BLOGS

Democracia. Monarquía

14-06-04espermatozoide

13 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Para mi es mejor la esperma divina que la Democracia borreguera que solo nos ofrece un cadalso con elección de verdugos siniestros, a cual más inquietante.

    Clica sobre mi nombre

    04 junio 2014 | 13:40

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    H e expresdo mi opinión y no ha salido ¿Acaso no soy digno de tener una opinión distinta a la del autor?

    04 junio 2014 | 13:51

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    La democracia es cuestión de votos
    y no de sobres como piensan
    o como han creído… otros.
    Ya que un hombre o una mujer
    valen cada uno, por igual un voto,
    y a la hora de cambiar al mando
    los votos… son decisorios.
    Y a la monarquía en este país
    por los votos no se llega,
    se llega por cuna, por nacimiento,
    por genes. O… tal vez no,
    depende de dónde se pongan.
    Bueno, por ahora… no es cuestión
    ya que no se da el supuesto.
    Democracia es igual a votos,
    y Monarquía a sucesión,
    que también… es democracia
    o al menos eso pienso yo.

    04 junio 2014 | 15:18

  4. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    @ señor larrosa:
    .

    Don antonio, no se enfade,
    su opinión es tan respetable
    como todas las demás
    que por estos blog´s se viertan,
    y que tal como las suyas,
    a todos con respeto traten.
    Y de nuevo como siempre,
    mis respeto y saludos
    desde al Sur de Gomaranto

    04 junio 2014 | 16:10

  5. DETERMINISMO BIOLÓGICO

    El resurgimiento de los discursos sobre la “desigualdad natural” y el determinismo está relacionado con el retroceso político y el aumento de las desigualdades.

    “El hombre es desigual biológicamente, nadie duda hoy que se heredan los caracteres físicos como la estatura, color de piel… y también el cociente intelectual. La igualdad biológica no es pues posible. Pero tampoco lo es la igualdad social: no es posible la igualdad del poder político, tampoco la de la autoridad, o de la actividad, o la del premio, o la de oportunidades, ni si quiera la económica. […] Demostrada de forma indiscutible que la naturaleza, que es jerárquica, engendra hombres desiguales, no tratemos de explotar la envidia y el resentimiento para asentar tan negativas pulsiones la dictadura igualitaria. […] La igualdad implica siempre despotismo y la desigualdad es fruto de la libertad”. No, no me estoy alucinando. El más avispado rápidamente reconocerá la pluma y asomará en su mente un nombre; y reirá por no llorar. Para aquellos que todavía no lo tengan claro, decirles que estas palabras fueron escritas por Mariano Rajoy el 24 de julio de 1984 en el “Faro de Vigo” al realizar una crítica “cualificada” de una obra titulada “la envidia igualitaria”. Ahora comprendemos mejor lo que está ocurriendo, ¿verdad? Stephen Jay Gould denomina a estos momentos actuales en los que vivimos como “momentos de retroceso político” y escribía en 1996: “los resurgimientos del determinismo biológico se correlacionan con episodios de retroceso político, en especial con las campañas para reducir el del Estado en los programas sociales, o a veces con el temor de las clases dominantes, cuando los grupos desfavorecidos siembran cierta intranquilidad social o incluso amenazan con usurpar el poder”. Hay abundantes escritos sobre la relación entre la ciencia, en este caso el determinismo biológico que cita Gould, y que podemos leer y sentir en nuestro presidente, y la legitimación del poder. Por ejemplo, el historiador de la ciencia aragonés Mariano Hormigón y el ruso Sergey Kara-Murza, en 1990, escribían que “cualquier régimen político que pretenda lograr la más mínima estabilidad precisa demostrar su legitimidad, su correspondencia con ‘el orden natural de las cosas’, utilizando argumentos que sean convincentes para una parte de la población suficientemente grande”.

    Gould identifica tres “momentos de retroceso político” en la reciente historia de EE.UU. que, por añadidura, podríamos situarlos en un contexto también global; a saber, el crac de 1929 donde las tesis del determinismo biológico triunfan en EE.UU, Alemania y Gran Bretaña, la década de los 70, donde se implementan los programas neoliberales y, (y este exclusivo de EE.UU) un tercer momento en la década de los 90. La historia va demandando incorporar un cuarto “momento de retroceso político”.

    Creo, firmemente, que existe una dimensión que, pese a estar considerada en los debates actuales sobre las hipótesis que mejor explican la situación actual, no se le ha dado la importancia que tiene: el odio de clase; de aquellos que poseen cantidades ingentes de dinero, propiedad y poder, frente a los que todos los días batallamos con la vida. Nos hacemos un flaco favor si no entendemos bien esta perspectiva; si no entendemos que los que actualmente ostentan el poder no sienten ningún tipo de empatía frente a un desahucio, frente a un suicidio, frente al drama del paro, frente a las muertes en las fronteras del “paraíso”. ¡No sienten nada! No hay otra explicación posible a frases como “¡Que se jodan!” pronunciada por Andrea Fabra, diputada del PP e hija de Carlos Fabra, durante la convalidación del decreto que incrementaba las condiciones para acceder a la prestación por desempleo. Qué otra cosa que el racismo, la sensación de superioridad y el odio al pobre pueden llevar a decir al directivo de la multinacional Bayer, Marijn Dekkers, “No creamos este medicamento para los indios, sino para los occidentales que pueden pagarlo”. Esta frase contiene, condensada en ella, toda la lucha que deberemos de librar durante las próximas décadas: neo-imperialismo, los derechos de propiedad intelectual y el monopolio del conocimiento que suponen, la desigualdad social, la privatización de la sanidad (“occidentales que puedan pagarlos”), etc.

    En una situación, que el politólogo Robert Jessop define como una transición del “Estado de bienestar keynesiano” al “Estado competitivo Schumpeteriano o Estado trabajista”, y que un mortal denominaría “retorno al esclavismo”, cabe dotar al proceso de una justificación, y esta no va ser otra que el “determinismo biológico”. La propia reforma de educación planteada por el ministro Wert encaja como anillo al dedo en este marco conceptual. Según lo que se conoce hasta ahora, los institutos pasarán a financiarse dependiendo del rendimiento escolar de los alumnos. Aquellos institutos con menores notas, recibirán menor presupuesto. ¿Alguien duda en que barrios se situaran estos institutos? Para ellos es la “envidia de la igualdad”, para nosotros es “un sueño de igualdad”.

    Un fantasma recorre el mundo, es bigotudo y se esconde tras trajes, dinero, poder y corbatas”.

    Álvaro González Molinero
    Es biólogo
    diagonalperiodico.net 03/04/14

    04 junio 2014 | 17:42

  6. Dice ser manuel

    Los seres humanos nos regimos por la lógica y por los sentimientos, y así debe ser, pero a mi me gustaría que todo el mundo fuese respetado, valorado, tanto por su lógica como por sus sentimientos, tan difíciles de expresar tantas veces. Por eso estoy seguro que algún día tendremos no sólo monarquía, que a unos satisface y a otros no, sino además una casa presidencial de presidente elegido por los ciudadanos, o por los partidos, pero que pueda mantenerse equidistante de todas los posicionamientos políticos sin que se le exija cosa distinta que ésta.
    También deberíamos tener en cuenta que el hombre culto es complejo y que muy pocos, por no decir ninguno, comulga completamente con las “abultadísimas bases ideológicas” de un partido dado; sería necesaria además la introducción, poco a poco, de la democracia directa estructurada o vertebrada por gremios o niveles de conocimiento (algo así como una aristocracia especializada), lo cual es factible gracias a la internet y a la capacidad moderadora de los propios partidos políticos…
    ¡Que todos seamos felices, vivamos en paz y nunca mas haya ni vencedores ni vencidos!

    04 junio 2014 | 20:08

  7. Dice ser Julian Martinez

    Esta situación en la que se encuentran los pueblos de España, que es “la continuación de la distadura fascistas del dictador Franco en la figura de la Monarquía Borbónica”, hoy resulta ser mucho mas aguda y criminal arropada por el fascismo Internacional con abuso de poder sumamente descarodo con el programa tecnológico de crear el esclavo moderno con tecnología y mucha psicología para arrastrar a las masas de nuevas generaciones, a las que ya de antemano les crean la hipoteca del esclavo moderno y la impotencia de organización como seres humanos llenandolos de conflictos sociales para la vida y prosperidad a nivel personal.

    Mientras los pueblos no consigan organaciones con arreglo a los nuevos tiempos de explotación tecnológica, las bestias demoniacas nos demuestran diariamente que están dispuestos ha devorarnos incluido al planeta, al que no podrán y este por siempre les ganara.

    Mal, muy mal lo que se nos aproxima.

    Nos encontramos en la curva de caída empicado peor que la edad de piedra, pero con tecnología empleada para el mal social potenciado las guerras, vicios y corrupción pudriéndoos hasta lo mas hondo y intimo las lineas de las familias y creación civico-social.

    05 junio 2014 | 03:05

  8. Dice ser Manamana

    Es genial! Pero tengo una curiosidad, que fue antes, la gallina o el huevo? Anoche en el Intermedio, programa crepuscular en la tv española, su presentador escenifico esta misma imagen, mi pregunta tiene su lógica ahora. Me reí anoche cuando contaron el chiste y me he reído ahora, hacerme reír dos veces con lo mismo tiene mérito! Magnífico!

    05 junio 2014 | 18:56

  9. Dice ser AhoraOnunca

    Hay sicarios a sueldo del neofascismo que andan ‘opinando’ por cualquier foro de internet que no criba la hedionda basura que nos arrojan. Ya sabemos que las opiniones son como las posaderas, hasta el más tonto tiene las suyas.
    Lo más curioso, de estos ‘opinadores’ en contra del más mínimo sentido común democrático, es que que se ‘ofenden’ mucho sino se trata su basura al mismo nivel que las opiniones respetables. Así es, su desvergüenza e incoherencia no conoce límites: antidemócratas pidiendo gozar de las cualudades de la democracia (como la libertad de expresión). Lo mejor es aplicarles el más profundo desprecio.

    05 junio 2014 | 20:42

  10. Dice ser AhoraOnunca

    Por cierto, hablando de antidemócratas, ya sabréis que nos quieren colar 2 reyes por el ‘precio‘ de 1. Parece que, tras una dictadura sangrienta, una camarilla de franquistas y representantes (infiltrados por la CIA y similares) de fuerzas de oposición, llegaron a unos acuerdos ‘sagrados’ que nos han traído hasta la ‘maravillosa’ actualidad que disfrutamos en ‘Egspañistán’.
    Pues bien ‘queridos niños’, parece que esta “casta” (franquistas, falangistas, neofascistas y similares) está tan satisfecha de cómo les va que pretenden perpetuar la situación por otro 30 0 40 años.
    En definitiva, si eres un demócrata “de toda la vida”, tal vez pienses que lo justo y decente es que la ciudadanía, toda, pueda decidir libremente. ¿Por qué no echas una firmita (no tienes ni que levantar el culo del asiento) aquí?

    05 junio 2014 | 20:46

  11. Dice ser AhoraOnunca

    La urna representa la voluntad popular. ¿Y el óvulo?, ¿a la “casta”?

    05 junio 2014 | 20:50

  12. Dice ser Julian Martinez

    Manuel tienes toda la razón del mundo, pero desgraciadamente hoy tu comentario esta fuera de todo derecho.

    Nos encontramos viviendo tiempos sin precedentes en la historia de la humanidad, debido a los adelantos tecnológicos empleados para crear mas mal y sufrimientos en general los ejemplos sobran, la situación es que el ser humano, pasa por ciclos de caída en degeneramiento y corrupción pasando a ser el animal mas peligroso del planeta tierra.

    Hoy lo expuesto, lo tenemos bien caliente. Si, fuera cierto lo que cuentan los viles de las religiones, eso de que dios, hizo al hombre según su imagen. Esto es algo así, como si vamos a visitar a un amigo y le preguntas,?? Esta tú padre en casa!! y la respuesta que recibe, si pero como si no estuviera, esta drogado.

    06 junio 2014 | 02:22

  13. Dice ser Yo mismo

    No entiendo muy bien al autor, porque ahora mismo vivimos en democracia con un monarquía, no pienso que se deba de hacer un problema donde no lo hay, hoy no mandan los reyes, mandan los presidentes que elegimos en las urnas, evidentemente eso es democracia y el poder lo tiene el pueblo, la monarquía hoy solamente es una forma de estado que se mantiene por historia y además que en el caso de la persona del rey ha sido fundamental para consolidar la libertad de la que hoy disfrutamos. ¿Debe de ser que todos los analistas políticos, historiadores y periodistas nacionales, e internacionales y prácticamente un 80% de los españoles están equivocados? No, creo que no , y creo que hoy día el debate provocado busca confundir mucho la auténtica realidad.

    07 junio 2014 | 18:30

Los comentarios están cerrados.