BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

“Palcohol” bebidas alcohólicas en polvo: fines, calorías y alcohol (capítulo 2)

WhiskySeguimos hoy con el tema de la posibilidad de comercializar un producto en polvo que sirva para añadiéndole agua obtener una bebida alcohólica, un licor o un combinado, medianamente parecido a los originales. Si quieres puedes ponerte al día consultando este enlace “Palcohol” bebidas alcohólicas en polvo: origen y polémica

Antes de plantear mis dudas en cuanto a las excelencias del producto final creo que merece la pena echar un vistazo a las motivaciones de quien dice ser su inventor, algunas cuestionables y otras, al final, ridículas. Veamos algunas perlas del bueno de Mark Phillips extraídas de la página web del producto:

Mark es un chavalote activo… realiza senderismo, ciclismo, camping, kayak, etc. Después de estar practicando durante horas una de estas actividades siempre deseó relajarse y disfrutar de una refrescante bebida alcohólica [Allá donde el senderismo, la bici o el kayak le hayan llevado, se entiende]. Pero resulta que en esas actividades, y en muchas otras, no se puede cargar con pesadas botellas de vino, cerveza o licores. Y esta es la solución. El único líquido con el que habría que cargar sería el agua.

Fantástico Mark… ¿has dicho “refrescante”?  entonces… y el hielo, ¿de dónde se supone que lo vas a sacar? ¿no cargas con una botella de tequila y sí con unos cuantos cubitos de hielo? ¿Ya sabes que no hay hielo en polvo… o que es poco práctico a temperatura ambiente? Es cierto que puedes tratar de reconstituir tus polvos con agua fresquita (supongamos que con una de esas cantimploras térmicas modernas) pero esto nos lleva al problema, no pequeño, de la solubilidad de esas ciclodextrinas y la posibilidad de que liberen ese alcohol que encierran en función de la temperatura… pero eso lo veremos más tarde.

En cuanto a las dudas son básicamente dos. Por un lado la verdadera gruaduación alcohólica de la bebida una vez reconstituida. En la página de Palcohol se responde a esta pregunta diciendo que siguiendo correctamente las indicaciones de uso, es decir añadiendo unos 150mL de agua (5 onzas USA) al contenido del sobre (se desconoce su peso) se obtiene una bebida alcohólica de la misma graduación que la original.

mojito

Todo bien, pero este dato se me hace poco creíble si se contrasta con el que dice también en su propia página web, que el contenido calórico de un sobre aporta 80 “calories”. Entendiendo que son realmente nuestras 80 kcal y así la cosa no cuadra. Me explico.

Veamos, 150mL estándar de, por ejemplo vodka, (uno de los licores que ellos dicen comercializar en polvo) aportan 231kcal… y sin embargo su producto reconstituido 80. Algo falla.

Por el otro lado está la cuestión de la solubilidad. Tal y como se explica en esta entrevista a un bloggero de Food Maters de la prestigiosa publicación American Scientfic, para extraer de forma conveniente el alcohol encapsulado en la ciclodextrina hace falta agua caliente (mal tema para nuestro “refrescante combinado” tras una jornada de senderismo) ¿Y que ocurre si se le añade agua fría y la cantidad de hielo propia de este tipo de bebidas?

Lo más probable es que se obtenga una suspensión espesa, similar a lo que pudiera ser una horchata o una bebida de almendras. No creo que con estas bebidas se pudiera tener una fiesta muy divertida. A no ser que le de por los “pelotazos” calientes del estilo al sake o al ron calentitos.

Así pues, me parece que el “invento” de Mark Phillips, a no ser que haya tenido una idea brillante, y que no tiene esa pinta, no pase de ser nada más que la típica estrategia de generar polémica para atraer la atención sobre un producto que sobre el papel puede estimula cierta curiosidad, pero que en la práctica no es nada más que papel mojado. Algo con muy buena pinta teóricamente, pero nada más.

Si al final se comercializa y llega por estos lares, ya veremos.

Entre tanto puedes ver a Mark Phillips en este video dando un sinfín de explicaciones y justificaciones. A mí el juego que se trae con los sobres, botellas y vasos me recuerda… no lo puedo evitar, a los buenos de Tip y Coll.

———————————

Nota: de nuevo más agradecimientos, en esta ocasión, sin dudas a Guillermo Peris @waltzing_piglet 

———————————

Imagen: Antoine Henrich y Suat Eman vía freedigitalphotos.net

4 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Es lamentable echar un polvo estando borracho. El alcohol y los polvos no deben coincidir.

    Clica sobre mi nombre

    09 mayo 2014 | 09:52

  2. Dice ser Omaquerica

    Que tela, ya no saben que inventar ja, ja

    http://www.omaquerica.com

    09 mayo 2014 | 10:11

  3. No parece que vaya a tener mucho éxito el invento, si no lo tuvieron los polvos de zumos de frutas y tal… En cualquier caso ya sé que si me quiero pillar una cogorza en mitad de un bosque o una montaña puedo tirar de los famosos polvos para ir ligero de equipaje.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación y Bebidas en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    09 mayo 2014 | 10:33

  4. Dice ser Aceite

    No se si alguna vez llegaría a existir algo así, veo problemas serios en aduanas y sitios así. Puedo viajar a un país comprar esto y hacer contrabando.

    Por otro lado el tema de que puedas hacer cerveza en polvo, no se, no creo que sepa igual.

    09 mayo 2014 | 10:49

Los comentarios están cerrados.