BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Bebés, proteínas, leches y obesidad

bEBÉ BIBERÓN

Hace unos pocos días fuimos testigos de una noticia que se hacía eco de un estudio científico que afirmaba que los bebés que toman fórmulas lácteas (lactancia artificial) con menos proteínas estaban expuestos a un menor riesgo de padecer obesidad (medido a partir del índice de masa corporal o IMC) en la edad pediátrica.

En este estudio, cuyo resumen puedes consultar en este enlace, tras haber realizado un seguimiento a más de 1600 niños concluye de forma categórica que:

La leche artificial para lactantes con un menor contenido de proteínas reduce el IMC y el riesgo de obesidad en la edad escolar. Evitar aquellos alimentos infantiles que aportan una cantidad excesiva de proteínas podría favorecer una reducción de la obesidad infantil.

Muy interesante, sin lugar a dudas. No obstante hay algunas cuestiones que apenas se han reflejado en este estudio y que me han llamado poderosamente la atención. La principal, el poner el acento en el efecto de la composición de las leches de fórmula y mencionar muy de refilón los resultados observados en los niños alimentados a partir de lactancia materna. Me explico.

Resulta que con los cerca de 1600 niños en observación se hicieron tres grupos. Empezaron distinguiendo los bebés en dos grupos: los que recibieron lactancia artificial y los que recibieron lactancia materna, al que se denominó “grupo de referencia observacional”. A su vez, el primer grupo, algo más del millar, fue divido en dos: los que recibieron fórmulas artificiales “alta en proteínas” y los que la recibieron “baja en proteínas”.

Pues bien, independientemente de que puedan existir otras variables que afecten al peso de los niños, algo evidente, resulta que la prevalencia de obesidad en los niños de seis años fue claramente diferente entre los que habían recibido fórmula “alta en proteínas” (prevalencia = 10%) frente a los que la habían recibido “baja en proteínas” (prevalencia obesidad = 4,4%). Muy interesante.

Pero a mi juicio lo es mucho más, el saber que entre el grupo de niños de seis años que habían recibido lactancia materna esa prevalencia fue del 2,9%

 bebés, lactancia y obesidad

Es decir, tal y como se apunta en el estudio en cuestión (y nunca en la versión que ha llegado a los medios de comunicación) el grupo de lactancia materna fue observado como “grupo control” o como un tácito (no declarado) grupo en el que las circunstancias son las de referencia. Así pues, casi toda la fuerza del estudio se centra en recomendar leches artificiales y productos que no contengan un exceso de proteínas en el periodo de lactancia, haciendo una escasa (totalmente anecdótica) mención a los beneficios de la lactancia materna, cuando fue esta la opción que mejores resultados obtuvo.

A modo de (no sé si) curiosidad, creo que merece la pena mencionar que todos los bebés alimentados con lactancia artificial en este estudio lo fueron a partir de una única marca comercial, Bledina (de Danone) que se suministró sin coste a los participantes en el estudio. Aunque en el estudio, todo hay que decirlo se mencione que la compañía en cuestión no desempeñó un papel decisivo en la realización y análisis del trabajo.

En la actualidad los límites de contenido proteico en las leches de fórmula es relativamente variable. Según la normativa el contenido de proteínas de una fórmula infantil puede oscilar en una horquilla bastante amplia entre 1,8 y 3,5 gramos por cada 100 kcal aportadas. Sin embargo, es preciso mencionar que el contenido proteico de las fórmulas lácteas para lactantes ha sido recalculado “a la baja” ya que hasta 2006 los límites inferior y superior de contenido proteico estaban fijados respectivamente en 2,25g y 4,5g por cada 100 kcal aportadas. Es decir, como siempre, una reformulación conducente a asemejar en lo posible la composición de las leches artificiales a la materna que tiene un contenido netamente inferior de proteínas (1,3g de proteínas por cada 100 kcal de leche materna madura) al límite inferior legalmente vigente en la actualidad para las fórmulas artificiales (1,8g/100kcal).

En resumen, no ya solo por aquello de la prevención del riesgo de obesidad, sino por infinitos motivos más, la mejor opción al abordar la lactancia de un bebé es la lactancia materna. Y si por la causa que sea se termina recurriendo a la lactancia artificial, las fórmulas con un menos contenido proteico parecen ser más ventajosas. Al menos desde el punto de vista de la prevención del riesgo de obesidad y siempre y cuando se observen otros factores.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interés consultar:

¿Cuánto beneficioso resulta el haber recibido lactancia materna?

Lactancia materna, mucho más que el mejor alimento (I)

Lactancia materna, mucho más que el mejor alimento (II)

Con un par: dimite más del 60% del Comité de Lactancia Materna a raíz de una campaña publicitaria

10 Claves reales para fomentar la lactancia materna en el ámbito hospitalario

El dilema del destete

——————————————-

Imagen:  Sura Nualpradid vía freedigitalphotos.net

20 comentarios

  1. Dice ser maria

    otro truco mas para que la gente se ponga a comprar leches artificiales, es un negocio…

    18 junio 2014 | 09:56

  2. Dice ser ROSAMI

    otro truco más para que las madres se queden en casa amamantando niños hasta los ocho años, interés creado…
    La lactancia del tipo que sea no predispone a la obesidad, los hábitos y la genética (variables realmente imortantes que no se contemplan)sí, menos sandeces por favor.

    18 junio 2014 | 10:28

  3. Dice ser JAJA

    Vaya Rosami, menos mal que te tenemos a ti, seguramente fuente cientifica mas que fiable… Y con la verdad absoluta, nada menos!

    Encuentra un solo estudio cientifico (uno solo!) que demuestre que la lactancia artificial es mejor que la materna.

    Que cada una haga lo que le de la gana, pero no nos hagais comulgar con ruedas de molino.

    18 junio 2014 | 11:38

  4. Dice ser Chus

    Efectivamente ROSAMI, leyendo el post entero, de arriba abajo y de izquierda a derecha, eso es exactamente lo que es, un mero truco para que las mujeres se queden en casa amamantando a sus hijos hasta ¡¡los 8 años!! Gran parte de la sociedad está interesada EXACTAMENTE en eso. Y los 4000 millones de años de evolución que nos han traído hasta aquí, también, EXACTAMENTE para eso. [modo irónico: off] Madre mía, pánico me da…

    Muy interesante el post de hoy, Juan. Una vez más queda a la vista la torcitera forma de manipular la información con el único interés de vender por encima, prácticamente siempre, de lo realmente saludable.

    Un saludo.

    18 junio 2014 | 11:43

  5. Dice ser rg

    @ROSAMI

    Una sandez como la tuya es propia de la CEOE; o no te has enterado o no te enteras del artículo, tu criterio es para que hagas exámenes otra vez si es que tienes titulación alguna, no es cuestión de reciclaje, es cuestión de criterio, que más erróneo y pretencioso, en este caso, no podía ser.

    El unico hábito que existe en los bebés lactantes es precísamente el de alimentarse, por eso contemplar el hábito como un factor satélite a una acción única que NO está condicionada por ningún hábito es una soberana tontería.

    Y las consideraciones genéticas son, en estos casos, como la física teórica, el cajón de sastre personal para las suposiciones por contraposición a un estudio de estas características. A lo mejor tú tienes criterios tangibles para reconsiderar el estudio, adelante pues, pero tangibles, eh??

    18 junio 2014 | 11:45

  6. Dice ser Paula

    En este país siempre se ha tenido la costumbre de cebar a los bebés porque un bebé gordito era señal de buena salud. Yo discrepo totalmente. Un bebé gordito puede derivar en un niño gordito y en un adolescente acomplejado http://goo.gl/4L2Lrh

    18 junio 2014 | 11:56

  7. Dice ser Sonia77

    Me quedo perpleja cuando hay personas qu comentan que este artículo pretende qie nos quedemos dando teta a nuestros hijos. Y la sociedad capitalista que pretende que ahora se necesiten dos sueldos para que lleguemos a fin de mes, q los bancos se lucren con el pago del sueldo de la mujer para pagar la hipoteca y el del hombre para poder vivir. Pues si yo prefiero estar con mi bebe, porque no me he sentido mas mujer y con más orgullo q cuando he estado con mi bebe. Y nadie se pregunta porque la leche de farmacia quieren las propiedades de la leche materna, pues porque es mejor. Biológicamente la leche q necesita el bebe es la materna, lo la de vaca que es para el ternero. Los procesos por lo que pasan las leche de fórmula son varios para poder hacerla apta para el bebe

    18 junio 2014 | 12:06

  8. Dice ser ROSAMI

    Lo que es una soberana tontería, es afirmar que un adulto es o va a ser obeso (no se sabe cuándo) en función del tipo de leche recibida los ¿dos primeros años de vida? ¡Vamos hombre!, por esa regla de tres, también podrán saber si va a tener o no reuma.
    Hábitos (como variable ¿satélite?)durante su desarrollo hasta la edad adulta ( a ver si leemos)

    18 junio 2014 | 13:48

  9. Dice ser Almudena

    Más allá de la polémica de la leche materna, no estoy de acuerdo con la conclusión a la que llegan los autores del estudio: “La leche artificial para lactantes con un menor contenido de proteínas reduce el IMC y el riesgo de obesidad en la edad escolar”. Probablemente, pero el estudio no lo demuestra. Demuestra que hay una correlación entre leche para lactantes con menor contenido de proteinas y menor prevalencia de obesidad a los dos años. Muy significativa, si. Pero no se puede afirmar categoricamente, porque sólo tenemos el dato de la lactancia, no sabemos los hábitos alimenticion posteriores ni muchas otras variables que como bien dice Revenga no se han tenido en cuenta.
    Yo tengo mis dudas en cuanto a que la lactancia materna prevenga la obesidad, posiblemente si, pero no creo que a la larga sea el factor más importante. Lo que si suele ser habitual es que la lactancia prolongada vaya unida a unos hábitos alimenticios posteriores más saludables.

    18 junio 2014 | 13:52

  10. Dice ser Almudena

    Perdon queria decir “menor prevalencia de obesidad a los seis años”

    18 junio 2014 | 13:53

  11. Dice ser JAJA

    Pero Rosami, que adultos? Hablan de edad escolar. La leche, unico alimento durante meses y alimento principal durante mucho tiempo, de los primeros anios del bebe, y no tan bebé, no crees que si influye en la edad escolar?

    Aparte, tienes demasiados humos. Soberana tonteria? Y que capacidades cientificas posees para hacer esa afirmacion tan categorica? A lo mejor estamos hablando con la guru de la nutricion que aun no lo sabemos…

    18 junio 2014 | 13:56

  12. Dice ser Aura

    @ROSAMI

    ¿Has leído bien el artículo o debo suponer en base a tu conclusión que lo has entendido al revés?
    Dices… “otro truco más para que las madres se queden en casa amamantando niños hasta los ocho años, interés creado…”
    ¿Interés creado? ¿En qué? ¿En generar obesos? Yo creía que la obesidad no era un fin a conseguir y precisamente lo que se defiende en la noticia es el supuesto incidir de la leches artificiales para combatir la obesidad en los lactantes. Así que, por qué se iba a querer que las mujeres se quedaran en casa amamantando a sus hijos ocho años… no lo entiendo.
    La obesidad aparte del problema que supone a quienes la padecen, trae de la mano otras dolencias que ocasionan un gran gasto para la sanidad. El bajo índice de natalidad, es una importante preocupación para los países que sufren esa escasez de nacimientos, porque a medio plazo va a acarrear un grave problema, entonces ¿qué sentido tiene querer añadir complicaciones prescindiendo de la productividad que generan las mujeres que sí se animan a tener hijos?
    Tal como yo he entendido la noticia, intuyo que hay ciertamente intereses creados, pero en mi opinión apuntan en dirección contraria a la que creo percibir en tu comentario.
    En cuanto a la conclusión a la que se llega en el estudio, comparto la visión de Almudena en lo que se refiere a la EDAD ESCOLAR, porque no deja de ser una hipótesis que al contrario de la edad lactante, que como muy bien dice “rg” es una franja temporal libre de otros factores satélites, en ese caso si puede y de hecho está influenciada por otros factores.
    Saludos.

    18 junio 2014 | 17:13

  13. Dice ser ROSAMI

    ¡Ay Señor!, estoy afirmando simplemente lo que viene a decir Almudena, que es imposible determinar por el tipo de lactancia de un niño (me da igual si materna, artificial o de coco) si va a ser obeso (tanto en la infancia ¿hasta qué años?, como en la madurez), porque hay variables no controladas determinantes para esta condición, como los hábitos y la genética.
    ¿Tan difícil es de entender o es que es cuestión de Fe?, no creo que haga falta ser titulado para entenderlo.
    Es como si digo que la caries en tercero de primaria, viene determinada por chuparse el dedo más que por el uso de chupeta (no me retracto, una simple sandez).

    18 junio 2014 | 20:20

  14. Dice ser Aura

    ¡Ay Señor! Así que resulta que los que tenemos dificultad con la compresión lectora somos los ignorantes descreídos que no te hemos entendido. Pues disculpe usted señora o señorita, por no estar a la altura de una mente tan lúcida… con lo fácil que ha sido entender a Almudena.
    Eso sí como todo en la vida, cuando se tira de sarcasmo, hay que saber hacerlo porque un sarcasmo incomprendido, pierde toda la gracia.
    ¡Ah! Salvo que yo no me haya enterado a los ocho años son pocos los niños que siguen agarrados a la teta, así que el apunte que te hace “rg” sobres lo hábitos de los lactantes, no lo eches en saco roto, otra vez porque ese sí que no es una sandez.

    18 junio 2014 | 21:01

  15. Dice ser ROSAMI

    ¡Que delicadeza se respira!, vosotros mismos, no es sarcasmo decir verdades como puños.
    Exactamente qué defendéis: la leche menos proteica, la materna, la no obesidad o el maravilloso y contundente estudio de predisposiciones?
    Es ridículo hacer esa afirmación se mire por donde se mire, el que quiera entenderlo bien y el que no que siga en su dogma de leches, me conformo igual (nótese el sarcasmo).

    19 junio 2014 | 10:28

  16. Dice ser Aura

    Para decir verdades como puños es conveniente dejar el sarcasmo a un lado y más si no se te da bien y hacer uso de la contundencia que aplicas en algunas partes de tus comentarios, en las que de verdad se refieren a lo que te merece la noticia, porque lo único que queda claro en tu post es que de arrogancia vas sobrada.
    Por cierto, no creo que nadie haya dado credibilidad a la noticia, empezando por Juan, pero si nos apetece comentarla, sería de agradecer que lo pudiéramos hacer sin que nadie siente cátedra sobre las sandeces, ya que lo mejor que se puede hacer sobre las sandeces es ignorarla, o lo que es lo mismo pasar de largo.
    Que tengas un buen día.

    19 junio 2014 | 11:52

  17. Dice ser ROSAMI

    Perdona, primero yo no he insultado ni menospreciado a nadie, he comentado y dado mi opinión como cualquier otra persona, precisamente sobre la credibilidad de la noticia y la estupidez de este tipo de estudios.
    Si te parezco poco correcta, es tu problema, yo expreso mi opinión de manera clara y directa porque quien realiza estos “estudios” ha gastado un tiempo y un dinero que pueden emplearse en estudios reales y necesarios para la sociedad en muchos niveles y eso me parece deleznable y así lo digo.
    Por tanto agradecería que no te erigieras en juez y parte sobre la forma de comentar y te limites a dar tu opinión sobre la materia y no sobre mis formas. Gracias, lo mismo te deseo.

    19 junio 2014 | 12:07

  18. Dice ser Aura

    Siempre me quedo perpleja ante la facilidad que tienen algunas personas en afear conductas propias a los demás.
    Aquí la que has sentenciado y de paso cuestionado el por qué no soy capaz de entender lo ininteligible, has sido tú, Rosmari, no yo. Así qué eso de que has dejado clara tu opinión… permíteme que lo dude, solo hay que dar un repaso a los comentarios, los tuyos y los de los demás y se comprueba qué tan claro hablas.
    En lo de emplear el tiempo y dinero en otros estudios más útiles estoy de acuerdo, la credibilidad que le he dado a la noticia es muestra de ello.
    Y respecto a lo de no comentar tu forma de comentar, empieza tú por no darme motivos y no tenga dudas de que seguiré… tu estela.
    Gracias por desearme lo mismo. Es un comienzo. 😉

    19 junio 2014 | 14:34

  19. Dice ser María

    3. A riesgo de que me insulten también digo que si los hombres tuviesen que parir, y en según que condiciones sobretodo, tendríamos minipoblación y si tuviesen que hacer el esfuerzo que supone dar de mamar en muchos casos, vamos! es de no haberlos ni siquiera habría amas de cría.

    4. Mi pareja, gracias a dios y la terapia de igualdad de género, me ayuda en todo lo del bebé, no me hace ni me hizo nunca responsable de lo que comiese o dejase de hacer o hiciese en el embarazo ni la lactancia mixta que he hecho me lo echará en cara si mi hija no llegase a ser modelo el día de mañana o sea celíaca o tenga cáncer porque vaya usted a saber si le doy colacao o verduras transgénicas en vez de habas plantadas en mi huerto ecologico con el agua del pozo que yo misma cave que recoga el agua de lluvia (no ácida espero) para desayunar.
    3. A riesgo de que me insulten también digo que si los hombres tuviesen que parir, y en según que condiciones sobretodo, tendríamos minipoblación y si tuviesen que hacer el esfuerzo que supone dar de mamar en muchos casos, vamos! es de no haberlos ni siquiera habría amas de cría.

    4. Mi pareja, gracias a dios y la terapia de igualdad de género, me ayuda en todo lo del bebé, no me hace ni me hizo nunca responsable de lo que comiese o dejase de hacer o hiciese en el embarazo ni la lactancia mixta que he hecho me lo echará en cara si mi hija no llegase a ser modelo el día de mañana o sea celíaca o tenga cáncer porque vaya usted a saber si le doy colacao o verduras transgénicas en vez de habas plantadas en mi huerto ecologico con el agua del pozo que yo misma cave que recoga el agua de lluvia (no ácida espero) para desayunar.

    5. Jo y tengo que admitir que la energía se transforma , me ha quedado el post sarcástico con tanta m.. que he respirado en este blog y los comentarios.

    6. Salud.

    26 junio 2014 | 13:41

  20. Dice ser María

    1. Más relajación.
    2. Si os da tanta pena niños del tercer mundo no amamantandos están los bancos de leche para donar o los bancos de alimentos o dinero y callamos. Si os dan rabia o pena bebés del primer mundo con recursos sin tomar leche materna, eso se dice coaccionar la libertad del individuo, o en otras palabras entrometerse en la vida ajena. Das leche? sí? dársela a vuestro bebé o donarla o venderla como pasaba no hace mucho tiempo aquí en España, p ejemplo. Ahhhh que no dais leche? Ajo…. Que pasa que ahora vamos para atrás de nuevo junto a la ley antiaborto habrá otra antibiberón?
    Aquí todo el mundo a parir y a amamantar!!! Anda ya!!

    26 junio 2014 | 13:53

Los comentarios están cerrados.