BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Te has preguntado alguna vez sobre el pasado de lo que comes?

Por lo general nos preocupamos, y mucho, con el qué pasará en el futuro con la comida que ponemos delante en nuestro plato… ¿me hará engordar, adelgazar, servirá para que genere más músculo, ayudará a mejorar mi salud cardiovascular…? Y así un larguísimo por no decir infinito etcétera. Vivimos obsesionados por estas cuestiones.

Sin embargo, qué pocas veces nos hacemos preguntas al respecto del pasado de esa comida, no cuestionamos cómo ha sido producida, qué recursos se han consumido para que, por ejemplo, ese filete de carne acabe como digo encima de nuestro plato y delante de nosotros. No nos interesa quiénes trabajaron y en qué condiciones para ello, ni si el organismo original, en especial los animales, estuvieron sometidos a unas determinadas circunstancias o a otras.

Pues bien, el video que hoy te traigo habla de eso. En principio se trata de una, se supone, publicitaria, que cuenta en una charla los trucos del márquetin alimentario; cómo algunas (no pocas) de las empresas de la industria alimentaria nos pretenden hacer comulgar con ruedas de molino y, además, mantenernos tan contentos. Sus trucos, sus pequeñas añagazas… incluso sus engaños (legales sí, pero engaños). Pero…

Pero, en realidad el grueso del discurso de esta entusiasta mujer no va por ahí y ya que me ha resultado francamente interesante a la hora de agitar conciencias hoy lo comparto con vosotros en forma de post.

Ya te adelanto que tras su exposición esta chica no obtuvo aplauso alguno, supongo que se debió más a lo atónita que dejó a la concurrencia que por que no se lo mereciera. En mi opinión se merece más que un aplauso una ovación. Tú mismo.

En resumen, más allá del “animal” que somos que se procura sustento, como seres humanos nos preocupamos por la proyección que nuestras decisiones alimentarias tendrán en el futuro… pero ahí no debería quedar la cosa. Ampliando más las cualidades que nos adornan como seres racionales creo que deberíamos tomar en consideración los condicionantes previos a nuestras elecciones y no solo sus consecuencias.

Nota: Quiero agradecer a tres compañeros tuitteros su aportación para realizar esta entrada: Oscar Picazo (@OscarPicazo), Alberto Hernández ( y Mireia Gimeno (@mireiagimeno)

——————————————–

55 comentarios

  1. Dice ser Aura

    Bien Rosma, mejor ser directa, que argumentar con suposiciones o imposibles, porque suenan a excusas… aunque no pretendas excusarte.
    No, no estoy segura, es más, me consta que se cometen muchas irregularidades. No hace mucho pudimos ver como los empleados de la recogida de basuras en el ayuntamiento de Sevilla, vertían los contenedores de plástico en el mismo camión que la basura orgánica, una conducta merecedora de un buen revulsivo para el que lo hace y el que lo permite. Sin embargo que los demás sean unos sinvergüenzas y además irresponsables, no da carta blanca para que lo sea yo, ahora hay otras maneras de descubrir y difundir malas praxis y exigir compromisos, respuestas y compensaciones a aquellos que cometen ese tipo de irregularidades, que no pasan por sumarse a los que ni hacen, ni dicen nada.
    Yo he apadrinado y apadrino a niños desde hace bastante tiempo y en una ocasión ante una noticia que ponía en entredicho la honradez de una ONG, hubo quien me preguntó amparándose en esa noticia, si no creía que estaba regalando el dinero, y a mí esa reacción me pareció tan vil y mezquina que me abstuve de contestar porque no quería acabar discutiendo con quien en su vida se había planteado involucrarse en nada, pero sí aprovechaba la ocasión para justificar su falta de implicación. Insisto, la conducta de los demás no debe ser la que guíe nuestros pasos, y peor aún hacer creer que el camino que seguimos es el que es, por los “pecados” que otros comenten.
    Por cierto, eso precisamente hacen los animalistas/veganos. Lo vimos en el enlace que dejó “rg” hace unos días, y yo personalmente lo pude comprobar de boca de un animalista español, cabeza visible del partido animalista de España, hace muy poco en una conversación que mantuvo conmigo. Él y otros, en la tesitura tan complicada en la que nos encontramos, echaban porquería sobre la Cruz Roja y sobre AECC sin ningún pudor… algo que en mi opinión, independientemente de que no sea oro todo lo que reluce, me parece de una imprudencia y osadía, digna de estudio.

    16 junio 2014 | 15:28

  2. Dice ser Rosma

    Las circunstancias personales de la vida son las que influyen en un momento dado para actuar y/o pensar de una u otra forma.
    A mi me ha enseñado a pensar más en los míos, en mi y en el presente, me he vuelto una egoista social y me va mejor que antes.
    Cuando los que verdaderamente debieran dar ejemplo no lo dan (mezclando contenedores, en mi ciudad también lo hacen), cuando la justicia no solo no existe sino que es mezquina y hecha a medida para algunos, cuando por todo ello y más, se cargan la buena fe de las personas, es mucho más práctico e inteligente pensar y vivir egoistamente.
    Este punto de vista lo dan las coces recibidas.
    Me alegro que queden personas como tu (a mi entender buena gente, con fe en sus semejantes e inocentemente ingenua), espero no tengas que cambiar.

    17 junio 2014 | 11:18

  3. Dice ser Aura

    Rosma, menos mal que creo que ya nos hemos quedado solas en este hilo, porque de lo contrario es muy probable que estemos aburriendo a los demás, hace tiempo que nos desviamos del tema.
    Créeme, si hay un adjetivo que no me define es el de ingenua, los que me conocen saben que no lo soy en absoluto.
    Es innegable que las circunstancias y experiencias de vida marcan a los individuos y los condicionan en su comportamiento, sin embargo creo que esas experiencias se mueven en un plano más personal. Todos nos hemos llevados decepciones y hemos sufrido por ellas pero en mi opinión hay que distinguir entre unas y otras y en mi opinión no debemos permitir que ciertas conductas reprochables nos conviertan en lo que no somos, aunque nos sintamos tentados.
    Yo no soy Teresa de Calcuta, no soy mala persona, pero mi altruismo es limitado. A mí, como a ti, me preocupa más mi vida que la de los demás, mis hijas que las de los demás, mis problemas que los de los demás, pero eso no es un impedimento para el compromiso… sobre todo cuando el compromiso no requiere de gran entrega. Y yo eso lo tengo claro, te pongo un ejemplo muy gráfico y extremo.
    Yo estoy en contra de la pena de muerte, pero obviamente hay hechos en la vida que me hacen desearles lo peor a ciertas personas y cuando esto me pasa no me siento orgullosa, me rebelo contra eso, porque no quiero permitir que personas indeseables hagan de mí lo que no soy. Para mí es importante no desubicarme.
    Entiendo que el dolor propio te haga tener reacciones más viscerales. Entiendo que un padre que ha perdido a una hija en manos de un infame asesino, desee la muerte de esa persona, yo también la desearía, pero desde la distancia, con la cabeza más fría, no puedo admitir ese castigo como algo establecido institucionalmente y ese sentimiento intento extenderlo con todo en la vida. En mí pesa más lo que pueda tener de bueno mi conducta que lo que pueda tener de malo, decepcionante y frustrante la de los demás.
    Que tengas un buen día.

    17 junio 2014 | 12:37

  4. Dice ser Rosma

    Son puntos de vista está claro, creo que las vivencias y circunstancias de cada sujeto son las que realmente forjan la personalidad y el carácter de ese sujeto en mayor o menor medida.
    Respeto totalmente tu opinión, faltaría más, y cuando hablo de inocente ingenuidad, viene a significar, (malamente hablando), que nada ni nadie te ha encabronado lo suficiente como para, lo que he dicho antes, volverte egoista social.
    Creo en lo que veo, en lo que controlo y actúo en función de ello; yo no participo con ongs, doy un bocadillo si hace falta a quien yo vea que se lo come; he visto como niños saharauis que vienen de vacaciones en verano, maltratan (como suena) a sus familias de acogida, exigiéndoles, chillándoles y con malos modos y malas caras (vienen porque sus familias les obligan para ir recaudando todo el año) y lo se porque lo he visto y como eso muchas más cosas;
    De ahí, analizo: si me están adoctrinando para que recicle (es un ejemplo), y “ellos” no lo hacen en condiciones ¿qué significa?, que alguien se está aprovechando de “mi buena fe” seguramente sacando un beneficio (aunque nada más sea vendiendo cubos).
    Si la administración me está exigiendo tener internet y hacer la declaración de la renta a través de este medio, cuando “ellos” son incapaces de intercambiarse entre sí la documentación más básica (como partes de baja), es que hay intereses creados.
    En fín, cada uno vive como cree, quiere o puede.
    Que te vaya bien con tu forma de ser.

    17 junio 2014 | 13:37

  5. Dice ser Mireia

    Acabo de ver esta noticia y me he acordado de este post 🙂

    http://blueandgreentomorrow.com/2014/06/14/university-of-oxford-college-votes-for-vegan-meals-to-help-fight-climate-change-2/

    Wadham College de la Universidad de Oxford opta por comidas veganas para ayudar a combatir el cambio climático.
    Wadham College ha aprobado una moción para prohibir los productos de carne y servir sólo comida vegana durante cinco noches a la semana en el campus.
    Fue una de las primeras universidades que admitió a las mujeres y es conocida por su actitud progresista.

    19 junio 2014 | 12:34

Los comentarios están cerrados.