BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Una grande, la industria alimentaria, para que personas y mascotas coman igual… ‘de bien’

Perro con cubiertosQue la misma industria alimentaria que fabrica, elabora y transforma los alimentos que uno come se encargue también de dar de comer a nuestras mascotas debería hacernos reflexionar. O si esta perspectiva no parece suficientemente sospechosa siempre se puede observar al revés, es decir, que la industria que está detrás de la comida para perros y gatos es, en esencia, la misma que le da a sus dueños de comer. Todo ello sí uno quiere… claro, pero lo cierto es que hay muchos que queriendo o no, sabiéndolo o no… comparten el mismo restaurador que su perro. Es lo que de alguna forma puso de manifiesto un artículo del Washington Post hace unos meses con un elocuente título The McDonaldization of American pet food (“La McDonalización de la comida de las mascotas americanas”).

Es innegable… a día de hoy las empresas que copan la mayor parte del negocio del pienso para mascotas pertenecen a los mismos grupos empresariales que son líderes en alimentación humana… tal y como se pone de relieve y a modo de ejemplo en el muy recomendable blog Food polics: la marca Purina PetCare pretenece al gigante Nestlé (es decir, al mayor de los gigantes); el monstruo de las chocolatinas y golosinas Mars también tiene una división de alimentación para mascotas… Lo cierto es que en lo que a simple vista se muestra, tampoco veo una mayor diferencia entre las típicas barritas que comercializa Mars y las clásicas galletitas para perros… y así suma y sigue.

Con este panorama en el que la industria alimentaria típicamente humana diversifica su negocio hacia los animales me ha llamado mucho la atención el conocer que del año 2000 a esta parte las ventas de comida para mascotas se han prácticamente duplicado… ¡duplicado! pasando, solo en el mercado estadounidense, a generar unas ventas de 22.000 millones de dólares el año pasado. Pero por el amor de Dios… ¿se puede saber qué comían antes nuestras mascotas?

Quizá, parte de la explicación viene de contrastar que la entrada en plan a lo bruto de la industria alimentaria en el mercado de la comida para mascotas ha venido acompañado de un importante crecimiento en las ventas de productos de “élite” para las mascotas. Y es que con la experiencia que acumulaba el sector creando productos para “personas humanas”, esta industria no iba a dejar escapar el filón de explotar una de las mayores debilidades de este consumidor, es decir, el producto Premium. Es más, supuestas tres líneas básicas de comida industrial para mascotas: la básica y más económica, la de gama media y la Premium, es esta última la que acapara casi la mitad de la cifra de ventas mencionadas.

Estupidizando Humanizando a las mascotas

Pienso para perros alimenta tus defensas

Bien pensado, yo creo que la industria tampoco es la culpable, ella va a lo suyo, que es hacer dinero de la mejor forma posible y para ello nada mejor que observar al consumidor y darle lo que este quiere. Si el consumidor quiere idioteces, quién es la industria para negárselas… y con todo el derecho del mundo cobrárselas. ¿El bloguero ha dicho idioteces?

No te quepa la menor duda, ya que no sabría catalogar de otro modo un pienso industrial para perros basado en la dieta mediterránea (del que o quiero pararme a pensar en su formulación) o en aquel que estimula sus defensas (yo creo que Danone en este caso debería tener legítimo derecho a una mordida)… o, el no va más, pienso libre de carne para perros y gatos vegetarianos (o más bien para personas vegetarianas que, contra natura, quieren alimentar a su mascota al estilo vegetariano). Pero hay más, no te quepa duda, tras los piensos imposibles (en los que queda más que patente una proyección de las neuras y filias de algunos humanos) tenemos cerveza para perros o vino para gatos. A mi parecer en cierto sentido creo que el ser humano es un ser vivo social que vive físicamente aislado de sus congéneres… o que en cierta medida, conforme evoluciona tiende a ese aislacionismo mientras se rodea de otros seres vivos que le hagan compañía… y ¿con quién se podría compartir una birra después del trabajo si no hubiera una cerveza canina? ¿con quién si no festejar una cena a la luz de las velas con un ¿buen vino? si no hubiera vino para gatos?

Y enfermándolas

En fin, si alguien viera esto con la suficiente perspectiva se partiría de risa, pero solapadamente claro, ya que el mero hecho de sonreírse públicamente con estas cosas seguro que encima es políticamente incorrecto. A mí la verdad, no me hacen ninguna gracia. En definitivas cuentas, desde un punto de vista poblacional hemos conseguido enfermarnos consumiendo una serie de productos que la industria alimentaria se ha apresurado a proporcionarnos, al tiempo que hemos contagiado nuestras propias enfermedades crónicas a nuestras mascotas. Estas ahora ya comen igual, de mal, que nosotros; tienen una vida igual, de mala, que nosotros en cuanto a la actividad física; y padecen una serie de enfermedades iguales a las nuestras, entre ellas la obesidad y la diabetes, que han experimentado en el mundo canino y felino un despegue francamente inaudito en los últimos años.

Si nosotros tuviéramos perro o gato en casa (lo último lo veo francamente improbable) ten por seguro que comería igual que lo hacemos el resto, es decir, al margen dentro de lo razonable, de los alimentos procesados, elaborados, preparados, etcétera.

—————————–

Nota: mi agradecimiento para Carlos Casabona @carloscasabona y José Miguel Mulet @jmmulet por el intercambio de ideas en Twitter

Imagen: Mister GC vía freedigitalphotos.net y @carloscasabona

11 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    ¿En que quedamos , vamos a comer lo mismo que los perros, o es al reves?

    Clica sobre mi nombre

    Carmina la que todo adivina
    ha dicho que quien no lea mis novelas
    morirá al caerle un OVNI extraterrestre, encima
    antoniolarrosa.com

    09 junio 2015 | 09:36

  2. Dice ser marian

    No entiendo esa moda de dar pienso a las mascotas, yo tuve perro, pequinés para más datos, durante once años y comía arroz cocido con higadillos de pollo, los nervios de los filetes y por supuesto huesos de todo tipo menos de pollo, incluso anchoas rebozadas, vamos, lo que comíamos nosotros, menos verduras y fruta; si le dábamos algo de dulce, galletas maría de toda la vida o magdalenas.
    Con el pienso, a los pobres les han quitado la alegría de saborear y comer huesos de verdad y a sus dueños, la alegría en la cartera

    09 junio 2015 | 10:36

  3. Dice ser rg

    Así se han vuelto algunos perros; el otro día mandé al mio a la perrera porque el muy cabrón no pedía más que Tinto Valbuena tercer año y Jamón ibérico de bellota, y eso que el mamón aprovecha el hueso mejor que nosotros.

    Así que nada, nada, yo paso de aguantar este sindiós; y qué coño!! que si tengo pelas pa ese vino y ese jamón por los cojones se lo voy a dar…SI NO LE GUSTA, ENCIMA!! XD, lo hacía por fastidiar, por llamar la atención, no sé a quien coño quería parecerse.

    Saludos.

    09 junio 2015 | 12:52

  4. Dice ser Caridad Calero

    A mi chico, que es Ingeniero Agrónomo especialista en producción animal, le decían en la carrera : no descarteis formular piensos (o sea, diseñar una “receta” equilibrada) para mascotas, ahí es donde se saca dinero, no en el de vacas, cerdos o pollos.

    Dicho esto, yo si tengo mascotas y les doy pienso concentrado como alimento principal, pero por dos razones: 1) higiene dental (al menos eso es lo que recomiendan los veterinarios); 2) por comodidad, para que voy a negarlo. Pero vamos, pienso de gama media que le siente bien y santas pascuas, y alguna sobra que otra que sabes que le pirra (a la perra le echaba encima del pienso el aceitillo que sobraba de la ensalada y le encantaba) y lo que puedan robar ellos por su cuenta ;-)).

    09 junio 2015 | 12:54

  5. Yo después de ver una pastelería canina en Madrid ya me lo creo todo…demencial!!

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    09 junio 2015 | 17:42

  6. Dice ser Gabriel

    Lo de la higiene dental de los perros es una patraña veterinaria, ya que venden barritas y cepillitos para limpiarles los dientes, ellos se limpian los dientes cuando comen seco y duro V.G. Un hueso.
    Hay piensos de calidad pero no publicitados apernas y que tienen predominantemente lo que tienen que tener, carne, pescado, huevos.. y NADA DE GRANOS , pero no son baratos.

    10 junio 2015 | 11:26

  7. Dice ser Tiptree

    Bueno, es cierto que como todo nos afecta el “síndrome Premium” y hay mucha tontería con eso. Pero por contacto con el mundo veterinario puedo decir que los piensos de gama alta, de los que se compran en clínicas y tiendas especializadas, suelen tener una formulación y una calidad muy diferente a los piensos industriales de supermercado. Creo que la alimentación de nuestras mascotas es algo importantísimo en su salud y no deberíamos tomarlo a la ligera, para eso están los profesionales que nos pueden asesorar.

    Por favor, huyan de las marcas de supermercado, lo que se ahorra no compensa. No hay más que oler y ver la textura del pienso, y como lo comen los perros para darse cuenta que si cuidamos nuestra alimentación y la de nuestros hijos, la de los otros miembros de la familia también deberíamos cuidarla.

    A Gabriel, lo de la “patraña veterinaria” lo oigo mucho, con muchas cosas, y la mayoría, como esto que dices, es falso. Date cuenta que las razas actuales suelen tener muchos problemas dentales (en general muchos problemas, por una razón sencilla: selección artificial y domesticación). Conozco perros con problemas de sarro que dan lugar a infecciones bucales (o simplemente un aliento que tira para atrás) que requieren por lo menos cada año y algo hacer una limpieza en clínica.

    10 junio 2015 | 11:57

  8. Dice ser Warp

    Lo de los huesos y los perros es un mito absurdo que por los comentarios veo que se mantene con buena salud. Sí, los roen, pero no sacan nada más. Es tan alimenticio como roer cualquier juguete.

    Pensamos que los perros “saborean” la comida. Yo a mis perras les doy el mismo pienso cada noche y lo engullen como si no hubiera un mañana. Si alguna vez les doy una golosina, igualmente la engullen.

    Mastican para desgarrar lo que no pueden tragar directamente. Si les das una loncha de jamón york la tragan sin más. Si les das un trozo de pan seco, lo muerden para triturarlo y ablandarlo. No saborean nada, comen lo que pueden procesar y rechazan lo que creen que les sentará mal.

    Si quieres limpiar los dientes a un perro, lo mejor es usar una herramienta de dentista, levantarles los labios y atreverte a limpiar a mano. Es lo mejor, además de necesario si no quieres que sufra infecciones en las encías que de mayores pueden ser muy graves. pero si tu rottweiler de 50 kilos entrenado para matar te causa reparos en este sentido, prueba a dejar los restos de pan al sol unos cuantos días. Dáselo cuando esté tan duro como la cara de nuestros ministros: al roerlo se limpiará los dientes solo, y encima se lo pasará pipa.

    10 junio 2015 | 13:00

  9. Dice ser marian

    Desde luego mi perro trituraba los huesos y se los comía, si bien eran huesos pequeños de chuletillas de cordero, etc ya que el perro también era de raza pequeña.
    Lo de los piensos es una moda que cifra un montón de pasta, para nada necesarios.
    Los dientes de los perros al igual que los de las personas, se deterioran con los años y se suelen caer sin mas misterio.
    Reconozco que lo del pienso y derivados es un gran negocio que entre veterinarios e inventores varios hay que mantener, privando así a los bichos de comida de verdad.

    10 junio 2015 | 13:21

  10. Dice ser Maria

    Hola tengo gatos y pienso que lo que le damos a nuestras mascotas lo único que hace es enfermarlos
    Cada vez que voy al veterinario me encuentro con cantidad de gatos y perros con problemas urinarios y también animales que le están dando quimioterapia
    Los alimentos procesados a 800 grados de temperatura están enfermando a nuestras mascotas
    No permitamos eso dejemos de comprar basura para nuestras mascotas
    Un abrazo
    María

    10 junio 2015 | 18:54

  11. Dice ser Manuwar

    Desde luego mi gata cuando le dabas un pienso de mala calidad, sospecho que con cereales de relleno y poca proteína, se negaba a comerlo, y sin embargo cualquier alimento de origen animal (atún al natural, una miga de salmón, jamón york…) solamente tenía que olisquearlo un poco, pasarle la lengua y hacerse fan incondicional de él al momento y para siempre.

    Al final con un pienso hecho “de bichos” en vez de “de paisaje” comía menos, se saciaba antes y no protestaba. Con eso y alguna miga de atún o alguna sobra de vez en cuando… sobre todo porque los gatos se acostumbran pronto a lo bueno… iba servida.

    El márqueting nutricional, unido a la tontería de tratar a los animales como personas nos va a llevar pronto a los “eco danacoles con ginsen sin gluten”.

    Ya lo veréis.

    12 junio 2015 | 14:57

Los comentarios están cerrados.