BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Cartonero por un día junto a la extraordinaria “Loca” Elena

“¡Loca Elena!”, le grita un hombre mayor, levantando la mano en el aire, al verla pasar con su carro cargado de basura por las calles de la ciudad de La Plata. “¿Qué tal Loca Elena?”, le pregunta una mujer de rostro moreno que acomoda verduras en un puesto ambulante. Y a todos, Elena, la “Loca” Elena, les responde con una sonrisa entusiasta, sincera y ausente de dentadura.

He venido a la ciudad de La Plata a jugar a ser cartonero por un día. A seguir a esta mujer de 63 años, la Loca Elena, que lleva dos décadas viviendo de la basura. Desde que se ceba unos mates al alba entre las gallinas y los perros, hasta que se pone a clasificar los desperdicios que ha conseguido en el patio trasero de la chabola en que vive.

La he ayudado a descargar las bolsas llenas de desperdicios. He almorzado con ella las facturas (bollos) rancias y caducas que le regalan en una panadería.

A las cuatro de la tarde me he subido a su carro para partir rumbo a la ciudad en busca de papel, cartón, botellas y latas. Y os aseguro que la loca Elena es una mujer extraordinaria, que me ha deslumbrado por su sentido del humor, su generosidad y su pasión por la vida.

La violencia de la miseria

Y no digo esto de forma sesgada, tratando de mitificarla. Desde que hace 14 años vi en Calcuta cómo un hombre de la calle le partía una piedra en la cabeza a otro, tras una discusión a gritos por un trozo de acera en el que dormir, aprendí que no hay romanticismo en la pobreza, que los olvidados, los postergados, no son santos ni mártires como muchos intentan mostrar.

Sí es cierto que no deja de admirarme encontrar a personas que tienen la templanza y la fuerza para sonreír, para seguir adelante en medio de la mierda, y que tantas veces me han abierto las puertas de su casa, y me han ofrecido todo lo que tenían.

Pero las diferencias sociales son intrínsecamente violentas. Nada más agresivo que un coche de lujo que se para en un semáforo junto a un niño harapiento que no ha comido. Por eso la pobreza genera decadencia. Por eso en los barrios de chabolas abundan también las armas, los asesinatos, las drogas, las violaciones.

El mundo desde un carro de basura

Doña Elena Tassís, la Loca Elena como todos la llaman, me ha fascinado porque dice que “da gracias a la vida por lo que tiene”. “Yo tengo suerte, porque me dieron un carro, por eso cuando veo un pibe en bicicleta que está cartoneando sigo unas cuadras y le dejo las bolsas de basura a él. Yo puedo ir más lejos”, me explica.

Cuando le pregunto por qué no pide ayuda a sus hijos en lugar de salir a buscar desperdicios cada tarde a su edad y con el calor, me responde: “Tienen sus nenes, ¿cómo les voy a pedir que me den de comer? Soy yo la que tiene que darles una mano. Apenas regreso por la noche los pibes vienen corriendo. Siempre encuentro un juguete o una ropita. ¿Yo para qué las quiero?”.

También me sorprende su sentido del humor. A una vecina del barrio de chabolas le grita, señalándome, cuando pasamos con el carro: “¡Viste vos que no me querías prestar a tu marido, el novio que me conseguí!”. Y ambas se ríen a carcajadas.

Acompañarla me ha permitido asimismo sentir la forma en que muchos la miran cuando va con su carro cargado de basura por la calle. Un hombre nos siguió durante varias manzanas con su moto, hasta que me cansé y terminé por mandarlo al carajo.

Quería comprarme la cámara de vídeo con la que estaba filmando a Elena. “Dale boludo, pará, pará, que te pago en dólares”, me gritaba, tal vez deduciendo que era robada. “Lo que pasa es que con esa barba y ese pelo pareces un cartonero”, me dijo Elena, quitándole hierro al asunto.

El infranqueable muro de la miseria

Ahora he vuelto a casa. Tengo un corte en la mano de haber levantado una caja con papeles. Las uñas negras de suciedad. Y me pica todo el cuerpo. Creo que los bollos, atiborrados de dulce de leche, me han caído mal.

Acaba de comenzar a llover. Lo que me recuerda a los días del monzón en Calcuta, cuando salía con mi cámara a acompañar a la gente que vivía en la calle. Y luego, por la noche, me preguntaba con desazón cómo estarían haciendo para dormir bajo la incesante tromba de agua.

Creo que, a los que nacimos en el lado afortunado del mundo, no resulta imposible imaginar cómo es vivir en la miseria. Nos podemos acercar, podemos escuchar, pero las distancias son tan abismales, que la experiencia no pasa de un superficial vislumbre del horror de la marginación.

En una próxima entrada os contaré más sobre Elena. Pienso en el techo plagado de agujeros de su caseta. Me pregunto cómo estará sobrellevando el agua que se cuela entre las chapas y cae sobre su colchón renegrido, mientras me acuesto en mi plácida y limpia cama. Mientras todo el mundo a mi alrededor, en este acomodado barrio porteño, celebra y agradece que la lluvia se haya llevado el agobiante calor de enero.

43 comentarios

  1. Dice ser Alejandra

    SESNCILLAMENTE ” IMPRESIONANTE”..TE ADMIRO CARTONERITO ARGENTINO.( OJO CON CARIÑO)HERNÁN AVANZA CON ESAS HISTORIAS DE LAS MADRES DEL PACO..QUE TANTO SE ESTÁN ORGANIZANDO Y PADECIENDO EN LAS VILLAS…ES UN TEMA APASIONANTE Y MUY TRISTE, TE FELICITO NUEVAMENTE.UN ABRAZO A TODOSALEJANDRA

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Carmen F.

    Esto, como siempre en tu caso Hernán, sí q es periodismo a pie de calle… cercano a las realidades a las q pocos se acercan… nos enseñas muchas cosas en pocas líneas, pero seguro q tú tb aprendes mucho a la vez…Hernán tienes un “don” para encontrar “riqueza” incluso en la pobreza… sólo tú puedes hallar tesoros en la peor de las miserias, y además contarlo con tanta naturalidad, realismo y respeto… estoy de acuerdo con lo q dices, y tb con lo q ha argumentado tan magníficamente nuestra Patricia…Conservo la esperanza de q mis ojos vean, no un mundo mejor, pero sí la suma de pequeños mundos mejores, gracias a historias como las q nos cuentas a menudo, y a otras personas y situaciones q conozco o q tb me cuentan…La esperanza es una mezcla de paciencia y confianza, de espera y optimismo… para mí es vital…Por cierto, qué bien se está entre gente de PAZ… ¿verdad?…Saludos a todos.PD: Ya te recomendé hace tiempo un cambio de peinado… en fin, no quiero insistir, pero ya ves lo q pasa… empiezan los problemas… 😉

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Agustin

    Leo por primera vez la historia de “Elena la loca”.Independientemente de la tristeza que supone este tipo de situaciones, he de decir, que me ha robado una sonsrisa….”elena la loca está llena de vida””Elena la loca está llena de ilusiones””Elena la loca está llena de amor”Elena la loca solo busca un trozo de pan que llevarase a la boca.Sus ojos no miran más allá.Vive el día a día.Su carrito la traslada feliz en busca de su amigo “El cartón”, que posteriormente y con un poco de surte, convertirá en un “cacho de pan”Por desgracia, Elena la loca, está en todas partes, en Madrid, en Avila, en Badajoz…..Posiblemente no la encontremos montada en un carrito, pero sí rebuscando en los contenedores destinado a tirar “la mierda humana”.Podemos observarla en cualquier esquina de nuestras ciudades, con los ojos saltones, nerviosa y mirando continuamente hacia atrás por si viene otra Elena la loca y le quita sutrocito de pan.”Elena la loca está en todas partes””Elena la loca es la vida misma””Elena la loca es nuestra realidad”JUNIO DE 2008…………………..”AUTENTICA MISERIA HUMANA”

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Hernán Zin

    En unas horas voy a otro barrio de chabolas, a encontrarme a las madres que luchan contra “el paco”, la droga que tantos estragos y violencia causa en la Argentina. Un abrazo!! HZ

    11 Enero 2008 | 04:29

  5. Dice ser MC

    Buenas días. Me ha gustado mucho la historia de Elena. Cuando hablas de la templanza o las ganas de sonreir de Elena, a pesar de que vive entre tanta mierda, (y es evidente que cuando digo mierda, no solo me refiero a la suciedad o a la mugre),pienso que tiene esa forma de actuar porque ya no encuentra salida a su situación, porque piensa que es lo que le queda en la vida. No sé porqué sonríen. Puede que me equivoque al pensar que su generosidad, a pesar de no tener nada, o su sonrisa sea porque no ve un futuro mejor para ella y haya aceptado su situación. Lo único que puedo decir es que si yo estuviera viviendo como Elena, no sé como lo enfrentaría todo. De todas formas me gusta mucho Elena, será porque es muy sencilla en su comportamiento, busca cosas para poder alimentarse ella y no a todo un barrio, y porque además como ella hay miles en cada ciudad, y por eso no nos llama la atención su vida, sino la de aquellos que entre tanta pobreza ayuda a los demás. Quiero saber más de ella, porqué vive así, porqué sus hijos no la ayudan, si vivió de otra forma, en otras condiciones… Un saludo.

    11 Enero 2008 | 05:49

  6. Dice ser Jero

    Gracias, Hernan, por recordarnos lo que ya sabemos, porque a veces nos cuesta recordarlo o hacemos como que lo olvidamos. Gracias por mostrarlo a quien ya lo ha olvidado o no lo conoce.Gracias por describir con cariño algo que es mucho mas duro de lo que parece, y aún así resulta duro.Gracias por compartir ese tiempo con la loca Elena, o con otros muchos, pues no suelen encontrarse personas tan generosas.Gracias, hace tiempo que no leía una historia de principio a fin….

    11 Enero 2008 | 09:43

  7. Dice ser mika

    hola Hernan, me cautivó la historia de “la loca Elena”, a pesar de que soy lectora habitual de 20 minutos, y haberme paseado por los diferentes blogs no se por qué se me había escapado el tuyo, excelente sin duda, contás historias reales y te expresas de una manera muy amena,eres refrescante, para mi los mejores blogs de el 20 min, el de la chica de escribe sobre las mascotas,y el tuyo, los demas blogueros ya pueden retirarse!!P.D, echaré un vistazo a tus post anteriores!!

    11 Enero 2008 | 10:09

  8. Dice ser Pericles

    muy buen blog en serio…sin palabras…ojala logres concienciar a alguien haciendole ver como es la vida…

    11 Enero 2008 | 10:17

  9. Hz muy buen reportaje, de una relidad que esta alli, pero no queremos ver, hacemos como si no existiera.Por cierto hablando de marginación y tu fuerza pra enfrentarte con lo “desconocido” quisiera hacerte una sugerencia:Los parias de españa, los padres después del divorcio, sabes que el 80 % de mendigos en España son padres divorciados a los que les quitaron todo, y no hablo de la casa o el coche, hablo de los hijos, el motivo de vivir para muchos, que se arrebata al padre solo por nacer varón y se le permite visitar cada 15 días, siempre que la madre lo permita, pues si se lo quiere quitar de encima basta una o dos denuncias falsas, o el terrible SAP para atacar sin compasión a sus propios hijos, contal de causar el máximo daño posible al padre, eso sí siempre con la valiosa colaboración del la Ley.Espero noticias tuyas, quiero creer que de verdad estas comprometido a luchar contra las injusticias, lejanas o cercanas.Y para despedirme quiero hacerte saber que el 10 de febrero hay una manifestación en madrid.Gracias por colaborar con las causas perdidas!!!

    11 Enero 2008 | 10:19

  10. Dice ser patricia

    Hernán, es interesante lo que comentas de “que no hay romanticismo en la pobreza, y de que ésta genera decadencia”.Además de constituir el mayor muro que separa a los países ricos y pobres, la pobreza genera violencia y enfermedades, y convierte a los que la sufren en números olvidados. Este aumento de conflictos violentos y mala salud no hace sino perpetuar este ciclo de miseria.Por ejemplo, según el último informe de la Alianza Europea contra la Malaria, un 40% de la población mundial está afectada por esta enfermedad, que mata a un menor cada 30 segundos y a unos 3 millones de personas al año. Si bien la incidencia de la malaria está determinada por el clima y la ecología, y no por la pobreza en sí misma, el impacto de la enfermedad es mayor entre la gente pobre, a la que le es menos posible costearse medidas preventivas y tratamiento médico. Además,supone un coste económico para los países con alto índice de malaria, que no hace más que incrementar su nivel de pobreza. Por ejemplo, se estima que cada año la enfermedad le cuesta a África 12 billones de dólares del PNB, y que ha reducido el crecimiento económico en este continente un 1.3% cada año.Estoy de acuerdo contigo en que nos resulta imposible comprender todo lo que conlleva vivir en la miseria. Podemos acercarnos, pero tenemos la suerte de poder escapar de ella.A pesar de que realmente no hay nada bueno en la pobreza, me emociona ver que hay tanta gente admirable, como la “loca Elena”, que lucha por salir adelante con una sonrisa. Son historias como ésta y cómo las de todas las personas que luchan por acabar con estas desigualdades, las que hacen que yo no pierda la esperanza en que es posible conseguirlo.Besos a todos!

    11 Enero 2008 | 10:54

  11. Dice ser Rocío

    Hola a tod@s! Hola H!Me ha encantado el artículo, impresionante. Estoy totalmente de acuerdo en lo de que, los que hemos tenido la suerte de caer a este lado, no podemos ni siquiera imaginar esa vida llena de miseria y pobreza.Decirle a Igualdad de verdad que siento mucho la injusticia que se comete con él y con muchos otros padres. Me encantaría que todas las mujeres siguieran mi ejemplo, pero no es fácil, es muy cómodo usar a los niños como arma…pero no se dan cuenta que realmente los que sufren y los perjudicados son ellos, los menores.BesosRocío

    11 Enero 2008 | 10:55

  12. Dice ser patricia

    Gracias Carmen.Un besoooo!

    11 Enero 2008 | 13:01

  13. Dice ser Mercedes

    Buenas tardes a todos!!Está claro que los que tenemos una casa confortable y una cama limpia no podemos alcanzar a imaginar lo que significa dormir en una chabola o en una boca de metro. Pero la vida da muchas vueltas y muchos de los que allí duermen tuvieron un día un trabajo, una familia y un hogar, nunca se sabe lo que la vida te depara. Bien por enfermedades (drogas, alcohol, juego…) o bien por otras circunstancias, cualquiera nos podemos ver así un día, hasta el del coche de lujo y la ropa de diseño encantado de haberse conocido.Gracias, un avez más, HZ.Feliz fin de semana a todos!!

    11 Enero 2008 | 13:13

  14. Dice ser labuqui

    hola!muy buena la nota de Elena y su vida…La Argentina no es como la ven los “europeos”.La realidad ahi es otra…para los que esten dispuestos a verla, recomiendo “Memorias del Saqueo” un documental muy veraz de los porque de la crisis en Argentina y de las consecuencias en la gente comun.cariños..

    11 Enero 2008 | 13:15

  15. Dice ser Jacky

    Hoy solo puedo decir : “IMPRESIONANTE”… wow!!! esa señora me acuerda lo vivaracha de una amiga mia que vive en condiciones similares aunque mejores …Gracias Hernán por recordarnos a todas las “locas del mundo” y que el solo hecho de acompañarlas en el camino ya es un buen comienzo y una forma de pasar tanto ellas como nosotros un muy buen rato … esta tarde iré a ver a mi amiga …un beso Jacky

    11 Enero 2008 | 16:25

  16. Dice ser pilpil

    Ni como agradecerte Hernan que nos describas, las realidades de la vida. Ellos que pasan por la vida de puntillas, sin quejarse, sin alardes, y adaptados a una vida, no, elegida. Estas personas, que en su mayoria la vida les llena de humildad y generosidad desbordante. Son los verdaderamente importantes. Esas personas, que nadie escucha y de los que tanto tenemos que aprender; ya que su mayor conocimiento en la universidad de la vida se han doctorado, sin tener nada a cambio. De ellos deberiamos mucho de nosotros a prender a conformarnos con todo lo que nos llega a las manos, de las comodidades que disponemos y de todos los recursos que podemos disponer, para tener una vida facil. Si empatizaramos mas con el progimo y no nos mirasemos tanto el ombligo. Seguro que seriamos mejores personas (Torrejon de Ardoz)

    11 Enero 2008 | 16:27

  17. La de la señora Elena es una historia más de tantas, con las que queda reflejada cualquier ciudad; incluyendo, por supuesto, barrios aparentemente desarrollados pero que “tras el telón” dejan ver a los grandes abandonados.Acabando con otra cosa, imagina lo raro que se me hace desde aquí, en plena península Ibérica (hemisferio norte), leer en tu texto que en Enero hace bochorno… 😉

    11 Enero 2008 | 16:38

  18. Dice ser carmen mateo

    Enhorabuena!! hacen falta reportajes como éste para darse cuenta de lo complicado que es dar con una historia real de verdad, de sinceridad y pasión por la vida.

    11 Enero 2008 | 17:00

  19. Dice ser Nancy Perzin

    Gracias Hernan por mostrarnos la historia de Elena, y a traves de su historia, la historia de tantas personas que han aprendido a vivir.Un abrazo grande,Nancy Perzin

    11 Enero 2008 | 17:30

  20. Dice ser saraqc

    hola a todos!hernan te atreves con todo! 🙂 incluso te confunden con un cartonero mas sera posible!!elena (no me gusta lo de “loca”) que lucha dia a dia contra esa que vida que le a tocado vivir y que a pesar de todo sale adelante con una sonrisa y con un optimismo aplastante que da gusto ver y creo que su locura radica mas en su pasion por la vida como dice carmen mateobesos y buen finde a todos

    11 Enero 2008 | 19:53

  21. Dice ser oido cocina

    envidiablNo sé cómo habrás correspondido a su generoso desayuno y a permitirte acompañarla y hacer el pequeño reportaje, pero sellar las juntas de las chapas o echarle una tela asfáltica al techo te saldría por dos perras y quedarías como un señor… ;)Alguna pequeña mejora en su vida debería tener doña Elena, no solamente congratularnos por su buen ejemplo …

    11 Enero 2008 | 19:53

  22. Dice ser Carmen

    Hernán..ufff…gran lección la que nos has dado hoy….Elena y tu…Y pensar que otros piensan en las rebajas….Me han hablado de una droga que suele provocar una feroz destrucción entre los niños,en Argentina, se llama “Paco”, la conoces?Sigue mostrándonos para que podamos comprender..Un saludo.

    11 Enero 2008 | 19:58

  23. Dice ser Veronica

    Hola Hernan, felicidades por este reportaje y felicidades a Doña Elena, una mujer que es capaz de mirar a la vida con una sonrisa, todo y que la vida no le ha correspondido de la misma manera. Es cruel, leer este tipo de reportajes y que te recuerden la realidad que hay a nuestro alrededor, y que nosotros mismos obviamos dia a dia, lo tendriamos que tener mas en cuenta!!!pd:En breve voy a pasar un tiempo en Argentina, me gustaria saber si hay alguna manera de ayudar directamente a Doña Elena.

    11 Enero 2008 | 20:48

  24. Dice ser Hernán Zin

    Gracias a todos amigos!! Gracias Carmen! Justamente acabo de venir de pasar el día con un grupo de madres que luchan contra el “paco”. Se estima que el 42% de los jóvenes de los barrios de chabolas en Buenos Aires la consumen. Un panorama aterrador, al que las madres – otra vez las mujeres!! – se unen para hacer frente. Cuando acabe la investigación la colgaré en el blog.Verónica, cuando vengas a Argentina te paso el teléfono de Elena!!Querido OC, gracias por la sugerencia. Elena tiene las chapas para el techo, pero aún no las ha puesto. Creo que las tiene que tiene que conseguir otra más largas. Yo le estoy tratando de hacer un favor que me ha pedido a través de gente que conozco. El lunes vuelvo a pasar el día con ella. Y la voy a entrevistar para RNE. La podéis escuchar a las 11 de la noche en Radio 5.Abrazos!!! HZ

    11 Enero 2008 | 21:13

  25. Dice ser Cris

    Qué graciosa mujer, de verdad.A mi lo que me ha impresionado es el sentido del humor de Elena.No sólo lo lleva a su “desastrosa” vida, además lo hace extensible a quien se encuentre a su lado.Qué espíritu de supervivencia en todos los sentidos ¡!!Y claro está, el ser pobre no tiene porqué convertirla en mejor o más buena persona.Dentro del mundo pobre, existirán enfrentamientos: el más pobre,el más fuerte, el más débil, el más inteligente, el más vivo, el más poderoso, el más “rico” … y todo eso dentro de una vida llena de carencias y de soledad.Lo que no me cuadra de Elena es que sus hijos permitan esa situación. Aunque quizás sea ella misma la que se permita vivir una situación así.Estoy de acuerdísimo con la frase que ha escrito “igualdad de verdad”, que habla de colaborar con las causas perdidas.El poder pasar “un ratico” en la vida del alguien del que sabes que cuando marches todo le seguirá yendo igual pero mira tú por dónde la haces protagonista de un Blog, es un toda una suerte y una manera de homenajear a alguien que para el mundo “normal” es invisible….Está claro que esa mujer y gracias a Hernán ha descubierto lo que podría ser su nueva carrera profesional:Asesora de imagenPor no decir que además se nos está enamorando… decía algo de que había encontrado un novio…. ;O)AbrasssssosssCris

    11 Enero 2008 | 21:47

  26. Dice ser Alex

    que historia la de Elenaeste tipo de personas es las que te hace plantearte para que tantas cosas materiales como tenemos aqui, si al final lo que cuenta es la actitud ante la vida. Si la afrontas con una sonrisa como Elena, y tantos otros, aunque esten en la miseria, merecerá la pena a pesar de las dificultadesGracias Hernan por estrechar las distanciasUn abrazo a todos

    11 Enero 2008 | 23:10

  27. Dice ser Trinidad

    Funcionamento del sistema!! puro y duro: mientras unos pocos consumimos, agotamos, devoramos, otros muchos viven de los envoltorios, de los desperdicios que a nosotros, “aparentemente”, nos sobran. Y os doy la razón a los que decís que eso nos puede pasar a cualquiera de nosotros, un día, porque la vida da muchas vueltas!! y no siempre hacia mejor!!Lamento mucho ver cómo Argentina y en general América del sur, Centroamérica, para mí en muchas ocasiones las grandes olvidadas, aumentan día a día sus diferencias, sus clases sociales, cómo crece la violencia, las drogas….no sé, sigo pensando que tienen demasiado cerca, están “demasiado pegados” a sus vecinos los americanos!!, los del norte claro está, los poderosos yankis…Y de nuevo otra gran mujer, Elena (no sé si loca o no)Un beso para todosOtro a tí HernánTrinidad

    12 Enero 2008 | 02:51

  28. Dice ser Pedro

    Hola a todos!Poco puedo decir que no hayais dicho ya Hernán o cualquiera de vosotros. Una vez mas te agradezco que nos muestres estas expeciencias, aunque no suela postear por aquí. Considero incluso necesario echarse a la cara un texto así -o mas que un texto, la historia de una vida- de vez en cuando, para tener siempre presente lo que el mundo es cuando apartas tanta fachada lujosa y tanto político social y políticamente correcto.Aunque sea repetir palabras de algún compañero de aquí, he de decir que tales ganas de vivir son admirables, y que la forma de ver el mundo de esta mujer, a pesar de la situación y de la vida que padece, resultaría además un claro ejempolo para gente que conozco y que, a pesar de tenerlo todo en mayor o menor medida, ven su vida como el mas perro y despiadado de los castigos.Y es que hay cosas, como la humildad y ciertos valores, que probablemente solo se conozcan y comprendan desde esas formas de vivir.Muchas gracias a todos, y en especial a ti, Hernán, por ayudarme a abrir los ojos un poco más.Saludos.

    12 Enero 2008 | 11:17

  29. Dice ser Danigc

    Aquí por Colombia, en las grandes ciudades, también esta lleno de cartoneros, o mucho peor, gente que solo busca algún resto de comida entre las bolsas de basura para llevarse algo al estomago.Ahora que estoy en Bogotá, me cruzo diariamente por docenas. A veces me dan ganas de entrevistarles y esas cosas, pero me falla la vena periodística jejeeEs una pena HZ que no estés por estas tierras, para hacer un seguimiento, aquí hay historias de todo tipo…

    12 Enero 2008 | 12:46

  30. Dice ser Verónica

    Hola Querido Cartonero!! Así q Elena te fue presumiendo por el camino.Eso me recuerda, y vaya q tal vez parezca un poco fuera de lugar mi comparación, cuando en aquellos años de juventud te invitaba a salir un chico guapo y querías encontrarte a todo mundo para que te vieran con él, aunque sólo te estuviera acompañando a algún lado, aunque fuera el primo que nadie conocía, pero q estaba tan guapo q había q andarlo presumiendo. Supongo q esa parte no la olvidamos la mujeres, esa emoción de: “vean con quien estoy”Y, quizá Elena en medio de su vida entre la basura, entre la mierda, como lo dijiste en tu nota, por un instante se sintió de ese modo, quisiera pensarlo así, porq significa un rato distinto en su vida, un día fuera de serie para ella.¿Cómo haces para regalarnos un pedazo de paisaje de la vida todos los días? Un paisaje q si bien lo cuentas de una forma maravillosa, q hasta por un instante olvidamos q se trata de una tragedia de la vida diaria que nos descubres.¿Por qué la llamaban Elena la loca?Quizá porq nadie se puede imaginar q en medio de la basura alguien se apasione por la vida, alguien sea optimista, tal vez al verla sonreír la gente se pregunta: ¿De qué sonríes? ¿No te has dado cuenta dónde estas?A veces uno no puede escoger la vida q le toca, la circunstancia, pero puede elegir cómo vivirla.Aunque claro, este es un dicho que dijo alguien que seguro tenía una buena cama donde dormir…o quizá no.En fin, q este trabajo tuyo de descubrir rostros, paisajes, vidas, muertes, de desvelarlo para los demás, no queda más q agradecerlo y admirarlo…Un abrazo, cartonero.Vero

    12 Enero 2008 | 12:52

  31. Dice ser ana w.

    Hernán tenés que llevarle a Elena este post y sus comentarios impresos el lunes cuando vuelvas a verla…creo que se pondrá muy contenta!

    12 Enero 2008 | 16:02

  32. Dice ser Pepe

    Qué hace esa bandera de HP en la foto?

    12 Enero 2008 | 19:54

  33. Dice ser jesus

    Gracias Hernan y Elena por compartir un punto de vista y un ratillo de vuestras vidas con nosotros. En mi opinion ese muro del que hablas y al que te refieres como la marginacion, la miseria que separa ambos lados de la vida, no es tan alto, especialmente en el caso de Elena ojala yo tuviese tanta ilusion en mi dia a dia como la que tiene ella en su diaria aventura de la “busqueda del tesoro”. En mi humilde opinion es posible que Elena debido a sus circunstancias haya aprendido a disfrutar de las cosas que nosotros desechamos de tal forma que experimenta emociones intensas mas frecuentemente que los demas, parece que la estoy viendo orgullosa en su carrito junto a ti, feliz por haber acaparado la atencion de gente “fuera de lo común”. Ese sentido del humor del que hablas solo lo pueden vestir personas ricas en sentimientos.

    12 Enero 2008 | 20:53

  34. Dice ser Jesus-Badajoz

    Por cierto, una pregunta que añadir a mi comentario anterior: esa Elena que nos muestras en tu magnifico articulo seguro que está rodeada de mas circunstancias que las mencionadas; si por ejemplo Elena en realidad estuvies loca o sufriese de alcoholismo como es el caso de miles de marginados ¿tu enfoque hubiese sido el mismo?gracias y un abrazo.

    12 Enero 2008 | 21:00

  35. Dice ser anonimo

    Gracias Hernan por estos reportajes tan maravillosos

    13 Enero 2008 | 06:37

  36. Dice ser itaka40

    Gracias Hernan por tu post, recientemente viajé a Buenos Aires y vine impresionada por la cantidad de personas que pasan verdadera necesidad en ese pais maravilloso.

    13 Enero 2008 | 09:55

  37. Dice ser manalalo

    Si ponéis “indigencia” en google podéis entrar en una página con ese nombre. Lo digo por los interesados por ese ese tipo de gente. Ah, y es de aquí.

    13 Enero 2008 | 11:35

  38. Dice ser Sonrisa Radiante

    Elena cómo muchas mujeres que viven en la miseria.En mi tierra hay un caso de una mujer que tiene cáncer y sangra no tiene ni para compresas ni para comer una buena amiga va a hacer voluntariado a ayudarla y se le cae el alma.¿Qué hacen las instituciones ? NADA sólo podemos ayudarles los que nos enteramos de estos casos y echar una mano con lo que se puede.Es triste pero es la realidad que hay aquí.Elena como muchas mujeres que viven en la miseria y hombres marginados por la sociedad,la gente los mira con indiferencia,Algunos a veces desvarían por su situación desesperante,el alcohol.otros piden con sonrisas y hasta te ofrecen hacerte recados.Muchas gracias hernán por dar voz a ELENA por mostrar su situación cómo de tantos en Argentina y demás países en el mundo.Concienciemosnos de que la pobreza esta ahí y que esas personas merecen todos nuestros respetos y admiración por su coraje de empezar cada día con fuerza y una sonrisa,Abrazos,besos para todos!!!NO DEJEÍS DE SONREÍR.Las sonrisas iluminan las almas 🙂

    13 Enero 2008 | 17:42

  39. Dice ser Suzanne

    Vas y das, vuelves y sigues dando. Y te quedas lleno y vacio a la vez. Eres rico, eres muy rico, de esa riqueza que nos falta a muchos (tengo que aclarar que no hablo de dinero?). Ves, palpas, respiras, oyes, sientes tantas culturas. Eres tú, y contigo muchos. Y muchos…como si fueras uno solo.Tomo nota y te copio……pero no te plagio, que eso esta muy feo.Un abrazo.

    14 Enero 2008 | 02:47

  40. Dice ser Hernán Zin

    Gracias Jesús!! Respondo a tu pregunta: os hubiese contado las cosas cómo las vi y las sentí. Este blog es un espejo en el camino, apelando a la metáfora de Stendhal. Es un aprendizaje conjunto. No sé cómo me hubiera setido de haber sido Elena de otra manera. Pero lo hubiese contado de la misma manera directa y simple, sin mistificaciones ni manipulaciones.En este sentido, decirte que Elena no es tampoco una santa, como bien explico en el texto. Es una persona con defectos, como todos, que cometió sus errores en la vida. Pero su vida os la contaré en una próxima entrada.Un abrazo!!! HZ

    14 Enero 2008 | 12:32

  41. Dice ser Onlythebestones

    Gracias a Elena por compartir su vida con todos nosotros.Gracias, Hernán, por transmitirnos estas vivencias.

    16 Enero 2008 | 12:52

  42. Dice ser joan

    Las Elenas de la vida son personas felices dentro de sus limitaciones porque ven la vida con optimismo y no se fijan en las dificultades sino que han aprendido a “ver” y “sentir” los detalles lindos del dia a dia.

    05 Marzo 2008 | 06:16

  43. Dice ser Sebastian

    Esto es Sudamerica como dicen los españoles, soy Argnetino, de clase media para abajo, en mi casa cuando no habia que comer a mi viejo le regalaban fetos de vaca en el frigorifico del pueblo y lo comiamos como si fuera ternera de exportaciòn. Ahora vivo en España hace tres meses y lo unico que escucho es que no voy a conseguir trabajo por la crisis, que hay cuatro millones de parados, que se suben a sus autos con menos de cinco años de antiguedad. Eso es ser desempleado? Como lo mantiene, como paga la gasolina? Donde esta la crisis? Saben donde esta la crisis, en America Latina, todos estos desempleados que cobran su Paro y sus subenciones en America Latina no durarian ni 20 minutos, vendrian llorando a lo de su mama a que les haga la comidita. Como escuche por ahi, “Asi estan dadas las barajas, en casa del pobre, hasta el que es feto trabaja”.Saludos

    07 Mayo 2010 | 01:04

Los comentarios están cerrados.