BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

OPSON: operaciones policiales internacionales tras el fraude alimentario

PolicíaNuestra sensibilidad aumenta a cada momento en todos aquellos temas que implican tanto una violación de la seguridad alimentaria con respecto a los estándares asumidos, como al fraude también alimentario. Aunque son diferentes, infracciones en la seguridad de los alimentos y el fraude, en no pocas ocasiones, el fraude también se acompaña de un menoscabo en la seguridad alimentaria y con él un mayor riesgo para la salud. En los últimos tiempos hemos sido tristes testigos de no pocos ejemplos en los que esa seguridad se ha vulnerado y con ella se ha puesto en jaque en cierta medida la salud del consumidor.

Pero el fraude alimentario, como tal, es otra cosa. Se trataría de la falsificación del alimento un gato por liebre a la vieja usanza o, más en nuestro tiempo, darte un aceite de calidad inferior etiquetado como de calidad superior y así con cualquier producto: jamones, caviar, chocolate, vinos… sea el que sea. Lo conocemos con los top manta en forma de relojes, bolsos, cinturones, etcétera que lucen a la vista una marca y una calidad que en realidad son, por lo general, una castaña.

Pues no sé si lo sabes pero hay mucho de este fraude. Hasta el punto que desde hace cuatro años Europol e Interpol dedican un programa específico en varios países europeos para atajar este delictivo negocio que al parecer va en alza y que genera jugosos beneficios. Se llaman Operaciones OPSON y se trata de una iniciativa conjunta entre Europol e Interpol para desarticular redes de fabricación, distribución y venta tanto de alimentos y bebidas falsos como de aquellos de baja calidad. La primera operación OPSON tuvo lugar en 2011 y en ella participaron 10 países. La implicación internacional va en aumento y en la OPSON III (2013) participaron 31 países (18 Estados miembros de EU). Así, durante un mes, se notificaron 8.660 inspecciones, 1.813 casos y 103 sospechosos. En total se incautaron o retiraron del mercado, 5.661 toneladas de alimento, 681.000 mil litros de bebidas y cerca de 255.000 artículos. Imagina… si esto es lo que se pilla, qué es lo que habrá. Me gustaría saber si los responsables policiales tienen alguna estimación al respecto de a qué porcentaje de las mercancías ilegales alcanzan sus incautaciones.

En lo que respecta a España en concreto, la implicación de la Guardia Civil desde el inicio, 2011, ha sido destacada. Así en la OPSON III, la del año pasado la Guardia Civil sancionó 1.663 infracciones administrativas, se detuvo a 25 personas y se incautaron 500 toneladas de alimentos y 400.000 mil litros de bebidas; y la planificación de la OPSON IV, la de este año, se ha realizado en España.

Para finalizar me gustaría trasladar a nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del estado un par de comentarios. El primero referente a la escasa divulgación de los nombres, marcas y puntos de distribución donde se cometen estas fechorías; opino que con independencia de que el atropello se cometa con un determinado producto o marca, los consumidores deberíamos estar más al corriente de los resultados de estas operaciones para sancionar con nuestras acciones (de no compra) aquellos establecimientos que incurren en falta. Y la segunda; he comprobado que a lo largo de las tres operaciones OPSON llevadas a cabo hasta la fecha, el trabajo de campo se realiza en el último mes del año respectivo… ¿no sirve este modus operandi, el suyo el de los buenos, para dar pistas a los malos de cuándo han de cuidarse más?

————————————-

Imágenes: cooldesign vía freedigitalphotos.net

6 comentarios

  1. Un problema con difícil solución. Partiendo de que son las grandes compañías de la industria alimentaria las que primero se valen del fraude en el etiquetado para vender más qué podemos esperar de las demás?.

    Y recuerda que si buscas Tiendas Online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    13 agosto 2014 | 09:50

  2. Dice ser rg

    Pues desde luego que deberían de poner marcas y establecimientos, no es que deberían, es que es su obligación y más cuando se pide y ha quedado demostrado que SIEMPRE la colaboración ciudadana es clave en la resolución de muchos asusntos delictivos.

    Hace ya años la marca de jamones y embutidos Joselito tenía fama en su zona y proximidades, CyL, Madrid pero en Cataluña era una marca ya conocida y tomada como de gran calidad, pues bien, esta ha sido objeto de falsificaciones bastantes veces, no sé si ahora tantas pero antes…las longanizas eran más falsas que un billete de 6 euros. (Hoy día Joselito es mucho más conocida y ha crecido mucho, sobre su calidad actual me reservo la opinión).

    Y fue la gente la que lo descubrió, en este caso un super familiar cerca de la calle Cartagena en Madrid se hinchaba a vender pero un colega me dijo que a él la longaniza no le parecía para tanto, fuimos para allá y nos compramos una, literal que le pegamos unos mordiscos y aquello era malo, no horrible pero del montón, y de ibérica lo que yo de cura.

    Lo denunciamos y no sabemos que pasaría pero no la volvimos a ver en el escaparate. Sobre todo son pequeños y medianos falsificadores en zonas concretas, difíciles de pillar si no se informa a la gente que se ande al loro.

    Saludos.

    13 agosto 2014 | 15:01

  3. Dice ser rg

    Que se me olvidaba decir que mucha gente acude a consumo pero cuando hay sospechas no pasa nada por decir a la poli o la G.C. que a uno le parece que aquello no es lo que dicen.

    Otra bien recuiente y le pillaron fue en un pueblo de Zamora u tipo que decía que tenía los mejores melones y sandías de Valencia y bla, bla,….el caso es que tenían la pegatina de Vicentín, que es una conocida, buena y cara marca….otro timo, eran otros melones con la pegatina puesta mal falsificada. Este me lo contó un vecino de alli. La G.C. le confiscó todo e imagino que le meterían un puro.

    Así que al loro.

    13 agosto 2014 | 15:06

  4. Dice ser uno que opina

    dinero dinero y dinero les importa un pepino la salud de nadie solo es la excusa perfecta para multar , si de verdad les importara la salud de los ciudadanos empezarian por otras cosas

    13 agosto 2014 | 15:43

  5. Dice ser elrepublicano

    Para uno que opina, desgraciadamente cuanta razón tienes.
    Si es un bolso me la pela, si es alimentación no. Ya no es el hecho de pagar el precio de gato por liebre, si no el hecho de que juegan con nuestra salud como les da la gana.

    13 agosto 2014 | 19:25

  6. Dice ser konver | toner

    En l alimentación deberiamos estar informados de que productos se trata.
    toner
    http://www.konver.com

    14 agosto 2014 | 07:38

Los comentarios están cerrados.