BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Consulta con tu médico si decides NO hacer ejercicio

SemáforoComo bien sabes el consejo más frecuente suele ser el contrario, el de que informes a tu médico de tu posible interés por hacer ejercicio y que este te aconseje la intensidad, las precauciones que debes tomar y los posibles riesgos a los que te enfrentas de no seguir ciertas normas. Esta bien, es lógico, pero ¿te has parado alguna vez a pensar de los riesgos que se asumen al no hacer ejercicio o, dicho de otra forma, de los beneficios de seguir un patrón de vida activo?

Con frecuencia perdemos el foco en las cuestiones que atañen a la salud y nos centramos demasiado en el qué comer y qué no, y perdemos la perspectiva de la magnitud de toda la situación centrándonos en detalles, que no diré no tienen importancia, pero que en definitiva no dejan de asemejarse a esos árboles que nos impiden ver el bosque. Y mientras estamos perdidos en ese bosque nos resistimos a emplear una de las más baratas, eficaces, beneficiosas y placenteras herramientas para mejorar la salud como es la del ejercicio físico adecuado.

Está más que contrastado que nuestra fisiología es tanto más eficiente cuando se mantiene un nivel adecuado de actividad física. Además, creo que está bastante claro que ése nivel de adecuación está muy lejos de ser alcanzada en nuestro medio. Según este monográfico publicado en The Lancet con motivo de las anteriores olimpiadas celebradas en Londres, casi la tercera parte de los adultos no alcanzaría el mínimo de actividad física recomendado en la mayor parte de guías de salud: al menos 150 minutos de actividad física a la semana. En el caso de los adolescentes la situación es aun más preocupante, cuatro de cada cinco no siguen las más mínimas recomendaciones (para ellos, 60 minutos al día de actividad física)… y claro, así no hay forma.

La mayor parte, por no decir todas, de las instituciones sanitarias públicas o privadas ponen en algún momento el acento en los beneficios de mantener al menos un mínimo nivel de actividad en nuestra vida. Lo que ocurre es que muchas veces y en contra de lo que debiera ser este consejo, el de “por su salud manténgase físicamente activo”, se pierde en un maremágnum de consejos mucho más inmediatos y cotidianos en especial, en lo referente al comer. Así pues, considero que el fomento de una mayor actividad física debiera priorizarse por delante de muchos otros teniendo la certeza de que, afortunadamente, si uno se mantiene activo suele terminar por comer mejor (y viceversa); tal y como expresé en esta entrada: La contagiosidad de los buenos hábitos de vida

Ten presente que la inactividad física está asociada a un incremento de la mortalidad, la morbilidad y a una peor calidad de vida. Por lo tanto si decides NO hacer actividad física y habida cuenta de la situación de riesgo en la que te deja esta decisión, creo que lo mejor sería que se lo contaras a tu médico. A ver qué te dice.

Si por el contrario has decido “hacer algo” y ponerte pies a la obra, pero no sabes cómo, seguro que un buen profesional de las ciencias de la actividad física y el deporte te puede echar una mano para asesorarte en tus circunstancias (posibilidades, gustos, tiempo…)

Si te ha gustado esta entrada quizá te resulte interesante consultar:

————————————

Imagen:  artur84 vía freedigitalphotos

10 comentarios

  1. El contenido de la entrada de hoy parece obvio, aunque todavía haya mucha gente que confunda hacer ejercicio con hacer deporte. En cuanto a lo de que cuando se hace ejercicio se tiende a comer mejor tengo mis dudas ya que muchos de aquellos que van al “gym” pensando que hacen deporte, sobre todo en el caso de los hombres, luego se suelen dar a una dieta rica en hidratos de carbono y proteínas para “hacer” músculo.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    19 junio 2014 | 10:01

  2. Dice ser laura

    Estoy de acuerdo en que la gente confunde actividad física con deporte. Y está claro que el sedentarismo es muy perjudicial, así que hay que meter actividad del modo que sea, de forma progresiva y adecuada a cada persona.
    Respecto al contagio de hábitos saludables y que un aumento de actividad física ayuda a comer mejor, lo he probado en mis propias carnes. Una de las razones para comer inadecuadamente es el picoteo, muchas veces propiciado por la inactividad, el aburrimiento y la oportunidad. Si en vez de tumbado en el sofá de tu casa, con el frigo bien cerquita, estás dando un paseo por un parque: a) al estar entretenido haciendo algo ni te acuerdas de picotear, b) tampoco tienes el frigo al lado, c) la actividad hace que el metabolismo cambie, incluyendo eso una mejora del ánimo, por lo que no se recurre al típico “como para sentirme mejor”. Y creo que hay una d) que es que una vez arrancada la moto del cambio, es más fácil introducir mejoras en los hábitos.

    19 junio 2014 | 10:18

  3. Dice ser mina

    Personalmente camino todos los días unos cuatro kilómetros y una hora a la semana hago ciclo-indoor en gimnasio, esto último porque después de dejar de fumar (ya van dos años), he cogido cinco miserables kilos (que aún cenando cogollos de lechuga y medio sandwich integral de pavo tooodos los días), no consigo bajar y lo que es peor, a mi hacer “ejercicio” me da más hambre, todo un dilema.

    19 junio 2014 | 10:32

  4. Dice ser Sonia

    Pues yo creo que todo es cuestión de genética porque os aseguro que yo como de todo y no he pisado un gimnasio en mi vida, no me gusta hacer ejercicio y, como podeis comprobar, no me conservo nada mal: http://goo.gl/u8IhMZ

    19 junio 2014 | 11:32

  5. Dice ser Yopes

    Para mina

    Deberías darte una vuelta por los blogs “Fitness revolucionario” y “Me gusta estar bien”: se dedican a divulgar el modo de vida “paleo”, que yo sigo y me ha permitido perder esos 5 kg de más que desde la adolescencia llevaba arrastrando y que por más dietas que hiciera nunca conseguía eliminar. Consiste en limitar el consumo de carbohidratos en pos de más grasa (saludable, claro está). También se elimina la fruta, puesto que son “golosinas” naturales, nada beneficiosas para el metabolismo. Toda la información está basada en estudios científicos, es decir, no hay dogmas ni es una filosofía “especial”.

    Lo mejor de seguir ese modo de vida es que no necesitas ser deportista para perder los kilos de grasa que te sobran, basta con alimentarte bien y ser físicamente activo (como tú misma eres, según has explicado).

    Por cierto, yo hago mínimo una hora de bicicleta al día.

    Saludos.

    19 junio 2014 | 12:17

  6. Dice ser Yopes

    Y añado: no se pasa hambre, porque, afortunadamente, en esa dieta comes alimentos muy saciantes, y puedes pasarte horas sin querer comer.

    19 junio 2014 | 12:21

  7. Dice ser mina

    Gracias Yopes, me lo aplico.

    19 junio 2014 | 13:27

  8. Dice ser Antonio Larrosa

    Lo que más engorda son los vegetales, solo hay que fijarse en las bacas , los hipopótamos y los elefantes entre otros.

    Clica sobre mi nombre

    19 junio 2014 | 21:11

  9. Dice ser Antonio Larrosa

    Quise decir vacas.

    Clica sobre mi nombre

    19 junio 2014 | 21:13

  10. Dice ser Belén

    Y no te has parado a pensar que a lo mejor no nos interesa vivir más una vida como esta?

    20 junio 2014 | 10:47

Los comentarios están cerrados.