BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

¿El milagro indio?

Recorro las calles de Calcuta, ciudad que durante tres años fuera mi hogar. Tras casi un lustro de ausencia, descubro que casi todo sigue igual: las familias que pueblan las aceras, las montañas de basura, los mendigos, los niños que trabajan, el ruido, la suciedad.

Sí observo que en algunos lugares el escenario se ha transformado sutilmente. Ahora ese hombre famélico, que yace tirado en la calle, tiene a sus espaldas un moderno centro comercial con tiendas como The Body Shop o Guess, algo impensable en Kolkata hace algún tiempo.

Y a su lado ya no pasan solamente coches Ambassador, Tata Sumo o Suzuki Maturi, sino que, de vez en cuando, se puede ver algún vehículo de lujo, un Mercedes Benz deportivo o un todoterreno BMW, que contrasta con los rickshaws tirados por campesinos en los huesos, descalzos, o con los destartalados autobuses que se tambalean por las avenidas, desprendiendo nubes de humo negro, haciendo sonar cada paso sus bocinas y con racimos de gente sudorosa y cansada colgada de sus puertas.

Al sur de la ciudad, en la avenida Prince Anwar Shah, detrás de un precario asentamiento de casas de chapa y madera, me detengo sorprendido ante una serie de altísimas torres. Un complejo residencial con pistas de tenis y piscina, anunciado por enormes carteles en los que se ve a gente sonriente, sosteniendo una raqueta o nadando en una piscina.

Con asombro noto que aquellos pasacalles pintados a mano, irregulares, paupérrimos, con letras en bengalí, que hace año se veían por doquier, han dejado paso en algunos sitios a reclamos publicitarios de teléfonos móviles, whisky o cigarrillos, en los que aparecen luminosas fotografías de modelos tumbados en un yate o en una playa. Lo que no ha cambiado son los chicos que en un vertedero próximo al complejo residencial remueven la basura en busca de algo de valor.

Esta mañana leí en The Telegraph un artículo que afirma que los ingresos de una quinta parte de la población india crecen entre un 30 y un 40% al año, mientras que el del resto de la gente que sobrevive en esta nación que cuenta con más de mil millones de habitantes, apenas se incrementan un 2%. Con preocupación, el autor señalaba que ese sector del país que se está enriqueciendo de manera tan frenética, casi no ahorra, debido a que destina sus beneficios a la compra de artículos de lujo, en su mayor parte venidos desde el extranjero.

La contracara del supuesto milagro indio se encuentra principalmente en el campo, donde el número de suicidios entre los agricultores no deja de multiplicarse. La caída del precio de los granos en el mercado internacional, y la falta de ayudas estatales, hacen que cada día la parte del país que se dedica a la agricultura – dos tercios de la población -, sea más pobre. Esos campesinos que, empujados por la miseria, vienen a ciudades como Kolkata para terminar malviviendo en sus aceras junto a sus mujeres e hijos.

Hablando de milagros…

En la terraza del hotel conocí hoy a una joven que me dijo entusiasmada que ha venido a meditar durante un mes a la India, pues es un lugar “muy espiritual”. Sin querer entrar en polémicas, debo confesar que esa etiqueta que muchos cuelgan a la India de lugar “muy espiritual”, siempre me ha llamado la atención.

Si bien se trata de un país por el que siento un profundo afecto, donde aprendí valiosísimas lecciones de vida y en el que tengo grandes amigos, lo cierto es que me parece un sitio decididamente carente de espiritualidad (si es que algún sitio se puede denominar de esta forma). Los ancianos abandonados en la calle, los moribundos que esperan en la puerta de los hospitales sin que nadie los atienda, los niños atiborrados de piojos que pululan entre la basura, no me dan muestra de que se trate de una sociedad con una capacidad extraordinaria para hacer suyo el sufrimiento ajeno, para empatizar con el desvalido, el postergado, que es lo que yo suelo asociar con el adjetivo “espiritual”. Y mucho menos aún esta India nuevo rica, de grandes coches de lujo, centros comerciales y complejos residenciales con piscina y pista de tenis, que no ha dado muestra alguna de estar dispuesta a compartir su buena fortuna.

Es verdad que la gente en los barrios de chabolas te acoge con generosidad y tiene una sorprendente propensión a sonreír a pesar de todo. Diría que se trata de una suerte de candidez, que resulta ejemplar, inspiradora, y que sorprende en medio de la miseria. Y también podría ser acertado concluir que, ante una realidad tan distinta a la nuestra, te haces muchas preguntas, te ves a ti mismo reflejado en un espejo y te conoces, te descubres, y quizás eso te ayuda a tomar decisiones que en el caos de obligaciones y prisas de Occidente te serían menos fáciles de asumir. Tal vez por eso mucha gente “se encuentra a sí misma” en la India.

Pero escuchar que este país en el que la mujer se halla en un sitio tan marginal; en el que las diferencias por clase o color de piel son tan crueles y excluyentes; en el que hay 80 millones de niños trabajadores y más de 300 millones de pobres; es un lugar que “espiritual”, al que vienes a encontrar paz y armonía, me produce una honda perplejidad. Al contrario, creo que la situación en esta parte del mundo lo que genera es desagrado, rabia, y te sume en la angustia y la desazón. El milagro indio no existe, ni en la economía ni en los monasterios y casas de retiro.

39 comentarios

  1. Dice ser rosa

    Que suerte tienes HZ, estás en Calcuta, esa ciudad maravillosa, llena de basura, ruidos,gente,pero maravillosa, en la que tuve la inmensa suerte de estar hace tres años y a la que pienso volver lo antes posible.Estoy de acuerdo con Amhelie en que el verdadero milagro indio son sus gentes, generosas hasta dar lo que no tienen,generosas de corazón eso que a nosotros los paises del “primer mundo” se nos ha olvidado, de desbordante sonrisa.Incluso los que viven el la calle, con el suelo y el cielo por toda vivienda, incluso ellos, te regalan su sonrisa, a veces su única posesión.Disfruta por todos de ese viaje y sobre todo no dejes de contárnoslo.Ya sabes que lo veremos por tus ojos y lo leeremos por tus palabras.Namasté y un abrazo fuerte, Rosa

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    Abrazos a todos amigos desde Calcuta!!! Os leo con interés y gratitud. Un placer teneros de compañeros de viaje, como siempre!!! HZ

    30 julio 2007 | 17:21

  3. Dice ser JULIO - Mza

    Muy bueno tus cronicas, tus vivencias y tus comentarios, es todo un tema, que da para la polemica y seguro la encontraras, pero que podemos opinar nosotros desde la comodidad de nuestras vidas, sin vivir ni comprometernos con toda esa miseria hecha personas!!!Gracias por tu fuerza y empeño para mostrarnos un mundo que a veces no queremos mirar. CuidateUn AbrazoJULIO

    30 julio 2007 | 18:08

  4. Dice ser Punch

    la verdad es que me sorprende que las personas que normalmente son las que mas se rien son las que mas calamidades y penas sufren, nosotros, que lo tenemos todo, no solemos sonreir con tanta asiduidad.yo tambien he oido eso de la espiritualidad de la india y tambien me deja perplejo. no se como pueden encontrar la paz en un pais donde lo que ves es miseria…

    30 julio 2007 | 18:14

  5. Dice ser Edu

    Sí, los meses que viví en la India me sorprendió mucho la gran cantidad de personas de occidente que viajan allí buscando esa “espiritualidad” un poco al estilo new age. A mi también me parece sorprendente esa búsqueda de paz y harmonía en medio de esa miseria y caos que se percibe en cualquier esquina. Además resulta muy chocante verlos ataviados siempre al modo indio, hablando de sus retiros espirituales, pero siempre con un móvil a una cámara de última generación colgando de la mano. No deja de ser un poco contradictorio…Aún así, es cierto que en la India la gente es más espiritual que en occidente. Investigan mucho más su interior, sobretodo los hindues, aunque quizás también sea porque las situaciones que viven de alguna manera les fuerzan a esa búsqueda interior. Yo aprendí muchas cosas de su manera de vivir, y realmente es un buen sitio para encontrarse a si mismo.Quizás “el milagro indio” no existe (al menos no de la manera que nos lo pintan), pero si existen pequeños milagros indios, como el citado New Light, o la FVF, o otros cientos de proyectos increibles! Ánimo a todos las personas que hay detrás de esos pequeños (o grandes) milagros!Saludos Hernán!Edu.

    30 julio 2007 | 18:39

  6. Dice ser erika

    Hernan describes como nadie los sentimientos q produce 1ciudad como Kolkata.Enhorabuena por saber poner las palabras y describir a la perfeccion todo lo que es capaz de aflorar en nosotros 1ciudad asi!!1abrazo fuerte y muxus grandes!!te seguiremos leyendo!!Erika G.M

    30 julio 2007 | 19:35

  7. La gente se apaña, la felicidad es un sentimiento humano.Saludos

    30 julio 2007 | 19:56

  8. Dice ser La abuela

    Extraes dos ideas muy interesantes de la India que yo corroboro. Viví y trabajé allí durante un año ,no mucho pero lo suficiente para comprobar que Occidente exporta lo “peor” y ellos importan lo menos interesante de nosotros, y por otro lado ,que no existe esa pretendida espiritualidad que tan bien se vende por aquí , aunque esto último a mi no me pilló de sorpresa ya que de antemano iba mentalizada a encontrarme una realidad tremendamente dura.Lo que vi fue ,que efectivamente que nuestro mundo exportaba y ellos importaban, un consumismo irracional materializado en bienes innecesarios : artículos de lujo, películas frivolonas, modas tontas para fomentar aún más ese consumismo entre las clases altas y sobre todo para la emergente clase media y que ,sin embargo, no llegaba del mundo occidental ,ideales allí tan necesarios como sin ir más lejos la justicia e igualdad social.Por otro lado y tal como se escribe en los comentarios, llama la atención esa pretendida búsqueda de lo “espiritual “ por parte de muchos turistas occidentales. Me acuerdo que, no sin cierta mofa, entre la comunidad internacional les llamábamos “ los iluminados”.Me encontré con unos cuantos. Buscaban no se sabe muy bien el qué, pero me daba la impresión que cuando viajaban filtraban lo que veían pues sólo recordaban las sonrisas la gente, quizás sin pararse un segundo a pensar, la situación inhumana y miserable en que se encontraban y que su sonrisa, después de todo, era lo único que podían ofrecer al turista.No hay que olvidarse que la India es la patria de grandes filósofos y maestros espirituales, pero la realidad cotidiana de este país me pareció todo lo contrario, ruido frente al silencio, caos frente al orden, y sufrimiento para muchas personas en vez de sosiego.A pesar de todo , la India me marcó y me fascinó -no me iluminó- y volveré.

    30 julio 2007 | 20:29

  9. Dice ser Carmen F.

    Hernán, si sigues escribiendo así vas a convertirte en mi nuevo Gandhi, aunque argentino de nacimiento e indio de adopción… ;-)Desde luego nos dejas poco más q añadir… yo desde luego pienso q la espiritualidad está dentro de nosotros, no fuera, y q es ahí, en nuestro interior, donde debemos buscarla…Tanto India, como China por ejemplo, están copiando nuestros “perversos, egoístas e injustos” modelos económicos como si fueran la panacea de la felicidad… copian a la sociedad occidental de la opulencia y el consumo, q fomenta el individualismo extremo, extendiendo así una forma de vida q se demuestra cada día más equivocada y necesitada de cambios necesarios y urgentes… la comodidad y el lujo proporcionan una felicidad aparente, inconsciente, efímera, no es profunda ni sincera… creo q se han confundido muchos términos, y q el Estado del bien-estar, debería dejar paso al Estado del bien-ser… pq todos somos (seres humanos), pero no todos estamos (en cuanto estar tratados como tales)…Por cierto, Edu, he visto tu blog de tu viaje a la India y me ha parecido genial… gracias por compartirlo con los q no hemos tenido aún la suerte de viajar a ese hermoso país, a pesar de todo…

    30 julio 2007 | 20:39

  10. Dice ser Cris

    Pero que contraste tan esperpéntico.Entiendo que a una parte de esta sociedad que está “avanzando” fuera de la miseria, pueda vivir mejor, lo haga y disfrute, pero se debería parar, observar y actuar al ver el otro lado.Nuestra sociedad tiene defectos, muchos y grandes, pero ante una persona que pueda morir de hambre, de enfermedad, se para y actúa.Quizás es un acto hipócrita. Sólo se arregla lo que está visible al mundo, y el resto se esconde.Pero al menos algo se hace, aunque sea parecido a un acto reflejo, algo que se hace porque se ha de hacer y punto.Pero el problema es que en la India ni si quiera les importa lo que está visible, lo que es evidente, no importa lo que pensará el resto del mundo…. Dejar morir a la gente en plena calle…Con todos mis respetos pero si para encontrase o espiritualizarse uno debe ver en vivo y en directo la mierda y el horror de los demás en su estado más puro… pues puede que sí, que te requeteespiritualices y te requeteencuentres, pero también estoy muy segura que alguna parte de uno mismo se queda perdida para siempre y menos mal, no se puede decir que uno viene de la India hecho una rosa habiendo visto tales cardos….Petons a tots y mucha fuerza Hernán,Cris

    30 julio 2007 | 20:51

  11. Dice ser Jota

    Saludos HZ. Por lo que cuentas el “milagro indio” es solo (de momento) para unos pocos. Creo que para ir profundizando y tirando de todos los hilos de la realidad india, podrías contarnos qué esta haciendo el Estado para conseguir que toda esa riqueza se re-distribuya y de esa manera el desequilibrio que denuncias no termine por hundir el barco. Sería interesante saber cual es la situación actual del Estado Indio, de los impuestos, de su nivel de corrupción, la actitud de esos nuevos-ricos frente al pago de impuestos, etc.Mucha suerte y un abrazo HZ.

    30 julio 2007 | 20:52

  12. Dice ser La abuela

    Jota,El sistema fiscal indio se basaba básicamente en los impuesto indirectos, por tanto ,un sistema realmente injusto, ya que ,se consideran indirectos, (con excepciones) aquellos impuestos que gravan ciertos actos del contribuyente, con independencia de su patrimonio o su nivel de renta.Aunque, tengo entendido, que el sistema va cambiando.Se calcula que solo unos 14 millones de personas presenta la declaración de impuestos sobre la renta de personas físicas y existe gran falta de control de la Hacienda Central sobre millones de pequeños comerciantes y empresarios.

    30 julio 2007 | 22:15

  13. Dice ser patricia

    Buenas noches Hernán! Supongo que allí será ya de madrugada. Qué tal va todo?Siempre se repite la misma historia, en cualquier lugar del mundo, para que haya gente muy rica tiene que haber gente muy pobre. Nosotros formamos parte de este juego poque, lo queramos o no, el nivel de vida que tenemos (energético, tecnológico, económico e incluso sanitario) solo es posible si el resto del mundo no tiene nada.Yo creo que todo es posible y que las cosas van a ir cambiando, entre todos…Me quedo con la foto del niño chiquitito al que baña su mamá. En medio del caos siempre hay un atisbo de esperanza…Un beso!!!

    30 julio 2007 | 22:26

  14. Dice ser Leticia Ramirez M.

    Lugar de mucha espiritualidad, saben, esto me recordo una situacion un tanto parecida aqui, hace años se fundo un asilo de ancianos, el obispo y el gobernador estuvieron ahi, se recibieron cientos de solicitudes para que muchos ancianitos fueran recibidos ahi, muchos benefactores aportaron dinero y especie, el dia de la inaguracion el gobernador hizo el comentario de que aqui si habia amor, se notaba al fundar esta institucion en apoyo de los ancianos que no tenian donde vivir, algo contradictorio, pues los que llegaban tenian familias que eran los que solicitaban su ingreso, acaso eso era amor? si hubiese habido ese sentimiento, nadie abria solicitado un solo ingreso, cada quien se hubiese quedado con sus padres, o abuelos a vivir a su lado el resto de lo que debian vivir, no hay mas amor que el que lleva accion de por medio, cosa que ahora como lo muestras ahi no existe tal espiritualidad, visitar lugares, monumentos que tienen como historia lugar de espiritualidad no significa nada, mostrar al mundo los avances tecnicos y economicos que como pais estan teniendo, y ocultar la pobresa que aun mantienen en los lugares que en verdad necesitan crecimiento, es desmesurado y negligente, hacer caso omiso de las necesidades de un pueblo por atender las necesidades de inversionistas y extranjeros que solo se llevan lo mejor de cada lugar, que aprovechan la mano barata de los desprotegidos, de los ricos que viven a expensas de los pobres es olvidar que el verdadero interes de un gobierno es prodigar bienestar, salud y cubrir las necesidades mas importantes de cada sociedad, salud, educacion, trabajo, cosa que desgraciadamente no ves en tu diario ir y venir por cada lugar que visitas, solo se esta a favor de los que mas tienen, de los que establecen las normas en paises ajenos y discriminan a sus habitantes, jovenes como la que comentas creen que llenarse de energia positiva o espiritualidad asistiendo a lugares y monumentos, tocarlos y creer en la sensacion del positivismo cierra los ojos de los que no ven mas alla de su propio ego, de sus propias necesidades y carencias, creando la individualidad e indiferencia que esta llevando al traste a este mundo.Saludos Hernan, a cada uno de los que te acompañamos, creo que hoy amaneci menos tolerante con lo que veo y me rodea, cuidate y cuidense todos.let2007_ra@hotmail.com

    30 julio 2007 | 22:27

  15. Dice ser Cioran

    Lo de la espiritualidad lo puso de moda la banda británica The Beatles allá por los 60, con ese supuesto retiro que les valió un fabuloso disco, según gran parte de la crítica

    31 julio 2007 | 01:03

  16. Dice ser Alejandra

    Holis Hernan, holis a todos…en verdad una suma de contrastes de imagenes, qeu lejos estarían de mi mas absoluta ” espiritualidad”.Un abrazo a todos y a cada uno..y un gusto..tenerlos de compañeros de este viaje al qe nos lleva este MARAVILLOS SER…QUE ES HERNAN ZINDesde algún lugar de Argentina , reportandoseAeljandra

    31 julio 2007 | 05:24

  17. Dice ser ross

    bufff…Hola Hernánme emociono con tu post a pocas horas de que empieze mi viaje en Kolkata…estoy nerviosa e ilusionada…y leo con avidez cada una de tus palabras sobre esa ciudad tan llena de contradicciones…me llevo tu último libro y una libreta en blanco…gracias por todo querido amigo…namasté namaskar

    31 julio 2007 | 09:40

  18. Dice ser patricia

    Buenos días Hernán!! He empezado a leer La Libertad del Compromiso y se me saltan las lágrimas…Qué personas tan maravillosas! Sabes que es lo que más me llama la atención? Que es gente que tuvo una vida normal, privilegiada, gente como yo. La diferencia es que tuvieron el valor de sacrificar aquello que tenían, por aquello en lo que creían…Y no me refiero a temas materiales, sino a sus familias, parejas, amigos…Supongo que uno no se siente solo cuando comparte su vida con los demás, pero separarte de gente a la que quieres debe ser muy duro…Ojalá algún día pueda conocer a las personas que retratas en tu libro! Qué tal está Urmi? La has visto? Qué mujer más estupenda! Supongo que nos hablarás de ella en algún post. Y los niños de New Light? Qué tal está la niña chiquitina que tenía quemaduras? Es increíble el cariño que puedes tener por personas a las que nunca has visto…Un abrazo!PD: Te acuerdas que te dije que en Madrid no estaba haciendo calor? Pues borro todo lo que dije…Sigue lloviendo en Calcuta? Podias mandarnos una nube para acá…PD: Mucha suerte por Kolkata ross!!!Ya nos contarás…

    31 julio 2007 | 09:45

  19. Hola a todos:Dos reflexiones muy rápidas:1)- Hernán, me da miedo lo que cuentas; si 1000 millones de habitantes, 10 religiones mayoritarias, 884 dialectos y muchísimos pueblos a lo largo de su historia han pasado y convivido de forma pacífica en India, ha sido porque todos hasn sido siempre iguales entre sí. ..Este nuevo proceso de “capitalización” que describes me da miedo en una población tan grande,.. porque las desigualdades traen tensiones. Y es muy fácil seguir adivinando futuros pasos.2)- Siento discrepar un poco con todos acerca de la falta de espiritualidad en India. Hablé hace poco con una chica hindi sobre lo que para mí era el más incomprensible de los fenómenos en India; Bollywood. ..No me entraba en la cabeza que un país tan pobre despilfarrara tanto dinero en el cine,.. y que la sociedad al completo estuviese tan contenta. ..Me dijo que esa es la “espiritualidad” o la magia de India: la evasión, la posibilidad de ver reflejada en la pantalla lo que nadie puede ser en la vida real. ..En definitiva; la maravillosa técnica del “autoengaño” psicológico. ..Esta es la verdadera religión de hoy en India. ..Hinduismo, budismo, islamismo y otros,.. sí que puede ser verdad que se empiezan a convertir en la esperanza de los marginados. ..Aún así y con todo, creo humildemente y de forma constructiva que somos en Occidente los menos indicados para hablar de espiritualidad. ..Me duele mucho tener que decir esto para una forma de vida basada en el dinero como mayor valor de nuestras vidas.Os ruego me toméis esto de la forma más constructiva. Os admiro mucho a todos. Y sé que todos los que estáis aquí no sois fiel reflejo de lo que hablo para la pérdida de valores de nuestras sociedades. (..increíble esa noticia de hoy que dice que uno de cada cuatro niños en España ve porno en internet,..veo las fotos que pones, Hernán,.. y se me cae el alma a los pies).Un abrazo muy fuerte,Jorge Medina AzcárateOne brother World

    31 julio 2007 | 10:58

  20. Por favor, que nadie me malinterprete, eh????:Es que comparo con dolor los chicos de aquí con playstations, wiis y porno,… y veo las fotos de Hernán para los chicos de allí,.. y pienso que no sé a dónde vamos a parar.Salu2,

    31 julio 2007 | 11:17

  21. Dice ser Amhelie

    De nuevo, me embriagan tus palabras,Hernán…Qué maravilloso profundizar más en la complicada India a través de tus testimonios y tus fotografias.Para mí,el verdadero “milagro indio” son sus gentes, generosas y lindas donde las haya.Tuve la suerte de conocer a gente de diversas procedencias, pero los hindúes deprenden un halo especial,un no se qué, que te hace quererlos.Sencillos,humildes,elegantes,tiernos,inteligentes,perseverantes,educados…es lo que puedo decir de ellos.Coincido en el tema de la búsqueda de la espiritualidad…es algo que tenemos que buscar dentro,no en la India.Es cierto que allí tiene la oportunidad de revelarse ante los contrastes encontrados,pero me parece más una cuestión de moda que de otra cosa esos viajes organizados para encontrar esa “paz”…acaso es pacífico encontrarse a niños hambrientos a cada paso?.Un besote fuerte y de nuevo te mando fuerza para seguir con estos testimonios tan útiles.Por cierto,Abuela, me encantan también tus interesantes aportaciones…sigue escribiendo así.

    31 julio 2007 | 11:24

  22. Dice ser Polvo Eres

    Sí, señor. Coincido con su observación sobre “La India, centro espiritual”Y esas frases con las que has finalizado, son verdades como puños.¡Saludos!

    31 julio 2007 | 12:27

  23. Dice ser Martita

    Es cierto que hay países que por unas causas o por otras, algunos de sus ciudadanos salen, aunque sea a trompicones de su situación y el resto se van quedando rezagados, es entonces cuando las diferencias sociales se vuelven inalcanzables.Este escrito de Hernán, “el milagro Indio” me ha hecho recordar lo que pasó con la antigua URSS. En cuanto se abrió al resto de países las diferencia sociales cada vez eran mayores y como pasa en India, los ricos son muy ricos y los pobres excesivamente pobres. Los que empiezan tener dinero viven a un ritmo que da vértigo.Recuerdo un documental en la televisión, a los pocos años de lo que hoy es Rusia tal y como la conocemos en la actualidad, en la que hablaban de los NUEVO RICOS y recuerdo en concreto una niña, vestida como una muñeca Barbie, con lazos rosas por toda la cabeza y un vestido lleno de volantes, sentada sola, en una mesa enorme, llena de comida y bebida, como si fuera un bufete libre de un restaurante o de un complejo hotelero de 5 estrellas, con unas 20 sirvientas con su cofia y su uniforme. La niña que no debía tener más de 3 ó 4 años y estaba allí sentada, frente aquella mesa kilométrica desayunando tostadas de caviar, refresco de cola…En ese mismo documental mencionaban la otra parte del país (la mayoría) los verdaderamente pobres, aquellos otros niños que tiene que esnifar pegamento para quitarse la sensación de hambre, aquellos niños cuyos padres estaban enfermos por beber Vodka adulterado, colonia e incluso de liquido de frenos para evadirse de la miseria y el hambre. A mi eso me impactóEn realidad no hay mucha similitud entre estos dos países, las situaciones políticas, sociales e históricas evidentemente no son las mismas, pero en el fondo a pesar de las diferencias existentes en muchos aspectos, creo que es lo mismo, los ricos tiene de todo y los pobres no tienen “ni donde caerse muertos”.Besos a tod@s Martita

    31 julio 2007 | 14:22

  24. Dice ser Hernan Zin

    Otra vez os escribo desde la oficina de New Light, en el corazon del barrio rojo de Calcuta. Estare durante dos dias viajando, sin posibilidad de actualizar el blog. Espero poder hacerlo manhana, a ultima hora… Os leo con mucho placer, como siempre… Abrazos a todos!!! HZ

    31 julio 2007 | 16:34

  25. Dice ser Sonrisa Radiante

    Miseria y pobreza en India donde la mujer no tiene derechos y sufren segun el tipo de casta al que pertenezcas.Si eres intocable no tienes derecho a nada triste trístisimo.India debería revolucionarse desde sus gentes con el tema de las castas. El campo se ve relegado hacia las modernidades de occidente en las ciudades siendo los campesinos los más afectados.No dejeís de sonreír.Besos , un fuerte abrazo.Mar.

    31 julio 2007 | 17:35

  26. Dice ser Elena Beat

    Patricia,la niña con quemaduras falleció. Fue lo primero que le pregunté a Urmi cuando vino a Madrid el verano pasado. Me tocó un brazo al decírmelo y todavía recuerdo el escalofrío.Un besoteElena

    31 julio 2007 | 18:16

  27. Dice ser Elena Beat

    Qué pedazo de post, Hernán, y que comentarios tan interesantes de los amigos.Un abrazo, por lo espiritual.Elena

    31 julio 2007 | 18:17

  28. Dice ser Moisé

    Gracias.Cuidate, que no anda el mundo como para perder vidas como la tuya.Salud.

    31 julio 2007 | 19:23

  29. Dice ser patricia

    Hola Elena,No me lo puedo creer.Me he puesto a llorar… Tan chiquitina y con tantas ganas de vivir, era una luchadora. Si Hernán decía que la última vez que la vió tenía muy buen aspecto…Por lo menos, gracias a Urmi, recibió mucho cariño y cuidados. Se sintió protegida y querida…A menudo me pregunto en qué clase de mundo vivimos, qué tipo de personas somos…y siento rabia.Gracias por decirmelo.Un beso guapa!

    31 julio 2007 | 19:55

  30. Dice ser oido cocina

    Hola Hernán. Hola a todos.Me parece un tanto equivocado asociar espiritualidad a justicia social,moralidad,ética o misericordia. Es cierto que en Occidente, según el primer mandato del cristianismo(amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo),somos culturamente incapaces de considerar otras formas de espiritualidad que no tengan relación con este principio. Aún desde la negación de Dios a través del ateismo y de la renegación racional, suele quedar un poso de malestar ante la miseria material ajena, más aún si es provocada por un orden social injusto desde nuestros parámetros de equidad y derechos universales (Tardó sin embargo más de 1950 años abolir legalmente la esclavitud, por ejemplo. Años para asentar un sistema aparentemente justo de intercambio de trabajo por dinero). Nos rebela y escandaliza, incluso nos pone en marcha para combatirla, pero esto no debería poner en duda la ausencia de espiritualidad de culturas cuyas cosmogonías, cuyas divinidades y cuyos conceptos de vida y muerte, orden y caos, no están regidos por un dios absoluto que premia y castiga sino con la asunción y canalización de energías que ponen al individuo en contacto con las fuerzas creativas y destructivas del cosmos.Lo que está claro es que espiritualidad no tiene nada que ver con las posesiones materiales, y que los procesos de comprensión y purificación suelen pasar a través del desprendimiento personal más que del amor al prójimo. Otra cosa es lo honrado que se sea respecto a uno mismo, en el tráfago de tensiones sociales y la seguridad que dan las posesiones: la actitud general resultante suele priorizar lo material, lo tangible, frente a abstracciones cósmicas, que se quedan en el apartado de lo superfluo, cuando no directamente en la maleta de los viajeros de la búsqueda espiritual y el cursillo de tres meses con un maestro exótico. Tampoco es que se eduque en la ascesis en nuestra cultura, aparte de arrebatos franciscanistas y algún cilicio suavecito con iPod incluido. La vida es para gozarla todo lo que se pueda, más allá del juicio y quizá en ese punto somos todos igualmente responsables, independientemente de nuestra mayor o menor indefensión frente a las calamidades de nuestra existencia.Por supuesto es mejor tener un seguro médico que no tenerlo y etc,pero ello no quiere decir que el que no mueve un dedo para que todos lo tengan, sea un ser carente de espiritualidad o sea ésta desviada. Por supuesto respecto a patrones cristianos lo sería, pero también está eso tan justo de “no juzgar y no sereis juzgados…”, que tan raras veces cumplimos, intentando llevar nuestras convicciones o herencia cultural hasta el infinito y más allá, lo que sabemos que también llega a ser destructivo para los que sin querer, por pertenecer a otras culturas y asumir otros mitos, lo obstaculizan.En fin,sean los que sean los caminos, no dudo de que en India, y aún en la extrema pobreza que tanto daño hace a nuestros ojos y a nuestra conciencia, cada individuo se ve obligado a incluirse en lo efímero, a mantener su espíritu en devoción en el río de la vida y más allá de la penuria, extraer de ello su correspondiente cuota de felicidad.A mi modo de ver la mayor aportación del cristianismo a la cultura de la Humanidad es la liberación de la energía amorosa en beneficio del prójimo, del desconocido, del que no posee ni lo mínimo. Es encomiable la labor de los que llevados por este espíritu alivian las necesidades materiales de los parias, de los desposeidos, y ojalá consiguieran sus objetivos. Además de sentirse mejor, libres de culpa frente a su conciencia y al Juicio Final, pueden aplacar el vértigo de quienes por debilidad sucumben al destino fabricado por otros, pueden por tanto ofrecer unos valores de recambio, una cosmogonía regida por un Dios Justo y Eterno, un origen del mundo asociado a la culpa (la propia y la de otros, siempre en relación), ofrecer una versión más reducida que una batalla celeste, una unión tántrica ,una danza cósmica o unas fuerzas universales reprentadas con animales antropomorfos a los que temer y adorar.Lo ineludible es no poder confortar con bienes materiales las alas desplumadas del espíritu si está herido. El amor cura, y esto lo saben los gurus para occidentales. La cuestión no es medir el nivel de espiritualidad, sino bañarse sin ascos en el río putrefacto de la Historia y sentirse más digno de pertenecer a la vida, toque donde toque..Saludines.

    01 agosto 2007 | 11:35

  31. Dice ser friend

    buena exposicion la que nos muestras hoy y mejor dicho imposible¿como siguen los niños en New Light? ¿y los de David? ¿tambien has ido a verlos?seguirás recordando tus años vividos ahi supongo y todo lo que estás viendo que ha cambiado debe ser un choque espeluznante esas tiendas ese hotel y la misma gente …en la calle, es fuerte.muchos besosfriend

    01 agosto 2007 | 13:04

  32. Dice ser Nancy Perzin

    Gracias Hernan por traerme con tus palabras tantos recuerdos que guardo con mucho cariño y que gracias a tu generosidad he podido atesorar.Te mando un beso y un abrazo fuertes.Nancy Perzin

    01 agosto 2007 | 19:18

  33. Dice ser Julio Novillo

    Bueno, cuesta llamar a las cosas por su nombre y Hernan lo hace, tiene merito, es gratificante escucharlo y ademas aleccionador.Enhorabuena y animo.

    04 agosto 2007 | 19:55

  34. Dice ser free maru

    Hola a todos, me ha parecido muy interesante lo escrito por oido cocina, vivo en rio de Janeiro aunque soy ibérica y he pensado mucho sobre el tema de la espiritualidad ya que aquí hay muchísima fe, algo que hasta ahora para mí era desconocido, en españa la iglesia realmente está de capa caída completamente ajena a la realidad de las personas. aqui en la favela todos son creyentes, macumba, catolicismo, evangelistas, no hay ateos porque el pobre necesita agarrarse a algo, con todas sus fuerzas, quién está solo, o desesperado acude a Dios, como consuelo, como esperanza..Es un cuestión cultural y social. A nadie le gusta la miseria pero a los occidentales que la vemos por primera vez tan crudamente nos hace reflexionar sobre la vida, la muerte, el destino de cada uno, la “suerte” de cada uno de haber nacido aqui o allá, y nos preguntamos si esto tendrá una causa, un origen, un orden porque pensar que todo es tal y como es por azar es difícil de creer también. Enfin que creo yo que el ver la miseria por primera vez remueve conciencia y la apertura de nuestra consciencia es lo que nos hace evolucionar como seres humanos. Pero esas personas regresan a sus casas y no ven más miseria. ¿Qué pasaría si tuviesen que convivir con ella todos los días? Ahí el tema cambiaría radical, porque la pena se transformaría en rabia, los pobres son seres molestos a los ojos de la clase media, dejaría de ser tan espiritual e introspectivo y uno se apartaría, esos sentimientos se transformarían en rechazo e indiferencia o rabia..La espiritualidad para mí es una forma de vibrar, cuanto mejores son tus sentimientos, tu percepción, tus pensamientos, tu conciencia, tu humildad, tu respeto por todos y por todo, tu frecuencia de vibración aumenta y eres capaz de percibir a otros niveles, la comunión con la naturaleza es mayor etc etc. El amor también hace vibrar así por eso el amor es una vía hacia la espiritualidad, los occidentales tenemos muchas vendas tapándonos los ojos, nuestro dios es el dinero pero eso a la larga es el vacío porque no hay mayor lujo que morir tranquilo de consciencia, que poder decir “me voy en paz”.Creo que la vida es una preparación para ese momento y ahí cada uno puede buscar la paz en donde crea oportuno…Cuidar el espíritu es hacer las cosas que nos hacen bien, es apreciar la belleza donde la haya, es servir al universo, cada uno a su manera, con sus capacidades, no todos valemos para las mismas cosas ni tenemos por qué seguir el mismo camino para encontrar la espiritualidad, la tranquilidad de espiritu, la buena conciencia, la luz o el amor… el amor abre, el odio o la rabia, el resentimiento cierran. La conciencia social, el sentido de justicia no tienen porque ser espiritualidad, pero forman parte de unos valores nada reñidos con ella.Este blog ha estado muy bueno, el artículo y los comentarios, el espíritu crítico constructivo es positivo ahora como dice oido cocina, no juzgueis y no seréis juzgados, hay tantas cosas que desconocemos..El tal Jesús decía algunas cosas con mucho sentido común…¡¡Ánimo Hernan y cuidadito con los puestos de comida callejeros!!

    05 agosto 2007 | 16:13

  35. Dice ser Juan Carlos Martínez Martínez

    Ver este relato me ha conmovido. Se me hace increíble imaginar un mundo así. Gracias a gente como tú se vuelve más gratificante involucrarse en una causa justa y contagiosa. Deseo que la fuerza y tu FE te siga donde quiera que estés.Ya sea en Calcuta, Libano o donde Dios quiera que estes. Un saludo desde Valencia. Nota: el ordenador no escribe la letra inicial “_eace; _az….

    07 agosto 2007 | 15:24

  36. Dice ser migue

    bravo !!!!!!!

    14 agosto 2007 | 13:04

  37. Dice ser Elena

    alucinante!

    10 enero 2008 | 13:50

  38. Dice ser manuel (sevilla) España

    Hermsn: Por circunstancias de la vida, no conozco la India, pero sí tengo dentro de mí algo del filósofo mundialmente famoso que todos los aquí presentes y que lleven estos comentarios debieran leer: Rabin Dranat Tagore, profundísimo, un indú que habla con el alma; en verdad os digo, leedlo. Su forma de tratar al ser humano siente cada persona una profunda…, bueno, no sigo; ya me contareis.

    10 enero 2008 | 18:52

  39. Dice ser Richi

    Después de estar en la India, me di cuenta de que viven como viven gracias a la religión, pero a su vez pueden vivir como viven gracias a la religión.

    23 enero 2009 | 19:41

Los comentarios están cerrados.