BLOGS

Derechos

16-05-06-dinamita

1 comentario

  1. Dice ser Julian Martinez

    Fuuu, Eneko te pasaste!! Derechos cívicos esto ya esta demolido, ahora los dioses están programando quienes son los que tienen derecho a seguir viviendo, estan seguros de susmedios tecnologicos.

    La Europa comunitaria, es la nación de múltiplex ensayos dirigido por el dios supremo. Los gobiernos están ha ordenes del mando de la Comunidad de esos pocos, ya no se esconden actuan con prepotencia. El descaro de poder y terror es tan abusivo que pretenden poner multas a los gobiernos títeres de las naciones para que obedezcan las imposiciones por la fuerza; Tal como es, la imposición de aceptar los llamados refugiados con el mito de la caridad cuando los de casa, están desamparados y muchos sin techo donde dormir entre tantas y tantas desgracias que atentan contra el derecho a la vida porque asi son sus leyes para los mas desgraciados por las desgracias creadas por los mismos que los sancionan.

    Un buen padre, lo primero que debe hacer es amparar sus hijos, como la gallina abre sus alas para dar el calor y cobijo para sus polluelos, después analizar hasta donde puede socorrer a los demás.

    La imposición en este caso que hoy han creado a las naciones mas pobres en distintas direcciones, lo cívico y social es que los llamados refugiados asignados por obligación deben de ir acompañados de los correspondiente millones de Euros, para socorrerlos según sus necesidades y el numero asignado. Esto deber ser subvencionado por los responsables que están creando esta situación en los distintos sitios del planeta. Pero claro, esto no puede ser, no esta programado.

    Pero SI, lo de las multas, embargos, desahucios, robo directo, esta amparado por la Ley, etc. etc. Al final todo lo pagan como deudores los pueblos mas humildes y verdaderos trabajadores. Esta prepotencia es tan descarada que reviste caracteres de estar preparando el final de la especie humana sobre este planeta!!!

    07 mayo 2016 | 01:42

Los comentarios están cerrados.