BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Vegetales transgénicos: el trabajo de la EFSA sobre su seguridad y utilidad

Maiz

La cuestión de los alimentos transgénicos (o modificados genéticamente) ya sean de origen vegetal o animal y ya sea el uso al cual se destinan (alimentación animal o humana) suele ser objeto de posiciones encontradas y enconadas: los muy partidarios y los muy contrarios a ellos. Algo que me recuerda una tira de Mafalda en la que esta reflexionaba ante una frase lapidaria (creo que atribuida al Ché) que rezaba “más vale morir de pie que vivir de rodillas” y ante la que la buena de Mafalda se preguntaba si sería posible subsistir sentados… es decir, una reflexión que apelaba a la calma, invitando a alejarse de las opiniones extremadamente polarizadas.

Con todo el ánimo de ayudar a comprender el cómo las autoridades sanitarias trabajan a la hora a de certificar sus posibles beneficios y perjuicios os traigo este esquemático vídeo en el que se pone de relieve el papel que desempeña la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria EFSA, organismo que al fin y a la postre se encarga en nuestro entorno de emitir dictámenes científicos de muchas, por no decir de todas, las cuestiones relacionadas con los alimentos, incluidas, como es el caso de hoy, el de los distintos productos vegetales modificados genéticamente.

Tal y como se pone de relieve al principio del mismo: un organismo modificado genéticamente es un organismo (ya sea vegetal o animal) cuyo material genético ha sido alterado de forma que dicha alteración un pueda ocurrir de forma natural. Que este organismo modificado genéticamente sea más o menos nutritivo que la planta original, más o menos seguro para su consumo (bien por parte de los animales o del ser humano) o modifique el entorno en mayor o menor cuantía, son las cuestiones que la EFSA trata de evaluar y, con ellas, terminar por emitir un dictamen científico basado en las pruebas.

Así, tal y como se dice en su parte final, la EFSA no está ni a favor ni en contra de los organismos modificados genéticamente, su trabajo consiste en evaluar todas las cuestiones mencionadas relativas al impacto de su seguridad en distintas circunstancias y emitir el citado informe para que las autoridades sanitarias y las administraciones en general terminen por tomar las decisiones que correspondan con respecto a su uso, así como establecer las políticas correspondientes.

Si te ha gustado este post quizá te interese consultar:

————————————-

Imagen: Stoonn vía freedigitalphotos.net

3 comentarios

  1. Dice ser Chus

    Tema controvertido este en el que en mi opinión hay mucho más de bulo y de terror a lo desconocido en la población en general que de verdadera reflexión sobre ello. A ver, la evolución en general se basa en las mutaciones, que al fin y a la postre no son si no modificaciones genéticas. Gracias a ellas estamos nosotros aquí y podemos echarnos las manos a la cabeza sobre los transgénicos. El ADN de una criatura, esté alterado en el laboratorio o no, no hace que esta sea mejor o peor para nuestra alimentación. Y al que tenga algún dato que contradiga esto le invito a aportarlo. Se lo ruego, de hecho.
    Otra cosa es que esas modificaciones genéticas alteren la química del organismo y se generen determinadas sustancias tóxicas, alergenas o similar. Pero de nuevo no es el ADN, sino esas sustancias que de todas formas pueden estar presentes en otros seres vivos que no han pasado por laboratorio. No todo lo natural es bueno (y hay mucha gente a la que eso no le entra en la cabeza), de la misma forma que no todo lo artifial es malo. Si un análisis detallado de determinado alimento y su posterior estudio lo dan como apto… ¿Qué importancia real tiene su genética?

    A mí lo que realmente me preocupa sobre los transgénicos es su posible impacto medioambiental. Un maiz transgénico especialmente resistente, por poner un ejemplo, puede acabar desplazando a otros maices locales y generando un impacto en el medio. No es posible controlar la polinización cruzada y con los años se puede acabar por provocar la extinción de determinadas especies e impactando de forma significativa en toda la cadena trófica de un ecosistema de la manera más tonta, exactamente de la misma manera que ocurre cuando se introduce una especie invasora.

    Interesante este tema, sin duda.

    Un saludo.

    25 septiembre 2014 | 09:41

  2. Dice ser Gabriel

    Hay un detalle que Juan ha nombrado varias veces al hablar de ADN de otras especies, cuando debería decir que también ocurre con ADN de “Otros reinos” , por ejemplo fresas con génes de peces del Atlántico Norte y eso ya no es lo mismo que esos cruces que venimos haciendo desde tiempos inmemoriales. Es una de las falacias mas usadas, los transgénicos son lo mismo que se ha hecho en la historia durante siglos.Pues no, es algo nuevo y diferente.
    Para mi , el simple hecho de que todo esto esté en manos de empresas privadas como Monsanto, ya es suficiente para desconfiar, ellos se moverán como todas las empresas en búsqueda de beneficios y no en la búsqueda del bien común.
    creo que deberíamos hacer los mismo que hacen muchos paises, aplicar la máxima de la precaución antes que la que se utiliza de que ” es que no se ha demostrado que sean malos”, otra falacia , para demostrar eso , harían falta estudios de años de duración, es 3 meses no se aprecian cambios tan sutiles.
    Los ecosistemas son muy complejos y los cambios introducidos no se dejan ver hasta pasado mucho tiempo.
    Por úLtimo ,lo mínimo decente que este gobierno debería hacer es etiquetar debidamente los productos transgénicos, para que el consumidor pudiese elegir, pero no aquí nos plegamos a las multinacionales y nos los comemos queramos o no.
    No esoty en contra “Per se” DE LOS TRANSGÉNICOS PERO EN LAS CONDICIONES QUE NOS LOS IMPONEN , TRANSGÉNICOS TURURÚUUU.

    25 septiembre 2014 | 09:55

  3. Dice ser Eva

    Dices en el texto (copio): “un organismo modificado genéticamente es un organismo (ya sea vegetal o animal) cuyo material genético ha sido alterado de forma que dicha alteración un pueda ocurrir de forma natural”. No queda claro si dices que dicha alteración puede o no puede suceder de manera natural. Como ya sabes, en el caso de algunos transgénicos esa modificación difícilmente puede tener lugar de manera natural, dado que se introducen genes de otros organismos con los que nunca se cruzaría naturalmente.
    Estaría bien que aclararas eso, porque la gente se confunde fácilmente y de ahí vienen a veces las opiniones tan polarizadas. Yo también me inclino por las posiciones intermedias y no por las posturas radicales, pero desde luego tengas la que tengas debe partir del conocimiento y la información, no de bulos o creencias. Eso sí, es cierto que cuando hay tantos intereses económicos en juego es difícil discernir qué es información veraz, y ante la duda uno siempre prefiere abstenerse. Mi mayor desacuerdo con los transgénicos no viene de si son sanos o no, sino del mercado que los controla.

    25 septiembre 2014 | 10:59

Los comentarios están cerrados.