BLOGS

Puesto de trabajo

15-03-13puesto

3 comentarios

  1. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Puesto de trabajo.

    Desde hace más de tres años
    no hay puesto de trabajo
    sólido, fijo, estables
    en el que poder jubilarse
    después de cuarenta años
    haber en él, trabajado.
    Todos están en tenguerengue
    con los cimientos minados,
    con alguna pata carcomida
    o todas ellas quemada,
    Se acabó el trabajar
    por muy bueno que hayas sido
    toda la vida, en el mismo sitio.
    Ya que con el despido libre
    cuando menos te lo esperas
    una carta de despido
    con cualquier pretexto nimio
    te mete en la cola del paro
    y no sabes por qué ha sido.
    Esto son los beneficios,
    estos sin duda son los logros
    de la ”Muy Exitosa Reforma Laboral”
    que como dijo Floriano,
    está dando ”Exitosos Frutos”
    que por lo que se ve son gordos,
    y por cierto, bien amargos.

    13 marzo 2015 | 16:32

  2. Dice ser Tenemos que ser como la patronal

    “No es noticia que a la clase trabajadora no nos va de maravilla precisamente. La cuestión sería cómo dar la vuelta a la tortilla. Desde aquí va una propuesta: seamos como la patronal.

    Como esta afirmación puede sonar rara a los lectores y lectoras de este blog, me explicaré.
    El pasado 26 de marzo 2014, José Ángel Crego, jefe del Círculo Empresarial Leonés (CEL), conseguía sus cinco minutos de gloria al afirmar que los trabajadores y trabajadoras deberíamos pagar por ser despedidos: “Una empresa que da diez años de trabajo a una persona, ¿por qué además tiene que pagar? No podemos dar por válidos los axiomas de toda la vida. ¿Por qué el trabajador no le paga 45 días por cada año que la empresa le ha estado pagando un sueldo y le ha dado trabajo?”

    Crego se unía así a la retahíla de insultos y provocaciones que desde las burocracias capitalistas se dedica desde tiempos inmemoriales, pero con más intensidad en estos últimos años, hacia nuestra clase. Es cierto que algunos factores explican tanto sadismo. En el caso de Crego, la propuesta le vendría que ni pintada teniendo en cuenta que Telemark, subcontrata en la que Crego desempeña sus tareas de explotador, está inmersa actualmente en un ERE. En el caso de la CEOE, otra organización que realiza propuestas violentas día sí día también, es conocido que la escisión de la crème de la crème capitalista en el Consejo Empresarial para la Competividad en febrero de 2011 y el sinnúmero de casos de corrupción de muchos de sus responsables la han dejado algo marginada, por lo que el radicalismo verbal puede ser una mera táctica para no perder comba. Pero estos factores no explican todo. Para entenderlo hay que mencionar la admirable personalidad de la burguesía.
    He escrito “admirable”, sí. No hay nada más deprimente que ver las ambiciosas propuestas capitalistas para reforzar su poder de clase y compararlas con las tristes y reaccionarias batallas jugadas por las organizaciones obreras, aspirantes sólo a conservar los escasos islotes de poder obrero que se consiguieron hace décadas (precisamente cuando la clase obrera no era reaccionaria sino valiente). Ya las conocemos: “no privaticen… -ponga aquí el servicio público que prefieras”-, “no a la reforma laboral”, “no nos echen de nuestras casas”, etc. Sólo falta añadir: “Por favor”.

    En cambio, la burguesía cabalga sin cesar a profundizar su poder en base a la “acumulación por desposesión” de la que hablaba Marx y ahora David Harvey. Desposeernos de los salarios, las prestaciones por desempleo, las pensiones, las viviendas, los convenios, los servicios gratuitos o baratos, etc. Antes de conseguir algo, ya están proponiendo lo siguiente. Con su arrogancia, restringen el debate público a los márgenes por ellos deseados, hasta que consigan que debatamos si debemos pagarles por hacerles ricos.
    ¿No es admirable esta ambición inacabable? Creo que sí, y es tan magnífica que deberíamos hacer lo mismo. Basta ya de entrar en sus debates y basta ya de pretender salvar unos muebles que, por cierto, se caen de viejos.

    Creemos nuestros debates. No sólo queremos que no privaticen los servicios públicos, sino que queremos expropiar todo lo perteneciente al Estado y al capital y gestionarlo de forma común y democrática. No sólo queremos que nos den cuatro euros por despedirnos, sino que vamos a despedirles a ellos, los capitalistas, porque son parásitos inútiles. No sólo peleamos por no irnos a vivir debajo del puente, sino que les vamos a quitar todos los inmuebles vacíos y sus mansiones y los vamos a repartir según la necesidad.
    Los ricos nos dicen: “todo para nosotros, nada para vosotros”. Eso es precisamente lo que tenemos que responderles. Seamos valientes, seamos como la CEOE”.

    Por Eduardo Pérez
    diagonalperiodico.net
    14 de Abril 2014

    14 marzo 2015 | 01:52

  3. Dice ser Julian Martinez

    Indudablemente esto es el caos promovido con imposición prepotencia y chulería moderna con unos políticos corruptos, ladrones y degenerados.

    Desconformes están también nuestras Fuerzas Armadas, porque también sufren consecuencias y exponen sus vidas en guerras que no son de interese del pueblo español.
    Lean lo que muy cabreado escribió un oficial de la Armada Españolas

    Carta de un oficial de la Armada a los políticos: “Dejad de reiros de nosotros, cabrones” J.C/Remitido.- A las órdenes de todos mis superiores y un saludo muy cordial a todos. Estoy hasta “los mismísimos” de estos mamarrachos que tenemos por gobernantes.

    Yo no me llevé el dinero de la banca, yo no me llevé el dinero de la construcción y ahora sí tengo que pagar el crédito a los bancos, y pagar indemnizaciones a empresarios, partidos políticos, sindicatos, sueldos y dietas a políticos corruptos e ineficaces. Yo no estoy cabreado; estoy furioso y ya no aguanto más.

    Tengo 54 años mujer y cuatro hijos de los que tres continúan a mi cargo. Llevo desde los 20 trabajando, soy Capitán de la Marina Mercante, Capitán de Corbeta de la Armada, Piloto Naval de Helicópteros, tengo 3.100 días de mar, 2.300 horas de vuelo, he estado en los conflictos de Yugoslavia, Albania, Líbano e Irak , separado de mi familia una gran parte de mi vida y no tengo ni un piso en propiedad y tengo un coche que tiene 240.000 km y 11 años y que echa más humo que las baterías de cock de Ensidesa en su tiempo.
    ¿Pueden decir toda esta ralea de hijos de mala madre de políticos salvadores de la Patria lo mismo?, ¿he despilfarrado?, ¿he malversado?, ¿he robado? O será que con mi sueldo y mis 16 cambios de residencia motivados por cambios de destino, no me lo pude comprar porque no tenía para pagar deforma honrada una renta y una hipoteca. Y ahora me quita el de la Moncloa la paga extra (que es con lo que pago lo Reyes de mi familia) para pagar yo el enriquecimiento de políticos ineptos, ladrones y corruptos, constructores y banqueros.

    La frase de estos arcabuceros de baja estopa es que “lo manda Europa”. ¿Quién coño es Europa?, políticos de mierda, sinvergüenzas, gente execrable, sátrapas indeseables, si no os importa vuestra Nación que es España a la que no dudáis en esquilmar, ni dejar en manos de nacionalistas separatistas, terroristas y demás gente despreciable siempre que vuestros votos y prebendas se conserven, ¿cómo coño os va importar lo que diga Europa?, la Torre de Babel de muchas naciones que nos llevamos dando palos durante milenios.

    ¿Acaso dice Europa que haya más políticos que en ninguna parte?, ¿acaso dice Europa que haya diecisiete gobiernos de ladrones ineptos e ineficaces excepto para robar?, ¿acaso dice Europa que se paguen indemnizaciones millonarias a banqueros especuladores e ineptos?, ¿acaso dice Europa que se paguen sindicatos politizados y partidos políticos? Dejad de reiros de nosotros, cabrones.

    Esto es lo que yo siento en este momento y aunque no lo digan abiertamente, porque a lo mejor no son tan temperamentales, sí que son muchos los que lo piensan pues están en mis mismas circunstancias.

    Un fuerte abrazo a todos y perdonar el desahogo, pero como sois todos amigos me sabréis disculpar y comprender.

    15 marzo 2015 | 01:12

Los comentarios están cerrados.