia leido tus notas,te cuento que estube un año viviendo en la ciudad de bukavu,como parte de un contingente militar de la O.N.U,te felicito por tus cronicas,son muy vividas y trasmiten mucho,un abraso a la distancia

    08 abril 2009 | 19:04

  22. Dice ser andres

    Saludos,Afganistan,Congo, Ruanda, Irak, algunos de estos paises disfrutaban de buen equilibrio social hasta que las injerencias extranjeras los han llevado al caos, y Afganistan es un buen ejemplo, tengo amigos que en su juventud viajaron por esas tierras y contaban que era un gran pais, de gente hospitalaria y muy variopinto, hablo de los setenta, y el caso de Africa… los colonos viviendo unas eternas vacaciones y sus legitimos habitantes sirviendoles y viviendo en la miseria, queriendo algunas de las cosas de los señores blancos pero sin poder, no se les permitía. Cuando se les acaba el chollo, después de haberles robado todo lo que la codicia permite , dejan el territorio sumido en guerras tribales, en la mayoria de los casos instigadas por ellos y diciendo ” si es que no puede ser, esos negros no tienen capacidad de gobernarse”

    09 abril 2009 | 11:51

Los comentarios están cerrados.