BLOGS

Brotes verdes

2013-06-24abono

6 comentarios

  1. Dice ser panchenko

    mas de lo que ha abonado a los privilegios de los suyos con la desgracia de la poblacion imposible.

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    24 junio 2013 | 17:51

  2. Dice ser Quiviro

    Lamentablemente, ha captado la esencia del mensaje… 🙁

    24 junio 2013 | 18:54

  3. Era difícil confiar en que todo iba a salir bien cuando había que limpiar a fondo el horno. Nos poníamos guantes y mascarilla para no respirar el olor tóxico del producto desengrasante y viscoso azul. Así empezábamos el día, limpiando una mezcla de grasa, fragmentos de mozzarela y gruyère carbonizados, junto a algún que otro trozo apenas identificable. Poníamos un cd sobre el que habíamos escrito canciones ñoñas con rotulador permanente rojo, estribillos que nos hacían conjurar los fantasmas de la tristeza que en cualquier momento podían aparecer allí, entre productos de limpieza, estropajos y agua sucia. Había que esforzarse por mantener a distancia los fantasmas. No sé cómo lo conseguíamos. Mientras raspábamos restos de queso carbonizado, sonaba un animado “It’s got to be perfect”. No era fácil convencerse de que algo iba a salir bien –menos aún que iba a ser perfecto– limpiando el horno, pero el ritmo alegre nos hacía canturrear que sí, que todo iba a ir bien, y pensábamos en la vida que no teníamos y en la que teníamos: la preocupación constante de no llegar a fin de mes. La primera frase de la canción siguiente repetía en inglés en mi lugar, en mi lugar… y la cantábamos también, inventándonos el significado que queríamos, porque aquel horno se parecía bien poco a un lugar, era, si acaso, un saliente rocoso cualquiera al que agarrarse en plena caída libre. Cada día estábamos más convencidas de que debíamos soltarnos. Todas acabamos haciéndolo.
    Según el relato oficial, la crisis comenzó con la caída de Lehmann Brothers, en 2008. No sé cuál es el nombre oficial de lo que sucedía antes de la crisis. Años antes, me refiero. Si era diversión, bienestar, normalidad o qué exactamente. Los empleos precarios a los que teníamos acceso no son mencionados en la narración oficial, ni los sueldos escasos, ni lo caro que era vivir, ir al cine, comer variado. Que todo vuelva a ser como antes, nos hacen desear ahora, mientras escriben el cuento del antes y el después, siempre traicionando el tiempo.
    La narrativa oficial sólo trata de encajar sus piezas, esas piezas que son nuestras vidas. Su funcionamiento me recuerda a aquellas canciones que utilizábamos para conjurar la amenaza de nuestros fantasmas en la cocina. Los estribillos repiten hoy paciencia, sacrificio, espera, fe. Todo pasará, la tristeza, la crisis, todo se va a solucionar. Nuestra amenaza en la cocina era empezar a llorar o gritar, porque allí los vasos eran de plástico, las bandejas metálicas. No había nada de cristal. Sin nada que romper, sólo podíamos hacer ruido, sencillamente sollozar. El relato político de la crisis nos ancla ahora en la estructura de la espera, nos hace confundir las isobaras del parte meteorológico con los pronósticos de alza o descenso del IPC. Acabamos canturreando que todo cambie, en lugar de cambiémoslo todo. ¿Hasta cuándo seguir esperando? ¿Cuáles son los fantasmas que conjuramos ahora?¿Nos decidiremos definitivamente a romper el poder hipnótico de las narraciones oficiales?
    Cuando acabábamos de limpiar el horno, aún quedaba el suelo. Había que tener cuidado de no resbalar. Nos sacábamos los guantes, la mascarilla y aún después había que cambiar el calzado, limpiar bien las suelas de los zapatos. El horno quedaba así listo para volver a ponerse en marcha.
    Hoy no es el horno, es este cuerpo el que se pone en marcha y se quema, va quemándose lentamente. Este tiempo es mío, me digo arrancando unas pocas horas al día, raspando los restos, agarrando estas palabras. Ésta es mi narración.

    Por Anfigorey
    13/Mayo/2013

    25 junio 2013 | 00:17

  4. Dice ser pachenko

    DrakoDrakkonis, que tal tanto tiempo. mira la situacion aca en nuestra organizacion no la vemos como la esta tratando de vender el fachismo local. por el contrario nosotros creemos que el fachismo no sabe como sostenerse y por mas invasion que haya las fuerzas progresistas estan venciendo. la prueba que llamo a un armisticio con el socialismo. pese a que las fuerzas extrangeras estan acantodandas en rota, las movilizaciones populares han hecho la presion suficiente para que el sistema tambaleara. los fachistas locales lo que estan buscando es una salida airosa sin perder los privilegios bajo un gobierno socialista. eso no sera posible por la escencia misma del socialismo. el secretario general ha resultado ser un gran estratega a la hora de confrontarse y ha puesto al gobierno de rodillas. hay una cosa que es clara el gobierno esta en manos fachistas pero el poder siempre estuvo en el socialismo y esta es la prueba. la invasion sabe que tiene fuerzas como para ejercer un control temporal y localizado pero no para hacer una represion general que jugaria en su contra y no esta dispuesta a hacer otra inversion en mas efectivos ya que no encuentra mayor rentabilidad. nosotros esperamos que con un poco mas de presion hacia los proximos meses el socialismo volvera al poder y se recuperara el camina al sistema pleno. probablemente quede tiempo mas la invasion, pero en franca retirada. es hora de la despedida, esperemos verte mas seguido. que la revolucion este contigo, y la palabra de lenin, nuestro salvador: pueblo, obrero y revolucion, desciendan sobre ti.

    26 junio 2013 | 19:30

  5. Dice ser Julian Martinez

    Fachismo, entre los políticos fascistas no existe siempre procuran presentar buena facha, es decir; buena imagen al igual que fascista, es aquel que oculta o alude la frase FASCISTA contra lo que lucharon nuestros padres y abuelos.

    Hoy estamos viviendo los tiempos de mucho impostor camuflandose con consignas y frases de socialistas, comunistas, sindica-listas, por la caridad, las Iglesias etc. etc. por lo que hay que estar muy atentos a los resultados de sus labores para descubrir verdaderamente lo que son.

    Si, no conoces un árbol sigue atento porque por el fruto lo reconoceras. Hoy mas que nunca los trucos de engaño social nos los montan con tecnología y cuando no pueden engañar, emplean la fuerza con la Ley ejecuntandola con las armas legales y prisiones donde son ocupadas por los pobres que piden pan y justicia.

    26 junio 2013 | 23:59

  6. Dice ser Julian Martinez

    Mientras que no se actué desde la clandestinidad, demostrando con gestos que todos ocupamos el mismo barco y podemos hundirle, la crisis ficticia que nos han montado con los padecimientos sociales y asaltos a nuestros propios hogares, parece que sera por varias generaciones. Porque esto no es una crisis, es un nuevo sistema en base a los adelantos tecnologicos para machacar, violar y explotar a los pueblos trabajadores creando el esclavo tecnológico.

    28 junio 2013 | 04:53

Los comentarios están cerrados.