BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

El mito inagotable de la Candidiasis y los hidratos de carbono

Hay mitos que se resisten a caer. Será porque suenan bien, será porque son acogidos con una especial complacencia. No lo sé. Y no importa lo absurdo de sus postulados y justificaciones. Pero el caso es que no caen.

Uno de ellos es el de la dieta anti-cándida. Un supuesto patrón dietético que hace remitir las infecciones propiciadas por un microrganismo que recibe el nombre de Candida albicans (C. albicans). Antes de empezar hagamos una breve introducción.

¿Qué es la candidiasis?

Candida albicans

Por Candida albicans se conoce a un hongo, en concreto una levadura, ubicua que vive en casi todas partes entre las que se incluye nuestro propio cuerpo. Por lo general, nuestro sistema inmune mantiene a raya este microrganismo e impide una excesiva proliferación.

Cuando por la causa que sea este control no es lo suficientemente eficaz como para mantener bajo control la población de C. albicans (uso de antibióticos, estados deprimidos del sistema inmune…) el hongo puede multiplicarse hasta el punto de hablar de una infección. Estas infecciones por C. albicans pueden afectar a distintas partes del cuerpo y de forma diversa. Así, la candidiasis oral afecta a esta zona anatómica que suele presentar manchas blanquecinas; una infección que puede llegar al esófago y provocar una esofagitis; al mismo tiempo en el caso de las mujeres, estas pueden sufrir infecciones vaginales por C. albicans que cursan con picores, dolor y secreciones anormales; al mismo tiempo la infección de esta levadura puede interesar a la piel y ser causa de picazón y erupciones cutáneas; sin embargo la más grave de todas las infecciones en este sentido es aquella sistémica y que implica la candidiasis en sangre pudiendo suponer un importante peligro para la vida.

¿Cómo se tratan los distintos tipos de candidiasis?

La respuesta a esta pregunta sería compleja y además no se halla dentro de la temática de este blog ya que ninguno de los recursos terapéuticos comúnmente aceptados como válidos al respecto de la infección por C. albicans implica las cuestiones dietéticas. Así, los diferentes tipos de infección se abordan con distintas estrategias que puedes consultar en este enlace: Clinical Practice Guidelines for the Management of Candidiasis: 2009 Update by the Infectious Diseases Society of America o en este otro documento más breve y práctico que a modo de síntesis recoge los diversos tratamientos. En general, se trata de la aplicación y dosificación de distintos remedios antimicóticos.

La dieta anti-candida

CharlataneríaSin embargo en el mundo de medicina complementaria-alternativa … o como quieras llamarla (en este caso yo me referiría a ella como magufa) es bastante frecuente aludir a un tratamiento dietético para las infecciones por C. albicans. En su esencia se trata de restringir la ingesta de alimentos con hidratos de carbono, especialmente azúcares ya que (argumentan quienes postulan este tipo de tratamientos) la C. albicans es un micoorganismo con una dependencia voraz de este tipo de sustratos. Así, no es infrecuente escuchar que la justificación del tratamiento pase por “matar de hambre a la C. albicans” a base de no aportarle esos hidratos de carbono que tanto demanda. En el colmo del despropósito este tipo de terapias explican que los pacientes con candidiasis sienten un hambre descontrolada por aquellos alimentos que aportan más azúcares y que esto se explica porque esto es lo que demanda el microrganismo. Si no me crees le puedes echar un vistazo a este tipo de planteamientos en esta página en donde se dice textualmente que:

El ansia continua por comer dulces o alimentos ricos en carbohidratos puede responder a una infección por hongos llamada candidiasis

O sea, que uno tiene ganas de comer dulce porque al hongo en cuestión le entra el “hambre” de dulce… A mí qué quieres que te diga, este tipo de “justificaciones” me parecen increíbles más allá de los relatos de ciencia ficción y sus extravagantes propuestas entre los parásitos y sus hospedadores. Claro. Allí sí; aquí, en el mundo real, no.

En una vuelta de tuerca más, a la hora de plantear dietas anti-candida libres de hidratos de carbono, me he encontrado con que algunos “profesionales” que la promueven hacen las siguientes indicaciones a sus pacientes:

Dieta de 25 días anti-cándida sin un solo gramo de hidratos de carbono complejos, ni integrales, ni refinados, pero fruta sí… Sin lácteos, salvo el queso del tipo havarti y gouda que si están permitidos.

En fin, sorprendente (e inexplicable, aventuro)

En resumen

  • Candida albicans es un microrganismo habitual, y normal hasta ciertos límites, dentro del ecosistema microbiano de nuestras mucosas.
  • Las distintas infecciones ocasionadas por este microrganismo suelen ser debidas a un sobrecrecimiento. Su localización determina el tipo de tratamiento de elección.
  • Ninguna, absolutamente ninguna, sociedad médica de reconocido prestigio acoge entre los posibles tratamientos de las distintas infecciones cualquier disposición dietoterapéutica.
  • Solo las ramificaciones más rancias de la mal llamada medicina complementaria plantean tratamientos basados en una supuesta dieta anti-cándida.

———————————–

Esta entrada participa en la VII Edición del Carnaval de la Nutrición

 que organiza el blog Una pizca de vida.

———————————–

Nota: De nuevo, quiero agradecer a una seguidora ejemplar, Geraldine, el hacerme partícipe de sus dudas para que sean tratadas en este blog

Imagen:  Y tambeKevin Dooley vía Wikimedia Commons

17 comentarios

  1. Leyendo la entrada de hoy se me ha venido a la cabeza algo que escuché hace tiempo sobre un método de adelgazamiento poco ortodoxo, la introducción de La Tenia o Solitaria en el organismo…me pregunto que habría de cierto en aquello.

    Y recuerda que si buscas tiendas online de Alimentación en España somos tu web de consulta, visítanos en http://elpedidohosteleria.com

    30 abril 2014 | 10:21

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Creo muy importantes los analisis de sangre y orina por egemplo. ya que con eso te enteras de como estas pero siempre a menos que me este muriendo prefiero los remedios naturales a los quimicos que te arreglan una cosa y te estropean diez, y eso me lo dijo un médico muy bueno y buen amigo -A los médicos procura no acudir no sea que te matemos con algun error.

    Clica sobre mi nombre

    30 abril 2014 | 10:21

  3. Dice ser María

    Buenos días.

    Gracias por esta noticia. Tenía ganas de oír algo que desmintiese esta moda aberrante de dietas anticándidas, entre otras.

    Un saludo.

    30 abril 2014 | 10:32

  4. Dice ser Mónica PG

    Caray!! Conocía la famosa dieta en cuestión, que pica más que la mismísima candidiasis y…es más difícil de erradicar, pero no había escuchado eso de que el paciente siente hambre voraz por los azúcares… Mira que me da a mí que esa necesidad de dulce va a ser por otra cuestión…de gustos. En fin.

    30 abril 2014 | 10:32

  5. Dice ser Iman Mahdi

    No entiendo el sarcasmo usado al hablar de la “dieta anti-candidiasis”….

    ¿es que no quería usted escribir este artículo?

    No entiendo porqué escribe algo para acabar sentenciando “En fin, sorprendente (e inexplicable, aventuro)”

    Pues para eso, no escriba nada.

    30 abril 2014 | 11:49

  6. Dice ser Ile

    soy una chica propensa a las infecciones por candida en boca y vagina y no voy a contradecir tu opinion profesional, ya que has aportado datos de que realmente estas dietas no estan comprobadas por ningun organo oficial. Sin embargo, aunque no he seguido ninguna de estas dietas, y siempre según mi experiencia, la reducción de los azucares, sobretodo en productos manufacturados y aumentar el consumo de yogures o productos “bio”, siempre me ha ayudado mas que el farmaco antimicotico.¿Hay alguna razon cientifica para ello?

    30 abril 2014 | 11:57

  7. Dice ser Alejandro

    Muy bueno el artículo.
    Está claro que antes de hacer cualquier dieta debemos consultar con un médico.
    De lo contrario podemos poner en peligro nuestra salud tontamente.

    30 abril 2014 | 12:14

  8. Dice ser Alejandro

    Muy bueno el artículo.

    Está claro que antes de hacer cualquier dieta debemos consultar con un médico.

    De lo contrario podemos poner en peligro nuestra salud tontamente.

    30 abril 2014 | 12:15

  9. Dice ser Tsuki

    Gracias por esta entrada, la verdad es que he estado leyendo últimamente mucha magufada sobre la dieta anti-candida porque tengo infecciones recurrentes desde pequeña en boca y vagina.

    Es muy molesto y a veces desespera un poco. Encontré varios sitios que postulaban que la candida se instala en el intestino y que la única forma de matarla es, como dices, matarla de hambre mediante esta dieta baja en azúcares, hidratos y lácteos. estaba a puntito de preguntárselo a mi nutricionista…

    30 abril 2014 | 12:51

  10. Dice ser Elena

    Pues fíjate que después de años de pasarlo mal por la dichosa candidiasis, gracias a la dieta anti azúcares, hidratos de carbono, y de levaduras (todas incluidas todos los quesos) por fin me he librado de ella. Es más a mi me lo mandó una doctora especialista en inmunología clínica que trabaja en un hospital, no un naturista.
    Y es también muy eficaz tomar complementos dietéticos como el Pau Darco y duchas con aceite del árbol del te.

    Una vez superada la crisis puedes volver a tomar alimentos normales, pero con moderación, si te vuelves a pasar con el azúcar y el pan, ellas vuelven. Comprobado.

    30 abril 2014 | 13:03

  11. Yo no había escuchado hablar de esa dieta. Pero si de las restricciones excesivas de hidratos de carbono por otras razones que tampoco se justifican. Hay tantos mitos! Por eso es importante hacer conciencia de analizar cuidadosamente nuestras fuentes de información y de consultar con un experto en nutrición antes de adoptar cualquier tipo de dieta. Saludos!

    30 abril 2014 | 13:41

  12. Dice ser LEER PARA CREE

    Se nota que no las has padecido. Conozco algun@s que con el mito que criticas de dieta/s anti-candida, y sin anti-hongos químicos (si, sin antifungicos vendidos en farmacia) han mejorado (incluso curado diría yo) de todos su males previos provocados por las Candida albicans. Incluso hay analíticas que lo demuestran

    30 abril 2014 | 14:13

  13. Dice ser Carmen

    Siento mucho decir que no estoy de acuerdo con el artículo. Tengo Cándida, en la boca, ahora más controlada, gracias a no comer hidratos y azúcares simples, ni levaduras, pero SÍ, legumbres y cereales integrales, mijo, trigo sarraceno, quinoa, arroz, avena.
    Y lo que me ha sentado bien es no mezclar legumbres o cereales con la carne o pescado (cosa que me cuesta), tengo muchos menos gases.
    Esta infección o lo que sea, es realmente una pesadilla pero, sé que algún día me libraré de ella 🙂

    30 abril 2014 | 16:40

  14. Dice ser Lyra

    Siento discrepar. Conozco muchas personas afectadas de candidiasis, y yo misma la he padecido. Estaba harta de ir al medico a que me recetara antifungicos, para nada,y hasta que no deje todo eso y cambie mi dieta (no hablo del de Cala ni deninguna connombre y apellido) y empece a escuchar a mi cuerpo, eliminar lo que me sentaba mal, y todo aquello que sintiera que me daba episodios agudos, como las harinas refinadas, el gluten, azucar, o lacteos, no empezo a remitir esa tortura. solo alguien que no ha pasado por eso puede hablar asi tan a la ligera como usted lo ha hecho,y al menos por respeto a aquellas personas que puedan salir beneficiadas y curarse de una sobreinfeccion por candidas graciasa un cambio de dieta, deberia contrastar un poco su informacion.

    Desde aqui animo a toda persona afectada que lea esto a que escuche su cuerpo y quite lo que le hace mal, a mi desde luego solo me ha traido beneficios, porque las candidas al fin y al cabo solo hacen su trabajo, alimentarse de todo aquello que ingerimos q hace dano al cuerpo, nos “libra” de ello pero llega un momento en el que se desequilibra porquehay demasiado que limpiar. Tambien es muy importante cuidar el pH, un cuerpo acidificado es mas propenso a un sobrecrecimiento de candidas, porque los hongos proliferan mejor en un medio alcalino , por eso es importante intentar llevar una dieta lo mas alcalina posible.
    Finalmente las candidas ensenan a cuidar de uno mismo y eso es bueno, pero hasta llegar a eso se puede pasar realmente mal. Saludosy esperanza para todos aquellos que esten pasando por esto 🙂

    30 abril 2014 | 18:52

  15. Dice ser Fernando

    Clásica postura del articulista: Desde mi postura -científica-, elimino cualquier otra postura que la contraste. Sólo pregúntele a los enfermos de candidiasis si se han curado con los sagrados y reconocidos medicamentos recetados por la única “medicina confiable” , según esta, “la medicina”.

    01 mayo 2014 | 01:25

  16. Dice ser tontalaba

    Por experiencia personal, muy larga, os aseguro una cosa, la candidiasis es muy pero que muy jodida. Y ningún ginecólogo ha sabido explicarme con coherencia jamás por qué la he sufrido. Es más, cada uno de ellos me ha dado una versión distinta sobre el tema haciéndome dudar muchísimo de su aptitud como profesionales. Yo no he estudiado ciencias, así que no voy por la vida pensando que lo se todo, es lo que tiene haber cometido el nauseabundo error de haber estudiado letras.

    Sobre la candidiasis no se nada, por lo tanto. Pero por propia experiencia personal recomiendo a todas las mujeres que lean ésto que cuando tengan relaciones sexuales, por mucho que confíen en su pareja, le pongan preservativo. Es curioso que en mi caso, al igual que en el de todas mis amigas, las épocas en las que no hemos tenido sexo las candidiasis desaparecen.

    Un médico me habló (creo que con cierto sarcasmo) de propensión a su multiplicación en lugares húmedos y oscuros (perdonen si los términos que utilizo no son científicos, pero seguro que ustedes en su infinita sabiduría comprenden a una ignorante como yo). Pero la verdad, cuando me pongo cachonda viendo tíos buenos y me masturbo genero el doble de humedad que cuando he tenido sexo con parejas. Así que esa explicación a mí tampoco me vale.

    01 mayo 2014 | 12:22

  17. Dice ser Lua

    Me pareció una nota muy pobre y falta de fundamentos. Usted despotrica en contra de los tratamientos contra cándida y los profesionales que lo indican…pero tampoco ofrece una explicación válida de por qué todo eso es mentira.

    Debería informarse más y consultar los testimonios de las miles de personas que padecen infecciones reincidentes de cándida, quizá se sorprenda de las cosas que puede aprender.

    Con respecto a la dieta, no se eliminan los carbohidratos por completo. Se quitan las harinas refinadas, el azúcar y los productos con glúten.

    27 mayo 2014 | 20:58

Los comentarios están cerrados.