BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Si yo hiciera unas guías de alimentación saludable… (9): mi propuesta (por fin)

Bien, tras ocho capítulos sobre cómo haría un servidor un icono que representara todo aquello que a mi juicio habría que transmitir a la población general con el fin de reconducir y aconsejar sobre sus hábitos alimentarios he aquí el resultado.

Antes de que continúes hacia abajo y descubras el “pastel” he de dejar patente que está claro que jamás de los jamases me ganaré honradamente la vida como diseñador gráfico. He de reconocer que tras cerca de tres horas delante del powerpoint he sido incapaz de generar una imagen visualmente más atractiva que esta que me ha salido… mis sinceras disculpas.

La parte positiva consiste en considerar que desde mi punto de vista la imagen sí que recoge los conceptos que quería transmitir. En esencia se explica de la siguiente forma:

Por así decirlo hay dos caminos que dentro del contexto alimentario conducen hacia la construcción de unos hábitos dietéticos más o menos adecuados. En cualquier caso se parte, siempre, de alimentos “de verdad”, aquellos que de forma típica se adquieren en un mercado. A partir de ahí, bien crudos (en especial frutas, verduras y hortalizas) o bien cocinados (los mismos alimentos y el resto) se llega “al plato”. Cierto es que no es imprescindible hacer la compra en un mercado típico, pero sea donde sea que se haga (ultramarinos, tienda al detalle, supermercado, hiper…), la norma básica para hacerlo del modo más conveniente viene a ser la misma: comprar alimentos básicos que se puedan… bien comer crudos solos o en combinación con otros alimentos… o bien cocinarlos (no recalentarlos, he dicho cocinarlos)

A partir de ambos caminos, se llega “al plato”, muy similar a otros que ya conocemos. En ellos destaca por encima de todas las cosas la especialmente elevada proporción de alimentos de origen vegetal “fresco” (aunque se cocinen) y, por otra parte los otros dos grupos, uno cuya principal característica es el aporte de proteínas, y el otro con un aporte destacado de hidratos de carbono a partir de alimentos con un origen basado primordialmente en los cereales integrales. Ambos grupos, los últimos, en una cantidad netamente inferior al primero.

Por razones obvias y ya comentadas en otros capítulos no hay hueco para los alimentos superfluos, ni para las bebidas alcohólicas, ni tampoco para otros mensajes diferentes del estrictamente dietético. No es porque estén “prohibidos”, es porque si estamos hablando de salud, esos productos no pintan nada de nada.

Pues bien, aquí lo tienes.

Mi icoino de alimentación saludable

Una propuesta decente

Como os decía no es que esté especialmente contento del icono en sí (solo de su mensaje) por eso, para aquellos que estéis interesados, os hago una propuesta:

Si entre los lectores hay alguien con ganas, tiempo y con unas especiales habilidades o recursos para mejorar el aspecto gráfico del tema (que como se puede apreciar es muy fácil) le animo a que se ponga manos a la obra. Para ello os podéis poner en contacto conmigo a partir de Twitter (@juan_revenga), Facebook… o bien usar el link de “contacto” (arriba a la izquierda de este blog) y mandarme un correo. Una vez establecido contacto, cruzaremos los correos y me hacéis llegar vuestras propuestas. Me comprometo a publicar todas, siempre y cuando el mensaje quede más o menos intacto. Una advertencia, si en el icono se utilizan fotografías estas han de estar bajo licencia “Creative Commons” con atribución de autoría para poderse publicar. Ni que decir tiene que las propuestas “a mano alzada” y talentosas serán especialmente bien consideradas. Espero vuestras propuestas.

Los porqués de este icono, la inclusión, proporción de los grupos de alimentos y la ausencia de otros mensajes se pueden encontrar en los capítulos anteriores:

14 comentarios

  1. Dice ser Snorell

    Estupenda propuesta, mucho más clara que las pirámides tradicionales llenas de dibujitos. Únicamente me surge una duda: ¿los lácteos se quedan fuera? ¿se consideran también como alimento superfluo? Pregunto desde el desconocimiento, ya que en los gráficos tradicionales sí se suelen incluir.

    24 marzo 2015 | 09:51

  2. Juan, lo primero agradecerte la importante labor de divulgación que realizas, siempre seria (en el buen sentido) y dialogante. Dicho esto paso a las críticas, con ánimo de ser constructivas 🙂

    El primer punto que me llama la atención es que nadie hace referencia en las guias a como podría variarse la recomendación en función del nivel de ejercicio físico que realiza cada individuo. Obviamente desde la perspectiva de salud la recomendación siempre será realizar ejercicio pero creo que hay que tener en cuenta especialmente a la parte sedentaria de la población. También podría ser interesante para la gente con alto nivel de actividad física pero normalmente esta gente ya recibe orientación personalizada.

    El segundo que me llama la atención, especialmente después de releer tu artículo sobre los cereales, es que le sigas dando un apartado específico a los mismos en “el plato”. No crees que habría que incluirlos como uno más en un grupo, quizá junto a tubérculos?

    Por último, también creo que la grasa debiera tener su apartado específico dado que es un nutriente esencial, es decir, nuestro cuerpo no puede sintetizarlo y debe obtenerlo de los alimentos. Mucha gente huye de la grasa como de la tiña y el no darle un grupo específico en el plato ayuda a esta sensación. Especialmente cuando señalamos “carnes magras” en otro grupo. Rompo una lanza por el AOVE, aguacate, huevos, mantequilla (ecológica de anímales criados en libertad alimentados con pasto) y frutos secos :).

    24 marzo 2015 | 10:07

  3. Dice ser albitaguapa2

    te habrás herniao

    24 marzo 2015 | 10:45

  4. Dice ser Midnith

    Me gusta mucho pero, no faltan las grasas como un apartado a parte para que la gente les pierda el miedo (aceites, aguacate, mantequilla de calidad, frutos secos, etc)?

    24 marzo 2015 | 11:09

  5. Dice ser Yago

    Hola juan, soy el alumno que etsa haciendo el trabajo fi de grado sobre las guias.

    Me gusta tu modelo, quizás un poco mas animado estaría mejor sin duda, pero los mensajes creo que se entienden bien.
    Sin embargo, estoy de acuerdo con comentarios de arriba, me faltan grupos de alimentos importantes.
    Quitar los lácteos por ejemplo, además en esta época donde se estan cuestionando tanto, me parece muy radical y desde mi punto de vista tendrian que estar en plato, o en un vaso al lado del de agua uno de leche o algo así.
    Las grasas también veo que estan practicamente ausentes representadas solamente por frutos secos. El aceite de oliva tan importante en nuestro país no deberia faltar.
    Tambien echo en falta aludir a la actividad física.

    Claro que no solo te voy a decir lo que me parece mal tambien te diré las buenas ideas de esta guia:
    Me encanta que se integre en la imagen que la forma en la que tenemos que cocinar lso alimentos del plato es importante. Igual hay que profundizar en el diseño de como plasmarlo mejor pero me parece muy buena idea y un muy buen intento.

    Propuestas para la imagen:

    Si queremos añadir el aceite de oliva se lo podemos añadir en forma de gotas por todo el plato como en una de las primeras pirámide nutricional americana (una que es negra y tiene puntos blancos haciendo referencia al aceite).

    Podemos separar la fruta del plato y llevarla a un mini plato al lado haciendo referencia al postre y ademas podemos añadir ahí otro lacteo un yogur.
    Se forma asi la bandeja de la alimentación saludable con el plato principal el plato del postre y integrandole el agua la actividad fisica y el método de cocinado.

    Que te parece?

    24 marzo 2015 | 11:46

  6. Personalmente, y como dicen comentarios anteriores, yo no renuncio al aceite de oliva…por lo demás muy de acuerdo con la guía.

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    24 marzo 2015 | 12:13

  7. Dice ser Vic

    Creo que estas cometiendo el tipico error de “academicos” de dar por bueno lo que parece razonable, sin embargo si aplicas tu propio modelo y diseñas un conjunto de platos (desayuno, comida, cena…) estoy seguro que te encontrarás la tipica dieta baja engrasas con el matiz del enfasis en frutas y verduras.

    En mi opinion conseguirias la dieta “perfecta” partiendo el quesito de los cereales a la mitad y dedicando la otra mitad a grasas como aceite de oliva, aguacate, coco, (nadie piensa en aguacate o coco cuando piensa en frutas) y frutos secos. Y quiza añadiendo lacteos, no me queda claro porque no los incluyes cuando en el articulo de lacteos da la sensacion de que tienes una opinion “neutra”, quiza porque aqui esta solo lo “bueno”, yo personalmente hecho en falta al menos el yogur.

    24 marzo 2015 | 13:16

  8. Dice ser Pemán

    Recoger, Juan Revenga, que recojer no queda bonito.

    24 marzo 2015 | 16:55

  9. Dice ser rg

    Y donde está el jamón ibérico?? y el chorizo, salchicón, queso?? pero bueno, pero esto que és!!???

    Mira juan, por mucho que quieras esconderlo no vas a conseguir que te regalen más jamones, eh, eh,, que lo sepas. XD

    Bueno, en serio, (lo del jamón y el embutido no era broma, a ver donde ponemos eso XD…), que digo yo que lo del aceite de oliva se entiende que los alimentos, tanto cocinado como crudos, pueden y deben llevar una cierta cantidad de este elemento o similar; al menos yo lo interpreto así, si voy a cocinar no lo voy hacer por ciencia infusa…sin botella de aceite pocos platos me salen.

    Saludos.

    24 marzo 2015 | 18:51

  10. Dice ser mavi

    enhorabuena por tu último libro publicado¡
    muy acertado, como siempre, este último artículo gráfico, sólo hacerte una pregunta : ¿es cierto que los cereales integrales absorben la grasa corporal y por lo tanto estarían desaconsejados en una dieta para mantener o aumentar el peso? o sin embargo su gran aporte nutricional compensaría esa característica?
    Gracias.

    25 marzo 2015 | 01:03

  11. Dice ser ali

    Como se suele decir “cada maestrillo tiene su librillo” y en el mundo de la nutrición-alimentación esto cada día se hace más evidente. No voy a decir nada que no se sepa, pero ahora están saliendo los libros que hablan de “adelgazar” o de “dietas” o de “aprender a comer” o de… lo que sea sobre el tema porque se supone que en tres meses hay que ponerse en forma porque llega el verano… Al final, se trata de vender y vaya que sí que hay ofertas (asomarse por estas fechas a la estantería de libros de dietas-cocina-nutrición de cualquier gran centro comercial y está literalmente infectado de nuevas publicaciones).
    A mí me sigue convenciendo más la pirámide de la dieta de la Zona. Vale que también tiene su negocio con sus “productos”, pero no son obligatorios para poder seguir los principios y bases de la ‘dieta’ (no me gusta usar esta palabra porque está condicionada; me refiero a tener unos buenos hábitos en la alimentación que persistan en el tiempo y no de algo esporádico y/o finito). Se trata de comer correctamente, descartando lo menos adecuado sin llegar a “prohibir”… palabra clave: equilibrio.

    25 marzo 2015 | 03:20

  12. Dice ser Jesús Rodríguez

    Me encanta toda la serie, muchas gracias por exponerlo de forma tan simple, aunque critico en algunos de tus artículos con los que no estoy de acuerdo, la mayoría son brillantes como lo son estos. Me quito el sombrero Juan.

    Un saludo

    25 marzo 2015 | 13:20

  13. Dice ser Anonimous

    Sobre el contenido del icono no tengo más que aportar sobre lo que ya se ha comentado por aquí: incluir alguna indicación sobre el consumo de grasas saludables y lácteos, aunque yo añadiría también un apartado de “productos no recomendados en una dieta saludable” donde incluiría azúcares, alcohol etc.

    Respecto a su petición para la mejora del aspecto gráfico, permítame hacerle yo otra a Ud. (siempre desde el máximo respeto), y es que recurra a un diseñador gráfico o infografista profesional que realice esa tarea (debidamente remunerada). Igual que a ustedes, los nutricionistas, les fastidia el intrusismo de gurús y oportunistas a nosotros, los diseñadores, nos hace daño este tipo de cuestiones: proyectos realizados “por amor al arte”, concursos no remunerados para darse a conocer… El nuestro es un sector bastante devaluado también por el intrusismo –todo el que tiene acceso a cierto software parece que ya “diseña”– la crisis y otras cuestiones, así que le pido por favor no contribuya a alimentar la idea de que este tipo de trabajo lo puede hacer (bien) cualquiera y gratis, del mismo modo que los demás tenemos en cuenta que, por poner un ejemplo, un nutricionista no nos va a dar asesoramiento personalizado por la cara.

    25 marzo 2015 | 20:30

Los comentarios están cerrados.