BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

¿Sabes de qué está hecho tu kebab?

MINOLTA DIGITAL CAMERAEn el Reino Unido andan un tanto revolucionados con eso de no terminar por saber qué llevan exactamente algunos productos alimenticios que son especialmente procesados. Hace ya un tiempo saltó la polémica con el tema de la presencia de carne de caballo en hamburguesas preparadas y otros alimentos procesados. Una cuestión que terminó afectando a diversos países incluido el nuestro, también con no poco revuelo mediático (es lo que tienen estas cosas de la seguridad alimentaria y de la trazabilidad)

Pues bien, ahora la polémica la ha suscitado un producto que al menos en su planteamiento industrial me parece francamente deleznable: el kebab. Yo ya lo tenía bastante claro, como con cualquier otro producto alimenticio industrial y muy procesado con ingredientes difícilmente identificables, pero ahora ellos han hecho sus análisis y resulta que una buena parte de los kebab que se sirven a domicilio en las áreas metropolitanas de Londres y Birmingham no están elaborados con el tipo de carne que se supone debieran estar hechos o que, además, incluyen otros tipo de carne no declaradas. Los datos hablan por si solos.

En un control realizado por la Agencia Británica de Seguridad Alimentaria (FSA) se constató que de 145 muestras de kebab supuestamente de cordero para distribuir “a domicilio”, 43 contenían otras carnes que no era la de cordero y que, es más, en 25 de ellos el cordero no aparecía por ninguna parte. Es decir, estaban manufacturados con otras carnes distintas de la de cordero. Las principales, carne de ganado vacuno, aunque también de pollo y pavo. Si bien la especialidad culinaria conocida como kebab se puede elaborar con carnes de distinto origen, el cordero es la más habitual. En cualquier caso en la denominación de los productos analizados quedaba claro que lo que se suponía que se estaba poniendo a la venta eran concretos kebabs elaborados únicamente con ese ingrediente bovino.

Este análisis echa más leña a aquel fuego encendido por la asociación de consumidores británicos Which que en su día dio a conocer un análisis en el que se ponía de relieve que hay una importante cantidad de platos preparados que se supone están elaborados con cordero y que sin embargo contiene muchas otras carnes de distinto origen (cerdo y pollo en este caso como las más frecuentes) llegando al punto de no haber podido identificar el origen de 5 de estas carnes dejando en el aire inquietantes dudas con respecto a su procedencia.

Volviendo al control de la FSA, resulta cuando menos chocante que esta agencia se haya apresurado a anunciar que entre las carnes con la que se adulteraban estos productos no estaba el caballo, síntoma inequívoco de la británica idiosincrasia y de los tabús que implican el consumo de este tipo de carne en esta población. No sé, antes que desmentir si había o no caballo, yo me preocuparía de si entre esas carnes utilizadas no figuraba la de rata… por ejemplo. Una cuestión que, tal cual, se le formuló el otro día al vice primer ministro británico, Nick Clegg, tras conocerse este nuevo escándalo alimentario.

El asunto tiene más implicaciones además de las estrictamente higiénicas. Entre ellas, pasando insisto por encima de la principal (la de la seguridad e higiene) la más importante cara a los consumidores hace referencia a consumo de determinadas carnes “prohibidas” en base a diversas religiones. Es preciso reconocer que una buena parte de los consumidores típicos de este tipo de especialidades (kebabs, currys…) suelen ser musulmanes, judíos o hindús, cuyos respectivos credos incluyen directrices concretas con respecto al consumo o no de carnes de diverso origen.

Volviendo al meollo del asunto, este caso vuelve a hacer bueno, más si cabe, la recomendación de  “comer comida” es decir, la de no comer cosas en las que el origen de los ingredientes es… cuando menos incierto. Y más cuando las posibilidades de cometer fraude en este tipo de productos son relativamente altas ya que su comisión va a ser difícilmente identificable por un consumidor medio.

No soy muy dado a poner este tipo de vídeos pero cuando los procedimientos para elaborar algunos de los “kebab” industriales (ahora entre comillas) son los que son… no sé de qué nos asustamos. Y es que aunque el origen sea el que debe de ser, te ruego que le eches un vistazo a este video sobre la elaboración de ciertos kebabs, a ver si te quedan ganas de comer muchos más.

———————————

Imagen: Rainer Zenz vía Wikimedia Commons

28 comentarios

  1. Dice ser albitaguapa2

    son guarrerías, pero una vez al año no hace daño, que rico

    06 mayo 2014 | 09:31

  2. Dice ser lector

    Aquí otro video de como se hacen los Kebabs en España https://www.youtube.com/watch?v=bvBfzI2hFG0.

    Pero vamos a ver si pensáis que la carne picada de supermercado es de las carnes más exquisitas…

    De todas formas el aspartamo no es malo y la carne de kebabs sí… Muy neutral todo.

    06 mayo 2014 | 10:03

  3. Dice ser Gema

    Cada cierto tiempo salen campañas intentando echar por tierra los productos de comida rápida, está claro que a nivel de comida equilibrada no son los mejores, tienen alto contenido en grasas y sal. Pero ¿tanto como para asegurar que son de mala calidad?
    Primero se atacó a las hamburguesas, hasta que McDonalds, y Burguer King hicieron una campaña de transparencia para mostrar de donde vienen sus productos, y oye, en cosa de dos días, dejaron de ser de mala calidad, eran de “carne de nuestros pastos”. Después fue telepizza, que también tuvo que sumarse a la campaña de transparencia, y anunciar sus productos naturales, y ahora es el turno de los Kebabs.
    Y creo, que en esto, como en todo, habrá locales que cumplan todas las normativas y otros que por ahorrarse un poco engañen al consumidor, pero estos deben ser los menos y en dos días estarán cerrados, porque no sé como funcionará en el resto de España, pero en Zaragoza, debajo de mi casa hay un kebab, y al menos una vez al mes están viniendo los de sanidad a hacerles controles de calidad, creo que si fuese de mala calidad o de otro animal que del que anuncian ya lo habrían cerrado.

    06 mayo 2014 | 10:08

  4. Dice ser Stewart Cops

    Mejor no ver como se hacen los frankfurts, y pensar que mis abuelos la unica carne que comian era la de su corral, y los alimentaban con hortalizas del propio huerto.

    06 mayo 2014 | 10:12

  5. Dice ser Hemos Visto

    Este es un nuevo paso hacia la correcta clasificación de la ‘comida basura’

    Nosotros, únicamente nos hemos tomado un kebab en los últimos cinco años y la verdad, el desconocimiento es repugnante en estos casos, pero la única forma en que seguramente podríamos comerlo, porqué como se confirme algún rumor, no pisamos un Kebab en siglos.

    Mejor un buen pastel, aunque sea prefabricado

    http://hemosvisto.blogspot.com/2013/04/american-pie.html

    06 mayo 2014 | 10:19

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Hay que ser cauteloso con lo que te metes en el cuerpo, sore todo las mujeres. En fin….

    Clica sobre mi nombre

    06 mayo 2014 | 10:22

  7. Desde que el mundo es mundo, sobre todo después de la Industrialización, nos están dando “gato por liebre” en muchas ocasiones con el tema de la comida. Sin duda, coincido en que cuanto menos alimentos procesados consumamos menos expuestos al fraude estaremos.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    06 mayo 2014 | 10:32

  8. Dice ser rg

    Nada nuevo, El kebab, kebaq,etc….es un tipo de pincho muy rico en sus orígenes y apañao, lo que se ha occidentalizado eb este caso es un subproducto en fornma de comida ocasional, franquiciada y tosa la pesaca esta que conocemos todos.

    Pero el pincho en sí no se merece tan mala publicidad por su versión de comida rápida.

    Para Juan: de tu apreciadísimo caviar, yo también soy aficionado cuando se puede, es decir poquísimo, se usa la carne del esturión para hacer buenos pinchos, como los morunos, un kebab, muy ricos muchos aunque en paises que cuando viajas no puees degustarlos, o no debes, por la escasa higiene pero que muchos son un manjar.

    Hace 30 años el primero que comí, y no muchos más porque no me gusta la comida muy especiada y no me sienta muy bien, fue por Princesa-Moncloa en Madrid y pasaron años hasta que puede encontrar aquella cosa tan rica; ingénuo de mi cuando pisé una franquicia, ni yo fui afortunado ni la franqucia lo era. Hace poco comí algo “parecido” pero francamente rico en un restaurante egipcio de Madrid también, no muy caro y muy bueno.

    La comida bien hecha y fiable vale más dinero de lo que parece y los garitos estos de kebap no es más que un invento occidental nuestro para hacer caja con un cacharro más, en este caso comestible.

    Saludos.

    06 mayo 2014 | 10:45

  9. Dice ser pepe

    Habéis hablado de Telepizza. Hace unos años vengo notando acidez y cagalera tras pedir 2 pizzas.
    He notado que ponen una especie de gel sobre la masa que aparenta ser queso pero no lo es: el queso se endurece y esa cosa sigue pastosa tras horas.
    Yo he sido telepizzero desde hace casi 20 años. Se ve que en vez de subir precios han abaratado costes, y todo va a base de pastas grasientas. Cada año pico y pido otras 2 pizzas, espero que esta haya sido la última vez.

    06 mayo 2014 | 11:13

  10. Dice ser Claudia

    Te leo todos los días y me encanta tu blog, pero hoy me ha decepcionado. Me parece que tu artículo fomenta un miedo injustificado hacia los kebabs. Estoy de acuerdo con que pueden no ser adecuados desde el punto de vista nutricional, pero eso no quiere decir que estén hechos con carne de rata. Si se encuentra que algunos sí lo están se trataría de un grave fraude que podría suponer incluso un riesgo para la salud, pero se trataría de casos puntuales, no de la norma general. Y lo de sacar un vídeo en el que se ve pasta de carne, pues vende mucho, porque tiene mal aspecto, pero no es más que carne triturada. Aquí te dejo un enlace sobre el mismo tema de otro blog que sigo habitualmente http://www.gominolasdepetroleo.com/2012/01/como-se-hace-el-kebab.html

    06 mayo 2014 | 11:15

  11. Dice ser maria

    A mi me da menos miedo que un nutricionista escribiendo en un blog

    06 mayo 2014 | 11:46

  12. Dice ser Carlos grande

    Lo del video da asco.

    Por curiosidad vi como hacian el SHAWARMA (el equivalente arabe del kebab) en los Emiratos Arabes y no tiene nada que ver.

    Son trozos enteros de carne (ya sea pechuga de pollo o carne magra de cordero) empalados uno encima de otro. Cuando se haciendo la carne puedes ver claramente done empieza y acaba una pechuga de pollo. Nada triturado ni raro y esta buenisimo.

    En la vida comeria el KEBAB que se vende por europa ya no solo en espanya.

    06 mayo 2014 | 12:05

  13. Dice ser quien die ser

    holi

    06 mayo 2014 | 12:28

  14. Dice ser Warp

    En nuestro kebab de referencia en Palma yo suelo pedir el de pollo, que en realidad es Shawarma, como dice Carlos: pechugas y traseros de pollo deshuesados en espetón, especiados y asados. Está muy rico y a mi me encanta. En este sitio además preparan el pan ellos mismo, en showcooking, y les sale espectacular.

    Juan, en lo que hoy has patinado profundamente es en calificar el kebab como asqueroso porque te da grima su preparación. En el vídeo yo no veo que sean unos guarros, todo parece estar bastante limpio, los operarios llevan indumentaria adecuada, etc.

    Si es por esas, pásate por una fábrica de chorizos o de morcillas, a ver si mañana descalificas de la misma manera los embutidos patrios porque te da asco ver cómo se preparan o porque las partes usadas no son las más bonitas del cerdo. Me parece un gravísimo error por tu parte, que te las das de ecuánime -y normalmente lo eres-, poner en el mismo saco todos los kebabs vendidos en el país por que un vídeo te ha dado arcadas. Es demagógico.

    En fin, hoy, ¡suspenso!

    06 mayo 2014 | 12:51

  15. el-nutricionista-de-la-general

    No he criticado el kebab en sí como especialidad culinaria, más al contrario solo he destacado mi poco aprecio por aquellas variantes “industriales”. Si se lee bien (no he cambiado ni una coma) he dicho que en procesos como los que se ponen de relieve en el vídeo (y me da igual que sea de kebab, salchichas frankfurt o embutidos diversos) es más fácil que se produzcan prácticas “de riesgo” o incluso de “fraude” ya que el control por parte del consumidor final es muy limitado (por no decir imposible). Es más, ni tan siquiera he cuestionado las prácticas en la elaboración tal y como se ven en el vídeo… he trabajado en esta industria, en esta misma, mucho tiempo y sé perfectamente cuándo se hace bien o mal

    En resumen, lo único de lo que me he hecho eco es de que en UK la FSA ha realizado una serie de controles sobre un producto, cuyos resultados no son nada esperanzadores… no sé cómo se puede malinterpretar eso. Ni por asomo he dicho que todos los kebabs de UK sean así o tengan esos problemas y mucho menos que los tengan en España. De hecho, si lo queréis ver así podéis ver el vaso medio lleno y destacar que de 143 kebabs analizados, 77 estaban “perfectos”.

    Por último, invito a los lectores a leer correctamente (siguiendo incluso los enlaces que para aclarar esas cuestiones), de esta forma además se darán cuenta que no soy el que ha planteado originalmente la duda sobre la presencia de rata o carnes de otros orígenes en este tipo de productos.

    Al final, insisto, el mensaje es el de que si tenemos un patrón de alimentación caracterizado por “comida” (de aquella menos procesada) las posibilidades de accidente (no intencionado) y fraude (intencionado) disminuyen de forma importante. NO he dicho otra cosa ni he echado mierda sobre nada. Los únicos que “echan mierda” son los que ponen a la venta productos con una denominación que no se corresponde con la realidad. No creo que sea muy difícil de entender.

    06 mayo 2014 | 13:33

  16. Dice ser Mikel

    Que asco.

    No me fio un pelo de los controles de calidad de esta “carne”

    06 mayo 2014 | 13:50

  17. Dice ser Stop racismo

    ¿Nadie va a retirar el comentario racista del tarado que insulta a sus antepasados?

    06 mayo 2014 | 13:57

  18. Dice ser laluna

    ¡qué asco!
    en este grupo de poupurris añado también los frankfurts, arggg…. a saber que habrá ahí dentro

    06 mayo 2014 | 14:25

  19. Dice ser ¿¿¿???

    Ya salió hace tiempo el fraude de en los tanatorios no incinerar los cadáveres para reutilizar el atauud pero…. ¿qué hacen con los cadáveres?

    06 mayo 2014 | 15:31

  20. Dice ser Pachecho

    No hay mejor laxante que un buen kebab. De ahí que mucha gente cuando lo prueba diga, “está que te cagas”.

    06 mayo 2014 | 16:07

  21. Dice ser Dani

    No voy a defender ni el kebab ni ninguna comida basura, pero el vídeo que has puesto al final me ha parecido una estrategia un poco sensacionalista.

    Tampoco tengo datos en la mano, pero en España uno de los fabricantes de kebab publicó un vídeo de su elaboración, que al menos en lo que respecta a las normas higiénico-sanitarias parecen mejorar ostensiblemente con respecto al vídeo que has puesto, aquí está: https://www.youtube.com/watch?v=bvBfzI2hFG0

    Lo cual no quita que los alimentos ultraprocesados como el kebab sigan siendo basura.

    06 mayo 2014 | 16:48

  22. Dice ser MEGAZOIDE

    Prácticamente no podemos comer nada, las frutas y las verduras tienen insecticida, fungicidas, herbicidas y abonos químicos. Los cerdos y las vacas son desangrados cruelmente mientras patalean en agonía mortal durante eternos minutos. Lo único que es bueno es la comida para Ricos, vinos tintos Caros, Chuletones Avilenses, Caviar, Peces Espada, Champanes y Cavas y jamones patas negras, de esos nunca se dicen nada en contra. Pues sabe qué, que les den a los que hacen están campañas, las hienas se comen vivos a los bichos que matan. Dejadme comer mis kebabs, mis hamburguesas, mis verduras de bote, y mis ensaladas de bolsa en paz, por favor,

    07 mayo 2014 | 06:26

  23. Dice ser Warp

    Querido Juan:

    Por mi parte, he entendido perfectamente todo lo que escribes. Un consejo: cuidado con sugerir que tus lectores no entienden lo que escribes. Es una política muy peligrosa.

    Veamos… Dices que te haces eco de las investigaciones que hace un organismo británico sobre los kebabs que venden allí. Que no quieres generalizar y que pones cifras. Sí, pero ¿cuál es el efecto? “Algunos kebabs son malos, así que no te fíes de ninguno”. No me digas que no. ¿No? Entonces ¿cuál es el mensaje? ¿Una compilación aséptica de datos? No lo es porque, si lo fuera, no estarías resaltando en negrita las frases más inquietantes:

    “…no están elaborados con el tipo de carne que se supone …”
    “…en 25 de ellos el cordero no aparecía por ninguna parte…”
    “…no haber podido identificar el origen de 5 de estas carnes…”

    Esto no es una revista científica ni de consumidores, cierto, es un blog y cuentas tu opinión. Pero empiezas hablando del Reino Unido y acabas haciendo recomendaciones respecto al consumo… en España. ¿Por qué? Sin extrapolar hacia aquí los datos de un estudio en otro país, sí acabas recomendando qué hacer cuando has soltado una amplia parrafada sobre lo malos que son “algunos kebabs en UK” y sin dar un solo dato sobre España. Eso no es ni ecuánime, ni justo. Lo sería si el estudio fuera local, pero no lo es.

    Recomiendas además

    “…no comer cosas en las que el origen de los ingredientes es incierto..:”

    Tal vez pretendas que cuando alguien entra en un kebab, chino, hindú o hamburguesería solicite la procedencia de las piezas de comida que sirven, pero la verdad, yo no estoy por la labor. Hay unos organismos sanitarios que se supone velan para que los alimentos comercializados en el país sean seguros y de calidad, no bazofia industrial.

    Y de ahí vamos al siguiente punto, el dichoso vídeo. Rematas la faena con un vídeo estomagante para quien desconoce cómo se procesa la carne en la industria. Hace un tiempo Comando Actualidad emitió un vídeo parecido de una empresa española. Así es la industria cárnica y repito, si empiezas a poner vídeos de cómo se preparar los jamones cocidos, los chorizos, salchichas, butifarras y demás conseguirás reducir su consumo en todo el país, para alegría del nivel del colesterol general. Conseguirás el mismo efecto poniendo una muy higiénica cadena de despiece de pollo: no hay quien coma pollo después de ver algo así.

    Y la guinda viene cuando escribes:

    “… te ruego que le eches un vistazo a este video sobre la elaboración de ciertos kebabs, a ver si te quedan ganas de comer muchos más”.

    Claaaaro, sólo estás hablando de “algunos kebabs”, no de todos los kebabs… Por eso indicas claramente qué empresa aparece y dónde se venden sus piezas de carne. Para que sólo pensemos en “algunos kebabs”.

    Ese vídeo y esa frase son demagogia pura y dura. Y lo sabes.

    07 mayo 2014 | 08:14

  24. Dice ser Ricardo garcia

    Yo he comido muchos kebas porque tenía un amigo que regentaba un local de kebabs, pero pienso que toda carne que te venden o en este caso venden a los locales de kebas al venir toda prensada como producto de algo picado y tal vez mezclado está claro que es muy dificil saber que le meten salvo que vayas a fábrica o lo analices, yo de momento estoy vivo, no obstante la comida rápida kebab o cualquier otra pienso que es para tomarla de vez en cuando, si la sanida y las inspecciones funcionan bien deberiamos de estar más o menos tranquilos

    07 mayo 2014 | 16:08

  25. Dice ser Alfonso

    Hace antaños se comía lo que se podía, ahora somos demasiado exquisitos y buscamos comidas en restaurantes de 3 tenedores. No busquemos la burguesía cuando de eso por lo menos donde yo vivo hay poca. Un Kebab está bueno, ya sea de pollo, cerdo, ternera, rata o caballo. Yo soy dado a comer kebabs muy a menudo y no me ha pasado nada, es más pondría la mano en el fuego a que una jodida hamburguesa de las dos franquicias mas potentes hacen más daño que un simple kebab. Dejemosno de cursiladas y pijerias que no esta el horno para bollos

    07 mayo 2014 | 16:13

  26. Dice ser Josemari

    Claaaaro… los kebabs, esa comida basura que debería estar prohíbida. Como bien ha dicho otro ahí arriba existen dos cadenas de hambuerguesas llamadas macdonals y burgerking que eso si que es mierda pura pero ahora los malos son los pobres moros con sus kebabs no me jodas. Alimentos transgénicos, multinacionales como cocacola o macdonalds que meten mierda pura y cuanta más pemita la legislación de cada pais mejor… Por otra parte, qué es eso tan malo que se ve en el vídeo? Carne picada mezclada con especies? Te da asco? Pues come mierda. Solo falta que cataloguen al Kebab como comida de comunistas, de terroristas islámicos o peor, de clase trabajadora. Adiós, me voy a meterme un kebab ahí abajo de mi casa entre pecho y espalda. Y sin coca cola, con una cervecita que es más sanote. Salud!

    07 mayo 2014 | 22:14

  27. Dice ser uno cualquiera

    Es un poco más cara, pero probad la comida ecológica.

    08 mayo 2014 | 03:12

Los comentarios están cerrados.