BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Dietas hiperproteicas y enfermedad renal: más evidencia sobre lo evidente

CarnazaDentro de las infinitas propuestas dietéticas a la hora de adelgazar (o incluso con el fin “solo” de llevar una alimentación saludable) la que se lleva la palma en la actualidad y desde hace unos años en nuestro entorno son las dietas hiperproteicas. Te lo conté en cierta medida en este post y cuestioné su necesidad en este otro. Necesidad, me refiero a que a día de hoy, la población general ya realiza un consumo de proteínas muy por encima de las necesidades o de las recomendaciones.

Sea como fuere, al final a quienes nos toca de vez en cuando contestar a las preguntas de diversos medios de comunicación al respecto de diversos planteamientos dietéticos, cuando nos ha tocado hablar de los riesgos asumidos cuando se cuestionan las dietas hiperproteicas casi de forma indefectible ha salido a relucir el aumento del riesgo de la patología renal ante este tipo de planteamientos hiperproteicos.

También es cierto que cuando se nos ha preguntado al respecto de las evidencias en las que poder justificar esta advertencia nos quedábamos un tanto en blanco. Veamos, es algo similar a cuando a alguien se le pregunta sobre la efectividad de los paracaídas para evitar lesiones cuando se salta desde alturas importantes… el hecho es que no hay demasiadas evidencias desde el punto de vista científico. Nadie, afortunadamente, se ha encargado de realizar un estudio de intervención y tirar a 400 personas desde un avión (200 con paracaídas y 200 sin él) para luego certificar las diferencias entre las lesiones y los fallecimientos en uno y otro grupo. En este caso, el de los paracaídas, la cosa es tan de cajón, que no hacen falta estudios clínicos de intervención (aquellos que aportan una alta evidencia) para contrastar la bondad del uso del paracaídas en las caídas desde alturas importantes. Te sugiero que no te pierdas este artículo en el que se cuestiona este tema de los paracaídas y la evidencia de la bondad de su uso. Interesante, divertido y, sobre todo, instructivo.

Pues en el caso de la enfermedad renal parecido. La cosa era, o es, tan de cajón que tampoco hace falta cogérsela con papel de fumar: el exceso de proteínas se elimina a través de los riñones, a más proteínas más eliminación y más, por tanto, riesgo de sobrecargar su funcionalidad llegando al punto de comprometerla. No harían falta, en principio, demasiados estudios para llegar a esta conclusión.

Pero afortunadamente para quienes nos dedicamos a esto de vez en cuando salen a la luz estudios que sí cuestionan estas, otra vez en principio, realidades ¿inevitables?. La semana pasada se publicó una revisión sistemática y metaanálisis (esa clase de estudios que aportan la máxima evidencia científica) que observó esta cuestión: ¿Cómo se afecta la función renal cuando se siguen distintos patrones dietéticos en lo que respecta al aporte de proteínas?

Riñón

En el estudio titulado Comparison of High vs. Normal/Low Protein Diets on Renal Function in Subjects without Chronic Kidney Disease: A Systematic Review and Meta-Analysis (Comparación de dietas con alta cantidad de proteínas frente a aquellas con cantidad normal o baja en la función renal en sujetos sin enfermedad renal crónica: una revisión sistemática y meta-análisis) se abordó esta cuestión y se llegó a la siguiente conclusión:

Las dietas hiperproteicas se asociaron con un aumento de la tasa de filtración glomerular [un dato que explica el “mayor” trabajo de los riñones], de urea sérica, de la excreción urinaria de calcio y de las concentraciones séricas de ácido úrico.

Algo que cabría esperarse… más “deshechos” igual a más trabajo para aquellos sistemas fisiológicos encargados de deshacerse de los “deshechos”. Pero la cosa no acaba aquí, la conclusión del estudio continua del siguiente modo:

A la luz del alto riesgo de enfermedad renal entre los obesos, los programas de reducción de peso que recomiendan dietas hiperproteicas, especialmente de origen animal, deben ser observados con precaución.

Y esto, queridos lectores es especialmente importante cuando se tienen en cuenta las advertencias que desde las más implicadas sociedades sanitarias especializadas en estas cuestiones se nos hacen llegar al respecto de la enfermedad renal.

Así, desde la Sociedad Española de Nefrología (SEN) se destacan y advierten algunas cuestiones importantes al respecto de la patología renal, por ejemplo que:

Según el reciente estudio EPIRCE, el 9,2% de la población adulta en España padece una enfermedad renal crónica (ERC) y un 6,8% insuficiencia renal. Por tanto, y en total, unos 4 millones de españoles sufrirían hoy alguna enfermedad renal, unas cifras que, para el presidente de la SEN, “suponen sólo la punta del iceberg, pues entre el 12% y el 15% de la población del país tendría en estos momentos problemas renales sin diagnosticar, desconocidos incluso para el propio paciente, que correría el riesgo de desarrollar lesiones cardiovasculares o el de llegar a fases avanzadas de esta patología, que conllevarían la necesidad de diálisis o trasplante.

En similares términos se expresa la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria cuando dice:

Un número importante de pacientes con ERC está sin diagnosticar

Así pues, ante la hiperproteica realidad de nuestro tiempo en el que ya incluimos más proteínas de las que indican todas las recomendaciones; ante la presión de hacer más hiperproteica nuestra existencia; ante lo apremiante de dietas adelgazantes que ponen el acento en esta cuestión y ante la evidencia con la que hoy ya contamos (más allá incluso de lo que dice la lógica) te queda a ti por decidir: ¿vas a bailarle el agua a todos aquellos que te proponen una mejora de la salud o te fían el éxito de un programa de adelgazamiento a través de una dieta hiperproteica?

Yo, desde luego, no.

——————————–

Nota: quiero agradecer, de nuevo y con el deseo que sí sirva de precedente, a Julio Basulto () las inestimables aportaciones recibidas para este post.

Imagen: Maggie SmithAnusorn P nachol freedigitalphotos.net

34 comentarios

  1. Yo tampoco me fío de las dietas hiperproteicas, en general todo lo que es “hiper” me suena a abuso/exceso de algo.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    29 mayo 2014 | 09:15

  2. Dice ser toni

    Es curioso….en cambio nadie habla de las consecuencias de una alimentación alta en hidratos…
    Eso no interesa, no?

    Comer carne una vez al día, ya es abusar según muchos. En cambio comer 5 raciones al día de cereales, eso sería lo recomendable.
    Raro, no?

    29 mayo 2014 | 09:42

  3. el-nutricionista-de-la-general

    Hola Toni,

    Gracias por tu comentario, date una vuelta por el blog a ver si te parece que tu comentario es acorde con los contenidos del mismo. Ten en cuenta que esto es un blog, no se puede hacer en cada entrada un tratado de nutrición.

    Un cordial saludo

    29 mayo 2014 | 09:48

  4. Dice ser Yesus

    Con lo bonito, sano y relativamente fácil que es comer de todo. Me sorprende que a la gente le compense este tipo de dietas, en las que se prima unos alimentos por encima de los demás.
    ¡Esas verduritas, esa fruta, esas legumbres, donde quedan! Y que triste alimentación a base de pollo, merluza y pavo (sólo a base de pollo, merluza y pavo, no me refiero a que la dieta normal también incluya estos alimentos tan sanos en su justa medida).
    Lo dicho, al final es más fácil de lo que parece, comer de todo en su medida, quitando quizás bollería industrial y refrescos o zumos que no sean naturales.

    29 mayo 2014 | 09:49

  5. Dice ser Gabriel

    Estimado Juan, comentas en tu post que “la población general ya realiza un consumo de proteínas muy por encima de las necesidades o de las recomendaciones” te comentaría que esas necesidades y recomendaciones , han sido elaboradas sin evidencia científica alguna, si no fuera este el caso te agradecería pusieras los enlaces a los estudios en los que se basan dichos cálculos, obvia decir que no sería considerado estudio con validez lo que afirmara tal o cual fundación por muy rimbombante que sea el nombre, ya sabemos que la mayoría están subvencionadas por empresas privadas con intereses concretos, si lo deseas te puedo adjuntar información al respecto, aunque no dudo de que tu lo sabes tanto o mejor que yo.
    Por otro lado que “Las dietas hiperprotéicas se asociaron con un aumento de la tasa de filtración glomerular [un dato que explica el “mayor” trabajo de los riñones], de urea sérica, de la excreción urinaria de calcio y de las concentraciones séricas de ácido úrico. no explica mas que efectivamente los riñones trabajan mas. lo cual no tiene porque tener ninguna implicación negativa, le deportista hace trabajar mas a su cuerpo ¡¡Y vaya cuerpos que tienen¡¡, también se produce el mismo mecanismo, en el embarazo por ejemplo, es simplemente un mecanismo de adaptación de cuerpo humano , que no es lo mismo que una patología.
    Nada que decir por supuesto, en el caso de patologías previas del riñón, que como muy bien dices , en esos casos si sería conveniente no excederse en el consumo de proteínas.
    Creo que cuando se habla de una dieta HIPER- LO QUE SEA . lleva implícito la negatividad en el nombre. esta claro que cualquier dieta , hiperprotéica , hiper-grasa, hiper -panera e incluso hiper-cocacolera, sería problemática , al igual que cualquier dieta HIPO lo que sea. el asunto está en la decisión de cual es realmente la proporción ideal de nutrientes, e incluso si todos los seres humanos tenemos las mismas necesidades , e incluso si existe solo una proporción ideal.
    En cuanto al tema del paracaídas, esto ya lo hemos hablado, la ciencia no es solo ensayos cínicos, meta análisis y revisiones; existe también la “OBSERVACIÓN” sistematizada o no , y es de facto el primer escalón de la ciencia, luego considero que si hay conocimiento científico sobre la “inconveniencia” de tirarse de una avión en pleno vuelo sin paracaídas.
    Además no todo tiene que demostrarse cientificamente, ” el que amases a tu madre/padre , el que quieras a tus hijos, el que disfrutes con una visión estética, etc…. esas cosas están ahí, como los cachiporrazos desde las aeronaves, ahora bien, lo de las proteínas y los macronutrientes como que si.
    Un Cordial Salu2

    29 mayo 2014 | 09:51

  6. Sin duda lo mejor es llevar una dieta equilibrada y hacer deporte.

    http://www.cocinillasenaccion.com

    29 mayo 2014 | 09:52

  7. Dice ser AreaEstudiantis

    Yo siempre me acuerdo de mi médico cuando empecé una dieta: “si no se hace ejercicio, no se adelgaza” Y déjate de proteinas, hidratos y demás. Comer con cabeza y mover las piernas. Tan sencillo y tan difícil a veces. Un saludo!!

    http://areaestudiantis.com

    29 mayo 2014 | 09:53

  8. Dice ser José Carlos

    Buenos días.

    Pienso que el estudio sostiene, y creo que como cabe esperar, que una dieta hiperproteica provoca un incremento significativamente más pronunciado en la tasa de filtración glomerular , urea sérica , y la excreción urinaria de calcio.

    Por otro lado, y suponiendo una enfermedad renal en obesos, que existe un riesgo de enfermedad llevando este tipo de dietas.

    Es decir que la consecuencia de este tipo de dietas en una persona sana y con una función renal normal sería la que refleja el estudio, un incremento en determinados indicadores, que por sí mismos no son perjudiciales.

    Es como si una persona con una enfermedad cardiovascular no siguiese las recomendaciones médicas e hiciese deporte sin control.

    En fín, pienso que el titulo del post “Dietas hiperproteicas y enfermedad renal: más evidencia sobre lo evidente” confunde más que aclara, una vez leído el estudio, viene a decir lo que ya está evidenciado una dieta hiperproteica en personas con enfermedad real es desaconsejable.

    Un saludo.

    29 mayo 2014 | 10:10

  9. Dice ser Manuel

    Naaaassss. Solo comentar que me gusta mucho tu artículo, yo también soy biólogo y especializado en Seguridad Alimentaria y coincido con tu análisis al 100%.

    Muchas gracias por el enlace a la trolada de los paracaídas, mis amigos van a partirse el pecho cuando se lo pase… XD

    29 mayo 2014 | 10:51

  10. Dice ser Alejandro

    Un nuevo post sin mucho sentido y explico por qué.

    Primero la comparación con tirarse en paracaídas me parece de chiste para alguien que se quiere considerar científico. Hay muchos factores que se pasan pro alto, por ejemplo durante cuanto tiempo mantenemos la dieta hiperproteica, o se pasa por alto si seguimos análisis sanguíneos para controlar la función renal, cosas que sobre la marcha se me ocurren. Es decir, una dieta hiperproteica durante dos meses daña un riñón de por vida ? Ese esfuerzo renal puntual en una persona dudo que provoqué daño a largo plazo igual que un estado de estrés puntual no daña el corazón de por vida. En todo caso para eso están los médicos, que oueden hacer un control al usar estas dietas. Me hace gracia que usemos medicamentos como corticoides con numerosos efectos secundarios, de los que muchas funciones no se conocen y que nadie hable de los daños que provocan, sin embargo se usan y se abusa de ellos por parte de la medicina. En fin, que entiendo que cada uno cuide su pan, pero señores y señoras, seamos más objetivos en nuestras apreciaciones.

    29 mayo 2014 | 11:02

  11. Dice ser pepito piscinas

    ¿Y si la mayor parte de las proteínas viene de lácteos desgrasados y legumbres? Lo digo porque soy deportista y tengo una alimentación de ese tipo.

    29 mayo 2014 | 11:05

  12. Dice ser Angela Nicolas

    En efecto el metaanálisis que mencionas es probablemente el argumento más de peso para cuestionar las dietas hiperproteicas en el paciente sano no deportista y su relación con un posible daño renal. También para insistir en lo oportuno de recibir consejo profesional antes de lanzarse a hacer una dieta X. Porque no es lo mismo una obesidad mórbida con diabetes e hipertensión. Ni una persona con un trastorno de la conducta alimentaria que durante el día come hojas de lechuga y durante la noche se atraca a chocolatinas.

    El filtrado glomerular es una función que varía en circunstancias no sólo patológicas sino también fisiológicas como el embarazo y el ejercicio físico.

    Las personas con un riñón (donantes y nefrectomizados) presentan variaciones para compensar la demanda. Hay estudios que han seguido a monorrenos durante 20 y 45 y no han encontrado mayor incidencia de ERC ni mayor mortalidad, a pesar de su FG anormal. ¿Con qué nos quedamos?

    Por eso el filtrado glomerular en el sano por sí sólo no me parece suficiente evidencia como para inclinar la balanza claramente en contra de las hiperproteicas.

    Sobre la “epidemia silenciosa” de ERC… Las personas con ERC sin diagnosticar suelen ser personas de cierta edad y/o con síndrome metabólico (lo que quiera que sea eso) que no acuden al médico de AP… Caso tipo ERC sin diagnosticar: estadio incipiente en un anciano de 80 años que nunca va a llegar a diálisis y que en realidad tiene una función renal normal para su edad. Detrás de esas “epidemias silenciosas” hay mucho que rascar. No son los típicos pacientes a los que me imagino haciendo una “operación bikini” a la hiperproteica.

    En cambio ya puedo oír a los hipocondríacos (que son los que se quedan con los titulares) y diciendo a sus hijos “niño, deja ya el jamón, que es malo para riñón”. Y en vez de eso comerán galletas dinosaurus, que por algo las recomienda la Asociación Española de Pediatría.

    Las dietas hiperproteicas no son ninguna panacea ni están exentas de riesgos en determinadas situaciones, pero tampoco creo que haya evidencia de que sean el camino al transplante porque aumenten el FG.

    Un saludo.

    29 mayo 2014 | 11:07

  13. Dice ser Joselinus

    Solo una reflexión, desde la lógica:

    El ser humano, suponiéndole una antiguedad de 2 millones de años, ha comido durante 100.000 generaciones (etapa paleolítica) una dieta rica en proteinas y conteniendo verduras y frutas, porque eran cazadores recolectores. Probablemente la ingesta de alimentos era irregular: cuando había comida comían y cuando no no. Lo que está claro es que no consumían ni cereales ni lácteos, porque no se había descubierto ni la agricultura ni la ganadería.

    En esto que llego el neolítico, es decir, el descubrimiento de la ganadería y la agricultura y comenzamos a ingerir cereales y lácteos. Esto ha ocurrido en los últimos 10.000 años, esto es, 500 generaciones.
    Quiere decir que un genoma que durante 100.000 generaciones se ha adaptado a una dieta de cazadores recolectores (alta en proteinas) y a ingestión irregular, y una vez aparecida la agricultura – ganadería apenas durante 500 generaciones nos estamos adaptando a estos “nuevos hábitos” de comer cereales y lacteos 5-6 veces (o más) al día.

    Quiero subrayar que 100.000 generaciones es 200 veces más que 500 generaciones. Para hacerlo gráfico: hemos sido paleo desde el 1 de Enero hasta el 30 de diciembre, y a partir de ese 30 hasta el 31 estamos siendo neo, consumidores de cereales y leche que nunca consumimos durante los 363 dias anteriores. ¿No os resuena la lógica?

    Para mi es de cajón, nunca he visto alergia a la carne en nadie, sin embargo, la intolerancia al gluten de los cereales y a la lactosa, caseina, etc de lo lácteos en millones.

    Si a esto le unimos los intereses de las industrias derivadas de los cereales y la leche que quieren ocultar todo este asunto con millones de “desinformadores” en todo el mundo…

    Utilicemos la lógica.

    29 mayo 2014 | 13:23

  14. Dice ser Leric

    Muy de acuerdo con Toni:

    Resulta que las dietas “hiper”proteicas -me gustaría saber que tan “hiper” son- son malísimas por lo que lo tienes que restringir a X veces a la semana. En cambio de los carbohidratos no se habla. Los picos de insulina que pueden generar…. bah, eso no interesa.

    Y es que al parecer es malísimo para el hígado porque cuanto más comes, más se desgasta:

    Yo también voy a hacer un estudio sobre el desgaste de dientes. Voy a poner unas personas que comen 5 veces al día y otras que comen 1 vez al día. Y os voy a demostrar que es malísimo para los dientes comer tanto, porque se desgastan (modo ironía).

    Cuidado porque pensar desgasta neuronas.

    29 mayo 2014 | 13:29

  15. Dice ser lew

    Si, es verdad Toni que es curioso que nadie hable de las dietas hiperglucemicas que representan el mayor porcentaje de las dietas que se dan.Todas esas complicaciones que traen (colesterol, hipertension, ansidedad por comer, toxicidad de la glucosa por reaccion directa, etc etc). Cualquier cientifico medianamente leido sabe o deberia saber que la ingestion de glucidos cuando suben por encima del 10 – 15% diario empiezan a ser problematicas y que las carencias proteicas en las personas y sobre todo de ciertos aa son normalmente altas. Pero lo que todos sabemos es que todo esto es un suculento negocio y con eso todo dicho

    29 mayo 2014 | 13:44

  16. Dice ser vicewnte garcía valiente

    Me puede alguien explicar lo que es una dieta hiperprotéica por favor. Mucha estupidez. Las dietas con alta concentración de nutrientes por kilo de peso corporal, todas, suponen más estres al aparato digestivo. Sin embargo la cantidad máxima de proteínas por kilo varía muchísimo de una persona a otra. Tomar más que el vecino no la hace “hiper” . Las necesidades de material plástico de un varón de 30 años, estibador, no son ni de lejos las mismas que las de una anciana, de 78 años. De hecho la OMS revisa continuamente al alza la cantidad de gramos de proteína por quilo, desde hace varios años. Seamos coherentes. No alarmistas ni sensacionalistas.

    Lo firma un nutricionista, que lo es, por algo.

    29 mayo 2014 | 14:07

  17. Dice ser Carlos

    Creo que el estudio no es muy bueno, me quedo con la información siguiente que la veo más lógica:

    El origen del miedo proviene de que al aumentar considerablemente la ingesta de proteína se producen cambios en el riñón, como hiperfiltración e incluso aumento de tamaño. Sobre esto no hay debate. El problema es que muchos interpretan estos cambios como prueba de que comer mucha proteína estresa el riñón y por tanto es peligroso, argumento que habrás escuchado de muchos ‘expertos’.
    Las revisiones científicas más recientes apuntan a que esto es igual de absurdo que alarmarse porque las pesas estresan los músculos. Ambas afirmaciones son ciertas, pero no quiere decir que debamos preocuparnos en ninguno de los casos. Si estresas tus músculos se adaptan y crecen para soportar la nueva demanda. Si ‘estresas’ tus riñones responden igual.

    Podríamos alarmarnos si efectivamente existiera asociación entre una ingesta alta en proteína y enfermedad del riñon, pero cada vez está más claro que esto no ocurre:
    Un libro reciente sobre enfermedad renal aclara que los cambios inducidos en el riñón por un aumento de proteína no parecen representar problemas en personas sanas. ¿Cuáles son las principales causas reconocidas de daño renal? Diabetes e hipertensión. Y desde luego la proteína no es culpable de ninguno de ellos (la sal tampoco), sino el exceso de azúcares/fructosa (estudio, estudio), es decir, los enemigos de siempre.
    Una revisión de buena parte de la literatura concluye que no hay evidencia de efectos negativos de una dieta alta en proteína sobre los riñones.

    Es cierto que cuando hay enfermedad renal es recomendable bajar la ingesta de proteína, igual que si te rompes un brazo debes dejar de levantar pesas un tiempo. Pero que algo no sea recomendable para personas con cierta patología no quiere decir que ese algo cause la patología. Por obvio que parezca solemos confundir esto.

    Si la proteína fuera dañina para el riñón aquellas personas que han perdido uno de los dos que tenemos deberían reducir su ingesta de proteína a la mitad o mostrarían mayores tasas de enfermedad renal. Estudios de seguimiento por más de 20 años en donantes de riñón no encuentran esto. Lo único que mencionan es que el riñón crece, fruto de una adaptación normal (igual que tus músculos).

    Sacado de aquí -> http://fitnessrevolucionario.com/2014/04/12/todo-sobre-la-proteina-funciones-mitos-ingesta-recomendada-riesgos-reales-y-como-evitarlos-parte-i/

    Ojo que el articulo dice que si hay riesgo de algunas dietas hipercaloricas, pero creo que mas fundamentado en otros aspectos

    29 mayo 2014 | 14:08

  18. Dice ser ledshopmadrid.es

    En 3 meses de dieta hiperproteica te cargas los riñones…. Vaya, curioso.

    En cambio es mas saludable estar gordo y palmarla a los 40 de un ataque de corazon despues de llevar una vida condenada al sedentarismo y la inactividad asociada a la obesidad. Curioso tambien.

    29 mayo 2014 | 15:10

  19. Dice ser Fernando

    Una alimentación variada y equilibrada combinación de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, grasas vegetales y oligoelementos, acompañado con la practica regular de ejercicio físico, es una de la mejores opciones para tener una vida saludable.

    29 mayo 2014 | 15:50

  20. Dice ser Dani

    Vaya articulo!!ni siquiera decís cual es la cantidad diaria de proteína recomendada para evitar esto.

    29 mayo 2014 | 16:12

  21. Dice ser Idilius

    ¿Qué me podrias decir al respecto?
    Un libro ( http://www.sciencedirect.com/science/book/9780123919342 ) reciente sobre enfermedad renal aclara que los cambios inducidos en el riñón por un aumento de proteína no parecen representar problemas en personas sanas. ¿Cuáles son las principales causas reconocidas de daño renal? Diabetes e hipertensión. Y desde luego la proteína no es culpable de ninguno de ellos (la sal tampoco), sino el exceso de azúcares/fructosa ( http://ajcn.nutrition.org/content/86/4/899.long , http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20595676), es decir, los enemigos de siempre.

    Si la proteína fuera dañina para el riñón aquellas personas que han perdido uno de los dos que tenemos deberían reducir su ingesta de proteína a la mitad o mostrarían mayores tasas de enfermedad renal. Estudios de seguimiento ( http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3559132/ )por más de 20 años en donantes de riñón no encuentran esto. Lo único que mencionan es que el riñón crece, fruto de una adaptación normal (igual que tus músculos).

    Es cierto que cuando hay enfermedad renal es recomendable bajar la ingesta de proteína, igual que si te rompes un brazo debes dejar de levantar pesas un tiempo. Pero que algo no sea recomendable para personas con cierta patología no quiere decir que ese algo cause la patología. Por obvio que parezca solemos confundir esto.

    29 mayo 2014 | 16:42

  22. Dice ser Idilius

    Perdón por repetir la misma parrafada. No había visto que ya estaba publicado lo mismo. 😀

    29 mayo 2014 | 16:43

  23. Dice ser tresdeoros

    Comparo este tipo de conductas con el hábito de fumar, de beber u otros que están más que documentados en cuanto a sus consecuencias negativas para la salud, resultan más motivador hacerlos que no hacerlos. Veo a mi alrededor a muchas mujeres que adelgazan con dietas hiperproteicas, y lo que es peor, comprenden las consecuencias, pero aún así, el efecto de la dieta tiene más peso que las consecuencias a largo plazo. No se, tal vez se trate de otro tipo de droga. Personalmente, tengo problemas de sobrepeso pero dejé a mi primer nutricionista precisamente porque me recomendó una dieta con exceso de proteínas (y ausencia de alimentos crudos, lo digo porque no quiero contar las verdades a medias). No se dar una explicación a mi desconfianza hacia las dietas hiperproteicas, se que tienen consecuencias, he intentado convencer a mis amigas de que no la hagan pero me he visto con el mismo muro de quienes quieren convencer para que no fumes, bebas o tomes drogas, por eso hago este comentario.

    29 mayo 2014 | 17:54

  24. Dice ser lew

    Pues Dani, no lo dicen porque no lo saben. Pero te lo digo yo: la dieta puede llevar un porcentaje aproximado de aa de un minimo 40 – 50%, un 10 – 15% CH y resto lipidos del peso seco, y digo aproximado porque tampoco hay una cifra y muchas “cosas” se pueden transformar en otras. El que diga una cantidad exacta nos esta tomando el pelo igualmente. Pero esto no creo que les guste mucho a los que tienen negocio

    29 mayo 2014 | 18:01

  25. Dice ser Elena

    Yo hice una dieta hiperprotéica durante seis meses CONTROLADA POR UN MÉDICO y UNA NUTRICIONISTA y me funcionó a las mil maravillas. Por supuesto mis análisis reflejaron que sigo sana como una rosa y que los 14 kg que perdí en seis meses han acabado con todos los riesgos asociados al sobrepeso que padecía.

    Aquí siempre hay alguien que dice que lo mejor es comer de todo y hacer ejercicio, pero ni muchísimo menos es cierto cuando tienes un sobrepeso asociado a cambios hormonales (las mujeres sabemos perfectamente cómo engordamos en según qué momentos del ciclo, en la menopausia etc…) y si no optas por una dieta diferente siempre bajo supervisión médica, no vas a adelgazar nada de nada por ir al gimnasio tres veces por semana y comer normal.

    Creo que denigrar este tipo de dietas es absurdo de por sí, pues funcionan perfectamente y si se llevan con control no suponen ningún riesgo para la salud.

    29 mayo 2014 | 19:26

  26. Dice ser romero

    Unas cuantas preguntas y comentarios:

    También siempre había sido “de cajón” que lo que engordaban eran las grasas (con sus 9 kcal por gramo) y que las grasas saturadas eran las principales culpables de casi todas las enfermedades, y ya ves ahora, d cajón, nada. La comparación de saltar sin paracaídas (algo que está demostrado que mata a las personas) con comer proteínas es como comparar el tocino con la velocidad.

    ¿Por qué mezclas el concepto de que un órgano trabaje a mayor intensidad con “sobrecarga”? El ejercicio aumenta la tensión arterial, la frecuencia respiratoria y la frecuencia del latido cardíaco. ¿Acaso no los está sobrecargando? ¿Debemos de dejar de hacer ejercicio entonces?

    Cualquier proceso fisiológico genera deshechos. Absolutamente todos, para eso está el metabolismo, para “extraer” del entorno lo que necesitamos y “expulsar” lo que no. Lo hacemos a todas horas y en todo momento al comer, beber, respirar. Al vivir. Y eso no significa que sea peligroso, si está en unos rangos bastante amplios.

    Los alimentos que más deshechos generan son los vegetales, porque no podemos digerir su fibra insoluble. ¿Debemos entonces comer menos vegetales? Si lo que queremos es que no haya deshechos, pues no comamos nada. Sin comida, no hay deshechos. O también podemos elegir algo “limpio” y que no genere deshechos, la glucosa pura, que es energía y nada más. Azúcar para todos a todas horas y todo arreglado.

    Por cierto, ¿qué cantidad es hiperproteica? Si la cantidad recomendada es de 0,80, ¿0,81 es hiperproteica? Porque algunas recomendaciones oficiales ya están aumentando esa cantidad.

    Me parece que este tiempo dedicado a meter miedo con las proteínas (que tampoco son milagrosas, eso también es verdad) estaría mucho mejor invertido en meter miedo con cosas que realmente sean indeseables.

    29 mayo 2014 | 20:34

  27. Dice ser Miguel

    Madre mía, qué cantidad de cosas sin sentido y sin respeto a la racionalidad de los que te leen. Ya había leído cosas acerca de ti, pero siempre uno se sorprende.

    En fin…

    29 mayo 2014 | 23:18

  28. Dice ser Pablo

    Llevo 5 años haciendo dietas altas en proteinas y/o grasas (inclusive saturadas), analisis de sangre perfectos. Ahora mismo estoy haciendo dieta de definicion para el verano y me muevo entre los 120 y 200 gramos por dia de proteina.
    Los problemas de salud, sobrepeso, diabetes, colesterol, cardiopatias… tienen mas que ver con el consumo de hidratos, azucares, bolleria…

    29 mayo 2014 | 23:38

  29. Dice ser Carme

    Decepcionante, no esperaba yo esto del nutricionista de la general. Cae en todos los fallos que viene denunciando en el blog sobre tendenciosidad, cherry picking, falta de criterio y seguidismo. Artículo sin alcohol, 0,0 Suspenso gordo.

    Ánimo Juan Revenga, puedes hacerlo mucho mejor.

    30 mayo 2014 | 12:58

  30. Dice ser raúl

    Lo de Julio Basulto y lo tuyo contra las proteínas está llegando a un punto obsesivo. A ver cuándo publicas en este blog un artículo sobre alguno de los meta-análisis sobre las dietas con más proteína de lo habitual y que hayan obtenido resultados positivos, porque hay unos cuantos pero esos nunca los mencionas.
    Un consejo: Si quieres persuadir a la gente de que no centre el tiro de su dieta en las proteínas, no intentes convencerles con exageraciones, busca evidencias que muestren que no son más eficaces a largo plazo y punto. Con este tipo de artículos, comparando comer proteínas con tirarse en paracaidas solo consigues perder credibilidad.

    30 mayo 2014 | 14:07

  31. Dice ser raúl

    Aquí tienes un par de meta-analisis favorables para las dietas altas en proteínas, a modo de ejemplo, para que vayas pensando en ese futuro post:
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23364002
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23651522

    30 mayo 2014 | 14:16

  32. Dice ser doctormolins

    Intentando aclarar conceptos:

    La única relación evidenciada de daño renal con dieta alta en proteínas está realizada con pacientes con ERC. Ningún estudio avala daño renal y exceso de proteínas en pacientes sanos.

    Hipertrofia glomerular y función renal normal mantenida se evidenciaron hace unas semanas en un estudio de la universidad de Granada y fue titular en todos los medios acusando a la dieta Dukan (a la que jamás defenderé). Esas ratas sometidas a estudio comían un preparado de proteínas y agua destilada ( o sea, dieta Dukan -ironizo-), pero se usó para una campaña de demonización de las protéinas

    La CDR de proteínas es tan variable como estudios se realicen y, en cualquier caso debe ser individualizada. Niños y ancianos doblan los requerimientos en muchos estudios que buscan balances nitrogenados en equilibrio.

    Actividades y situaciones clínicas especiales requieren dietas especiales, y el tratamiento médico de la obesidad como enfermedad crónica a la que tanto acusas, es una situación dietética especial.

    El concepto de “HIPER” está mal planteado en tanto que se refiere al exceso sobre un supuesto benéfico equilibrio entre nutrientes. Digo supuesto por que lo único que demuestra ese equilibrio, después de que en la década de los ochenta se demonizaran a las grasas como responsables de la obesidad es que, la elevación de los carbohidratos en lugar de las proteínas, ha conducido a la sociedad a la situación de obesidad pandémica.

    HIPER – HIPO – NORMO, son conceptos que no pueden relacionarse con la proporción sino con los requerimientos.

    Una dieta con 75 gr de proteínas al día en un individuo de 100 kg de peso, baja en carbohidratos y grasas, es HIPOPROTEICA en cuanto a requerimientos. Está administrando justo la mitad de los que su cacareado Consenso FESNAD SEEDO recomiendan para las dietas de muy bajo contenido calórico y , sin embargo, usted y su amigo Julio, las intentan seguir demonizando llamándolas hiperprotéicas. (mención especial al comentario de su escrito en el que dice “…sobretodo animales…” y es que son muy diferentes planteamientos a los de la Dieta Proteinada).

    Llevamos tratados 13.000 pacientes en nuestro centro con Dieta Proteinada, con controles analíticos mensuales y no hemos visto NI UN SOLO caso de problema renal, mas así, hemos revertido con el tratamiento proteinado insuficiencias renales leves (grado 1).

    Usted y su amigo Julio están por la demonización de las proteínas, pero la evidencia y la ciencia no les acompañan en su camino. Dejen de hacer lecturas partidistas de algunos estudios, redactados de consensos, informes tipo SCOOP, National Task Force donde, en otros renglones a los que ustedes aluden, se contemplan versiones que no les interesan; y empiecen a valorar lo dañino de otros excesos de nutrientes como lo son los carbohidratos, en personas que sobretodo no hacen ejercicio físico.
    Demonicen a los carbohidratoss y al sedentarismo y empiecen a olvidarse de las proteínas por que NINGUN estudio avala sus tesis.
    Que tenga un buen día.

    @doctormolins

    03 junio 2014 | 01:58

  33. Dice ser Unnamed

    Increíbles los comentarios, vamos a partir de la base de que si tienes la necesidad de perder peso, es porque no sabes alimentarte, hace años esto me pasaba casi a diario, no miraba si los litros de líquidos que ingería al día contenían azúcar, y tampoco sabia ni me preocupaba por saber el hecho de estar doblando las necesidades caloricas para mi IMC.

    Alguien pone en duda la pirámide alimentaria?

    Si tienes problemas con tu alimentación, en lugar de buscar la dieta definitiva, controlate al ir al supermercado, no compres los productos que te pierden y que no aportan nada a tu alimentación, hasta que puedas prescindir de ellos, si tienes ataque ansiedad y te da por comer, si no tienes comida rápida a mano, tendrás que cocinarlo, para cuando hayas terminado de comerte la comida, se habrá pasado el ansiedad y en lugar de haber comido cantidades ingentes de comida basura y bolleria, te habrás comido un plato de pasta o un filete con pure de patatas.. y no hace falta ser nutricionista para saber, cual de la opciones es menos calorica y mas sana.

    Así perdí 20 kg hace 5 años sin hacer deporte, desde hace dos años no utilizo la bascula para controlar mi peso, simplemente, ya no me hace falta. 😉

    05 junio 2014 | 03:54

  34. Dice ser opiniones varias

    unnamed toda la razon.
    Pensar en adelgazar va a ser y sera peocupacion toda la vida y por el resto ya que los ritmos de vida que llevamos no hacen mas que obligarnos a comer demanera erronea teniendo que caewr en dietas de perdida de peso y novedades al respecto cada año.

    09 junio 2014 | 00:18

Los comentarios están cerrados.