BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

El cobarde silencio de las bombas de racimo

No me gustan las armas. Pero a base de fatigar algunos conflictos armados me he acostumbrado a su presencia y hasta a reconocerlas. Desde el traqueteo tan peculiar del AK 47 hasta el perturbador zumbido de los aviones no tripulados. Y no es casualidad que el sonido sea la mayor característica que perdure en mí de ellas, porque la guerra es ante todo una experiencia auditiva.

Una sostenida cacofonía de motores, explosiones y disparos que tantas veces no se llegan a ver, pero que alimentan el miedo, el sobresalto, la angustia; que exacerban el sentimiento de indefensión ante un destino que se escapa de uno mismo para situarse en manos distantes, sordas. En las manos de esos políticos que, como escribió Robert Fisk, deciden que otros deberán morir en pos de sus ambiciones de poder.

Si tuviera que elegir un armamento detestable y perverso sería sin dudas las bombas de racimo. ¿La razón? El silencio que las acompaña. Un silencio que ni siquiera ofrece oportunidad alguna de alerta, de reacción, de escapatoria.

Cuando terminan los conflictos allí yacen, escondidas, calladas, entre las casas, en los campos, esperando a la población civil que regresa, que golpeada por la violencia intenta ponerse de pie, recuperar su vida.

Del Líbano a Camboya

Recuerdo el sur del Líbano, tras la guerra entre Israel y Hezbolá de 2006. Los niños que las cogían del campo pensando que se trataba de juguetes o de frascos de perfumes, por sus pequeñas dimensiones y por esa suerte de lazo que algunos modelos llevan en la parte superior. Niños que en aquellos tiempos eran regularmente ingresados en los hospitales, mutilados, muertos.

Y la pregunta que nos hacíamos los periodistas que estábamos allí: ¿Por qué Israel, ya en retirada y con la Resolución 1701 bajo el brazo, decidió lanzar 1,2 millones de bombas de racimo durante los últimos tres días de combate? ¿Por qué decidió dejar semejante rastro de ignominia cuando ya había plantado más de 400 mil minas antipersona durante los 22 años de ocupación del país de los cedros?

La experiencia de Líbano me retrotrajo a una más remota: Camboya, a principios de los años 90. A las hordas de mutilados que recorrían los mercados de Siem Reap y Phnom Penh para mendigar, con sus piernas ortopédicas y sus raídos uniformes.

Muchas veces junto a pequeños a los que también les faltaba algún miembro. Porque es importante subrayar que las heridas y mermas provocadas por esta clase de munición se acarrean a perpetuidad.

Contra el silencio

El mundo supo levantar la voz en 1997 con la firma del Tratado de Ottawa, que a pesar de ciertos incumplimientos en la agenda, ha constituido un importante avance en la denuncia y erradicación de ese otro armamento silencioso e indiscriminado: las minas antipersona.

Hace tres años comenzó el denominado “proceso de Oslo”, una campaña internacional inspirada en la de las minas antipersona que busca conseguir la prohibición de las bombas de racimo.

Representantes de más de 100 países se encuentran reunidos en este momento en Dublín para tratar de alcanzar un acuerdo, antes del próximo día 30 de mayo, que podría significar un punto de inflexión en esta historia, aunque algunos de los principales países que las producen y almacenan, como EEUU, Rusia, Israel, China, India y Pakistán, hayan decidido quedarse fuera.

Desde que fueran usadas por primera vez por la Unión Soviética en 1942 contra tanques alemanes, las bombas de racimo han dejado más de 13 mil heridos o muertos en todo el mundo. En su mayoría en Laos, Vietnam, Afganistán, Irak y el Líbano.

Esperemos que el cobarde silencio de este armamento no se haga extensivo a los políticos. No sirva para amparar a los que se dedican al perverso negocio de fabricarlas y venderlas. No acalle la voz y el derecho de las víctimas, pretéritas y futuras.

12 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Buenos días a todos. Un link a una página de referencia donde podréis encontrar más información de referencia sobre las bombas de racimo… Abrazos!!! HZhttp://dinoalasbombasderacimo.com/

    19 Mayo 2008 | 10:31

  2. Dice ser Lápices

    El cobarde silencio de este armamento ya se ha hecho extensivo a cientos de políticos. Hay demasiada pasta en juego, ese es el problema.

    19 Mayo 2008 | 10:49

  3. Dice ser walaaa

    Cuando los ricos hacen la guerra, mueren los pobres.Maldito dinero, maldito poder y maldito el ser humano, tendriamos que unirnos para intentar acabar con esto, para ser oidos, para hacer ruido, para al menos intentarlo.Gracias como siempre (aunque es la primera vez que me decido a escribirte algo) Hernan.

    19 Mayo 2008 | 11:26

  4. Dice ser yael

    yo tampoco te he escrito antes pero hoy me animo antes la indignación que sientoMalditos los que consienten todo estogracias por toda la información que nos das.Yael

    19 Mayo 2008 | 11:39

  5. Dice ser Papa Benedicto

    ¡Y yo! Yo también estoy en contra de las bombas de racimo. Lo dige en el Angelus, o como coño se llame esa cosa que rezo los domingos a los que vienen a verme.

    19 Mayo 2008 | 11:45

  6. Dice ser Dulce

    Si ya en sí todo armamento es terrible lo son más aún este tipo de minas antipersona que siempre las sufren victimas civiles y sobre todo niños que piensan que puedan ser un juguete,muy triste.Siempre perdiendo los más indefensos,los más inocentes…Días de dolor en tantos lugares;catástrofes naturales que no podemos evitar y guerras sin sentido que nunca terminan pero que si podrían evitarse,una lastima el que haya tanta gente hoy llorando por tantos seres queridos desaparecidos de una manera u otra.Ojalá nos sonria pronto el sol a todos!y ojalá lleguen las ayudas pronto a todas las personas afectadas.Abrazos,Dulce

    19 Mayo 2008 | 14:15

  7. Dice ser Sonrisa Radiante

    Hola a todos!!!Las bombas de racimo con ese silencio devastador.Donde niños indefensos las ven como juguetes y juegan con ellas y minan su vida.Camboya ese país al que estoy apegada desde hace muchos años proyectos allí que tuve que dejar aparcados por motivos personales quizas algún día con fuerza lo retome ya el futuro dirá.Tantas desgracias últimamente con los terremotos,guerras,hambre,miseria, dolor y los que más sufren los desfavorecidos,los inocentes.Ojála se solucione ya de una vez por todas lo de las bombas racimo, me imagino Hernán estar en el Líbano y verlas ahí campos llenos de ellas y luego ver la otra cara niños mutilados fue bastante desolador.Abrazos,besos:S.R. :)Buen comienzo de semana!!! Ánimo a todos!!! 😉

    19 Mayo 2008 | 14:53

  8. Dice ser Carlos

    Las bombas de racimo y las minas antipersona son el cancer que se deja de rastro tras una guerra. Mata y mutila poco a poco, pero de forma eficiente y milimetrada. Como soldado que soy, que sabe lo que es intentar no salirse del camino haciendo una patrulla por algún pueblo perdido cerca de Istok o Sarajevo, odio saber que mi patria las fabrica y exporta (en el caso de las bombas de racimo, de las otras ni idea…) a través de empresas como Instalaza S.A. mientras que mis propios compañeros de las unidades de zapadores destinadas en el Líbano están, dia tras dia, jugandose la vida al desactivarlas. Que irónica e hipócrita es la vida…

    19 Mayo 2008 | 17:08

  9. Dice ser lorens

    HOLA HERNANQue bueno que ayas Vuelto a escribir sobre este tema estos dias he estado trizte por que precisamente me contaron que la parte de donde yo soy domde mis padres viven ya han explotado varias minas hasta ahora las victimas que han caido son el ejercito pero lo trizte es que estan llenando los campos y los cultivos de eso y como siempre las principales victimas son los civiles le cuento que siento una profunda trizteza por que a mi me facina el campo, vivo en la ciudad pero cada vez que puedo viajo se que llegara el dia en que no se pueda ir y lo mas trizte a un es que va a ver desplamiento como ha pasasdo en muchas partes de este pais por ahora rezo bastante para que ningun ser querido o un inocente vaya a caer en alguna de ellas. Que trizteza que los principales fabricante de esa porqueria no esten en esa reunion. cuidate

    19 Mayo 2008 | 19:16

  10. Dice ser Alex

    Que mundo tan hipocrita!por un lado hablando de derechos humanos, paz y libertad, y por otro lado fabricando bombas de racimo y no secundado las propuestas de erradicarlas!lo peor es que muchas veces los politicos nos engañan con sus palabras, y asi seguimos, con gente gobernandonos que no les importa la justicia ni lo que pensemos realmente, solo les importa como mantenerse en el poder y como hacer negocio…Todas las bombas son odiosas, pero las bombas de racimo lo son especialmente

    19 Mayo 2008 | 23:31

  11. Dice ser Catalina

    ¡Malditas sean las guerras y los canallas que las defienden¡Esta frase del conocido Julio Anguita se me quedó grabada.Sí, ¡malditas sean¡, la violencia genera violencia y no salimos del círculo vicioso. Si quiero saber qué pasa en el mundo me vengo abajo.Guerras y más guerras, hambre, mutilaciones, muertos, enfermedades, violaciones, pederastia…,Esta es la conecuencia de enfermos mentales llenos de dinero y poder y siempre pierde el pobre, civiles, ancianos y niños. ¿Dónde está la conciencia de los cristianos?. Dejamos que pase todo como meros espectadores y todo lo vemos de lejos o desde arriba, no nos ponemos en el lugar de ese prójimo al que ¿amamos?.Todo lo que leo en esta página a la que estoy enganchada, me mutila el alma, porque YO, también soy espectadora y soy culpable de alguna manera.Creo como bien dice walaaa que debemos unirnos y hacer ruido.Somos capaces de hacer una huelga general cuando nos tocan el bolsillo y nuestros derechos, pero cuando el mundo sufre hasta el límite, ¿qué hacemos?.Hay muchísimas ONGs que velan por los desamparados, muchísimas personas que arriesgan su vida para dar testimonio de esa cruda verdad, ellos nos abren los ojos y la conciencia pero nosotros también debemos actuar. Ya es hora de frenar tanta injusticia.YA ES HORA.

    20 Mayo 2008 | 20:11

  12. Dice ser SRYA

    Hoy en El País aparece la siguiente noticia:España dejará de fabricar bombas de racimoChacón anuncia que estas “pena de muerte sin sentencia” se destruirán en el plazo más “inmediato y breve”EFE – Madrid – 08/07/2008Vota Resultado 71 votos Comentarios – 52La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha anunciado hoy que el Gobierno aprobará en los próximas semanas una moratoria unilateral sobre el uso, producción, almacenamiento, compra o transferencia de las bombas de racimo y ordenará la destrucción de este tipo de municiones en España.Más de cien países acuerdan formalmente prohibir las bombas de racimoDurante una visita a la Academia de Ingenieros, situada en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, Chacón ha explicado que con esta decisión España se situará “a la cabeza” en la erradicción de las bombas de racimo y procederá a su destrucción en el plazo más “inmediato y breve posible”.Tras definir las bombas de racimo como una “pena de muerte sin sentencia”, la ministra ha aclarado que España “nunca ha utilizado” este tipo de municiones y ha asegurado que se van a destruir en menos de dos años todas las que hay en los arsenales militares, que ha cifrado en unas 5.000.De esta forma, España se adelanta a los plazos formales previstos en el Tratado sobre las bombas de racimo aprobado el pasado 30 de mayo en Dublín. La ministra ha concretado que elevará al Consejo de Ministros en el presente mes una propuesta para establecer una moratoria unilateral sobre el empleo, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento, conservación o transferencia de las municiones de racimo.Trágico destinoUna vez que el Ejecutivo de luz verde a esta decisión las Fuerzas Armadas tendrán prohibido el uso de este tipo de municiones, ha especificado la ministra durante su visita a la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra, donde se encuentra el Centro Internacional de Desminado. Por otra parte, la titular de Defensa ha subrayado que las Fuerzas Armadas, desde que hace 20 años iniciaron las misiones internacionales, han desactivado más de 100.000 artefactos en países como Líbano, Afganistán, Bosnia-Herzegovina o la antigua Yugoslavia.Tras coger en su manos una bomba racimo, Chacón ha recordado lo “trágico” que puede resultar para un niño o cualquier otra persona dar una patada a un artefacto de este tipo como si fuera un “bote” y ha agradecido su trabajo a los ingenieros que se dedican desactivarlas y destruirlas. Durante su visita, acompañada por el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, Chacón ha asistido a una demostración de la destrucción de una bomba racimo y la desactivación de artefactos improvisados y otras municiones convencionales.http://www.elpais.com/articulo/espana/Espana/dejara/fabricar/bomb

    08 Julio 2008 | 16:53

Los comentarios están cerrados.