BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Calcuta y la lógica del monzón

Siempre he jugado con la idea de que el monzón, fuente tanto de bienestar como de miseria, ha condicionado en buena medida la idiosincrasia de los habitantes del llanura indogangética.

Desde hace miles de años, desde que los arios llegaron desde Europa y se impusieron y se mezclaron con las tribus autóctonas dravidianas, este fenómeno meteorológico los ha visitado cíclicamente, haciendo tanto prosperar sus cultivos como anegando sus territorios y empujando a la gente a dejarlo todo y abandonar sus casas. El mismo fenómeno que esta semana ha sumido en la indigencia a millones de personas en Bangladesh y en el estado indio de Bihar.

Sé que es una mera especulación, sin base empírica alguna, pero hace tiempo me pregunto si esta fuerza irrefrenable, capaz de generar al mismo tiempo vida y muerte, es la que ha gestado a deidades del panteón hinduista tan duales y contradictorias como Shiva, dios al mismo tiempo de la destrucción y de la creación. Y si, de algún modo, el monzón es responsable de esa capacidad, a la vez admirable y cuestionable, de los indios para adaptarse a la realidad sin un ápice de rebeldía, con apenas quejas, se trate así de la miseria extrema, del sistema de castas, de la explotación del hombre por el hombre, o de esa temporada de lluvias que comienza en junio y que regularmente pone en juego todo lo que tienen.

En esta nueva visita a Calcuta, descubro que poco ha cambiado en la ciudad que fue mi hogar durante tres años. El milagro económico es apenas cosa de pocos, de los ricos de siempre y de una clase media que asciende rápidamente sin mirar al costado, sin preocuparse por el resto y, sobre todo, sin mirar hacia abajo.

Una clase media que desea, como sucede con las elites en África y América Latina, convertirse en una porción de ese Occidente próspero, cosmopolita, liberal, que vive en el lujo y la opulencia, cómo se los enseña la televisión por satélite, cómo se lo cuentan sus parientes en la diáspora. Una suerte de balsa a la deriva, de fragmento del mundo rico que aterriza en medio de la India rural, paupérrima, analfabeta, machista, anclada, tanto por sus formas de producción como por su visión mágica de la vida, en el medioevo.

Y nada ha cambiado frente al monzón. A pesar de las tan anunciadas obras de infraestructura de la Corporación Municipal de Calcuta, la ciudad se sigue inundando a penas llueve. Y la gente sigue aceptado sin rechistar, con resignación, que sus existencias cotidianas se vean obligadas a suceder en medio del agua. Estas mismas escenas que retraté con mi cámara hace trece años, se repiten calcadas hoy, en las calles de la urbe de Tagore, de Satyajit Ray, de la Madre Teresa.

Las familias sin hogar aguardan pacientes a que el agua baje para poder retomar su vida en las aceras, pasando muchas noches sin dormir, con los ojos rojos de cansancio, tambaleándose por el sueño, ovilladas en alguna escalera o sentadas en el marco de alguna ventana.

De aquel primer día en el que conocí el monzón, hay una fotografía que atesoro, que me ha acompañado como símbolo de los contrastes de Calcuta y que cuelga enorme en el salón de mi casa. Aquel día que bajé de la habitación 16 del hotel María y me encontré con estos tres niños de la calle riendo, jugando, en medio de la inundación.

Hoy, en este fugaz regreso a Calcuta, en este momento en que las lluvias están siendo tan devastadoras para millones de personas, salgo a la calle a buscar a los tres niños con la imagen en la mano. Quiero saber si al menos en sus caminos personales han tenido la posibilidad de prosperar, de estudiar, de abandonar las calles. Hacia dónde los ha conducido el monzón de la vida.

Continúa…

26 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Abrazos a todos amigos, con el sabor amargo de la desgracia que se cierne en torno a tantos millones de personas. Laura, me alegra leerte, y creo que la palabra que mencionas es clave: precariedad.César, me encantaría poder darte consejos, pero no estoy muy al tanto de la realidad actual de Camboya. Desde que saqué Helado y patatas fritas he preferido no volver por las amenazas, y de esto hace ya cinco años.Sí recuerdo la Camboya de los años 90, en la que todo estaba por descubrir. Y la emoción que sentí al entrar a Angkor Wat (sólo éramos tres los turistas que estábamos aquel día). Vislumbré cuando fue a hacer la investigación sobre pederastas, en el 2002, que las cosas habían cambiado bastante, en lo bueno y lo malo. Había seguridad, pero también había una gran presencia mercantil china, una voracidad comercial desmedida.Sólo te deseo la misma emoción en los descubrimiento. Sin dudas el alma de Camboya seguirá allí, las cosas no pueden haber cambiado tanto (aunque hayan hecho un multimillonario campo de golf en torno a Angkor). Quizás tengas que esforzarte más para encontrarla, salir más de la ruta más transitada, pero estará allí sin dudas, y vale la pena conocerla.A todos, compañeros de viaje, un lujo leeros, Punch, Grouchoo, Beta, Sonrisa Radiante, MM, Amhelie, Sara qc… Abrazos!!!!!

    09 agosto 2007 | 09:35

  2. Dice ser Mª del Mar

    Saludos a todos. Ayer por fin me pude comprar tu nuevo libro aunque he encargado todos los que has sacado y estoy deseosa de poder empezar a leer.Que foto tan increíble esa de los tres niños. Me encanta ver que nunca pierden la sonrisa y que esa sonrisa es mucho más intensa que la de cualquier niño del “mundo rico”. Son unos luchadores.Muchas gracias por volver a mostrarnos la realidad de este mundo.Cada día estoy más y más enganchada a leer a tu post.Muchos saludos a todos y abrazos.

    09 agosto 2007 | 09:57

  3. Dice ser Hernán Zin

    Gracias Mª del Mar!! Sí, es una foto que ha significado mucho para mí. Un abrazo!! HZ

    09 agosto 2007 | 10:09

  4. Dice ser patricia

    Hola Hernán!Es preciosa la foto de los tres niños jugando y riendo. No me extraña que la tengas cariño.Me llama la atención la normalidad con la que continúa la vida allí después de las inundaciones. Aceptan lo que ocurre y siguen adelante. Supongo que piensan que nadie va a ayudarles y, al fin y al cabo, tienen que seguir sobreviviendo.La situación en el sur de Asia es dramática. Unicef y otras Ong’s están pidiendo ayuda para paliar los daños que están causando las lluvias monzónicas. Millones de niños y niñas se enfrentan a una inminente crisis sanitaria. Las aguas estancadas que han dejado las inundaciones son un foco de diarrea y enfermedades causadas por el agua con el potencial de llegar a convertirse en epidemia; infecciones de la piel, malaria, leptospirosis y fiebre del dengue. Los niños y niñas, que representan un 40 por ciento de la población del sur de Asia, son particularmente susceptibles.Sólo en India, el principal país afectado, hay ya casi 20 millones de personas afectadas.Incluso en aquellas zonas en las que ya no llueve con intensidad, como en el norte de Bihar, el agua estancada supone una seria amenaza y puede causar enfermedades a 11 millones de personas, entre las que se incluyen 1,5 millones de niños y niñas de menos de 5 años. En Bihar se estima que 2 millones de personas, 300.000 de ellas niños, han sido desplazadas de sus hogares debido a las inundaciones.Espero que aumente la ayuda internacional y se pueda hacer frente al desastre que está causando la lluvia.Un beso a todos!!

    09 agosto 2007 | 10:13

  5. Dice ser Carmen F.

    Es increíble… lo más increíble no es q sucedan cosas así alguna vez, sino q se repitan una y otra vez y nadie haga nada, ni las autoridades locales ni las internacionales… es el colmo…Viendo la sonrisa de esos tres niños, he pensado que los q casi no tienen nada, no tienen más remedio q sobrevivir y aferrarse a la esperanza, y q la vida q les ha tocado vivir es más llevadera con una sonrisa a pesar de todo… desde luego, esa resignación y entereza en medio del caos es realmente sobrecogedora, una lección para muchos, a la vez q desesperante, pq no puede ser q tengan q conformarse con todo eso sin más…Por cierto, pocas veces he visto una foto q me haya dicho tanto como la de esos tres niños… realmente es algo más q una foto, mucho más…

    09 agosto 2007 | 11:04

  6. Hernán, estos días he visto las imagenes en la TV de las ayudas que llegan en forma de galletas -es esto lo que he visto que dan a cada mujer en la cola en Euronews- me pregunto si con esto es suficientes o es que las ayudas van a otro bolsillo.Saludos

    09 agosto 2007 | 11:26

  7. Hola a toda la familia:Yo sí veo una pequeñita esperanza de cambio. Este año el Monzón es noticia (por fín!), y cada día vemos en todos los medios de España cada cosa que está pasando al respecto en India, Nepal y Bangladesh . El desastre, las muertes, los desplazados, y las ayudas insuficientes que empiezan a llegar a cuentagotas. ..Y hablo de esperanza, porque que esta noticia aparezca en los medios significa que muchísima gente puede empezar a concienciarse de este y muchos otros temas humanitarios a nivel global. ..Y esto, puede suponer sin duda la primera ficha de dominó que pueda hacer caer luego otras muchas más. ..Ya véis que digo siempre “pueda”,.. pero esa posibilidad debería ser esperanzadora para muchos. ..Es sólo el principio, pero realmente ilusionante. Igual de ilusionante que esa foto tan preciosa de los niños.Un abrazo muy fuerte,Jorge Medina AzcárateOne brother World

    09 agosto 2007 | 13:04

  8. Dice ser Cris

    Gracias Jorge, por poner ese puntito optimista, espero que tus palabras sigan su curso…Me encantaria hernán que te encontraras a esos tres niñitos, como lo hiciste con Rabindra.Es terrible que jueguen y se diviertan en unas aguas que en algunos casos, sean las que les pueden llevar a la la muerte…Imagino que esa actitud “comprensiva” hacia el monzón es como la nuestra a esperar en el invierno un “fuerte resfriado” o a final de año nuestra “subida” de sueldo, lo que ocurre que nosotros ni morimos, ni dejamos de comer por ello, ellos desgraciadamente sí.Cuentan con ello, cuentan que en sus vidas y cada año pasará y debe pasar un monzón.Nadie les ha dado otra alternativa.Un abrazo fuerte para todos.Cris

    09 agosto 2007 | 14:30

  9. Dice ser Ana S

    Hola a tod@s.Un privilegio leerte Hernán, un privilegio las lecciones que aprendemos de cada una de tus reflexiones.Que bueno es tener una foto a la que volver y que trasmita tanta esperanza como la tuya, esas sonrisas, esa alegría pese a las circunstancias te aleccionan.Una vez lei de Madre Teresa “Sonreíos los unos a los otros, sonreíd a vuestra esposa, a vuestro esposo, a vuestros hijos, a todo el mundo – no importa de quien se trate-, y eso os ayudará a crecer.”Nos encantaría verte descubriendo a esos niños años después, su alegría al reecontrarte de nuevo. Esperamos que tengas suerte.Gracias por hacernos pensar, por removernos y por seguir enseñándonos “el río de la vida”. Chus y Ana

    09 agosto 2007 | 15:30

  10. Dice ser sara qc

    hola hernan!¿que tal estas? bien? me alegro.para mi y creo que para las persona que estamos siguiendo tu blog es un placer enorme escribirte y darte animos y alguna que otra vez hacerte reir ya que al estar tan tan lejos no debe ser facil regresar a un sitio al que has estado y luego al cabo de tres años saber que nada ha cambiado que todo sigue igual.estoy segura que encontraras a esos tres niños que salen en esa magnifica fotografia.cuidate mucho.miles de abrazos

    09 agosto 2007 | 17:23

  11. Dice ser Víctor

    Lo mejor, sin duda, esa foto de los niños en medio del agua. Un país como la India que es actualmente una de las mayores potencias industriales del mundo; un país con la bomba atómica; un país que exporta a los mayores cerebros informáticos del mundo; un país con la mayor industria cinematográfica del mundo; un país con una gasto militar enorme; un país en conflicto permanente con Paquistán; el país de Teresa de Calcuta, el país de Bhopal…Dices, Hernán, que la gente acepta con resignación la situación, que cada quien busca salir mirando hacia arriba, que las autoridades prometen obras que no hacen… mientras que la gente sigue la rueda de la vida para seguir adelante, un día más con vida, que ya es bastante.Quien tiene tan poco para vivir, quien tan sólo tiene el horizonte de un sólo día, quien no tiene más que lo poco que tiene, que es nada, ¿puede tener rebeldía para cambiar su sino?Gracias por la crónica y las fotos, Hernán, así no olvidaremos los privilegios que disfrutamos.

    09 agosto 2007 | 18:44

  12. Dice ser Sandrine

    Precisamente esa capacidad de los indios de adapatarse a la realidad sin ningún síntoma de rebeldía es lo que nos sorprende a los occidentales. Yo creo que ahí está su fuerza, no pueden evitar el monzón pero él no va a echarles de su entorno.

    09 agosto 2007 | 19:59

  13. Dice ser Fabiana

    Hola Hernán ¡!Que bueno fue descubrirte, hace poco encontré tu blogs de casualidad y a partir de ese momento no pude dejar de leerlo, tus crónicas y fotografías son conmovedoras.Te felicito por todo tu trabajo y espero que encuentres a esos chicos de la foto, así como sucedió con Rabindra.Además quisiera saber si están tus libros editados en Buenos Aires, me encantaría poder leerlos.Mis saludos y espero que estés muy bien, cuidate mucho.Fabiana desde Buenos Aires.PD: A mi también me encanta tomarme un cafecito en Cúspide o El Ateneo, mientras leo un buen libro.

    09 agosto 2007 | 21:21

  14. Dice ser César

    Hola,Sé que no será como hace años, pero seguro que la emoción no me la quta nadie. Ya te contaré.Hace tiempo estuve buscando tu libro “Helado y patatas fritas”, pero no lo econtré. Lo intentaré más adelante. Aún estoy con el de Fisk. Esta vez en el capitulo que habla sobre el genocidio armenio de 1915 y la negación continua del mismo por parte de Turquía, EEUU,… Como siempre, intereses mutuos para no molestarse.Sobre el monzón y las inundaciones, creo que lo del cambio climático debería tenerse muy en cuenta ya que cada vez irá a peor… Aqui en España se puede ver perfectamente. El tiempo por el Cantábrico ha cambiado mucho de ahora a cuando era pequeño.Lo malo es que los que pagan las consecuencias más graves son los de siempre, los que menos tienen y más indefensos están. Que el monzón siga originando millones de desplazados es increible… Pero ves esos niños jugando en el agua y piensas en como se viven los acontecimientos según donde estés y como haya sio tu vida… Aqui en Madrid, cuando llueve, pensamos “joder, atasco para volver a casa…”. y nos ponemos de mal humor…Que te vaya muy bien por la India y que grabes mucho para la serie,Un abrazo

    09 agosto 2007 | 21:51

  15. Dice ser Grouchoo

    No porque lo diga la gente y por peloteo, pero las fotografías que haces son cojonudas. Y sinceramente si sacaras un libro de estas te lo compraría.Salud y buenos deseos a todos.

    09 agosto 2007 | 22:10

  16. Dice ser Sonrisa Radiante

    No perder la esperanza y seguir luchando.El otro día ví el vídeo We are the world we are the children , la iniciativa que se llevo en los 80 cuando cantantes se unieron para dedicar esa canción a los niños y recaudar fondos para ayudarlos.Esa canción estaba dedicada a todos ellos.Cómo dice Jorge Medina esperanza y que la gente se conciencie que muchos granos de arena hacen una playa y cada gota de agua llena un mar.Todos lucharamos y nos unieramos por los mas desfavorecidos como gotas de agua.La alegría de esos niños de la foto que de un monzón hace un juego y se divierten.Un fuerte abrazo para todos!!!Y ……sonreíd.

    09 agosto 2007 | 22:12

  17. Dice ser La abuela

    Se habla mucho del círculo vicioso de la pobreza, pues los hijos de los pobres son la seguridad social de los padres, perpetuando aquellos la situación de sus progenitores.El que vive en la miseria solo tiene una preocupación: saber que va a comer ,o más bien si va a poder comer al día siguiente. Ante esta miserable y angustiosa situación solo le queda dos opciones, resignarse o rebelarse. Se podrá rebelar si puede alimentarse un mínimo para tener un mínimo de energía y así no caer en la apatía crónica, propia de la desnutrición. Pero añadiendo la particularidad en la India, del entramado hinduista de las castas, sale un cóctel nada apetecible de desmesurado conformismo en estos pobres “parias”.

    09 agosto 2007 | 22:17

  18. Dice ser Alma

    Hola Hernán !!!Me desaparecido un poco de tu página unos días, pero mirá que me entero que andas en Calcuta, como siempre andas de lado a lado, dando testimonio de lo que los seres humanos nos hace falta conocer.Un gran abrazo, aunque me desaparesca un tiempo, sabes que en la primera oportunidad estoy aqui apoyandote desde lejos. Gracias por ser un gran ser humano.saluditos desde MéxicoAlma

    10 agosto 2007 | 07:16

  19. Dice ser Nancy Perzin

    Hola Hernan! Es un verdadero placer leerte, este blog que has creado y creas día a día es impresionante. Los artículos de Calculta tienen un cariño tuyo muy especial.Gracias!Muchos besos,Nancy

    10 agosto 2007 | 15:03

  20. Dice ser Pepe

    La miseria se terminará el día que los pobres dejen de tener hijos. Es lo que hice yo: hice una vasectomía para no dejar pobreza en este mundo. Que tengan hijos los ricos.

    11 agosto 2007 | 10:46

  21. Dice ser Te

    Vaya….Qué recuerdos de viejos tiempos. Me he emocionado al ver cómo había crecido Rabindra. Yo le conocí. Ahí, en el mismo lugar. Cuando era un niño, hace justamente 5 años. Recuerdo ese momento.Cinco años ya de aquéllo. Cinco años que nos hacen cambiar a todos. Cuánto aprendí de todo eso. De Rabindra, de Tuktuki, de Irshad, de Sunil….Saluda a todos ellos de mi parte. Allison, David, Urmi…Y a los ñiños. Nunca olvidaré lo que significaron en mi vida, lo que me hicieron madurar…Todavía hoy adorna en mi salón una foto de la pequeña Tuktuki. Si la ves, si sabes algo de ella, no dudes en mostrarla también en tu blog. Su antes y su después. Pagaría por saber cómo está, cómo es ahora.Suerte y gracias!Té.

    11 agosto 2007 | 18:14

  22. Dice ser Té

    Vaya….Qué recuerdos de viejos tiempos. Me he emocionado al ver cómo había crecido Rabindra. Yo le conocí. Ahí, en el mismo lugar. Cuando era un niño, hace justamente 5 años. Recuerdo ese momento.Cinco años ya de aquéllo. Cinco años que nos hacen cambiar a todos. Cuánto aprendí de todo eso. De Rabindra, de Tuktuki, de Irshad, de Sunil….Saluda a todos ellos de mi parte. Allison, David, Urmi…Y a los ñiños. Nunca olvidaré lo que significaron en mi vida, lo que me hicieron madurar…Todavía hoy adorna en mi salón una foto de la pequeña Tuktuki. Si la ves, si sabes algo de ella, no dudes en mostrarla también en tu blog. Su antes y su después. Pagaría por saber cómo está, cómo es ahora.Suerte y gracias!Té.

    11 agosto 2007 | 18:15

  23. Dice ser Mayté

    Hola Hernán!Me emocionan tantos recuerdos que nos muestras tan espléndidamente y coincido contigo sobre esa foto de esos niños que se puede decir que no tienen absolutamente nada, como si para ellos solo existiera esa agua turbia que es su océano limpio y cristalino en el que juegan y se divierten con la mas pura ingenuidad e inocencia. Tiene mucho significado, solo viven el momento y todo a su alrededor desaparece, se puede decir que tienen la felicidad completa por un instante.Estoy en la Cd. de México y no encuentro tu libro, esta agotado =( (no tendré mas remedio que ir a España por el, jejjejje), espero tener suerte por internet.Abrazos, y cuídate muchoMaytéP.D. Family, los quieroooooooo, un abrazo desde la capirucha del país. =)

    11 agosto 2007 | 20:34

  24. Dice ser Martín Bolivar

    Un blog excelente, con unos textos llenos de sensibilidad, imágenes estupendas como la de los tres niños y un montón de cosas más. Eres un reportero del mundo, cronista de la calle, periodista lleno de un humanismo (¡Uy, qué palabra antigua y en desuso). Me haces recordar la película Pasaje a la India, en la que uno de los personajes, es una mujer, comenta que allí se ve la realidad de la vida cuando observa a un grupo de mujeres hindúes. Tus crónicas son objetivas. Tu comportamiento ético merece el más grande de los elogios, más que nada porque tu profesión está muy desvalorizada. Salu2

    11 agosto 2007 | 22:15

  25. Dice ser Pablo

    Un abrazo desde Marsella, donde paso estos días, Hernán! Me ha alegrado mucho que, con motivo del 60º aniversario de la independencia de la India, el Nouvel Obs[ervateur] http://hebdo.nouvelobs.com/hebdo/parution/p2231/ dedique la portada de su último número, así como un amplio dossier-reportaje, a Gandhi. Lo estoy leyendo acordándome mucho de ti. ¡¡Cuídate y sigue informando a tus ávidos lectores!!

    12 agosto 2007 | 16:57

  26. Dice ser olga luz

    En esta fria noche; quiero decirles que de corazon me siento parte de esta comunidad que este proyecto emprendido por hernan lo valoro igual que mis propios proyectos.En este espacio me sorprende la capacidad que tenemos de observar la destruccion, la miseria humana, el daño que nos causamos tan repetidas veces y en tan diversas formas pero aun asi continuamos apostandole a la vida y a la humanidad, sin atrevernos a renunciar al sueño de un mundo mejor para todos y todas.Un abrazoolga luz

    13 agosto 2007 | 06:58

Los comentarios están cerrados.