BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Prohibición al “rellena gratis” en locales de comida rápida: Una crítica constructiva del caso francés

Gratis

Tal y como suena: la semana pasada la Asamblea General francesa estableció un coto al libre servicio de bebidas azucaradas o edulcoradas en los “restaurantes” de comida rápida, dentro de una enmienda a su Ley sobre la modernización del sistema de salud.

Ya hablamos sobre esta estrategia hace unos meses en el blog. Se refiere a la adecuación de que los consumidores puedan rellenar tantas veces quieran su bebida, por lo general cualquiera azucarada o edulcorada, en este tipo de establecimientos tras haber abonado, o no, un determinado precio por una primera consumición. Lo más curioso, insisto, tal y como lo hice en aquella ocasión, es que por lo general el agua no esté incluida en este tipo de ofertas “rellena gratis” o cuanto quieras.

La medida se explica, según los proponentes políticos, en virtud de la relación entre el consumo de este tipo de bebidas, en general los mal llamados refrescos, y el riesgo de obesidad:

La intención de la ley es la de proteger a la población general de una práctica comercial que promueve la atracción de consumidores a partir de un cebo basado en el consumo excesivo y nocivo para la salud.

Me parece bien… pero no del todo… o mejor dicho, me parece mal… salvo que esta medida estuviera basada en una estrategia más amplia y general de prevención de la obesidad. Lo que no tiene pinta, y me explico.

Las medidas puntuales y, sobre todo efectistas como lo es esta, poco o escaso resultado van a tener sobre el objetivo final que, según dicen, está centrado en la prevención de la obesidad. Cierto es que tal y como comentaba el pasado viernes, soy de la opinión que detrás del actual consumo de azúcares y bebidas “refrescantes” hay una cierta influencia en las cifras de obesidad… pero no lo es todo; es más, todo apunta a que este tipo de productos solo sean la punta del iceberg. Pero supongamos que…

Pero supongamos que sí, que los refrescos azucarados son lo peor de lo peor (aunque en mi opinión no hay que suponer demasiado, al menos en cuanto a sus estrategias de márketing) y que son la causa última de la obesidad en el mundo… francés: ¿Me puede explicar alguien porqué el gobierno galo, preocupadísimo como está por estas cuestiones, propone establecer la solución a este problema en la última trinchera? Entiéndase como “última trinchera” el acceso que en última instancia tiene el consumidor final en determinados entornos, me refiero en este caso al de los “restaurantes” de comida rápida.

En mi opinión, si de verdad los franceses, o cualquier otro gobierno u administración pretendieran acabar con la causa del problema, deberían de dirigir sus acciones a la raíz del problema y no a sus frutos. Es decir, si de verdad el azúcar (y los alimentos que la suplantan) son los malos de la película… ¿porqué demonios no regular y desalentar su producción y comercio al principio (productores, industria…) en vez de establecer medidas al final del proceso que no tienen otra utiliad que la de un arco iris de fuegos artificiales?

De nuevo en mi opinión, tengo toda la sensación que lo único que se pretende es implantar medidas queda-bien en las que a las autoridades no se les pueda acusar de inacción. Quién sabe además si este tipo de medidas no están incluso pactadas con la industria implicada. Medidas que al mismo tiempo es fácil que propicien un cierto resentimiento por parte de algunos sectores de la ciudadanía cuando observan en “papá- Estado” y “mamá-administración” una especie de Gran-Hermano hacia el que no es precisamente fácil sentir demasiada simpatía. Una imagen, la del Estado proteccionista, que si contara con unos “hijos-ciudadanos” correcta y verdaderamente formados, maldita la falta que haría que “papá-Estado” prohibiera nada.

En resumen. No puedo decir que esta medida no me guste, tanto como que de veras me gustaría verla implantada en España (si se quiere, véase en mi opinión un feo resentimiento revanchista). Sin embargo, pienso que para tener un valor significativo, esta prohibición solo tendría (tendrá) sentido en el momento que hubiera sido adoptada tras, y solo tras, otra serie de medidas políticas encaminadas a limitar la producción y promoción de este tipo de bebidas. Solo detrás de aquellas medidas que incidieran de forma directa en el productor, y no indirectamente en el distribuidor (el señor que tiene una franquicia al uso de este tipo de establecimientos) y por ende en el consumidor. Paganos últimos, ambos y a pachas, de los desmanes de una industria en cuyas pupilas solo se barrunta el símbolo del dólar, y del malhacer de una clase política miope que te cagas.

Una vez más se pone de manifiesto que estamos ante un problema macroeconómico, con poderosos intereses implicados. Así, mientras no se golpee la base del problema, sus raíces, el árbol de la ignominia dietética seguirá ofreciéndonos de forma incesante sus atrayentes frutos… y si no es a partir de una de sus ramas, lo hará a partir de otras. Es lo que tiene aquello de matar moscas a cañonazos.

————————————

Nota: mi agradecimiento a @coplefmadrid y en especial a @jesusmnavarrol por su conversación y reflexiones.

Imagen: Stuart Miles vía freedigitalphotos.net

15 comentarios

  1. Dice ser Jurget

    Resumiendo, el problema para la salud es que te dejen beber todo lo que quieras SIN PAGAR OTRA VEZ, pero si tienes que pagar por cada consumición entonces no habría debate… vaya hipocresía.

    Y esto es tomar por idiota a la población, porque uno es libre de beber lo que le da la gana, sea gratis o tenga que pagar, pero a algunos eso de prohibir les gusta mucho, pero ¡ah!… es por la salud.

    En los supermercados puedes comprar botellas de 2l. de Cola a 1€, que visto con el prisma sobre este debate de la salud, casi es peor que en un Burguer King puedas beber todo lo que quieras.

    En vez de PROHIBIR hay que EDUCAR.

    06 abril 2015 | 10:58

  2. Dice ser filo

    Total, que se beberan X refrescos y los tendras que pagar.

    06 abril 2015 | 11:03

  3. Dice ser Pues eso, Manolito

    ¿Lo gratis paga impuestos? Pues eso, Manolito, pues eso.

    06 abril 2015 | 11:26

  4. Dice ser carlo

    Demagogia como siempre. El problema no es solo la bebida, son los fritos y las grasas que se comercializan en esos sitios.
    Si quieres acabar con el problema, no permitas la implantación de ese tipo de restaurantes, o por lo menos oblígales que además de sus comidas pasadas en calorías, tengan dietas alternativas para que quien vaya acompañando a los niños o a los compañeros de trabajo, tenga algo donde elegir, porque cuando vas, o comes hamburguesas, o como mucho unas ensaladas de bastante mala cantidad. Antes por lo menos tenían hamburguesa de pescado. No vendría mal que tuvieran algún plato de pasta o de legumbres como alternativa.
    Y no creo que prohibir al usuario recargar la bebida suponga una mejoría en la obesidad. El que engorda no lo hace porque se tome dos coaccionas un día

    06 abril 2015 | 11:35

  5. Dice ser Ángel

    A mi lo que me molesta es el paternalismo: Como eres imbécil, sabemos que si te dejamos beberás refresco hasta reventar como si fueras un pez, así que el papá estado te salvará de ello haciendo que pagues por cada bebida, me recuerda a cuando contribuyo en salvar al mundo pagando por cada bolsa de plástico que tengo que usar en el supermercado.

    06 abril 2015 | 11:39

  6. Tal vez tenga usted razón Sr. Revenga y sea todo un “quedar bien”, pero también se me ocurre que a nivel legal no debe ser fácil prohibir un producto que no se ha demostrado tóxico y que, únicamente, es poco saludable si no se toma con moderación. Por lo tanto no creo que se le pueda meter mano a los productores de los mal llamados refrescos, así como tampoco a los distribuidores, pero tal vez, con la ley en la mano el gobierno francés, dado que está probado que el exceso en el consumo si repercute de forma negativa en la salud, puede prohibir acciones que fomentan el consumo no moderado. Totalmente de acuerdo en que con más educación nutricional no serían necesarias este tipo de prohibiciones, pero me temo que educar es muchísimo más caro que prohibir.

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    06 abril 2015 | 11:41

  7. Dice ser E

    De poco sirve limitar a un vaso de refresco en un local de comida rápida si no se controlan las grasas de los alimentos que tienen para consumir. Si te bebes un vaso de refresco con una hamburguesa compuesta mayormente de grasas, con queso, mayonesa, ketchup y mostaza, un poco de lechuga tomate y cebolla para adornar, con un pan que también lleva azúcar, acompañado de patatas fritas con queso en polvo por encima, más unas patatas bravas a medias entre todos y por último lo terminas de bordar comiéndote un helado. No se que engorda más, pero beberte otro refresco más o menos, poca diferencia va a haber. Es como el que pide un ron con coca cola light, que contiene prácticamente la misma azúcar que una coca cola normal.

    La cosa no es prohibir, estoy totalmente en contra, cada cual debe decidir lo que quiere consumir y el gobierno no es nadie para decirnos lo que tenemos que comer y lo que no.

    Mira, yo voy unas tres veces al año a un buffet libre chino que hay en Sevilla, en la terraza de Nervion Plaza, donde están los cines. Me cobran unos 12€ y puedo comer todo lo que quiero, más 2€ por bebida. Me compro una coca cola y cojo el primer plato vacío. Empiezo por marisco, unas gambas, unas almejas, alguna pata rusa cuando las hay, añado algún chipiron y en otro plato, un poco de espaguetis.

    Antes de continuar, aviso, cojo muy poca cantidad de cada cosa y como con tranquilidad, nada de pan, sino no podría tragar tanto.

    Cuando termino voy a por caña de lomo, queso, un poco de ensalada, unas croquetitas de estas pequeñitas que están de escandalo, un trozo de pizza, unas poquitas de patatas fritas y una cosa hecha con arroz blanco y algas creo, que las suelo acompañar con algo de mayonesa o una salsa agridulce. Suelo coger también un cuenco de salmorejo, que no lo hacen mal del todo.

    Si veo que todavía cabe algo más, voy a la zona de la carne y cojo un par de chuletas de cerdo y otras dos de cordero, que la última vez que las comí no estaban muy allá precisamente.

    Luego por los postres, un yogur con nata montada, un platito de frutas, normalmente tiro por melón y piña, unos buñuelos, una copa chocolate y unas gominolas.

    Solo me bebo una coca cola, ¿creéis que después de todo lo que me he metido para dentro, un refresco más o uno menos va servir de algo?

    Esto lo hago solo unas dos o tres veces al año, si lo hiciera todas las semanas sería el hombre más gordo del mundo, y el chino se arruinaba conmigo.

    Donde si hay un buen buffet libre, no chino, es en Arroyo de la Miel, en Malaga. Allí los alimentos son de muy buena calidad, está en el paseo maritimo, cerca del puerto, creo que se llama Tamarindos. Cada vez que voy por Arroyo de la Miel aprovecho para entrar, es de lo mejorcito que he probado. Otro muy bueno, pero que no recuerdo bien donde estaba, es uno que encontré en una carretera entre Flix y Tarragona, fantástico también. Fui dos días seguidos y disfrute mucho, pero eso fue el año de las torres gemelas y ya no recuerdo donde estaba aquel buffet.

    06 abril 2015 | 11:59

  8. Dice ser fran

    dice uno “educar y no Prohibir”: Esta ley no prohibe al consumidor, lo protege sobretodo a los niños de no abusar de estas bebidas. Si tienes que pagar por cada bebida, te frena, repito, sobreodo a los mas jovenes que en general tienen un cierto presupuesto cuando van a esos restaurantes. Si pueden repetir se hinchan. Enesto creo que Francia siempre ha sido a la vanguardia: solo hay que mirar los datos de obesidad de la población española y la francesa.

    06 abril 2015 | 12:13

  9. Dice ser Sicólogo Astral

    EL DEMONIO DONDE LAS PALOMITAS.

    En el cine cuando vas a buscar palomitas es como si estuviera en el mostrador el mismísimo demonio. tu vas a buscar un cucurucho de palomitas mediano porque es lo mejor para una persona sola pero la tipa que te atiende te tienta IGUAL QUE EL DEMONIO: “si quiere por el mismo precio le puedo dar el tamaño gigante”. coño,he venido a buscar una cosa determinada,dámela y no me tientes como el demonio. si puedes dar mas por el mismo precio dalo ya de entrada sin tentar como el demonio.

    06 abril 2015 | 12:38

  10. Dice ser Daniel L.

    prohibirán los buffet libres?
    qué bonito prohibir y no dar opción a que cada cual elija para sí mismo o para sus hijos!!

    06 abril 2015 | 13:05

  11. Dice ser jauja

    Ya esta Papa estado….
    No entiendo por que siempre igual, al fin y al cabo, el hombre de Pittsburg que se bebió 258 botellitas de radio para aumentar su virilidad y termino perdiendo la mandíbula inferior, sabia perfectamente lo que hacia. Y lo que se ponían mierda de ganso en las amputaciones durante la edad media en Inglaterra, también sabían bien lo que hacían. Eso sin contar que si yo pego a mi mujer y ella se deja, por que tiene que venir el estado ha hacer nada.

    Falta educación…….. Si, falta, y faltó, por eso las puertas de las casas tienen cerradura.

    06 abril 2015 | 15:18

  12. Dice ser rg

    Estoy de acuerdo con la opnión de @Ángel.

    No solo el hecho de prohibir me parece patético sino que la raiz del problema es obviada sin disimulo, y sí, yo creo que al menos en USA el consumo de bebidas azucaradas es un gran problema, teniendo en cuenta que el de grasas lleva descendiendo sin parar desde finales de los ochenta.

    Por otro lado, y como se habla de azúcares y calorías, las bebidas edulcoradas como la Coca Cola Light o Zero no deberían estar en ese grupo porque su aprte calórico es bajísimo y porque no están elaboradas con azúcares; que ese será otro tema?? desde luego, pero vamos, que a mi que no me gustan las generalizaciones me gustaría que se puntualizara, porque no hay ni estudios claros ni evidencias; y hay uno por el blog que no recuerdo, que al final no concluye nada y hace bulto con todas.

    Lo mismo pasa cuando se generaliza con las hamburguessas y se habla del ketchup o la mostaza, a esos dos elementos no les pasa nada especial, y antes de la eduación que tanto se cacarea, está la información. Y la “globalización” de conceptos en masa para hablar de grasas, sal y azúcares hace más daño sobre una supuesta educación errónea, errónea por estar sujeta a una mala o incompleta información.

    Saludos.

    06 abril 2015 | 15:47

  13. Dice ser fer

    Tonterias.

    Como siempre.

    ¿Porque no se prohíbe el gasóleo que echa a la atmósfera que respiramos sustancias DECLARADAS cancerígenas?

    Eso es malo, mata, pero da pasta.

    ¿Porque no se mira el nivel de grasas, de mierda en general en la “carne picada”, etc?

    no, lo suyo es prohibir el rellenado GRATIS.

    Si es por los niños, indiquen que está prohibido a los menores, pero todos sabemos que esta medida solo beneficia a los dueños de estas cadenas de comida basura, trabajo basura y demás basura.

    06 abril 2015 | 15:57

  14. Dice ser Francisco

    Buenas,

    Según mi opinión lo importante no es que den gratis esa bebida, esto para mi tiene una explicación: El azucar que tienen estas bebidas hace que sacie el apetito y por lo tanto consumas menos comida.

    Creo que es puro negocio porque ahi pagas lo mismo comas lo que comas… la intencion es hacerte comer menos.

    Por ejemplo yo he ido a muchos brasileños tipo buffet, lo primero que te sacan… patatas fritas, empanadillas, arroz, etc etc. Alimentos saciantes para que no consumas lo caro: la carne.

    06 abril 2015 | 18:08

  15. Dice ser jon

    Buenas Juan

    La asamblea francesa no creo aue tenga competencia para legislar en ese aspecto
    Podrá prohibir la producción en el.estado francés pero no su comercialización. Francia tenia prohibido el redbul pero tuvo que aceptarlo en el 2008 por una directiva europea.

    07 abril 2015 | 11:09

Los comentarios están cerrados.