BLOGS

Derechos de la mujer

13-12-30arbol

6 comentarios

  1. “Esta semana alguien me preguntó si el feminismo seguía siendo necesario en los tiempos en los que vivimos.

    El argumentario para justificar la no necesidad del feminismos en nuestra sociedad actual fue el que he escuchado miles, por no decir millones de veces: Que si la Constitución y su artículo catorce, que si la “discriminación positiva” que se está dando, que si las mujeres somos unas maltratadoras psicológicas, que pretendemos que nos “mantengan”, que si hay tantas denuncias por violencia de género es por los medios que exageran mucho y sólo sacan los casos de mujeres pero también hay hombres maltratados y no salen en los telediarios, que si los “pobres hombres” se encuentran acorralados y ya no saben cómo relacionarse con nosotras porque temen ser denunciados a la mínima broma que nos pueden gastar,…y así un largo etcétera.

    Aseguro a quien pueda leer esto que hice un ejercicio de paciencia voluntaria para escuchar (de nuevo) este argumentarlo por ver si alguna novedad pero sólo había una y no estaba en el mensaje, sino en quien lo sustentaba: Una mujer joven, de unos apenas veinte años.

    Y voy a comenzar mi respuesta diciendo lo mismo que le dije a ella: que soy feminista por convicción y que mi pretensión es que los derechos humanos de hombres y mujeres sean realmente los mismos en todas partes y desmaquillar y desnudar las desigualdades para hacerlas visibles y corregirlas. Que no me vale el llamado “derecho natural” que justifica que somos diferentes porque la naturaleza nos ha hecho diferentes.

    A partir de ahí intenté (creo que sin mucho éxito al menos de inmediato) explicarle a esta joven que el feminismo no sólo era necesario, sino que es imprescindible si realmente nos creemos que somos una sociedad democrática.

    Y es necesario porque aunque no se quiera ver, seguimos tratando de forma desigual a niñas que a niños incluso antes de nacer, porque nos socializamos de manera desigual y por tanto asumimos roles desiguales. Porque el patriarcado pervive en cada rincón de nuestra mente e incluso de nuestros corazones permitiendo incluso que haya gente que justifique la mayor de las desigualdades: el terrorismo machista. Porque sigue habiendo instituciones como la iglesia católica que niega explícitamente derechos a las mujeres y sigue considerándonos como subsidiarias de los hombres, y otras como la RAE que considera, a través de sus definiciones, que las madres no engendramos sólo parimos. Porque se siguen pisoteando nuestros derechos y libertades, como por ejemplo nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad. Porque se nos siguen relegando a puestos de segunda o tercera categoría en los espacios de toma de decisiones. Porque seguimos cobrando menos por realizar el mismo trabajo. Porque aunque las aulas universitarias están llenas de mujeres, son los hombres quienes las dirigen. Porque aunque las mujeres tenemos una mayor expectativa de vida, los estudios sobre salud se siguen realizando mayoritariamente sobre los hombres. Porque la historia nos sigue ocultando las obras de arte y aportaciones de todo tipo realizadas por mujeres. Porque nuestros cuerpos de mujeres son utilizados como campos de batalla allá donde los hombres lo deciden, sea en un conflicto armado o en un conflicto de pareja. Porque nuestros cuerpos de mujeres son secuestrados y maltratados para ser explotados sexualmente en otros países o lugares del mundo. Porque los derechos humanos de las mujeres son pisoteados sistemáticamente en muchas zonas del mundo e incluso de nuestro mundo particular. Porque en los espacios simbólicos que nos imponen ya existe toda esa desigualdad y violencia simbólica o estructural desde antes de nacer. Porque la pobreza de ceba en mujeres y niñas. Porque nos matan por ser mujeres.

    Y así muchísimos argumentos más que se podrían resumir en uno: Mientras exista una sola mujer en el mundo a quien hayan pisoteado uno sólo de sus derechos humanos, el feminismo no sólo será necesario, será imprescindible”.

    Artículo de Tere Mollá
    21/01/2013

    30 diciembre 2013 | 22:56

  2. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    El derecho de toda mujer
    es ser madre cuando quiera,
    Basta de imposiciones,
    basta de programaciones,
    y basta de multas y sanciones,
    como en la China Comunista.
    Ella, y solamente ella
    tiene derecho a decidir
    si debe o no debe parir
    ninguna, o varias veces
    a lo largo de su vida.
    No corresponde al poder
    inmiscuirse en esos asuntos,
    lo que deben procurar
    es que ninguna se vea obligada a abortar
    por falta de medios económicos.
    Derechos de la mujer,
    de raíces que son cruces
    que siempre han sido un calvario,
    y cuando muchos ya creíamos
    que estaba solucionado,
    vienen unos que deciden
    porque tienen mayoría
    esos derechos… anularlos.
    Y volver a que la mujer
    sea como siempre fue
    una propiedad del hombre,
    sea el padre, el marido o el hermano.
    Si el parir o no parir,
    es un derecho en exclusiva
    y solo de la mujer
    ¿Por qué el hombre es quien decide
    lo que debe o no debe hacer?
    No tiene ningún derecho
    ni sobre su esposa,
    ni sobre su hermana,
    ni tampoco sobre su hija.
    Yo, que no estoy a favor del aborto,
    no dejo de comprender
    que a mí, en nada me compete,
    que es cosa de la mujer
    y que mi deber es apoyar
    la decisión que ella adopte
    y procurar que ninguna ley
    de las hechas por los hombres
    coarte sus libertades.

    31 diciembre 2013 | 17:26

  3. Dice ser cadista

    Sabeis, yo soy ateo, no creo en Dios ni en nada de eso. Lo que hagan los demas me da igual.

    Ahora yo pregunto: Porque ellos no pueden hacer lo mismo?

    Porque tienen que ir imponiendo sus ideologias?

    Os juro que cuando hacen este tipo de cosas me hierve la sangre!

    Que asco les tengo, joder!! Asco de Gobierno, y asco de gentuza que lo apoya!

    31 diciembre 2013 | 20:35

  4. Dice ser Julian Martinez

    Dice ser ¿Sigue siendo necesario el feminismo?

    No hay lugar adula todo lo expresado en tu escrito. La verdad es que el sistema que hoy explota a la mujer y en cadena al hombre, Ud. lo dejas claro.

    Si tomamos como bases reales la Constitución natural que rige nuestro contorno, esta aun mas claro. Porque no funciona y al final vemos que tanto mujeres como hombres
    queda en la Estacada sufriendo el martirio y defraudación. Esto también esta muy claro, “el sistema que nos gobierna que por un lado usa la mujer como hizo el demonio en el supuesto paraíso, para que esta engañe al hombre y el demonio consiga sus objetivos” quedando en la Estacada y penurias los dos, y lo mas tristes la desgracias de los hijos si dieron lugar. El verdadero objetivo es que mujer y hombre somos iguales en derechos sociales y cívicos en general, respetando los diferentes por naturaleza.

    Este desorden y explotación es el gobierno, esto son las Iglesias que por desgracia caminan juntos, en estos negocios de explotación de los seres humanos mas nobles y sinceros de conciencia, y cuando alguien como yo habla tan claro, le tachan de ateo o terrorista, cuando hablo con el Corazón defraudado ante tanta injusticia perpretado por corruptos degenerados que debían ser tratados por especialista psicólogos. Por desgracia son los que hoy nos están gobernando.

    Los hechos y programas lo deja bien claro. En estos momentos del nuevo siglo XXI, nos encontramos en un ciclo de decadencia de tos los respetos cívicos incluso rompiendo el propio planta que es nuestro jardín para la vida.

    Saludos,

    02 enero 2014 | 01:20

  5. Dice ser Julian Martinez

    Estimado compañero humano; tu no eres ateo, nadie en este planeta es ateo.

    La palabra “ateo” nos llego por las distintas religiones que ellos son los verdaderos ateos de seres humanos y explotadores de los mismos. Repito, nadie es ateo, los ateos son los que estos viles explotadores de seres humanos no creen en ellos. Los gobernantes de nuestros días, nos clasifican igual porque caminan juntos con las religiones que como ojos te quieren poner dos uvas y como cerebro migas de pan.

    Espero que analicéis esto, en especial las nuevas generaciones de nuestra época. No ser modernos pasando de todo, esto también sirve para los explotadores de nuestros días. Esto es de pena lo que hoy con tecnología la violencia que se esta creando entre los seres humanos.

    Nada mas por el momento que desgraciadamente es largo.

    02 enero 2014 | 02:09

  6. Dice ser cadista

    Pues si, estoy de acuerdo contigo Julian.

    Asi que simplemente dire que soy un ser humano libre, sin ataduras religiosas. Ojala, ojala algun dia todos seamos asi.

    Ojala algun dia, la humanidad se quite la venda y pueda avanzar de verdad, pues si no fuera por las religiones que reprimieron durante tanto tiempo la inteligencia y la libertad, quien sabe donde estariamos ahora…

    Un saludo.

    02 enero 2014 | 20:07

Los comentarios están cerrados.