BLOGS

Archivo de la categoría ‘Sombreros’

Letizia, demasiado sencilla y Máxima de Holanda, como un árbol de Navidad

GTRES

GTRES

Como bien sabéis este miércoles los reyes Felipe y Letizia estuvieron en La Haya en un viaje oficial a los Países Bajos. Allí les recibieron Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. Hoy quiero centrarme en el blog en el análisis de los estilismos que llevaron amabas, que no pudieron ser más dispares.

(GTRES)

(GTRES)

(GTRES)

(GTRES)

Así, en síntesís nuestra Letizia fue demasiado sencilla y Máxima adornada cual árbol de Navidad. Se puede decir que en el encuentro cada uno llevó su estilo a rajatabla.

Si tengo que decantarme por una os digo que ninguna me gustó al 100%. La una se quedó corta y la otra se pasó de frenada.

Vayamos por la reina patria. Letizia apostó por un color carmesí, muy bien, el típico rojo español en un vestido camisero recto en doble crepe carmesí con bordado asimétrico hecho a mano en diez tonos de hilo de algodón satinado de inspiración oriental en la parte de la falda y la manga. Llevó un bolso tipo sobre en charol rosech, cinturón de ante y zapatos tipo salón, también en ante laminado al tono. Todo el conjunto, salvo los zapatos (una preciosidad), era de Felipe Varela.

El look de la monarca española fue “100% Letizia”, con muy pocos complementos y sin apenas joyas. Lo que más me gustó, como ya os he dicho son los zapatos. El caso es que al lado de Máxima, Letizia parecía poquita cosa, muy raquítica.

Claro que Máxima es que se colocó todo lo que tenía en el armario. Pamelón, collar punk muy chulo, pero extraño en un conjunto tan bodil, guantes, peplum… uff solo le faltaba el estampado de leopardo para ser una tendencia andante. Más que a un almuerzo diplomático parecía la madrina de una boda en modo ‘maximizado’. Máxima debería haberse quitado algo. Creo que la pamela ya era lo suficientemente importante como para llevar SOLO ese complemento y, para mi gusto, los guantes le sobraban, o el brillo del traje… Lo que sí que me gustó fue el peinado, un moño lateral perfectamente pulido. Debe ser que Máxima quería dejar impresionados en nuestros monarcas porque indiferencia no podruce su look.

¿Y a vosotros? ¿Quién os gustó más? En mi humilde opinión este encuentro ha quedado en tablas.

La una no llega y la otra se pasa. (GTRES)

La una no llega y la otra se pasa. (GTRES)

 

coincidencias de total block

Letizia se pone de boda en la ofrenda al apóstol en Santiago de Compostela

Letizia en Santiago de Compostela. (Lavandeira Jr / EFE)

Letizia en Santiago de Compostela. (Lavandeira Jr / EFE)

Letizia se nos ha puesto de boda. ¿El motivo? Ha ido con su marido, Felipe VI, a la ofrenda nacional al apóstol en Santiago de Compostela.

¡Qué suerte tienen los gallegos de ver a nuestra reina vestida de alto copete! Pero no os penséis que Letizia se ha ido con la lentejuela, el tocado y los bordados, que dirían mis amigas C., MJ. y M.

Aquí podéis ver el vestido rosa palo, los zapatos y el bolso a juego.(GTRES)

Aquí podéis ver el vestido rosa palo, los zapatos y el bolso a juego.(GTRES)

Letizia ha ido en su línea sencilla, pero con el atuendo que se puso ¡nada más y nada menos! que en la boda de Catalina Middleton y Guillermo de Inglaterra. ¡Ahí es nada!

GTRES

GTRES

Por supuesto, esta vez ha dejado en la Zarzuela su sombrero de Pablo y Mayaya de paja y con detalles en tul y plumas de faisán. Si os acordáis, y si no os lo recuerdo yo, en ese enlace matrimonial fue la primera vez que veíamos a la entonces princesa de Asturias con sombrero. (Me emociono solo con recordarlo).

La primera vez que estrenó el vestido. En la boda de Kate Middelton en abril de 2011. Fijaos en los guantes (GTRES)

La primera vez que estrenó el vestdido. En la boda de Kate Middelton en abril de 2011. Fijaos en los guantes (GTRES)

gorro

Bueno, pues eso, que Leti se ha puesto lo mismo que en esa boda. Un vestido que, qué queréis que os diga, me parece soso (¿Qué raro no?). Es de Felipe Varela y está realizado en rosa palo con bordados de flores y manga de gasa. Lo mejor de ese look el espectacular sombrero y cómo lleva los guantes, arrugaditos y el color, me parecen ideales.

En Santiago ha dejado su melena suelta con unas ligeras ondas en las puntas de la parte de delante, aunque según han ido pasando las horas se le han ido deshaciendo, lo que nos ocurre a los comunes de los mortales. Que conste que yo alguna vez he intentado hacérmelas con la plancha, pero con un resultado desastroso.