BLOGS

Capitalismo

14-01-22cambur

12 comentarios

  1. Dice ser Salvador

    Que gran verdad. Cuanto mas tienen en sus bolsillos menos ven las desgracias que otros sufren y si las ven miran para otro lado donde a bien seguro encontraran cobijo a sus cada vez mas inexistentes conciencias.

    22 enero 2014 | 11:48

  2. Dice ser Huy

    que capitalismo más raro, se parece al comunismo eso que dibujas

    22 enero 2014 | 12:00

  3. Dice ser Jarl

    Huy que raro, los amigos de la libertad y las sonrisas me han borrado el comentario, os va a votar quien yo me se con esos alardes

    22 enero 2014 | 12:34

  4. Dice ser KLM

    El capitalismo salvaje permite que millones de personas se vayan al paro despedidos por sus empresas en época de recesión o contratados por sueldos míseros.Cuando hay crisis echan a los trabajadores a la calle y cuando existe bonanza económica contratan a todos los que pueden para aumentar sus beneficios privados.

    22 enero 2014 | 14:05

  5. Dice ser Lol

    Para el “listillo” de Huy:

    El Comunismo como el Capitalismo es lo mismo: una élite jodiendo a la mayoria.

    22 enero 2014 | 14:05

  6. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Ya ni siquiera las mondas,
    los desperdicios y las sobras
    en las manos suelen dar,
    las tiran a los contenedores
    y antes de que venga el camión
    de la recogida de basuras
    un ejército de hambrientos
    las tendrá que rebuscar
    revueltas con los desechos.
    El pueblo busca alimentos
    rebuscando la basura,
    igual que lo hacen las gaviotas
    que también en los verteros buscan.
    ¿Este qué sistema es
    que así están tratando al pueblo
    y que en todas las tertulias
    con ahínco y vehemencia,
    con descaro y desvergüenzas
    muchos pierden la compostura
    y con gritos defendiendo?

    22 enero 2014 | 16:40

  7. “Cautivo y desarmado el más inocente recuerdo del estado social, la crisis ha terminado. Este podría ser el parte final de esta última fase de unas hostilidades iniciadas oficialmente en septiembre de 2008, tras la voladura de ese “Maine” simbólico que fue la quiebra de Lehman Brothers. Hoy todos se llenan la boca con la consolidada recuperación de la economía, con los buenos resultados de los índices bursátiles y las previsiones macroeconómicas para 2014, aunque todos admitan también que el crecimiento será insuficiente para generar empleo, que la desigualdad y la pobreza son ya el nuevo fantasma que recorre Europa y que la reactivación es tan tímida que amenaza con agotarse al menor catarro de los Brics, o ante la más ligera recaída reumática de Alemania o Francia. Puede que por ello, previsor como pocos, Mariano Rajoy haya optado por cerrar 2013 con la adquisición de camiones con cañones de agua, no vaya a ser que las endebles perspectivas de optimismo obliguen a aplacar imprevistos focos de resistencia.

    En cualquier caso, lo que esta superación de la crisis, legitimada por los editoriales del grupo Prisa, pone definitivamente de manifiesto es la superación de las teorías leninistas que consideraban el imperialismo como la fase superior del capitalismo. Hoy sabemos que el contradictorio desarrollo de las relaciones de producción y las fuerzas productivas que diría la vieja terminología marxista hoy en recuperación, no ha concluido en el modelo monopolístico teorizado por el dirigente bolchevique en plena Gran Guerra cuyo centenario se conmemora precisamente este año. Por el contrario, el sistema económico ha demostrado su disposición a adentrarse con paso firme por los senderos de aquella barbarie anunciada por Rosa Luxemburgo.

    Por lo pronto, el casino financiero internacional, en cuya ruleta se dirime desde hace años la deriva de la economía mundial, ya no confía en el vigor de las antiguas potencias occidentales e incluso recela de las fuerzas reales de esos países emergentes tan alabados hasta hace bien poco. Ahora la bolita que gira en su azaroso discurrir entre el rojo y el negro, centra todo el interés de las apuestas en lo que, según la terminología acuñada por el economista Farida Khambata, se ha venido en llamar “mercados fronteras”, integrados por territorios tan heterogéneos como Kenia, Argentina, Pakistán, los Emiratos Árabes o Vietnam. Países en vías de emerger a un incógnito desarrollo, que en conjunto representan demográficamente un apetecible mercado, acumulan buena parte de las reservas energéticas, cobijan una mano de obra en proceso de saldo y, lo que es más importante para los cálculos de riesgo, presentan unos índices de crecimiento bursátil sin competencia posible en otras latitudes.

    Es así como el capitalismo está logrando invertir su viejo ideario de progreso, manteniendo intacta la misma canción. Si las esperanzas económicas pasaron primero del agotado centro a la segunda esfera en la periferia, hoy se centran en ese horizonte más lejano de los países frontera, en un dantesco peregrinar que conduce inevitablemente al círculo último en los abismos. Por ello no resulta sorprendente la decisión de la multinacional sueca H&M de trasladar su producción a Etiopía, donde los 45 euros al mes que allí cobra un trabajador les permiten márgenes de beneficio mucho más atractivos que los 300 euros que hoy tienen que pagar a sus abusivos empleados chinos.

    Y en medio de este panorama, la troika, con la aquiescencia del gobierno, insiste en que España debe profundizar su reforma laboral. Para echarse a temblar… O al monte”.

    por José Manuel Rambla | Periodista
    nuevatribuna.es | 09 Enero 2014

    22 enero 2014 | 18:49

  8. Dice ser Julio SANTOS

    Tengo una duda…
    El tío trajeado es un político o un empresario?

    En el primer caso puedo estar de acuerdo con usted, la casta política cleptocratica de derecha y de izquierda nos roba a manos llenas…

    Si es empresario, no estoy de acuerdo el empresario va a lo suyo, procura dar trabajo, creando bienes y servicios y gana dinero, no veo nada mala en ello… Si usted no lo ve asi, creo deberia regresar al paraiso comunista.

    22 enero 2014 | 19:34

  9. Dice ser Julian Martinez

    Joder mas claro el agua, todo esto es precisamente lo que son y hacen los políticos en general. El ejemplo mejor lo tenemos en España, donde PP. y PSOE. son la misma cosa que en el fondo componen el PP.SOE trabajan para el mismo padre y están a sus ordenes.

    El pueblo en general hoy lo de los votos no pinta nada todo esta amañado con tecnología como se hace con todo en general. Este es el verdadero caos que hoy tenemos por estar al servicio del sistema capitalista Financiero Internacional, el FMI y BCE entre otros colegas caminado a la globalización mundial creando el esclavo moderno y tecnológico descerebrado. Este es el fin aunque para explotados y explotadores, el tiempo será testigo…,!!

    22 enero 2014 | 23:40

  10. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Quien siembra recoge … que se tenga pues, cuidado con lo que se siembra.

    23 enero 2014 | 08:12

  11. Dice ser QUIJOTE-BARRANTES

    Les puede hacer patinar … y darse la gran … si es que no se la dan.

    23 enero 2014 | 08:13

Los comentarios están cerrados.