BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

La cárcel de Jiam y el germen de Hezbolá

Llego finalmente a Jiam, la infame cárcel, escenario de torturas, asesinatos y violaciones a los derechos humanos, acerca de la que tanto he leído. La puerta sigue en pie, como en las fotografías de antaño. La única diferencia es que ahora ya no flamea la bandera israelí sino las del Líbano y Hezbolá.

Al superar la verja de entrada descubro que, donde habían estado los edificios que daban vida a la prisión, ahora no se suceden más que montañas de escombros. El panorama resulta desolador. El susurro del viento. La ausencia de personas. Y, a los lejos, los Altos sirios del Golán, ocupados por Israel en 1967, las disputadas granjas de Cheeba y las primeras poblaciones israelíes. Nunca deja de sorprenderme lo escuetas que son las distancias en esta parte del mundo, y lo abismales que son los odios que las magnifican.

El año pasado, durante la guerra con Hezbolá, Israel destruyó la antigua cárcel para borrar toda huella de las atrocidades que había cometido contra los libaneses que había retenido en su interior. En el bombardeo, los misiles de los F16 hebreos se llevaron la vida de cuatro observadores de la ONU. Hoy, al entrar, lo primero que encuentro es una enorme foto que muestra la prisión antes, durante y después del impacto de los misiles fabricados en EEUU.

Otras fotos, clavadas en medio de los escombros, dan testimonio del horror que se vivió en las celdas de esta prisión que comenzó a funcionar en 1985, y a la que no pudieron entrar los miembros de la Cruz Roja hasta 1995. Torturas, palizas, celdas en las que los prisioneros malvivían hacinados, a cielo abierto.

Israel invadió por segunda vez Líbano en 1982 para enfrentarse a la OLP. Su avance llegó hasta la ciudad de Beirut, donde se posicionó durante tres años con consecuencias tan nefastas para la población local como la matanza de Sabra y Chatila, que las milicias cristianas perpetraron – y de las que ayer se cumplieron 25 años – con la connivencia de Ariel Sharon (que fue juzgado en Israel en 1985 y que tuvo que dejar su cargo como ministro de Defensa).

En aquellos días, los chiíes del sur del país no vieron con malos ojos la presencia de las tropas hebreas, ya que ellos mismos habían padecido la violencia de la OLP. Sin embargo, en lugar de retirarse una vez que los líderes palestinos abandonaron el país de los cedros en dirección a Túnez, los israelíes se quedaron en la parte meridional, primero hasta el río Asawi y luego hasta el río Litani, en un ocupación que duró hasta el año 2000 y que fue el germen de Hezbolá.

Las violaciones a los derechos humanos, las detenciones arbitrarias, los toques de queda, la destrucción de casas, terminaron por levantar a la población chií en contra del Tsahal y de la milicia cristiana que había articulado: el Ejército del Sur de Líbano (ESL). Irán, decidido a exportar su revolución islámica, comenzó a brindar ayuda a los chiíes que, primero con atentados con coche bomba dirigidos a los soldados, y luego con toda clase de armamentos, se empezaron a enfrentar a las tropas ocupantes.

¿Por qué los israelíes se quedaron tanto tiempo en el sur de Líbano? Existen diversas teorías. La primera es que Ariel Sharón albergaba la idea de crear un Gran Israel. Ya en 1919, durante la Conferencia de paz de Versalles, los sionistas habían señalado su deseo de que el Estado judío llegara al río Litani, para poder tener así mayores fuentes de agua. Pero Francia, que en aquellos momentos dominaba Líbano, se opuso. Otra teoría señala que David Ben Gurión había siempre deseado tener como vecino en el norte un estado cristiano, razón por la cual Israel había armado a los maronitas desde el comienzo de la guerra civil en 1975.

Fuera cual fuera la razón de la ocupación, lo cierto es que la estrategia de Sharón demostró ser un grave error, pues de sus excesos en la zona surgió la semilla del odio con que se gestó Hezbolá. Su enemigo más acérrimo, el único que ha logrado hacerle frente en el plano militar.

En 1992, el brazo armado del Partido de Dios comenzó a contar con misiles Katyushas, así como con armas cada vez más modernas, gracias a las que infligía daños cada día mayores a la tropas de ocupación. Los combatientes chiíes había encontrado un punto débil, situado entre la torreta y la base, en los hasta el momento indestructibles tanques Merkava II. La televisión Al Manar, nacida ese mismo año, se encargaba de hacer llegar a Israel las imágenes de las bajas sufridas por los soldados hebreos.

La izquierda israelí, más fuerte en aquellos tiempos, comenzó a preguntarse qué hacían en Líbano, si los palestinos ya se había ido. Varios movimientos populares empezaron a presionar al gobierno para que terminar con la ocupación. Pero fueron cuatro valientes madres israelíes del kibbutz Gadot, situado en el norte de Galilea, las que empezaron la revolución que terminaría con 22 años de presencia hebrea en Líbano. Se reunían cada día en el cruce de Machanayim. Encendían velas por los soldados muertos. Otras mujeres se sumaron a ellas. La prensa rápidamente les prestó atención. Y su movimiento se conoció como el de las “Cuatro Madres”. Ellas decían que no entendían por qué estaban luchando sus hijos. Por qué razón debían morir.

La presión de esas madres consiguió que el 25 de mayo del año 2000 las tropas israelíes se retiraran. Fecha que se conmemora en Líbano como el Día de la Resistencia y de la Liberación. Una acción que consiguió que otras mujeres, situadas en el lado opuesto de la Línea Azul, pudieran correr hacia la prisión de Jiam para encontrarse con sus maridos e hijos, como muestran las fotografías que se suceden en este lugar en el que el viento, único sonido que nos rodea, parece susurrar lamentos, parece albergar voces cargadas de dolor.

Continúa…

16 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Hoy me he centrado en la historia de la ocupación, para contextualizar lo que significó la cárcel de Jiam. Me hubiese gustado contar muchas más cosas, pero nada, me porto bien y trato de ser breve (no me resulta sencillo).Mañana os contaré algunos detalles de la cárcel y de las impresiones que se sienten allí.Me apetecía escribir una breve historia de la ocupación para recalcar la labor de las Cuatro Madres. Y de tantos movimientos que surgieron en la sociedad israelí en los años noventa.Lamentablemente, después del 11S y de la segunda intifada casi han desaparecido, con algunas excepciones. Sigo convencido de que los ciudadanos israelíes son los únicos que, si se organizan y protestan, pueden terminar con la otra ocupación que sigue vigente, la más terrible, la que sufren los palestinos, y sacar del poder a la derecha belicista que gobierna su país.Hasta mañana… HZ

    11 Septiembre 2007 | 19:52

  2. Dice ser Mayté

    ¿Qué tal Hernán?Interesante relato, muy conciso y esclarecedor; y como se ha comentado repetidas veces al parecer la solución son los actos decididos de las personas comunes que no quieren ver sufrir mas a su familia y a sus semejantes, aunque sean de diferente país, cultura y/o religión, más aun si son madres, que sienten el dolor de un hijo como el propio y saben dar su amor incondicional.Espero la continuación de tu artículo, aunque el contenido será espeluznante y algo que no quisiera leer, lo haré por respeto a tantos y tantos seres humanos caídos en desgracia en esa infame cárcel.Hasta mañana HZ, que descanses, abrazos.Mayté

    11 Septiembre 2007 | 22:08

  3. Dice ser Fabiana Lorenzo

    Hola Hernán,Me pregunto si alguna vez dejaran de morir esos hijos, hermanos, esposos, …… si se terminara toda esta violencia indiscriminada.Sigo tus relatos todos los días al llegar a la oficina, mañana yo también esperare la continuación de tu artículo.Leí en alguno de los comentarios, que tus libros están publicados en Bs.As., es así?Hernán, que tengas una buena noche.Cariños.Fabiana.

    11 Septiembre 2007 | 23:04

  4. Dice ser Hernán Zin

    Buenas noches a todos. Aquí, un poco insomne…Un placer leerte Fabiana Lorenzo. Con respecto a los libros, acaba de salir publicado en Argentina “Llueve sobre Gaza”, con Ediciones B, en el que justamente narro historias desde Gaza, muy relacionadas con el post de hoy.Un abrazo!! HZ

    12 Septiembre 2007 | 02:52

  5. Dice ser Hernán Zin

    Sí Víctor. Justamente ayer, cuando establecí el simil con el S21, pues era lo que pensaba al ir allí, recordé la visita a la ESMA, otro sitio escalofriante.Lo decía en este blog el gran periodista Gideon Levy, hace un año, cuando lo entrevisté. El muro de Cisjordania sirve para prevenir que la realidad de los palestinos llegue a Israel. Hay mucha desinformación acerca de lo que sucede al otro lado. Muchísima. Y sí, son los ciudadanos israelíes los que tienen el poder, los que pueden provocar el cambio.Abrazos… HZ

    12 Septiembre 2007 | 02:57

  6. Dice ser Z.

    Ola querido Hernán,Tengo leído tus relatos y seguido tus pies por este mundo desolador y increíblemente aleccionador por su vez. Y le pregunto, sin condicionar repuestas: La realidad cuando se cambiara? Cuando el hombre dejara de ser el lobo del hombre? Hasta cuando la violencia imperara sobre los sentidos? Y el poder cegara el hombre y matara todo intuito de cambio?Hasta cuando la ignorancia reinara? La falta de escrúpulos de astutos mentirosos que se dicen políticos como ese kissinger, será aceptos por lo conjunto de los otros hombres?Investir en los aun cuerdos…en los niños, tierras vírgenes, en las madres como esas 4 israelis…esas si merecen los nobeis…Un verdadero lujo poder ver con tus ojos esta tan triste realidad…te cuida amigo, y si, después de leer todo lo demás estanca en secundo plano…pues tu trabajas con el grande de la vida que es la propia vida de nuestros semejantes.AbrazosZ.

    12 Septiembre 2007 | 04:00

  7. Dice ser Alejandra

    Que tema escalofriante…verdaderamente huele a frio , impotencia y mucho mucho miedo.Así , creo que debe ser el sentimiento de todos aquellos que no encuentran respuestas…a todo esto.Sabés vivo cerca de un lugar en Baires al que hoy por hoy lograron recuperar,( por ahora está cerrado y creo esta en vias…de…)Es un centro que por allá en los años 75 , era un centro de detencion clandestina ” El Olimpo”, y verdaderamente cuando paso por allí…SE ME ERIZA LA PIEL…es como esas cosas que te transmiten frio y dolor, angustia y soledad…por algo que ni siquiera supe para esos años ..en que eso se vivía en mi país… Así que imagino lo horrendo que debe ser para Vos…vivirlo de cerca , palparlo, estar allí con tantas historias a cuestas…Y verdaderamente eso te hace…mi mejor gladiador , a la hora de esta lucha diaria en la que te has metido.Un fuerte abrazo…cuidate mucho…y fuerza…por ellos , los que no se escuchan…Alejandra desde Argentina

    12 Septiembre 2007 | 04:38

  8. Dice ser patricia

    Buenos días a todos!Hernán, bienvenido a Madrid. Es horrible la historia de la cárcel de Jiam, como la de tantos otros centros de tortura y asesinato. Y es inadmisible que actualmente sigan existiendo. Para qué existen los organismos internacionales que se encargan de velar por los derechos humanos y de juzgar a aquellos líderes que no los respetan? Son el ejemplo de nuestra hipócrita sociedad, que se llena la boca de valores como justicia, igualdad y tolerancia, pero actúa únicamente a favor de sus intereses. Cada vez llevo peor esta doble moral y me resulta imposible aceptarla.Muy bonita la historia de las cuatro mujeres israelíes. Qué valientes y qué ejemplo para todos! A veces no nos damos cuenta de lo importantes que son los pequeños gestos, alzar la voz, rebelarse y tender la mano a los demás.Mucho ánimo a tí también, valiente! Y mucha suerte en tu próximo viaje! Aquí estaremos…Besos a todos!

    12 Septiembre 2007 | 09:31

  9. Dice ser cris

    Dices que desde 1985 hasta 1995 no pudo entrar Cruz Roja en esa cárcel….Qué horror, cuando se sabe que está pasando algo horrible y no poder hacer nada. Ni si quiera poder denunciarlo, ni obtener pruebas de ello.Espeluznante pensar en esos diez años anónimos en nombres y apellidos, en sufrimiento, en penas y llantos, de abandono…Buscar una explicación para todo esto es tan estúpido como complicado, no sabe uno por donde cogerlo.Un abrazo.Cris

    12 Septiembre 2007 | 10:01

  10. Dice ser Hernán Zin

    Z, querido amigo, cuánto tiempo y que alegría leerte. Un fuerte abrazo para ti y para tu familia!!!! HZ

    12 Septiembre 2007 | 10:29

  11. Dice ser Víctor

    Hola Hernán:He leído con atención tu relato y me vienen a la mente historias similares en otros lugares. ¿Cómo no acordarse de la ESMA, Abu-Graib, Guantánamo y tantos otros centros de detención y tortura?Me resulta difícil, me cuesta creer, que haya gobiernos democráticos -como el de Israel- que puedan cometer las atrocidades que han cometido en Gaza o el Líbano, y siguen cometiendo actualmente con la política de apartheid y colonización, por ejemplo, que desarrollan en Cisjordania o el bloqueo y destrucción de Gaza.En Israel critican la mala gestión de la guerra en el Líbano obviando la destrucción causada a la población y las infraestructuras del país, algo que no tuvo que ver con el secuestro de los soldados israelíes por Hizbolá.Creo que en Israel tienen un grave problema respecto a la identidad como nación en tanto que se construyen “en contra de” los palestinos, en particular, y árabes, en general. Como el estado se funda sobre la expulsión de los palestinos de sus tierras y se legitima desde unos textos religiosos que otorgan al pueblo israelí la condición de elegido, toda acción destinada a llevar a cabo los planes de Dios es bienvenida y se justifica en la opinión pública interna como necesaria para la supervivencia de Israel. Además, las atrocidades cometidas durante el Holocausto han marcado al pueblo israelí como un pueblo perseguido que vive a la defensiva y que está, ahora, dispuesto a todo para hacerse un hueco de prosperidad y bienestar en las tierras usurpadas a los palestinos.¿Dónde acabará todo esto?Gracias por contarnos de primera mano por poner sentimientos a los argumentos, por ayudarnos a comprender lo que ocurre en la “tierra prometida”.Cuídate.

    12 Septiembre 2007 | 12:09

  12. Dice ser Alex

    Me sumo a las palabras de Mayte, espero con ganas tu descripcion de la carcel de Jiam aunque sera algo espeluznante y que no quisiera leer.Ante tanto desastre, la historia de las cuatro madres parece poner algo de esperanza al asunto.Estoy de acuerdo con lo que dices, que son los israelies los que pueden y deben acabar con la ocupación, pero me imagino que habrá grandes dosis de manipulación por parte del gobierno ¿no? estoy seguro que la mayoria de los israelies desaprobarian lo que su gobierno está haciendo con los palestinos, pero debe haber mucha desinformación ¿no? y mucho miedo y odio alimentados por los de siempre…Un abrazo

    12 Septiembre 2007 | 12:56

  13. Dice ser Hija de la Luna

    Desgarrador y esperanzador, al mismo tiempo, tu artículo. El horror de la cárcel y la alegría de la liberación. Todo un contraste y una buena paradoja que podría ahorrar mucho sufrimiento.Bienvenido de nuevo. Cuida esas horas de sueño.Un fuerte abrazo, como siempre.Hija de la Luna

    12 Septiembre 2007 | 13:57

  14. Dice ser Hernán Zin

    Me alegra leerte Hija de la Luna. Tanto tiempo. Un abrazo!! HZ

    12 Septiembre 2007 | 16:19

  15. Dice ser Marisol

    buenas noches…fue uno de los mejores veranos que tuvo el libano el verano del 2000 todos sin exepcion de religiones ni politicos celebraban juntostenian 2 dias exactamente de haber huido los de lahd y los israelies(el que estaba acargo de esa carcel)y sus secuases cuando entre percibi el mal olor que tenia como que si acabaran recientemente de dejar dicha carcel la comida en el suelo las almohadas y las colchas desparramadas por doquier los baños bueno ni hablar y segun uno de los presos estaba contando a la muchedumbre que estaba ese dia como los torturaban y agredian fisica y psicologicamenteya tienen 7 años de haber estado en ese infierno pero de seguro cada dia quedara en sus memorias todo lo que sufrieron dios se apiade de ellosGracias Sr Hernan por tan buen articulo

    13 Septiembre 2007 | 12:52

  16. Dice ser JuanSolis

    Los judíos son muy abusivos, ya pues deberían de llegara a un dialogo.No me gusta qu los judíos esten propagando las guerras se oyen que Bi laden es judío. Ya pues parale la mano.

    05 Enero 2008 | 03:54

Los comentarios están cerrados.