BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Cocinar en casa es un ingrediente clave para seguir una dieta saludable

IMG_1686Cada vez estoy más convencido del interesante papel que podrían desempeñar aquellas recomendaciones que fueran básicas, sencillas de entender e incontrovertidas como lo es por ejemplo el “cocina lo que comes”. Todo ello con el fin de promover un cambio de hábitos alimentarios hacia aquellos más saludables.

Te lo conté en el post Más fogones y menos tocar los… y resulta que en las últimas fechas hemos sido testigos de la publicación de dos interesantes estudios que vienen a ratificar el peso que podría tener el hecho de cocinar más cuando se pretenden cambiar ciertos estilos dietéticos.

El primero de ellos, formulado el tema a modo de pregunta en el título Is cooking at home associated with better diet quality or weight-loss intention? (¿Esta relacionado el cocinar en casa con tener una mejor calidad dietética o con la intención de adelgazar?) realizó una encuesta sobre hábitos dietéticos a más 9.000 participantes y concluyó que la práctica frecuente de cocinar estaba relacionada con un patrón de consumo de alimentos notablemente más saludable tanto si los sujetos tenían la intención de perder peso como si no. Por tanto, en este estudio, los autores terminan por hacer un llamamiento a las autoridades sanitarias con el fin de promocionar la cocina entre la población general como estrategia para la adquisición de mejores hábitos.

Por su parte, el segundo de los estudios a los que hacía referencia Time Spent on Home Food Preparation and Indicators of Healthy Eating (Tiempo invertido en casa a la preparación de alimentos e indicadores de alimentación saludable) siguió una metodología similar al anterior pero con una población más pequeña (cerca de 1300 adultos) y observó que las personas que menos tiempo dedicaban a preparar los alimentos (cocinar) eran a su vez personas trabajadoras que focalizaban sus prioridades alimentarias a partir del prisma de la conveniencia y que seguían un peor patrón de consumo de alimentos. En sentido contrario, cuanto mayor era el tiempo que se dedicaba a cocinar, mejores eran los indicadores de calidad dietética con ingestas significativamente más frecuentes de verduras, ensaladas, frutas y zumos. La cosa no queda ahí, ya que la economía también resultó un elemento a tener en cuenta en la medida que se cocine más o menos. De este modo dedicar tiempos inferiores a una hora diaria para preparar los alimentos se asoció con un mayor gasto de dinero al tener que recurrir a restaurantes (muchos de ellos de comida rápida) que aquellos que comían lo que cocinaban en sus casas.

IMG_1359

En mi opinión, estos estudios ponen de relieve dos circunstancias destacables:

La primera, que cada vez está más clara la relación positiva “si cocinas lo que comes luego tienes más posibilidades de tener un mejor patrón alimenticio”… al mismo tiempo que la negativa “si no cocinas, aumentas las probabilidades de seguir un patrón inadecuado”.

La segunda hace referencia “al tiempo”. No pocos resultados indican que es la falta de tiempo el argumento más utilizado para justificarse entre quienes no cocinan o lo hacen poco. Bien, en este sentido y de nuevo en mi opinión, la clave estaría en dos conceptos: el de las prioridades y el de las habilidades. Está claro que si no se tienen las habilidades, el menaje, ni los conocimientos mínimos para enfrentarse diariamente a los fogones (o periódicamente, cocinando en una sola sesión para varios días) difícilmente resultará rentable eso de cocinar. El otro tema es el de las prioridades, igual sería conveniente que muchos que no cocinan por falta de tiempo analicen para qué sí lo tienen. Es probable que en algunos casos, creo que no pocos, se “roba” tiempo a la cocina para dedicárselo a otras cuestiones menores. Seguro que de todo habrá, pero en general creo que así sucede.

Insisto porque cada día lo tengo más claro: Si quieres mejorar tus hábitos alimenticios un buen comienzo es cocinar. Si no todo lo que se come sí al menos una buena parte de ello.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interese consultar:

————————————–

Imágenes: @juan_revenga

7 comentarios

  1. Dice ser Paula Serrano

    Simplemente genial!! Creo que no puedo estar más de acuerdo!!!
    La gente acusa a la falta de tiempo el no cuidarse, pero hay que ser un minimamente egoistas para conseguir el bienestar que buscamos!!!

    Juan, ayer me estuvieron hablando del libro “cerebro de pan”, tu que piensas del tema?? No crees que de deberia controlar un poco lo que se escribe sobre nutricion, porque la gente de lo que lee se queda con su versión y la difunde y es peligrosisimo!!!

    Gracias!!!

    26 noviembre 2014 | 10:12

  2. Totalmente de acuerdo Sr. Revenga, si una persona come lo que cocina a la fuerza tiene una alimentación más sana, y si compra lo que va a cocinar mejor que mejor!!

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    26 noviembre 2014 | 10:32

  3. je decouvre ton site il est magnifique super bravo a toi je reviendrais le voir bisous

    26 noviembre 2014 | 12:08

  4. Dice ser Marina

    No hay nada como la cocina de la abuela o la mami. ¿Conoceis el salmorejo cordobés? http://goo.gl/Mt8ufV

    26 noviembre 2014 | 12:10

  5. Dice ser Jabinols

    100% de acuerdo. La comida sana por lo general requiere cierto tiempo de preparación aunque sólo sea cortar cuatro vegetales y la gente no está por perder el tiempo. Es más fácil ir al típico sitio de comida rápida y te ahorras 30 minutos en la cocina a costa de calidad y probablemente higiene de los alimentos. Además es verdad que hoy en día cada vez hay más gente que no sabe ni freír un huevo con dignidad.

    Una web con bastantes recetas originales que te animarán a cocinar más:
    http://www.jabinochef.com

    26 noviembre 2014 | 13:55

  6. Dice ser Jarrones

    Como en casa en ningún sitio

    26 noviembre 2014 | 15:18

  7. Dice ser Antonio Larrosa

    A mi me gusta el menú de los hoteles de cinco estrellas, más que lo de casa, pa que te voy a engañar

    .Clica sobre mi nombre

    Clica sob

    27 noviembre 2014 | 00:02

Los comentarios están cerrados.