BLOGS

El fuego

19 comentarios

  1. Dice ser ya veremos

    Te has cebado ¿eh?.No es de esperar que alguien de Caracas comprenda que al Rey de España se le debe un respeto según la Constitución y como Institución del Estado, y lo que ha hecho por la democracia, por la estabilidad y la convivencia, durante una época difícil.Suerte con el dictador ese de Venezuela.

    21 noviembre 2007 | 08:37

  2. Dice ser Amalia

    Eneko, ¿para cuando una animación sobre Chávez?¿o es que las, ya cansinas, críticas que aquí haces al rey, si se las hicieras a Chávez temerías por tu culo aunque estés a miles de kilómetros?Para ser un verdadero “crítico social, demoledor y justiciero” como quieres que se te vea, hay que echarle unos pocos huevos, amigo, y no hacer críticas facilonas cuando sabes que no te va pasar nada.A ver, a ver si opinas sobre Chávez, hombre.

    21 noviembre 2007 | 09:52

  3. Dice ser Navarro

    Muy gráfico la verdad

    21 noviembre 2007 | 12:18

  4. Dice ser Marc

    Eneko. Estos días está de visita David Duke, exlíder del KKK y conocido autor de libros judeófobos. ¿No merece tal evento una viñeta de crítica? ¿Dónde os meteis los dibujantes habituales de viñetas antisemitas como usted y Ferreres (El Periódico) cuando un personaje como Duke aparece? Me parece lamentable que no aparezca ninguna crítica por su parte.

    21 noviembre 2007 | 13:06

  5. Dice ser Pyrum

    Eso venga, Eneko, échale huevos y dibuja algo criticando las maneras dictatoriales de Chávez. O es que todo lo que venga de los dictadorzuelos de izquierda es sagrado?A que no se te ocurrirá replicar a todo esto que se te ha dicho porque es verdad?

    21 noviembre 2007 | 14:19

  6. Dice ser eneko

    Marc…Yo también he visto por ahí que el lider del KKK visita España. Lo he tenido entre los posibles temas a tratar aunque finalmente me he decantado por otros.En todo caso repudio la “judeofobia”, la “islamofobia” y la “inmigrantefobia” venga de donde venga y se disfrace de la racionalidad que sea.Lo que no me impide criticar al Estado de Israel por su política hacia el pueblo palestino.Lamento que mis dibujos en este sentido los entendieras como judeófobos. Nada mas lejos de mis intenciones.Un saludo…eneko.

    21 noviembre 2007 | 15:01

  7. Dice ser María José.

    Voy a centrarme exclusivamente en la cuestión que trata la viñeta de Eneko, al que no falta razón cuando aborda el asunto de la Corona y la libertad de expresión, a propósito de los dibujantes de El Jueves (con los que se solidariza, como es natural, siendo del gremio) o de los acusados de quemar fotos del Rey.Ya comenté la hiperprotección que nuestra Ley Penal otorga a los bienes jurídicos de la Familia Real, ya que el legislador español sigue considerando que no todas las vidas, honores y patrimonios valen lo mismo , algo que se observa en el tratamiento especialísimo que el Código Penal de 1995 contempla para las reales personas, y que permite considerar cualquier supuesta injuria contra tales sujetos como delito (ni se contempla la falta de injurias) y la actuación del Ministerio Fiscal, según sus particulares criterios.Lo último de la Audiencia Nacional ha sido condenar a una multa de 2.700 euros para cada uno de los acusados de quemar fotografías de los reyes (multa que ha sustituido a la condena a 15 meses de prisión), por considerarlos culpables de un delito de injurias graves, en un acto de “descrédito y menosprecio” a la Corona.Valga por delante, que a mí particularmente, No me gusta la “quema pública” de símbolos (¿quién no recuerda la quema de fotos del Papa como estrategia para vender más discos?), libros o fotos; encuentro que tales actos no son cívicos, resultan poco eficaces e incluso contraproducentes (ya que los que queman las fotos de los monarcas son independendistas, por lo que el debate racional e inteligente de Monarquía o Repúblicase confunde negativamente y tales quemas se ven más como un acto de agresión a España como Nación, y no como mera protesta contra la Corona).Con todo, la demanda de la Fiscalía de actuar contra esos jóvenes, la búsqueda policial de indicios con tal de poderlos identificar, la amenaza de prisión y , finalmente, la condena a una multa de varios miles de euros, me parecen actuaciones propias de una democracia de baja calidad y un gravísimo atentado contra la libertad de expresión.Decir que con la quema de fotografías se pretende dañar el prestigio del Rey y la Reina es un disparate oceánico. Una cosa es, como bien señala el prestigioso penalista Enrique Gimbernat, llamar a Juan Carlos I “mierda” e “hijo de puta”, o cuando se dijo de él que iba a transmitir el sida a sus descendientes, y cuando se le calificó de “responsable de torturadores” que “ampara la tortura”, palabras que, en efecto, atacaban al núcleo íntimo de la dignidad personal del Monarca, y el Tribunal Supremo, con razón, estimó que sí existía, en tales casos, un delito de injurías; y, otra cosa bien distinta, es el tema de las fotos quemadas, como “un acto de rechazo pacífico y legítimo (sic)” hacia la monarquía.Con la acción de quemar la foto del Rey por Roura y Stern se quería poner de manifiesto simplemente el legítimo rechazo de la Monarquía como forma de gobierno, “simbolizada” actualmente en la persona de Juan Carlos I.Teniendo en cuenta que en España, tras la muerte de Franco, y a diferencia de Grecia e Italia, el electorado no fue consultado en referéndum previamente acerca de si debía establecerse una monarquía o una república. Esa consulta no se planteó de manera independiente, por lo que la monarquía parlamentaria fue ofrecida a los españoles dentro del paquete cerrado de la Constitución de 1978. Entonces, es obvio que la sustitución del actual régimen por otro republicano es una idea que puede defenderse con toda legitimidad dentro del vigente marco legal (hay que recordar que el propio Título II dedicado a la Corona puede ser modificado según el procedimiento agravado de reforma que contempla el Título X de la CE’1978).Sorprende esos “escrúpulos” de la Audiencia Nacional, por perseguir y condenar actos como la publicación de una portada caricaturesca de la pareja principesca y su ayuntamiento carnal o la quema pública de fotitos, sorprende porque vivimos en un país donde el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y el derecho a la propia imagen se vulneran sistemáticamente cada día, tal y como se puede ver en los “reality shows”, programas rosas que denigran con total impunidad y alevosía, asistimos a la persecución, acoso y derribo de ciertas personajes populares a los que se les someten al despiece mediático más descarnado y brutal, ante la indiferencia de la Fiscalía.Los poderes del Estado han confundido muchas cosas, respeto con servilismo, apoyo por falta de exigencia ética; por encima de símbolos, de vasallajes reales y muy por encima de respetos institucionales, las democracias serias no deben perseguir el derecho que tienen los ciudadanos a expresar, públicamente, su rechazo a todos ellos.En España, la Familia Real se sitúa en el pedestal de los respetos y miedos atávicos, se mantiene una reverencia servil y acomplejada con los Borbones, se les mencionan, casi siempre, con gran pompa y grandilocuencia, y su sola mención en tono irónico, y no digamos si lo es en forma despectiva, se percibe con suspicacia o se adoptan medidas judiciales condenatorias.Y ello en un país, como digo, donde ya son posibles excesos verbales de todo tipo.Saludos.

    21 noviembre 2007 | 15:05

  8. Dice ser Marc

    Eneko, discrepo de lo que usted me dice. Recuerdo concretamente una viñeta: en ella salían unos misiles con forma de Menorah (símbolo más sagrado del judaísmo). Con ello, usted identifica el conflicto como una cuestión religiosa, y que es el “judío” el que ataca y no el ejército. Pero de todas, la que más me dolió fue aquella en la que dos personas hablan sobre Auschwitz. Una le dice a la otra que Auschwitz fue mucho peor que Guantánamo, y ésta le responde que Guantánamo es. El comparar la aniquilación sistemática de la población judía europea (con el resultado de 6 millones de muertos; 1,5 millones niños) con la encarcelación de algunos centenares de personas acusadas de terrorismo, forma parte de la habitual retórica judeófoba. Tampoco se queda atrás la viñeta en la que usted compara la valla de seguridad con un cinturón de explosivos (esta no es una viñeta de crítica a la política israelí; es un viñeta Israelófoba). Por otra parte, en ningún caso he visto una condena por su parte hacia Hamas o cualquiera de los grupos terroristas palestinos. Por no hablar de ninguna crítica al régimen iraní (más bien al contrario).Que Israel mate a un terrorista merece una viñeta. Que nos visite una persona que presenta un libro de la misma calaña que Hitler no merece el más mínimo comentario.Sí señor Eneko. Es usted judeoófobo e Israelófobo.Marc.

    21 noviembre 2007 | 15:51

  9. Dice ser Erasmo

    María José:Tus comentarios deben estar muy bien, pero o reduces el tamaño ladrillo o me los voy a seguir perdiendo.Besos.

    22 noviembre 2007 | 08:57

  10. Dice ser Anónimo

    Muy bien Eneko.Siga por esa línea y haga los chistes que le dé la gana.Como ve, le trato de usted no como el maleducado del Rey que trata de tú a todo aquel que le sale d ela corona.

    22 noviembre 2007 | 09:04

  11. Dice ser María José.

    Quisiera rematar el tema del tratamiento penal que el ordenamiento jurídico español otorga a la Familia Real, para que se percate claramente de que no todos somos iguales ante la Ley y que apellidarse Borbón todavía en España, implica un plus de protección y es objeto de especial preocupación del Código Penal, para que hasta en eso se perciba que no todas las vidas, honores y patrimonios valen lo mismo.Pero lo extraño, sin duda alguna, y lo que más rechazo debe producir a la persona que crea en los valores democráticos y en los derechos humanos, es saber que el art. 56.3 de la Constitución Española establece que “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Según el jurista Ramón López Vilas, esto se refiere a que en el ejercicio de sus funciones como soberano, cuando sanciona una ley o decreto, no es responsable políticamente de ello, la responsabilidad es del jefe de gobierno o ministro que lo refrenda.Por extensión, este criterio se lleva al plano penal y administrativo, donde tampoco el rey es responsable, por tanto, no se le puede juzgar.Que el rey no responda de los actos derivados del ejercicio de la Jefatura del Estado es lógico, son siempre actos refrendados, ya que que en una monarquía parlamentaria, el rey “reina pero no gobierna”, no tiene capacidad decisoria ni ejecutiva.Lo grave, desde mi punto de vista, es que tal falta de responsabilidad no sólo es política, sino también administrativa y penal; hasta tal punto es así, que “el rey (y, por extensión, sus descendientes) puede matar, violar o robar sin que por esos hechos sea posible abrir diligencias penales contra él”, como recuerda el insigne Catedrático de DºPenal, Enrique Gimbernat.Ocurre, por ejemplo, que si Juan Carlos I, circulara en moto sin casco y le pilla la policía, al rey no se le podría imponer ni una multa, el responsable de tal imprudencia -y que tendría que asumir la sanción- sería el jefe de su Casa.El Tribunal Penal Internacional (TPI), creado en 1998, que juzga delitos de genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad establece, en sus Estatutos, que “el cargo oficial de una persona, sea jefe de Estado o de Gobierno, en ningún caso le exime de su responsabilidad penal”, lo cual choca con la inviolabilidad y no responsabilidad de los monarcas.A diferencia de los monarcas, ningún jefe de Estado republicano goza de tal inmunidad, a excepción de Francia, donde el presidente sólo puede ser juzgado por un delito de alta traición.En Noruega, país con mayor tradición democrática que España, pese a tener un rey como jefe del Estado, una comisión de expertos está hoy revisando hasta qué punto se pueden mantener hoy intactos principios como la inviolabilidad y la no responsabilidad.

    22 noviembre 2007 | 16:59

  12. Dice ser María José.

    El Estatuto de la Corte Penal Internacional, en su art.27.1, dispone que “el presente Estatuto será aplicable por igual a todos sin distinción alguna basada en el cargo oficial. En particular, el cargo oficial de una persona, sea Jefe de Estado o de Gobierno… en ningún caso la eximirá de responsabilidad penal ni constituirá per se motivo para reducir la pena”. Lo que pone de manifiesto que en los más de 150 países que hasta ahora han ratificado el Estatuto es desconocido un precepto legal que consagre la impunidad de los jefes de Estado, sean éstos emperadores, reyes o presidentes de República.Este Estatuto, que representa uno de los mayores progresos del Derecho Penal y un hito en la Hª de la humanidad en materia de derechos, está destinado a reprimir los más graves delitos imaginables, como son los de genocidio, lesa humanidad y de guerra, y establece expresamente la responsabilidad penal de las más altas instancias políticas de los Estados precisamente porque, como suelen ejecutarse por aparatos organizados de poder, es difícilmente concebible que puedan llevarse a cabo sin el conocimiento, o sin la participación como autores, inductores, cómplices o encubridores de los jefes de Estado y de Gobierno de la correspondiente nación.En España, la situación actual con respecto a este importantísimo tratado multilateral es de lo más disparatado. Resulta que, amparándose en un Dictamen emitido por el Consejo de Estado el 22 de julio de 1999, la decisión legislativa que finalmente se adoptó fue la de ratificar el citado Estatuto de la Corte Penal Internacional… ¡sin suprimir el art.56.3 de la CE’1978!. Como el texto constitucional sólo puede ser reformado exclusivamente por el cauce previsto en el Título X de la Carta Magna, no por los Tratados Internacionales, el susodicho Estatuto -que, según su art.120, tiene que ser ratificado en su totalidad, sin que sea posible formular reserva alguna frente a su articulado- es inconstitucional por oponerse al art.56.3 CE, siendo su pretendida vigencia en España nula de pleno Derecho.En conclusión, estamos en las mismas, y los intolerables y antidemocráticos privilegios penales de los que goza la Familia Real, tanto cuando es sujeto pasivo como cuando es sujeto activo de delitos, se encuentran bien consolidados y amparados por nuestras leyes, y así continuarán las cosas, porque los poderes tradicionales políticos, sociales, fácticos y jurídicos deciden que así conviene: “Chitón y a callar”.Todo ello me obliga a considerar que, en el siglo XXI, en España, la nueva religión o el dogma infalible es la Monarquía.La pregunta ha de quedar en el aire: ¿Se puede legitimar el privilegio, la discriminación, la excepcional inviolabilidad e irresponsabilidad, la calidad hereditaria del poder político y, con ello, la enajenación y limitación de la soberanía popular?. La respuesta al uso es un dislate político y una barbaridad jurídica.Saludos.PD: Erasmo, espero que ya puedas leer mejor los comentarios: he hecho unos cambios en la configuración de la Pantalla y he reducido el tamaño de la letra (de grande, a medio). Besos.

    22 noviembre 2007 | 18:01

  13. Dice ser Anónimo

    Maria José, no sé si es ironía ó realmente es así d einocente, pero erasmo se refiere a que son muy largos sus textos y, directamente, se los salta.Un saludo.

    22 noviembre 2007 | 19:17

  14. Dice ser María José.

    A lo dijo:He empleado la ironía, ¡jajajajaja!… aunque lo cierto es que hace unos días cambié el formato y puse una configuración con letras de gran tamaño, de ahí que no estuviese del todo mal encaminado, ¡jajajaja!, e-vi-den-te-men-te tal cosa, No influye para nada a la hora de visualizar los textos por la pantalla de Internet, (la ironía por escrito no se percibe, como ocurre cuando se habla, eso es muy cierto).No obstante, el que mis comentarios sean más o menos largos es, en todo caso, un problema mío. Me gusta mucho escribir, me es igual si lo leen o no, yo seguiré, siempre que pueda y quiera y, si Eneko así lo considera, expresarme como quiera. No creo molestar a nadie.Lo mejor del Blog son las viñetas de Eneko, lo demás es secundario.Besitos.

    22 noviembre 2007 | 20:43

  15. Dice ser Pendulum

    Ufff, aburres bastante Maria José. Te han llamado pesada y no te has enterado…

    23 noviembre 2007 | 11:07

  16. Dice ser María José.

    Pendulum no está obligado a leer los comentarios, pasa de ellos si quieres majete, Yo seguiré escribiendo si me da la real gana, ¿pasa algo? ¿no pretenderás amordazarme?, afortunadamente Internet es un medio de libertad de expresión fabuloso, por más que algunos le pesen.

    23 noviembre 2007 | 13:16

  17. Dice ser De Ley.

    Maria José, no haga caso de lo que digan por aquí, encuentro sus comentarios interesantísimos, de una calidad poco usual. Le diré, además, que estos últimos aportan una información jurídica que me ha venido maravillosamente para mis estudios de Derecho. Gracias.

    24 noviembre 2007 | 12:03

  18. Dice ser María José.

    A riesgo de que me vuelvan a llamar pesada, lo cierto es que, este fin de semana, he leído por casualidad un artículo publicado por ABC.es de una tal Almudena Martínez-Fornés, titulado: “Todos los miembros de la Familia Real hacen declaración de renta y patrimonio”, y el contenido del mismo merece ser estudiado en las Facultades de Ciencias de la Información, como ejemplo de la más burda y descarada manipulación, no tanto por lo que dice ( los tópicos manidos de siempre en relación a la Corona) sino por lo que NO DICE.Me gustaría rebatir muchas de las barbaridades que expresa la periodísta del ABC, a la que no conozco, pero todo el tema de la falta de transparencia en cuanto a cuentas, gestión y fiscalidad lo reflejo con todo detalle en los comentarios que hice en otra viñeta: “La quema”, de este mismo blog, por lo que no quiero repetirme.A Almudena Martínez- Fornés, le recomendaría que diese pruebas, datos y detalles numéricos de todas las afirmaciones que hace, no vale decir por ejemplo, “la monarquía española es una de las más barata del mundo” o cuando habla de la austeridad de la Corona, o que “Cualquier miembro de la Casa de SM el Rey tiene las mismas obligaciones”, etc. etc., ¡vale!, sí es así que aporte toda la información en cuanto a los costes totales, desglose minucioso de las cantidades recibidas, documentación de las declaraciones de la renta y de patrimonio. ¡Luz y taquígrafos!, nada de palabrerías o frases tan manidas, con las que se pretenden manipular y engañar a la ciudadanía ingenua o menos formada, y ésto sí que me provoca rechazo e indignación. Me repugna, que en defensa de unos particulares intereses puestos al servicio de la causa monárquica, se pretenda jugar con la inteligencia del español medio.Por cierto, con relación al asunto del “interventor de la Casa Real”, lo que no dice la manipuladora Almudena es que la dicha transparenciainterna no va a permitir que los gastos reales sean conocidos por los ciudadanos. Las cuentas del Rey siguen siendo cosa suya. ¡AH!.No se si la Corona española es de las más baratas (cosa muy discutible, en lo poco que se conoce) pero sí es, con toda seguridad, una de las más oscuras del mundo.PD: De Ley, gracias por tus palabras, la verdad es que algunos de mis comentarios son útiles incluso… ¡para mí! (risas).Saludos.

    26 noviembre 2007 | 13:57

  19. Dice ser demócrata

    Desgraciadamente, querida María José, los del PP y PSOE no estan dispuestos a “tocar a los Borbones” bajo ningún concepto; así que las deseadas exigencias éticas, ( transparencia de las cuentas, control parlamentario, publicación de los impuestos, y un largo etcétera.) hoy por hoy, en la familia real está más cerca de la pura utopía que de la realidad.Un saludo.

    04 diciembre 2007 | 10:01

Los comentarios están cerrados.