BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Un nuevo mapa étnico para Kenia

En la semana del aniversario de la muerte de Robert Nesta Marley os pedimos a todos los que kenianos que ayudéis a aquellos que han perdido sus casas, que se han tenido que marchar…

La vetusta radio de Saúl funciona tan mal como el resto del vehículo. El sonido sale a través de unos altavoces crepitantes, extenuados, en los que parece que alguien estuviera cocinando unos huevos fritos. El volumen sube y baja al ritmo de los baches que tapizan la carretera.

Os pedimos que permanezcamos unidos, que pensemos en nuestro maravilloso país . Y ahora, en Metro Radio, la Casa del Reggae, 24-7, una canción de Bob Marley que se inspiró en un discurso que el emperador Haile Selassie dio ante Naciones Unidas…

“Until the philosophy which hold one race, Superior and another inferior, Is finally and permanently discredited and abandoned, Everywhere is war, me say war…”

Hacia Karicho

Esta mañana hemos ido a Chepilat, donde se ha desplegado el ejército en la carretera que separa a los kisii y a los kalejin, por lo que no se han tenido lamentar nuevas muertes. Entonces nos dirigimos hacia la ciudad de Karicho, donde se encuentra el mayor campo de desplazados de la región.

A medida que avanzamos nos cruzamos una y otra vez con camiones cargados de enceres en los que la gente ha huido de la violencia. Esos desplazamientos que están configurando el nuevo mapa étnico de parte de Kenia. Un mapa étnico más homogéneo: en el que los kikuyus viven con los kikuyus, y los lúo con los lúo.

El polvo se cuela por las ventanillas, que no cierran bien. El sol se refleja en el cristal del parabrisas. Y el locutor de Metro Radio lee las noticias. Señala que, a una semana de que termine el plazo impuesto por Kofi Annan, las negociaciones parecen avanzar entre los equipos de Mwai Kibaki y Raila Odinga.

También menciona que se ha levantado la censura a las televisiones, que ya pueden comenzar a transmitir en directo, y que a varios políticos kenianos se les ha prohibido el ingreso a los EEUU como forma de presión.

Y después se sumerge en el otro tema que domina la agenda en Kenia, la Copa de África:

¿Ganará Camerún o Egipto? No es de hombres sabios apostar, pero yo diría que Egipto va a volver a ganar. ¿Qué opináis? Podéis llamar al 600.007.002

El nuevo mapa de Kenia

Junto a la entrada de las aldeas vemos también una y otra vez a las familias lúo que están llegando desde las provincias de Central y Valle del Rift, las zonas de las que fueron expulsadas a punta de machete. Arriban con las pocas cosas que lograron rescatar. Conmocionadas por las muertes de la que fueron testigos. Las reciben parientes cercanos que de algún modo les harán lugar en sus viviendas.

“Los mungiki nos echaron. Yo era comerciante y lo perdí todo. No tengo dinero. ¿Cómo voy a empezar mi vida”, me dice Richard, el padre de una familia que desciende sus cosas bajo el impasible sol del mediodía.

Uno de sus hermanos, que huyó con él se acerca y me dice exaltado: “Pero queremos que sepan que nos robaron las elecciones, y que sin Odinga no habrá paz”. Y repite el lema que parece haber iniciado el fuego de la división tribal en este país: “No Odinga, no paz”.

Seguimos adelante. En Metro Radio suena otra canción de Bob Marley, a quien no dejan de honrar a todas horas al cumplirse 19 años de su muerte:

Get up, stand up: stand up for your rights! Get up, stand up: dont give up the fight! Preacherman, dont tell me, Heaven is under the earth. I know you dont know, What life is really worth.

Nos cruzamos con más y más familias que permanecen a un lado de la ruta, preguntándose cómo volverán a ponerse de pie para seguir adelante con sus vidas.

Camiones y crisis económica

Cuando nos estamos acercando a Karicho nos encontramos con hileras de camiones que fueron quemados. Algunos de ellos, que venían desde el Lago Victoria, desprenden un insoportable olor a pescado podrido.

Según la revista African Bussiness, este año el crecimiento del PIB de Keniana es muy probable que sea negativo, a diferencia del periodo anterior, donde alcanzó el 4%. Y, si la violencia se terminase ahora, la economía keniana, cuyas pérdidas han sido de miles de millones de euros, tardaría entre 12 y 18 meses en recuperarse.

Uno de los golpes más duros los recibió el turismo, vital para el bienestar de este país. La ocupación hotelera se redujo al 30% en Nairobi y al 10% en Mombasa. En el sector ya se han perdido 30 mil puestos de trabajo, señala el Daily Nation.

La industria también se vio duramente afectada. Su producción disminuyó al 50%. Pero no sólo Kenia está sufriendo como consecuencia de los enfrentamientos post electorales, también Uganda, Ruanda y la zona oriental de República Democrática del Congo que, al no tener salida al mar, dependen de esos camiones que llegan a Mombasa y después recorren las carreteras kenianas.

Los testimonios del horror

David, un joven que encontramos en la ruta, nos cuenta cómo fueron arrancados los conductos de los camiones a machetazos, para luego quemar las cargas que transportaban. Las turbas enfurecidas veían sus documentos, y si eran de alguna tribu adversaria, los ajusticiaban allí mismo.

Un testimonio desgarrador, como tantos otros que he recogido en estos días. Hamuda Hammad, fotógrafo palestino de Reuters, me comentaba durante la cena, cuyo menú se ha reducido a un par de platos por la falta de insumos: “En Nakura a la gente la sacaban de los coches y la mataban en la carretera. Había pilas de cuerpos desmembrados. Era terrible”.

En el hotel Imperial hay alojados periodistas de todo el mundo, como el reportero polaco-canadiense Piotr Andrews, también de la Agencia Reuters, que ha cubierto a lo largo de los últimos 18 años los principales conflictos armados del mundo. Y al que para mí es todo un privilegio poder conocer.

Estuvo con los integrantes del Bang Bang Club en Soweto, con Miguel Gil en los Balcanes, al que se supone que debería haber acompañado el día en que murió en Sierra Leona, aunque un giro del destino quiso que Kurt Schork fuera en su lugar. Uno de sus grandes amigos y compañeros de profesión fue, Taras Protsyuk, el periodista polaco que murió en el hotel Palestina junto a Couso en Irak.

Las descripciones de Andrews, como las fotogragías que ha hecho para Reuters, me ayudan asimismo a tomar conciencia de la dimensión del horror que se ha vivido en este país a lo largo del último mes.

¿Qué pasará?

Y como en toda Kenia, la conversación durante la cena pasa por tratar de vislumbrar qué será del futuro. Para algunos, estamos en los albores de una guerra civil. Los miembros de la famosa secta kikuyu, los mungiki, se están entrenando en Uganda, están recibiendo armas. Lo mismo por parte de los lúo. Por lo que un futuro choque sería mucho más encarnizado aún y la existencia misma del país podría estar en juego.

Para otros, la ola de violencia ha llegado a su fin. Por la presión internacional y por la economía. La gente tiene que trabajar para comer y no puede seguir peleando.

Otro tema de debate recurrente es si se debe crear una comisión de la verdad para que investigue lo sucedido y juzgue a los culpables de las muertes y los abusos sexuales.

Esta semana se reportaron solamente en el hospital de Nairobi, 242 casos de violaciones, de las 213 era mujeres y el resto varones. La mayoría fueron perpetradas por grupos de hombres. También se atendieron en el hospital 94 casos de abusos de niños

¡Pamoya!

Entramos a Karicho, un vasto y desolador campo de desplazados, la mayoría de cuyos moradores son kikuyus que están esperando a conseguir transporte para huir a Nakura.

Las autoridades les han dado un ultimátum de 24 horas, ya que aquí será enterrado uno de los parlamentarios muertos la semana pasada, y tienen miedo de que eso encienda el odio de la gente de la ciudad, en su mayoría kalenjin y que haya un nuevo baño de sangre.

Llega la hora de la publicidad en la radio, con esa palabra que se repite a todas horas, en carteles, en mensajes: ¡Juntos!

Hoy, en el aniversario de Bob Marley, envía un SMS con Safaricom al 242 con la palabra AMINA (PAZ) y estarás ayudando a todos esos kenianos que han tenido que dejar sus hogares. Hazlo con Safaricom. ¡Pamoya!¡Pamoya!

13 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Querido amigos, gracias por los comentarios, como siempre, un lujo contar con vuestra compañía!!Supongo que ya empiezo a acusar el cansancio de esta semana de viaje y que estoy naufragando bajo tanta información, por eso me salió una entrada un poco ecléctica y deshilvanada.Hoy descansaré un poco, para ordenar las ideas…Abrazos!!! HZ

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    Por cierto, soy de los que ve con esperanza los diálogos de paz. Creo que llegarán a buen puerto, lo percibo en la gente en la calle, el deseo de tranquilidad… HZ

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Alex

    Mucho animo Hernan! gracias por estar ahi para informarnos.Lo que cuentas es dificil de asimilar, que en poco mas de un mes se venga abajo el pais, y se radicalizen tanto algunos odios. Una pena que el mapa etnico como dices se este haciendo mas homogeneo, el futuro estaria por convivir todos de verdad, no tu en tu parte del territorio y yo en el mio.Ojala tengas razon y los dialogos de paz tengan exito, aunque lo que comentas que los kikuyu y los luo se esten armando en otros paises… buff! da mucho miedo…en fin, cuidate mucho! ¿es segura dentro de lo que cabe la situacion para los periodistas que estais alli?un abrazo muy fuerte

    09 febrero 2008 | 15:00

  4. Dice ser Leticia Ramirez Mendoza

    Hola Hernan:Creo que mas que el cansancio fisico, te agobia el cansancio de ver siempre lo mismo, luchas entre comunidades que solo son separadas por una calle, familias que han perdido todo por la negligencia o autoritarismo de otros, la desolacion que causa ver a tantos niños en medio de conflictos que no tienen ninguna opcion mas de aprender a empuñar las armas, es terrible que miles de familia pierdan la principal seguridad que uno como humano tiene, su casa, su estabilidad, el poder decir esto es mio, y perder el piso al quedarse sin nada y tener que huir de sus lugares de origen presos del odio, del miedo, del dolor por lo perdido y por la nostalgia de los mejores tiempos, la incertidumbre e impotencia que les queda por no poder regresar atras y pelear por lo que es suyo y es su derecho, es degradante que cada ves los gobiernos pierdan el respeto por su pueblo, la vocacion de ayuda y labor hacia los que menos tienen, la obligacion que tienen los politicos votados por un pueblo que los a elegido con la esperanza de un mejor gobierno, la traicion de venderse al mejor postor o la cobardia de no luchar por su pueblo, sacrificandolo a lo que hemos visto de muchos paises que sufren, conflictos como estos, hambruna y miseria o lo que es peor la intromicion de extranjeros que dirijan las riendas de un pais ajeno en beneficio propio, es terrible y falto de amor por la humanidad, no importa si es blanca, negra, roja o morena, si es pobre o rica, es una falta de amor por un mundo en el que todos convivimos solo alejados por un puñado de tierra, pero que hemos nacido con las mismas ilusiones, con los mismos derechos, mas no con las mismas oportunidades, que triste que el tiempo pase, que nos acerquemos a las mejores tecnologias, que intentemos conquistar otros planetas y aun no podamos controlar este mundo.Gracias Hernan por este blog que nos abre los ojos a mas de uno, gracias por ese valor de estar ahi y mostrarnos como siempre he dicho mostrar lo que muchos no quieren ver.un gran cariño para toda esta comunidad que te sigue.atte.leticia Ramirez m.

    09 febrero 2008 | 18:39

  5. Dice ser Cris

    Me quedo sin palabras… de verdad…Muy duro lo que debes estar viviendo en primera persona. Sólo con los datos que das de muertos, violaciones, abusos a niños, me quedo muerta.No es justo, nada justo.Me da vergüenza no poder ponerme en la piel de esa gente, de tener la suerte de poder dormir en una cama, comer, de tener unos vecinos que no me acuchillarán por la espalda, me da vergüenza no poder hacer nada.Gracias HZ.Y mucho “ojito” con la vuelta a casa. Como tardes más de la cuenta, allá que vamos a buscarte y te encerramos ¡!!! ;O)Cris

    09 febrero 2008 | 22:07

  6. Dice ser meina

    hernan, me cuesta ver todo este horror como nacido de la intolerancia hacia el vecino de la vereda de enfrente, no creo que la viloencia sea fruto de la incapacidad de convivencia entre las diferentes etnias, sino, y humildemente lo digo, del famoso “divide y reinaras”, dentro del caos de los de abajo siempre están los que mueven desde arriba las marionetas de la muerte. y cuando la situación no de para mas, quién irá a jugar el papel de “salvador”? será el pueblo keniano capaz de alzar su voz, o habrá un otro que decida desde afuera su destino?podrías esclarecerme ese panorama?y perdón por la ignorancia…

    09 febrero 2008 | 23:07

  7. Dice ser Mayté

    Hola Hernán!Es terrible la forma en que esas diferencias étnicas estan destruyendo un país, y la forma tan errónea en la que quieren resolver sus conflictos, a base de violencia entre ellos mismos, en lugar de verse como un solo pueblo, que tristeza.Buen artículo, no te presiones tanto, el mensaje es lo que cuenta.Cuídate mucho, descansa, queremos HZ para rato. =)Mayté

    10 febrero 2008 | 05:31

  8. Hernan como tu dices es mucha información, muchas imagenes impactantes, creo que el articulo está claro, casi me gusta mas porque es como si hubieras llamado por telefono. Los que te seguimos te entendemos. Gracias por contar lo que no se suele saber mas que por encima. Recuerdos desde España a todos tus compañeros y tu ¡cuidate¡

    10 febrero 2008 | 06:47

  9. Dice ser Hija de la Luna

    El martes 12 es el Día Internacional de los NIños Soldados.Acabo de ver el vídeo editado por You Tube en el que se veía cómo Al Qaeda entrenaba niños de entre 10 y 12 años.Para ellos supongo que se trata de un juego parecido a “indios y vaqueros”, pero estoy segura de que ignoran que con su inocencia arrancada de cuajo sembrarán en no poco tiempo dolor, muerte y lágrimas.¡Otra vez más el hombre utiliza a los seres más vulnerables!Un abrazo Hernán. Cuídate y descansa.Hija de la Luna

    10 febrero 2008 | 11:42

  10. Dice ser xenófobo

    !!y yo que creía que los racistas y xenófobos éramos siempre los blancos!!

    10 febrero 2008 | 13:45

  11. Dice ser Sonrisa Radiante

    Creo que habrá paz siempre pienso en positivo y por el bien del pueblo keniano debe haber paz.Los enfrentamientos no llegan a nada sino a más violencia y daño a la comunidad.Sólo de pensar en esas mujeres hombres que han sido violados vulnerandosé sus derechos haciendose valer el fuerte mediante la violencia eses abuso de poder nefasto y los abusos a esos menores que sin quererlo se ven inbuidos en una espiral de violencia privandoséles de una infancia llena de paz y amor.El ser humano que siempre cree que mediante el abuso de poder y la violencia ganan fuerza y lo único que consiguen es hacer más daño a sus gentes y a si mismos.Me ha gustado la entrada del blog sobre todo los comentarios de la radio en medio me lo puedo estar imaginando viendo el panorama desolador y de fondo Bob Marley con sus canciones pidiendo paz mensajes de paz para el pueblo keniano.Descansa Hernán y no te presiones tanto la noticia siempre llega y mientras mas descansado más avispado y más receptor,Aprovecha sol,dormir,charlar,leer,descansar aunque sea hoy domingo un día te lo mereces.Ya el lunes vendrás con nuevas historias que contar.Abrazos,besos!!S.R. 🙂

    10 febrero 2008 | 15:20

  12. Dice ser joss

    hola hernan , francamente a mi el futuro inmediato de este pais me parece como minimo inquietante,a pesar de los acuerdos que consigan odinga y kibaki, han despertado heridas que ya estaban cicatrizadas y no les veo capaces de controlar a la gente , a corto plazo solo las penurias y el hambre que pase la poblacion me parece la unica solucion a este conflicto pero se necesita una solucion a largo plazo se necesita una educacion universal cuya principal leccion sea el respeto y la tolerancia.Kenia a mi parecer, aun esta lejos de conseguir tal objetivo, pero este conflicto espero que sirva para iniciar el camino hacia ese fin.Hernan,por todo lo que haces te mereces unas vacaciones de bastante mas que unos dias asi que descansa que no te vendra nada mal

    10 febrero 2008 | 22:17

  13. Dice ser Lápices

    Tremendo panorama, otra vez, África se ve inmersa en una especie de designio cruel entre guerras tribales, aunque detrás de esas guerras siempre aparece otro tipo de instigadores como los corruptos y parásitos burócratas.Pobre África, se desangra, ya sea por el desolador avance de la sequía y el cambio climático, las matanzas indiscriminadas…parece que lo leo una y otra vez, sin cambiar nada. Las fotos que muestras son intemporales.Y las imágenes que te enseñaron de cuerpos desmembrados son vistas desde hace décadas por miles de cámaras. ¿Qué solución puede haber para ese continente? ¿Hay alguna?.Las cifras de violaciones, muertes….acaso ¿asombran a estas alturas las estadísticas para las personas que viven en el mundo occidental, en el mundo rico? Ya nada ni nadie se revela.No sé, hoy me ha agotado leer este post, ver esos camiones, ese machete que empuña ese niño que debería estar en el colegio y sujetar un libro en vez de esa arma…Creo que lo he leído mil veces, hasta el sonido de Bod Marley es anacrónico.Ahora, sé Hernán, de tu cansancio.Quizás mañana se verán las cosas de otro color…MM

    10 febrero 2008 | 22:28

Los comentarios están cerrados.