BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Alegría, sensualidad y decadencia: primer día en el Carnaval de Río

Los últimos enfrentamientos entre la policía militar y los narcos en el morro do Alemao tuvieron lugar el viernes por la mañana. A medida que la hora de comienzo de Carnaval se acercaba, progresivamente la violencia se iba atenuando.

Algunos periodistas ya me lo habían anticipado: la fiesta popular más famosa y multitudinaria del mundo llevaría tanto a las fuerzas del orden como a los “bandidos” a dejar los fusiles 762 y R15, los lanzagranadas y las bombas, para coger la lata de cerveza, el bañador y salir a la calle a sambar. “Ojalá tuviéramos carnaval todo el año, ojalá la vida fuera un perpetuo culto a la diversión, a la fraternidad, a la alegría”, pensé.

Como se ha terminado la confrontación durante estos días, no tengo más opción que sumarme a la fiesta. Un sacrificio, realmente, pero todo sea por la causa. Me pongo también el bañador, cojo la cámara y parto hacia la avenida Rio Branco, desde donde sale el bloco más importante de Río de Janeiro: Bola Preta. Nueve de la mañana del sábado, más de medio millón de personas congregadas en el centro de la ciudad.

He estado en el carnaval de Bahía, con sus tríos eletricos, y este no tiene nada que envidiarle. Llevada por la música, la multitud avanza a pasos cortos, sudada, pletórica de alegría, de risas, henchida de calor y cerveza. Atrás quedan los problemas del año, los miedos, las frustraciones, este es un momento para divertirse y gozar, para compartir con los amigos y la gente querida.

La fiesta sigue, no para, son las dos de la tarde, y el grupo continúa tocando infatigable en lo alto del camión, aunque los entendidos ya están partiendo hacia Ipanema, donde en unas horas dará comienzo otro de los blocos más famosos, organizado por la comunidad gay.

En el bloco de este maravilloso barrio que es Ipanema, los travestis son los principales protagonistas. Desenfadados, sonrientes, dueños de un hedonismo que parece imposible de superar – tal vez como compensación a tantos momentos difíciles de exclusión y rechazo – caminan por las calles moviendo las caderas, danzando, orgullosos, altivos.

Todos llevan fantasias (disfraces). El más colorido es un grupo de una veintena de “indias” con sus saris que hacen movimientos orientales y que insisten una y otra vez en que les haga fotos. Después, anotan la dirección para buscarlas en el periódico. Se las repito varias veces: www.20minutos.es.

Los camiones con los músicos paran y la multitud, hipnotizada por el ritmo, baila en el lugar, bebe.

Las mujeres, con una sensualidad insuperable, meciendo las caderas al compás de los tambores.

Entre la multitud hay niños que recogen latas vacías en bolsas de plástico, y moradores de las favelas cercanas que han bajado a tratar de ganarse unos reales. Dicen que el Carnaval es la fiesta que une a los ricos y los pobres, la fiesta de todos, pero en este caso, como en tantos otros, para la gente que más humilde es la oportunidad de ganar un poco de dinero.

Durante estos días acampan en las principales avenidas con sus hijos y sus chiringuitos dispuestos a vender lo que sea. No por ello dejan de sonreír, de sambar en el lugar.

Son las doce de la noche. Regreso a la avenida Rio Branco, centro de la ciudad, donde comenzó todo. La fiesta sigue, como en todos los barrios y favelas. Ahora desfilan las escolas menos famosas, que no calificaron para entrar al sambódromo (a dónde iré mañana en esta tan ardua tarea, por la que tantos sacrificios sigo realizando).

Tal vez sea porque la noche avanza, pero comienza a proyectarse una notable decadencia. Un turista, al que le robaron la cámara varios niños, grita indignado. Las montañas de basura se acumulan por doquier. Un policía le da un golpe a una mujer en medio de la turma. Ella lo insulta. Él la amenaza con su arma.

Un menino de la rua, de diez años, que ha fumado crack se sacude en una esquina, sobre el suelo. Todos los ignoran. La violencia resurge. La violencia de la miseria, la exclusión, el hambre, el abandono. Ni la música ni el baile parecen haberla hecho desaparecer. La ilusión del Carnaval no tiene tanto poder, el dolor sigue lantente, debajo de sus serpentinas y sus máscaras, dispuesto a salir ahora que el alcohol y el cansancio de este primer día de fiesta hacen mellan en la gente.

La fraternidad, la comunión, el encuentro de todos: un sueño efímero, que no tarda en desvanecerse, como si los seres humanos estuviéramos condenados a no poder encontrarnos, a no poder estar en paz, por más empeño que pongamos, por más grande que sea nuestro deseo de salir a la calle y bailar y ser felices.

24 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Un fuerte abrazo a todos!!! Gracias por las muestras de cariño de estos días… Como decía antes, os tengo un gran afecto, sois una gente extraordinaria!! HZ

    19 Febrero 2007 | 20:24

  2. Dice ser MM

    Realmente la otra de cara de la moneda es esa: una decadencia que no ha desaparecido, a pesar de esos colores y la música de los tambores.Es triste. Porque se podria olvidar por un momento esas miserias, aunque lo intentan, pero es algo les supera: la pobreza, el hambre.Aún asi, parece que has disfrutado de esos carnavales.Un abrazo ya desde Madrid.

    19 Febrero 2007 | 21:08

  3. Dice ser pericles

    Realmente, Brasil es todo un pequeño microcontinente lleno de contrastes. Una pequeña muestra de cómo es en verdad el mundo. Una mezcolanza de ricos impúdicos y de pobres de solemnidad, de fiestas, alegría y placer desbordados y de violencia despiadada y cruel y de injusticias.A mí ni me gusta ni me ha gustado nunca el Carnaval. Tan poco como la Cuaresma. Quizá porque soy un hombre que gusta de los pequeños placeres y que abomina de los excesos.Estos reportajes de Hernán sobre Brasil están resultando de lo más interesantes. Saludos a todos.

    19 Febrero 2007 | 21:20

  4. Dice ser teresa

    Hola a todos :Me ha gustado el reportaje, sobre todo tus palabras. La vida de alguna manera es así, tristeza y miseria y por otro lado alegría y fiesta. Ojalá, algún día la fraternidad, la comunión, el encuentro de todos, como tu dices, se haga realidad.Un abrazo a todosTeresa

    19 Febrero 2007 | 21:20

  5. Dice ser Racsóuran

    El carnaval es sólo un aditivo del alcohol, un botellón multitudinario donde nadie gana nada realmente: sólo un olvido efímero.es algo realmente triste.

    19 Febrero 2007 | 21:35

  6. Dice ser OPTIMO

    CARPE DIEM

    19 Febrero 2007 | 22:28

  7. Dice ser anab

    Gracias Hernán, somos conscientes de tu gran sacrificio… eres admirable, meterte en medio del carnaval¡¡¡, … trabajor abnegado y sacrificado que estas hecho (jejeje)A mí me pasa como a Pericles, estos paroxismos comunitario me dejan un poco fría. Pero me gusta mucho esta entrada, construida a ritmo de carnaval … Como el carnaval comienza exuberante, músicas, plumas, alegría, gente guapa y poco a poco va descendiendo el entusiasmo, vemos que no es oro todo lo que reluce … y al final rezuma ese puntito de amargura, la desilusión por volver a la realidad… y sí … ya lo cantaba Serrat … “vuelve el pobre a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura sus misas … se despertó el bien y el mal, la pobre vuelve al portal, la rica vuelve al rosal, … se acabó, el sol nos dice que llegó el final … por unas horas se olvidó que cada uno es cada cual … “En fin, que no trabajes mucho … a ver si vas a acabar con una luxación de cadera con tanta samba … (aunque yo tengo que reconocer que me cuesta imaginarte bailando samba, ;-)besos a todos

    19 Febrero 2007 | 23:57

  8. Dice ser Mayté

    Hola Hernán!Pan y circo al pueblo, pero al final es sólo una ilusión, la pobreza sigue ahí, al igual que los problemas, y todo seguirá exactamente igual al terminar la algarabía =(. Lo único bueno que le veo es el receso en las hostilidades y el ver que es un pueblo alegre y de tradiciones (sin contar la cantidad de divisas que están llegando). Considero que para unir corazones, buenos sentimientos, etc. hace falta algo más que sólo diversión.HZ! que disfrutes tu estancia, baila, canta y haz todo lo que quieras (aprovecha que los únicos cohetes son de pirotecnia, jejeejeje), pero queremos pruebas, que tal una foto en bañador? Jajajajaja (es broma), tomate una caipirinha a nuestra salud!! Saluuuuuud!!Un beso,MaytéP.D. Chicas que bueno que llegaron con bien, pasare por su blog para ver su reseña, con detalles, he!!

    20 Febrero 2007 | 01:04

  9. Dice ser juan albelaez

    Muy buena esta este blogs. Me gusta, sobre todo este reportaje de Brasil , muy excelente y tome dos fotos para ilustrar mi tabajo de periodista virtual aficionado con permiso y disculpa de -20 minuto.es-

    20 Febrero 2007 | 02:54

  10. Dice ser Carola

    Hernaaan!!!, que alegria saber de tí.Es increible las sensaciones que estoy teniendo con este blog. Me preocupo, me indigno, me entristezco, me sonrio, me ilusiono y hasta me esperanzo.Gracias por tu trabajo de nuevo.Todo lo demás está dicho, efectivamente estos son los contrastes de la vida y Brazil un pequeño universo que nos muestra lo que en mayor om menor escala tenemos en nuestra realidad cotidiana.La musica, la alegria y el humor no es la solución, pero reconozco que puede llegar a ser un buen canal de entendimiento, por paradójico que parezca.Disfruta Hernán, me alegra tener noticias tuyas (y mas aun si es en bañador y moviendo las caderas, juas!)Un beso a todos

    20 Febrero 2007 | 08:37

  11. Dice ser monica

    Menudos contrastes jaajjajjaj, ainss estas pseudo alegrías sociales que ni chicha ni limoná…yo tampoco tengo simpatía por ellas, nunca me han interesado y no hacen sino mostrar de nuevo el fiel reflejo de las sociedades que habitamos: unos en el lado “salvaje” y otros en el “no salvaje”.Me quedo con esto que has dicho, porque es una gran verdad, a mi pesar: un sueño efímero, que no tarda en desvanecerse, como si los seres humanos estuviéramos condenados a no poder encontrarnos, a no poder estar en paz, por más empeño que pongamos, por más grande que sea nuestro deseo de salir a la calle y bailar y ser felices.Un abrazo enorme Hernán, disfruta lo que puedas, tómate algo a nuestra salud.Mayte, podría darme la dirección de ese blog de las chicas?. Gracias.

    20 Febrero 2007 | 09:01

  12. Dice ser MM

    Hola Mayté! Monica!Gracias Mayté por tu atención, mil besos.Mónica: puedes vernos enhttp://mm-cuadernodebitacora.blogspot.com/Un abrazo a tod@s.

    20 Febrero 2007 | 09:28

  13. Dice ser irene

    chicaaaaaaaaaaaaaaaaasya habeis vuelto, que alegria, que emocion, luego me paso por el blog…guapasHernan, no, si ya sabia yo que estarias bailando (o intentandolo jejejeje)en el carnaval…pos a mi si me gusta la fiesta y el jolgorio, pa una cosa alegre y bonita que tienen y que aunque no solucione nada, lo minimiza en un momento dado no vamos a joderles la fiesta, amos, digo yo…como dice el dicho, encima de puta, apaleá…no no no…tienen derecho a divertirse y obviamente el carnaval jamas puede ser una forma de solucionar los problemas que hay, esa no es su funcion, esa funcion es de los politicos y empresarios…la funcion del carnaval es precisamente eso, minimizar los problemas y que la gente mas pobre pueda permitirse bailar, sacar un dinerillo, pasearse sin que les miren mal o sin que su condicion sexual sea un problema, a mi parecer no es malo, es sano y positivo que la gente se hermane, yo lo veo aqui, en navidad o en fallas, gente que no se habla acaban comiendo juntos y si, la excusa es una chorrada, la fiesta, pero mejor eso que nada, vamos, digo yo…besos a todos, a los moderados y a los fiesteros…

    20 Febrero 2007 | 10:33

  14. Dice ser SRYA

    …¿Qué es la vida? Un frenesí.¿Qué es la vida? Una ilusión,una sombra, una ficción,y el mayor bien es pequeño:que toda la vida es sueño,y los sueños, sueños son.La vida es SueñoCalderón de la Barca

    20 Febrero 2007 | 11:57

  15. Dice ser cristal

    Hola Hernan, espero que mostre alguma coisa boa, afinal o Brasil/rio de Janeiro, não é só carnaval/favelas/pobreza/drogas, temos nossas belezas naturais, nossas universidades, nossa cultura, nossa gastromonia, nossos artistas, nossa tecnologia, etc etc etc…. obrigada

    20 Febrero 2007 | 13:12

  16. Dice ser EuRíDicE

    Genial relato de una verdad.

    20 Febrero 2007 | 14:07

  17. Dice ser keku

    Hola amigos.Vaya, que el nene se lo ha pasado mal… jejeje. Me alegro que de vez en cuando aparezca un artículo algo mas lúdico… para descargar tensión, que despues de lo de Tota…Querida Mónica. Se nota que no llevas mucho tiempo por aquí (dicho con el mayor de los respetos). Por la época de Gaza incluso se llegó a poner en duda las fotografías y hasta un imbécil le “solicitó” que no fuese tan explícito… De ahí mi comentario. Lo dije en su día y lo digo hoy. Cada uno puede pensar como le de la gana, pero me parece una vergüenza que alguien pueda socabar el trabajo de quien se está jugando la vida. Se podrá estar de acuerdo con sus comentarios o no, pero jamás se puede poner en tela de juicio su valor.Irene, gracias por el beso, te remito otro. Y sí que me tenias abandonao, si.Como se suele decir, que poco dura la felicidad en la casa del pobre. El mejor ejemplo lo ha puesto Anab con la canción de Serrat “fiesta”.Un niño de diez años que fuma crack… que fuerte…Por cierto, cristal, con todo cariño, todos sabemos que Brasil es maravilloso. Las cosas bonitas ya nos las muestran las agencias de viajes. Hernán nos muestra lo que nadie quiere ver.Un afectuoso abrazo a todos.

    20 Febrero 2007 | 16:03

  18. Dice ser Hernán Zin

    Queridos amigos, muy interesante la experiencia en el sambódromo, muy interesante. Hasta las siete de la mañana. Primera vez que tomo red bull en mi vida. Funciona!!MM y Teresa, una alegría leeros de nuevo. Tengo muchas ganas de saber qué tal os ha ido. Intentaré ponerme al día lo antes posible.Un fuerte abrazo!!! HZ

    20 Febrero 2007 | 16:48

  19. Dice ser Hernán Zin

    Keku, querido amigo, muchas gracias por la explicación. Cristal, no agrego más. Amo Brasil, vengo aquí desde que soy niño. Estudié cinco años su lengua y cultura en el centro cultural de brasil en Buenos Aires, pero la línea del blog es esta.Como dice Keku, hay otros espacios para ver otras ópticas, esta es una humilde aportación, una mirada desde una perspectiva concreta, a la que se suma la aportación de todos vosotros. Tampoco en Buenos Aires fue muy positiva mi mirada, y te aseguro que es una ciudad apasionante. E Israel también tiene lugares fascinantes, y una cultura que merece ser descubierta. Y Líbano, y Uganda, y Sudán, pero hoy en día, gracias a Internet, construimos nuestra visión del mundo a través de una multitud de voces, y esta voz, ahora vestida de carnaval, tiene un tono determinado.Un abrazo!! HZ

    20 Febrero 2007 | 16:53

  20. Dice ser Mayté

    Hola HZ!¿Y la foto en bañador ? jejeje (no te creas), es interesante ver el Carnaval desde tu punto de vista.Saludos y el Red Bull también puede ser adictivo, =)Abrazos,MaytéP.D. Family Blog, besos.

    20 Febrero 2007 | 18:51

  21. Dice ser monica

    keku, tienes razon, llevo poco tiempo siguiéndoos a todos, no solo a Hernán, pero desde luego que cuando se comentaban cosas sobre Gaza no estuve presente porque hay temas de los que me cuesta hablar y me parecido tonto opinar sin tener un criterio mínimo xDDDD…Muchísimas gracias por contármelo!!MM, muchísimas gracias por el enlace, lo meteré en favoritos para ir visitándolo!!! cada vez que te veo como MM me recuerdas a mi, ya que mis iniciales son MMM xDDDDDDD…Jesús Hernán, qué cuerpazo el tuyo, somos de la misma quinta pero yo no tengo la marcha que tienes tú jajajajajaj aguantar esa caña hasta las 7!!!yo tomé redbull una vez que tenía turno de noche y no me sirvió de nada xDDDD, para colmo sabe fatal xDDDSaludos Hernán.Saludos a todos.

    20 Febrero 2007 | 20:39

  22. Dice ser teresa

    Hola a todos:Yo tomo Red Bull, a veces, y parezco una pila alcalina, funciona, y sino que se lo preguntena Ross,por cierto ponte buena volvoreta.Gracias Mónica.Mayté e Irene besiñosHz: Cuando leía tus crónicas sobre Palestina, uno podía imaginarse lo que ocurre, cuando hablabas de la impotencia, rabia contenida…pero el haber estado en Palestina he llegado a comprender, un poco más ,lo que uno puede llegar a sentir, e incluso la paranoia que se puede crear viviendo una situación de ese tipo, con tanta injusticia, tanto control, el desprecio a las personas que va hasta la propia dignidad humana.. Yo, si llego a estar una semana más, creo que estaría tirando piedras, o manifestandome de alguna manera.Un abrazo a todos.Teresa

    20 Febrero 2007 | 21:19

  23. Todo pasa Hernán, solo queda lo que queda…Saludos

    02 Marzo 2007 | 11:50

  24. Dice ser KIM

    Estoy planeando un viaje o a Río o a Salvador y me gustaría conocer si fuera de la época de carnavales, la violencia es tal como en artículos como éste se sislumbra.Si estás bañándote en las playa de Ipanema te puede costar un susto …..prefiero mi Lloret de Mar….KIM,

    23 Febrero 2008 | 22:11

Los comentarios están cerrados.