BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Más sardinas y menos estatinas: última llamada para la concentración #SanidadDesnutrida

No hay nada más viral que un eslogan eufónico en el que, además, se pongan de relieve no sin cierta sorna la realidad y circunstancias de nuestro tiempo.

Tal y como te comenté en este post, este próximo domingo 10 de mayo se va a celebrar una manifestación-concentración a las puertas de nuestro Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para demandar la presencia en la sanidad pública de profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición, más en concreto, los Dietistas-Nutricionistas (diplomados o graduados universitarios en Nutrición Humana y Dietética) y los Técnicos Superiores en Dietética (aquellos con el ciclo superior de formación profesional).

sanidad-desnutrida1

Desde hace mucho tiempo se ha contrastado que las sociedades del primer mundo asumen sus servicios sanitarios desde una perspectiva paliativa antes que preventiva. Así se puso de relieve en el conocido como “Informe Lalonde” en el que, contra toda lógica, se observó que en los países desarrollados se destinan la mayor parte de los recursos económicos y humanos (el 88% de ellos) a mejorar aquel condicionante que tiene un menor peso relativo sobre la salud, es decir, el sistema sanitario, que sin embargo tiene una influencia estimada sobre la salud de una población del 11% (frente a los estilos de vida, 43%; la genética o factores endógenos, 27%; y los factores ambientales, 19%).

De hecho, según el mencionado informe, al factor más influyente en el estado de salud de una población, los estilos de vida (43%), se le destinan la parte más pequeña de los recursos, un 2%. A resultas de la realidad cualquiera diría que según este modo de funcionar… más vale curar que prevenir.

Precisamente por esto que ahora comento vuelvo hoy a dar la murga y a solicitar tu presencia en la concentración que tendrá lugar este domingo en el que profesionales y ciudadanos (esperemos que más de los segundos que de los primeros) nos vamos a manifestar frente al Ministerio de Sanidad para solicitar la incorporación de profesionales cuya principal función (no exclusiva ni mucho menos) sea la de ayudar a prevenir antes que a tener que curar cualquiera de esas enfermedades que en nuestro tiempo tienen una estrecha relación con los hábitos alimentarios.

dsp

El eslogan del título de hoy, cosecha de los compañeros de “Dietética sin patrocinadores”, no hace sino poner de relieve esta realidad. Tan solo hay que tener presente que las enfermedades cardiovasculares son una patología especialmente prevalente en nuestro entorno, y que lo que se hace a día de hoy es tratarlas (muy frecuentemente con estatinas) antes que prevenirlas (por ejemplo con una adecuada presencia de ácidos grasos omega 3 en la dieta entre otros elementos). Sobre el cuestionable y ¿abusivo? uso de las estatinas en el tratamiento de esta situación patológico merece la pena contrastar este informe de la OCU.

Y conste que el tema relativo a la enfermedad cardiovascular es uno entre tantos, ya que son muchos otros en los que la prevención nutricional debiera imponerse antes que el tratamiento médico (y también nutricional): cáncer, diabetes, anemia, osteoporosis… son solo unos pocos ejemplos entre tantos.

Si a esto le sumamos que España es el único país de su entorno sin este tipo de figuras en la sanidad pública (otra característica auténtica de la marca España) creo que los motivos son más que suficientes para acudir a la puertas del Ministerio de Sanidad para reivindicar y pedir cambiar esta situación. Si crees en la importancia de estas cuestiones te ruego que no faltes.

InfografiaSanidadDesnutrida

———————————-

Imagen: Alimmenta

6 comentarios

  1. Dice ser José Joaquín

    Pues como en todo hay gente que no ve con buenos ojos esta iniciativa. Se basan que entre los profesionales de esta rama sanitaria hay debates internos, cosa que para mi me parece muy sano, el debate, reflexión constante. Quien te “venda” verdades absolutas sospecha de el. También la crítica se basa en que no quieren pagar con dinero público. Por lo tanto están poniendo trabas a la población que no tenga recursos a pagarse a un dietista por lo privado. Ambos reproches no los entiendo la verdad, pero bueno cada cual es libre de pensar y opinar como quiera.
    La paradoja de todo esto es que si el día de mañana se logra la integración de los DN y los TSD dentro del SNS los que ahora lo critican se verán favorecidos también.

    04 mayo 2015 | 10:17

  2. Dice ser OAyuso

    No entiendo cómo no se ve con buenos ojos que los profesionales de salud estén en el Sistema Nacional. Yo no solo quiero nutricionistas: quiero dentistas también (que hagan tratamientos y no solo se dediquen a extraer) y quiero oftalmólogos y ópticos, por decir dos de las otras ramas sanitarias que tampoco se contemplan, o no se contemplan en toda su plenitud.

    Yo soy paciente del Sistema Nacional de Salud de España. Soy paciente desde hace tres años, porque no volvía al médico desde el pediatra. Por una colitis ulcerosa. Tengo una enfermedad intestinal y nadie me ha dicho qué tengo que comer. Salvo mi nutricionista. Y eso es un horror y un sinsentido.

    04 mayo 2015 | 11:24

  3. Totalmente de acuerdo con OAyuso, la sanidad pública debería contar con profesionales especializados, entre los que destacaría a los nutricionistas, ya que en muchas enfermedades (por no decir todas) la alimentación juega un papel fundamental.

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    04 mayo 2015 | 12:48

  4. Dice ser Andrés

    Respecto a la clara ganancia de la incorporación de los nutricionistas en la sanidad pública, supongo que ésta estará demostrada en algún sitio, entiéndase ensayo de intervención aleatorizado (supongo que la característica de doble ciego sería prescindible). Centrándome en el apartado Relación coste/beneficio de la incorporación del dietista-nutricionista al Sistema Nacional de Salud del documento Incorporación del dietista-nutricionista en el Sistema Nacional de Salud (SNS): Declaración de Postura de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), concretamente en los estudios de intervención en hospitales (de haber estudios de intervención claros presupongo que alguno tendría que estar aquí), se citan (mantengo el número de cita del artículo de Russolillo et alter):
    47) Nutrition support team management of enterally fed patients in a community hospital is cost-beneficial: Cuasi-experimental, que dicen en el resumen, y que se traduce en que no están comparando dos poblaciones homogéneas, reconociendo que la severidad de los pacientes era mayor en los del grupo de intervención (con significación estadística, p < 0’001). Este artículo no demuestra nada.
    48) The roles of a nutrition support team: Del resumen no se infiere que haya ningún nutricionista por ninguna parte, dado que habla de componer el equipo de soporte en nutrición con dos integrantes elegidos al azar de cada departamento del hospital. Aunque tuviera acceso al artículo completo, mi japonés no me permitiría enterarme de gran cosa.
    49) Cost savings of an adult hospital nutrition support team: El estudio, prospectivo/retrospectivo (léase, no aleatorizado), se centra en el estudio de las complicaciones de la alimentación parenteral, es decir, intravenosa, habiendo variado considerablemente el lugar de inserción del catéter de antes a después de la intervención; no veo cómo atribuir la bajada de complicaciones al nutricionista (nombrado en tercer lugar en la composición del equipo, por detrás del médico y la enfermera —especializada en nutrición, y cuya incorporación da lugar al inicio de la intervención—, y no “dietistas-nutricionistas como agentes integrantes y líderes del equipo” como dicen Russolillo et alter) en vez de a las enfermeras que insertaban el catéter, que recibieron formación extra al respecto durante la etapa de intervención. Sí que cabe resaltar un párrafo del mismo: “Although randomized, prospective, controlled trials of nutritional support in medical and surgical patients have reported various improvements (usually in nutritional status or in markers of disease activity), they do not consistently show decreases in length of hospital stay, complications, and mortality”, es decir, sí existen estudios de intervención aleatorizados pero no han demostrado de forma consistente reducciones en duración de hospitalización, complicaciones ni mortalidad (al menos hasta el 2005).
    50) Creation of a specialised nutrition support outcome research consortium; if not now, when?: Esto no es un estudio de intervención.
    51) Patients go hungry in british hospitals: De éste no está disponible libremente ni el resumen… pero el título ya no promete.
    52) Managing nutrition in hospital. Éste es un libro, no un estudio de intervención, y anterior al artículo 49.

    Pues no, no está clara.

    05 mayo 2015 | 17:03

  5. Dice ser Jesús Garrido

    Andrés, te dejo abajo otro post de Juan donde habla de un informe de los dietistas holandeses donde justifican su inclusión en el sistema sanitario.

    Me ha causado vergüenza que destapes un corta pega en la bibliografía que comentas, creo que uno de nuestros retos como profesionales es el de producir trabajos que den rigor a nuestra ciencia.
    Poco a poco habemos más dietistas pre y post doc y van saliendo trabajos originales que seguro convencen a las instituciones de que somos rentables, de hecho en Valencia ya hay gente trabajando en hospitales y ya existe una bolsa de trabajo.
    Creo que la estrategia de manifestarse en campaña electoral no es en absoluto mala , pero a ver quien es el guapo que se moja y nos cuadra en los recortados presupuestos sin que se mosqueen fisios, enfermeras y médicos que tampoco hay ni cobran como en Europa

    http://blogs.20minutos.es/el-nutricionista-de-la-general/2012/11/08/sanidad-publica-dietistas-nutricionistas-y-politica/

    06 mayo 2015 | 16:19

  6. Dice ser Silvia

    hola,
    antes de nada decir que me parece correcta la inclusión de nutricionistas en el SNS, pero no las comparaciones con otros sistemas sanitarios, especialmente el holandés. los nutricionistas debieran ser incluido per se..no mirando lo que hacen o no otros países.
    Y si bien es verdad que los dietistas están en el Sistema sanitario en Holanda,no se comenta el precio que supone.

    En Holanda, lugar donde resido, y por el hecho de vivir en el país, es obligatorio tener un seguro médico cuyo precio medio es un poco mas de 100€/mes y que además tiene una franquicia mínima de 370€/año ( que cualquier medicamento o un simple análisis de sangre para detectar deficiencias de vitamina D ronda los 100 euros – que acabo de pagar hace diez días, por cierto-).
    Sí, los nutricionistas están incluidos en la sanidad. En el paquete básico de mi seguro médico, tengo 2 visitas anuales incluidas al que no puedo acudir de motu propio. El resto, van de nuestro bolsillo incluso en tratamientos de obesidad mórbida derivados del especialistas .

    Sí, los nutricionistas debieran estar incluidos en el SNS español sin lugar a dudas,porque sí . Porque la nutrición es un acto necesario y fundamental y porque muchísimos enfermos de mañana no lo estarían de tener unos conocimientos veraces y racionales sobre lo que es bueno o no comer.

    09 mayo 2015 | 11:10

Los comentarios están cerrados.