BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Cuando el bebé decide lo que come (o casi): Baby led weaning

Bebé mazana

El destete o el momento en el que el bebé deja de tomar solo leche, ya sea materna o de fórmula, y pasa a introducir otros alimentos (el comienzo de la alimentación complementaria) es una circunstancia que normalmente preocupa bastante a los padres en especial si estos son “noveles”. Y no es de extrañar ya que suele haber una cierta disparidad de opiniones a cerca de cuándo hacerlo y la forma de llevarlo a cabo. Sobre el momento preciso, el cuándo, publiqué un post hace ya un tiempo: El dilema del destete, que puedes consultar siguiendo el enlace.

En cuanto a la forma, más allá de rígidas directrices marcadas al etilo de la más marcial de las minutas militares, hay una corriente que cada vez está cobrando más aceptación entre las instituciones y sociedades sanitarias y que consiste en, de alguna forma, dejar que sea el bebé el que decida cuándo dejar de comer solo de la leche de su madre para pasar a incluir, además, otros alimentos. Esta corriente a la que me refiero, que no es nueva para nada se denomina en inglés Baby led weaning o destete dirigido por el bebé, en el que como he dicho, es el propio bebé el que decide el cuándo.

Reconozco las cotidianas y pragmáticas situaciones que pueden condicionar el poder hacerlo: horarios laborales de la madre, otras obligaciones, etcétera, pero eso no quita para que si existe la posibilidad se lleve a la práctica. En realidad el Baby led weaning no deja ser una continuación lógica de un camino que empezó con la lactancia a demanda: el niño come cuando tiene hambre y no come cuando no la tiene y por tanto, no se le imponen rígidos horarios o cantidades, algo que se observa con demasiada frecuencia.

De esta forma, con la lactancia a demanda y con la introducción de la alimentación complementaria dirigida por el bebé este regula mucho mejor su apetito haciendo caso a sus naturales señales de hambre y saciedad, algo bastante lógico desde mi punto de vista.

De forma típica el Baby led weaning suele comenzar cuando las más habituales recomendaciones aconsejan que dure la lactancia materna en exclusividad, es decir, sobre los seis meses de edad del bebé. Tal y como indica la Academia Americana de Pediatría:

Cuando un bebé es capaz de mantenerse sentado solo y se lleva habitualmente distintos objetos o las manos hacia la boca, se le pueden aportar pequeñas piezas de comida (del tamaño aproximado de un dedo) para que experimente y juegue con ellos.

Llegado ese momento se pueden poner a su alcance pequeñas piezas de alimentos especialmente indicados para esta situación. Al principio, lo más habitual es que solo lo chupen o intenten succionar la “esencia” del alimento. Con el tiempo aprenderán a morderlo (con o sin dientes) y a triturarlo antes de su deglución.

Para evitar el riesgo de atragantamiento conviene aportar alimentos suaves, fáciles de tragar y de cortar en trozos pequeños con sus encías. Algunos ejemplos típicos podrían ser pequeños trozos de verduras ligeramente cocinadas (al vapor, salteadas…) como calabacín, zanahoria, judías verdes, ramilletes de brócoli, calabaza, etcétera; frutas frescas adecuadamente peladas y lavadas como plátano, manzana, pera, melón, sandía, uva… prestando especial atención a la ausencia de pepitas; pequeños daditos o tiras de carnes o pescados cocinados; colines de pan, taquitos de queso, pasta cocinada, etcétera.

Los alimentos menos aconsejados al principio serían todos aquellos que pueden ser causa de atragantamiento, aspiración o asfixia en especial aquellos que se fragmenten o contienen pedacitos pequeños duros, como los frutos secos, las pepitas de algunas frutas, o incluso algunas frutas y verduras más compactas (zanahoria y manzana crudas por ejemplo). De igual forma es conveniente evitar al principio aquellos alimentos que se pueden “pegar” con facilidad al paladar.

Por lo general se ha constatado una mayor aceptación del Baby led weaning en aquellos bebés alimentados con leche materna ya que este alimento (la leche materna) experimenta ciertos cambios en su sabor en virtud de la dieta de la madre). De esta forma, se sospecha que estos bebés aceptan inicialmente un mayor abanico de sabores y están más predispuestos a los nuevos sabores que aquellos bebés alimentados con fórmula artificial cuyo sabor es siempre homogéneo. No obstante, esto no significa que los bebés alimentados con fórmula no estén preparados para seguir esta práctica.

Los posibles beneficios de seguir esta estrategia se han apuntado en este estudio Baby knows best? The impact of weaning style on food preferences and body mass index in early childhood in a case-controlled sample (¿Sabe el bebé lo que es major para él? Las diferentes formas de llevar a cabo el destete condicionan las preferencias alimentarias y el IMC en la infancia temprana en una mustra de casos y controles) en el que se sugiere que aquellos bebés que siguen el Baby led weaning tienen menos valores de Índice de Masa Corporal y realizan elecciones alimentarias más saludables. Sin embargo, y aunque hay muchos estudios que llegan a similares conclusiones¸ algunos otros, sin hacer de menos el actual cuerpo de la evidencia acerca de los beneficios del Baby led weaning apelan a la necesidad de realizar ensayos controlados y aleatorizados para poder llegar a realizar recomendaciones con una mayor solidez.

————

Imagen: Serge Bertasius Photography vía freedigitalphotos.net

28 comentarios

  1. Dice ser Griselda

    Me encanta el tema de hoy! Yo lo practiqué con mi hija y es increíble! Le daba de todo lo que yo comía desde los 6 meses, a trocitos muy pequeños o aplastado con tenedor. Y come sola desde antes de tener un año. Por el momento no hay nada que no le guste (bueno sí, el tomate crudo, quizá por la textura, porque se lo come de cualquier otra forma).
    Enhorabuena por el post, Juan!
    Un abrazo

    06 octubre 2014 | 09:59

  2. Dice ser Noelia

    Estoy embarazada así que ya os contaré como me va a mi el destete, aunque antes me queda todavía un largo camino por recorrer http://goo.gl/gMYhVE

    06 octubre 2014 | 10:06

  3. Dice ser rg

    Jjejeje!! que bueno el video. Con respecto a los frutos secos es mejor mantenerlos alejados hasta una edad de 5 o 6 años, el sistema es qún muy inmaduro para manejar una situación de aspiración y los frutos secos cuanto más tarde mejor. Mínimo, mínimo 3 años pero lo aconsejable en ese casoconcreto es tranquilamente 5 o 6.

    Saludos.

    P.d. que recuerdos…XD, que encima se pierden en un abrir y cerrar de ojos.

    06 octubre 2014 | 10:16

  4. Dice ser Stewart Cops

    La Organizacion Mundial de la Salud, recomienda un minimo de seis meses de lactancia, hasta que se le puedan dar otros alimentos complementarios. De todas formas hay otros paises y culturas como pasa en Finlandia (ante la escasez de la luz solar, pueden necesitar más las reservas hormonales de vitamina D que tenga la madre), y pueden llegar a ser amamantados hasta los 4 o 5 años sin ser perjudicial ni mucho menos, como bien dices depende del bebe suponiendo que la madre no tenga ningun inconveniente.
    Saludos

    06 octubre 2014 | 10:19

  5. Dice ser EV

    Juan ¿Qué opinas de esa corriente anti-lactea que opina que los lacteos solo deben consumirse durante la lactancia ya que producen enfectos nocivos?

    Mira esto:

    http://www.fisioterapia-online.com/articulos/3-grupos-de-alimentos-que-te-hacen-engordar-y-te-restan-salud

    06 octubre 2014 | 10:28

  6. Dice ser Jelen

    La gente confunde lo que el Baby Led Weaning con la manera tradicional de introducir los alimentos solidos, combinando trozos, con triturados y pures especificos.

    No es lo mismo!!!!!

    Y la teoria no siempre se aplica bien a la practica, como deja constacia este enlace, en la que se muestra una vision algo mas realista de lo que es el Baby Led Weaning:

    http://consejosdelaleche.blogspot.com.es/search/label/Baby%20Led%20Weaning

    Por mi experiencia con mis hijos puedo decir quer no hay leche materna ni BLW que valga: como te salga un niño exquisito que rechaza casi todos los alimentos, no hay truco que valga. O fritanga, o se queda con hambre.

    06 octubre 2014 | 10:55

  7. Dice ser gerafd

    El mío tomó biberón desde que nació, a los seis meses introduje los purés tanto de verdura como de frutas y hoy con 10 años y durante los mismos, come y ha comido de todo.
    Me encantan esos estudios que afirman que mamando y comiendo cuando les da la gana es muuucho mejor y más saludable…. ¿y el descanso para su estómago? y ¿cuando sea adulto no hará lo mismo, cuestión que le hará ser obeso por estar picoteando a todas horas?; si ni siquiera los adultos sabemos muchas veces autoregularnos en nada, ¿cómo lo van a hacer los bebés o niños?de verdad que algunas corrientes son la monda.

    06 octubre 2014 | 11:16

  8. Dice ser EV

    Muchisimas gracias Juan!!!!!

    06 octubre 2014 | 11:49

  9. Dice ser albitaguapa2

    hoy es el día de las chorradas, vaya manera de educar, que el niño decida lo que come en fin

    06 octubre 2014 | 12:34

  10. Dice ser piccina

    Se supone que se le ofrece comida sana, casera y adecuada. No que le das a elegir entre chocolate y brocoli.
    Los bebés se autorregulan perfectamente. La leche materna es muy digerible y, por tanto, su estómago no necesita “descansar” entre tomas. La alimentación complementaria por baby led weaning se basa en el principio de que, igual que un niño no va a morirse de hambre, aunque nos parezca que “no come nada”, tampoco va a comer de más.
    Que el niño sepa cuánto quiere comer no solo no es malo, sino que es deseable y necesario y se pueden evitar muchos trastornos alimenticios en el futuro.

    06 octubre 2014 | 12:58

  11. Dice ser Chus

    Yo añadiría un par de cosas a lo dicho por Piccina, con quien estoy absolutamente de acuerdo.
    La leche materna no solo es muy digerible (una vez se pasan los cólicos del lactante), sino que además tiene todo lo que necesita el bebé. 4.000 millones de años de evolución han preparado a los mamíferos exactamente para eso. El ser humano, en este sentido, no es sino otro mamífero más.
    Los niños, cuanto más pequeños, mejor se autorregulan con las comidas. En general (que para todo hay excepciones) comen lo que necesitan, ni más ni menos. Hay varios experimentos hechos con niños bastante pequeños que demuestran no solo que se regulan bien, sino que además hacen unas dietas bastante bien equilibradas por si mismos. Son los procesos de socialización, en general y empezando por la familia, los que estropean eso, es curioso.

    Un saludo.

    06 octubre 2014 | 13:07

  12. Dice ser norma

    Con 15 años se regulan que da gusto, animo a seguir estas corrientes, son geniales, ya no hace falta ser padres, sino colegas que surten y suministran, los hijos se autorregulan, autoeducan, te autoexigen y se autoidolatran.

    06 octubre 2014 | 13:51

  13. Dice ser piccina

    Norma, nadie está hablando de niños de 15 años. Quizá deberías releer el artículo. Está hablando del destete, que se produce normalmente entre los seis meses y el año de edad.

    06 octubre 2014 | 14:01

  14. Dice ser Mónica

    Con mis mellizos de 20 meses hacemos blw desde el principio y no es para nada lo que veo reflejado en algunos comentarios. No pican a todas horas, el bebé tiene sus horas de comer, ofreces biberón y ofreces comida: si es la hora de desayunar además de la leche le ofreces fruta o cereal, si es la de la comida, le ofreces lo que haya, etc. y el bebé decide si quiere comer o no y cuánto.

    No se trata de darles comida a todas horas ni de dejarla permanentemente a su alcance, se trata de ofrecer a la hora de comer y lo que haya. Punto. No hay más complicación.

    Y sí, regulan la cantidad y lo que les gusta y lo que no. ¿Por qué obligarles a comer cantidades enormes de puré si no quiere más o algo que no les gusta? A los adultos nos pasa lo mismo, unos días tenemos más apetito, hay cosas que no nos gustan.. los bebés, igual.

    Más de uno lo debería probar, es una auténtica gozada y sin dramas a la hora de comer.

    Y es la forma de introducción de alimentos más antigua del mundo, profesionalmente aún no he visto un solo caso de mandíbulas de niño cromagnon o romano o íbero que se alimentara de puré en sus primeros meses/años, ¿cómo creéis que se hacía? Y no nos hemos extinguido!

    06 octubre 2014 | 14:06

  15. Dice ser Fayna Clavijo

    Me encanta el post de hoy!!! Nosotros practicamos este método y lo envagelizamos allá donde vamos.
    Yo por mi parte imparto talleres para padres que quieren iniciarse en este mundo y por el motivo que sea no tienen tiempo de leer o buscar información.
    Si alguien quiere formar parte de mi próximo taller puede visitar mi web.
    Muchas gracias y por supuesto comparto el post en todos mis grupos!!

    06 octubre 2014 | 17:25

  16. Dice ser gerafd

    piccina, está claro que era una ironía, en el comer como en todo es necesario educar, los padres tenemos ese papel, esto de volver al origen animal está trayendo numerosos problemas a los infantes cuando se van haciendo mayores; y no, a los bebés y a los niños no les toca decidir, no tienen madurez para ello y si se la damos se sienten perdidos y nosotros habremos delegado nuestra función a seres que se están formando.
    Lo siento, no comparto el método, yo le daba purés y le ofrecía trozos, pero primero los purés y desde luego a sus horas.

    06 octubre 2014 | 20:27

  17. Dice ser piccina

    Gerafd, no sé de dónde te sacas que estos niños comen sin horario. Se les ofrece comida saludable y equilibrada en las horas en las que toca comer. No están todo el día picoteando ni comen solo patatas fritas.
    Se les educa para que sepan regular su apetito de forma natural.
    Yo también le di purés a mi hijo pero apenas comía nada sólido hasta que empecé a darle comida “de verdad”. Hoy en día es un niño sano, que sabe decir “basta” cuando ha comido suficiente, aunque esté comiendo helado.
    No se trata de volver a las cavernas, ni mucho menos. Pero alejarnos un poco del “225 gr de papilla para comer y 187gr. para cenar” tampoco estaría de mas.

    06 octubre 2014 | 21:33

  18. Genial que se difunda un poco este método para que las madres estén más informadas y que vean que no solo los purés son la alimentación de los bebés. Nosotros lo hemos practicado con nuestra hija, todo un éxito!! por si a alguien le interesa, así de bien:
    http://xn--padresenpaales-znb.com/evolucion-de-la-alimentacion-complementaria/

    07 octubre 2014 | 09:46

  19. Dice ser Paz

    Gerafd, me alivia que haya alguien que tenga mi estilo de crianza en la alimentación, pensaba que era yo ‘el perro verde’…
    Si estoy esperando a que coman verduras motu propio, aún estaría esperando a que comieran algo.

    Por cierto, estoy convencida de que la mayor parte de los cólicos del lactante es sólo que tienen más hambre que el lagarto Juancho.

    07 octubre 2014 | 10:16

  20. Dice ser Gerafd

    Paz, creo que la mayoría tenemos el estilo de crianza que ambas compartimos, ocurre que las corrientes y las modas surgen cíclicamente y si un iluminado te dice que aunque la criatura no coma, solo chupe y alguna vez se atragante, es lo más de lo más, pues hay una minoría de personas que lo siguen a pies juntillas porque es progre y evitan rabietas.

    07 octubre 2014 | 10:28

  21. Dice ser Gerafd

    Piccina el artículo pone que comen cuando tienen hambre, es decir sin horario.

    07 octubre 2014 | 10:31

  22. Dice ser Mireia

    A los niños les ofreces la comida a sus horas, no cuando les da la gana. Se sientan a la mesa con los demás miembros de la familia y se les ofrece diferentes alimentos. Sanos!!! Ni chuches ni fritangas ni mierdas. Y él come lo q quiere, la cantidad que quiere y él solo. No se le lleva la cuchara a la boca o ni se le engaña para atiborrarlo ni con el avioncito ni con dibujos nincon tonterias. Si se salta alguna comida será pq no tiene hambre y, por tanto, no lo necesita. Y a la siguiente comida hacemos lo mismo.
    Antes de sentarlo a la mesa hay q darle su leche (teta o bibe) y despues ofrecerle comida. Hay q tener en cuenta que, hasta el año, su alimento principal es la leche y el resto es alimentación complementaria, que, como su propio nombre indica, solo ha de complementar, no ser su comida principal. Nunca hay que sustituir tomas de leche por comida, es un error muy común.
    Y ya a partir del año estan prácticamente preparados para comer igual q sus padres. Seguir con triturados tras el año, tan solo por atiborrar, puede ser contraproducente.
    En consulta cada dia vienen padres desesperados pq sus hijos de año y medio, dos años o tres, no toleran nada mas que triturados, y es, en gran parte, por haber retrasado tanto los solidos. Ese problema, con el blw, no existe.

    07 octubre 2014 | 11:21

  23. Dice ser Gerafd

    Es que tampoco hay que retrasar el que empiecen a comer sólidos.
    Ya no recuerdo muy bien, pero creo que fue a partir de los seis meses cuando las comidas principales son los purés y no la leche, ya lo siento, a mi así me fue de maravilla, es que parece que cada vez se alarga más la edad de tomar solo leche, por sentido común sería hasta que aparecieran los dientes, que se suele dar a partir del sexto mes, pero esto como todo, depende de la corriente que toque.

    07 octubre 2014 | 11:41

  24. Dice ser Mireia

    Gandalf, no dudo q te fuera de maravilla pero no intentes rebatir estudios científicos con tu propia experiencia. El alimento principal debe ser la leche durante el primer año, aunque a partir de los 6 meses se puede ofrecer otros alimentos pero nunca para sustituir la leche, sino para complementarla. La intención de esta alimentación es que experimenten con nuevas texturas y sabores, y detectar posibles alergias pq te aseguro que la leche tiene mayor aporte calórico y nutritivo que cualquier puré.

    Ah! Y no hace falta esperar a que tengan fuera los dientes para darles sólidos. Aunque no lo creas, sus encías son suficientemente duras como para poder mascar muchos alimentos.

    Mi madre jamás me dio pecho y me metió los purés desde apenas 4 meses y sí, sigo viva pero no es lo ideal ni lo recomendable. Tb mi abuelo fumó mucho y vivió hasta los 94. Quiere eso decir que el tabaco es bueno para vivir muchos años??

    07 octubre 2014 | 14:59

  25. Dice ser Gerafd

    Revatir evidencias (la mayoría lo han hecho y lo hacen como refiero) frente a estudios (que les hay hasta de la humedad de las lombrices), me parece de muy poco sentido práctico y por ende, común.

    Cada uno, sus métodos, experiencias y pseudoestudios supercientíficos.

    08 octubre 2014 | 10:21

  26. Dice ser Gerafd

    Quise poner “Rebatir”

    08 octubre 2014 | 11:39

  27. Dice ser Bea

    La verdad es que esto me parece lo ideal, pero a mi me da terror la idea de que se pueda atragantar. Ayer le di plátano a mi niña de 7 meses para que lo chupara pero cortó un trocito con las encías y le dio tal fatiga que vomitó. Menudo susto me llevé, creía que se atragantaba. A nuestra generación nos han dado papillas toda la vida y no conozco a casi nadie que lleve una mala alimentacion o sea delicado para comer. Creo que seguiré con las papillas, aunque me encanta la idea de que puedan probar los alimentos y texturas por separado, además del desarrollo precoz de la motricidad fina que es espectacular.

    24 octubre 2014 | 14:10

Los comentarios están cerrados.