BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

“Prostitución nutricional”

DineroGruesas palabras para una cruel e infame realidad. A pesar del rechazo visceral al que nos invita esta clase de expresiones, su definición (DRAE) no puede ser más cierta y ajustarse de modo más preciso a una buena parte de profesionales que han vendido su empleo o autoridad abusando bajamente de ellos por interés o adulación, es decir, prostitución con todas las letras. Una situación que cuando se realiza en el ejercicio de la profesión de dietista-nutricionista adquiere el calificativo de nutricional.

Lo cierto es que llevaba un tiempo con esta entrada rondándome la cabeza. Me refiero a eso de hacer autocrítica de la profesión. No es cuestión de ver la paja en el ojo ajeno y pasar por alto la viga en el propio. En no pocas ocasiones me he dedicado en este blog a criticar la forma que tienen algunos profesionales sanitarios de ejercer su profesión cuando implica a cuestiones nutricionales (algunos médicos, farmacéuticos, biólogos… también la de otras personas sin formación definida, etcétera) pero es preciso reconocer que dentro del colectivo de dietistas-nutricionistas también hay una importante dosis de prostitución nutricional. A ella, a su ejercicio, se llega por tres caminos típicos.

A modo de síntesis tenemos, por un lado, el perfil del “profesional” poco espabilado, con pocas luces e influenciable por el boato y oropel de las pseudociencias. Unas personas a las que su título tan solo es garantía de haber superado unas pruebas (los exámenes) y en las que el conocimiento no ha dejado poso alguno en su sabiduría. Es el prototípico seguidor de las “bioenergías”, “chakras”, y algunas medicinas “tradicionales” basadas más en el acervo popular y cultural de una población que en los datos contrastables. Son “profesionales” que creen en la homeopatía, en los análisis masivos de intolerancias alimentarias, en el poder del agua hexagonal en los alimentos con calorías negativas o en sistemas dietéticos sin demasiado aval… olvidando (si alguna vez lo conocieron realmente) todo aquello aprendido en su formación universitaria.

Por otro lado, tenemos el perfil del típico profesional espabilategui o aprovechategui. En este caso el “profesional” sabe que lo que hace en el ejercicio de su profesión de poco o para nada sirve salvo para aumentar sus ingresos. Y le da igual. O a lo mejor sí que le importa, pero el caso es que a pesar de ser consciente de lo que hace, lo sigue haciendo por que es lo que le interesa desde un punto de vista estrictamente crematístico. Es un sinvergüenza de tomo y lomo.

Y por último, tenemos al profesional desesperado por encontrar un trabajo y que ve en lo que no se podría calificar de otra forma más que de “redes de proxenetismo nutricional” la oportunidad de trabajar “de lo suyo”. Estas “redes” son, muy habitualmente, las que vienen establecidas en forma de franquicias cuyo único objetivo de negocio es la pérdida de peso, o las que establecen extravagantes sistemas de diagnóstico de diversas dolencias con cuyo resultado se puedan establecer desustanciadas pautas dietéticas. Estos negocios se suelen rodear de una parafernalia “cientifista” centrando su negocio, además, en la venta obligada de productos de dudosa, por no decir nula efectividad para los fines propuestos (ellos los tildan de suplementos, complementos y coadyuvantes). Al mismo tiempo, insisto, junto a la compra obligada de estos productos, al cliente potencial se le suele captar a partir del falaz reclamo de “consulta gratuita” y se les termina dando una pauta dietética conocida en el mundillo como “la dieta del cajón derecho”. Es decir, dietas estandarizadas en las que el “profesional” captado principalmente (pero no de forma exclusiva) entre las últimas promociones de dietistas-nutricionistas tiene un limitado margen de maniobra.

Pues desde el cariño y respeto que le tengo a esta profesión y en especial dirigido a la última categoría de actuales o futuribles dietistas-nutricionistas, dejadme por favor que os dé mi opinión. No caigáis en las “redes de proxenetismo nutricional”. Trabajar para ellas no es la solución a trabajar “de lo nuestro”, aunque pueda parecerlo, es mentira. Se utiliza a los dietistas-nutricionistas para que prestéis vuestra imagen, en realidad solo vuestro título, para poder ser exhibido en el cuchitril en el que probablemente “pasaréis consulta” y dotar al acto de venta de zarandajas varias de una falsa prestancia. Vuestro contrato, lo que viene escrito en el papel por el cual termináis alquilando vuestra profesionalidad a la empresa lo deja meridianamente claro, seréis contratados bajo el epígrafe de “técnicos comerciales” o cualquier otro eufemismo para describir el verdadero y único propósito de vuestra presencia allí, que no es otro que encasquetar a los clientes (me niego en estas circunstancias a referirme a ellos en forma de pacientes) los productos y sistemas que la marca pone a vuestra disposición. Recuerda: sin venta de producto no hay negocio y… honestamente ¿tú crees que se puede adelgazar sin los mencionados productos; son necesarios… son imprescindibles… crees que se hace una adecuada educación nutricional haciendo descansar parte del éxito en ellos? (Ponte en la piel del cliente y en lo que pensará de esos productos).

Es momento de ser sincero y reconocer que un servidor también estuvo tentado en su tiempo de pasar por una de estas franquicias. Afortunadamente me di cuenta pronto del trasfondo y huí despavorido. Es más, os contaré un “secreto”. En no pocas ocasiones el colectivo de dietistas-nutricionistas ha levantado su voz, bien desde el asociacionismo, bien de forma espontánea, para denunciar lo que en su día parecía ser toda una afrenta a nuestra profesión. Habida cuenta de que hace unos años (hoy menos) muchas de las personas que “pasaban consulta” en estas franquicias no eran dietistas-nutricionistas, existía una especie de clamor popular entre nosotros que proponía cambiar las cosas y exigir que en este tipo de negocios o afines fuera un dietista-nutricionista el que estuviera al frente. Pues bien, yo opinaba lo contrario y, en una expresión que ha terminado por trascender entre muchos compañeros, afirmé (y lo mantengo) que el día que en todas estas franquicias solo hubiera dietistas-nutricionistas al frente, la respetabilidad de este profesional sería gravemente vulnerada y que, entonces, no nos lavaría ni toda el agua del Jordán.

Prostitución nutricional

Conozco varios compañeros que han pasado por este tipo de negocios, algunos han salido y otros aun continúan. Todos tienen todo mi respeto ya que me resulta muy costoso atribuirles un porcentaje concreto de la culpa de haber estado o de seguir allí trabajando… las “redes” saben muy bien como hacer su trabajo y las condiciones laborales, en general, para todos, son terriblemente jodidas. Pero déjame que termine con una opinión y un consejo estrictamente personales.

Prostitución nutricional 2Estimado dietista-nutricionista, probablemente eres más joven que yo y con menos experiencia, pero trabajar en estas franquicias o en estos negocios no es “trabajar de lo tuyo”; en mi opinión y haciendo buena la segunda acepción que da el DRAE de este término, es “prostitución nutricional”. Y si de NO trabajar de lo tuyo se trata, seguro que te es posible buscar otros trabajos en los que además, de rebote, no se enturbie el verdadero valor profesional de los dietistas-nutricionistas. Hay gente que ya lo probó y se salió, otros ni siquiera lo probaron. Se puede. Dignifica tus estudios y dignifica tu profesión.

——————————–

Nota 1: Quiero agradecer en el alma a una compañera, Anabel Lara (@anabelikalara) su estímulo y aquiescencia para escribir esta entrada a partir de un comentario en Twitter.

Nota 2: Reconozco que las franquicias a las que me refiero son negocios que desempeñan una actividad completamente legal (supongo). En este sentido, no tengo nada en contra de ellas. Tan solo he querido poner de manifiesto que las personas que en ellas trabajan no tienen  porque ser dietistas-nutricinistas y, que en mi opinión, si lo son, las labores que desempeñan, en general, están muy por debajo de su preparación.

Actualización 28 de julio de 2014: Por fin, un compañero dietista-nutricionista (José Joaquín López, @SimplementeJJ) que trabajó en una de las franquicias señaladas ha levantado su voz y nos cuenta su ilustrativa experiencia en este post “casa” de otra compañera (Lucía Martínez, @Dimequecomes). Puedes consultarlo en este enlace: Desenmascarando a Naturhouse. Tras leerlo, y a título personal me gustaría decir dos cosas: la primera, gracias; y la segunda, me gustaría ver más entregas de esta sabrosa línea de divulgación. Ánimo y enhorabuena a ambos.

——————————-

Imagen: Ambro vía freedigitalphotos.net

30 comentarios

  1. Dice ser Lucia

    Creo que ya te lo he contado alguna vez, mi primer trabajo de “dietista” (con contrato de auxiliar administrativa…) fue en un sitio que vendia Pronokal (yo no lo sabía cuando firme el cutre-contrato). Duré 3 meses, en los que me negué a muchas cosas, y volví a la hostelería, que era mi otra profesión, de la que quería salir, pero al menos cobraba un buen sueldo con un contrato acorde a mi titulación y experiencia, y hacía un trabajo digno. Y creí que nunca iba a trabajar de dietista. A los 3 meses estaba cubriendo una baja de 10h a la semana en un hospital (cocina), y a los 4 meses ya tenía un puesto como dietista de colectividad, que no es el sueño de nadie, pero es un trabajo decente y muy útil para hacer “la mili” de dietista.
    Ahora bien, yo tenía otra profesión alternativa, tenía donde agarrarme ¿pero la gente que no sabe hacer otra cosa? yo también preferíria ser cajera de Carrefour antes que dietista de NC, por decir algo. Pero creo que la mayoría de dietistas y DN no, Juan.

    03 marzo 2014 | 09:41

  2. Triste realidad que desafortunadamente se da en muchos ámbitos profesionales, no solo el nutricional. A veces parece que hay que conformarse con elegir de lo malo…lo menos malo!!.

    Para elegir lo mejor hay que buscar en http://elpedidohosteleria.com

    03 marzo 2014 | 09:46

  3. Dice ser Gabriel

    Buen post, Juan, triste y realista , espero que sirva a jóvenes que comienzan a pensárselo antes de aceptar esa “prostitución”, aunque como aprieta el paro y la economía no creo yo que se queden esos puestos libres.
    En otro orden de cosas, no entiendo que metas en el mismo saco , a las caloría negativas o al agua hexagonal y, a la Homeopatía. No conozco estudios publicados en el Lancet sobre las caloría negativas o el agua hexagonal y si los conozco sobre homeopatía , no conozco “double blind randomized trials” sobre las caloría negativas o el agua hexagonal y si los conozco sobre la homeopatía. no creo tampoco que el agua hexagonal tenga mas de 200 años de experiencia empírica a sus espaldas.
    Últimamente esta muy de moda la Anti-homeopatía y con tan poca educación que rápidamente se llama timador (si eres médico )o iluso-tonto-ignorante ( si eres paciente ) de dicha praxis médica.
    Hay muchos estudios publicados sobre homeopatía , por ejemplo este metaanalisis de Wayne B Jonas, Ted J Kaptchuk y Klaus Linde, sobre la eficacia de la misma dónde concluyen que para ciertas enfermedades no hay conclusiópn de que sea efectiva , empero para otras concluyen que ” homeopathy may be effective ” y no son autores pro homeópatas precisamente.
    Hay mucho escrito sobre homeopatía en revistas científicas, multitud de estudios, muchos obtienen significancia estadística y otros no, pero me parece fuerte compararla con patrañas como las calorías negativas o las galletas devora-gras.
    Te recuerdo que aunque hay de todo en la viña del señor, la mayoría de los homeópatas que trabajan en nuestro país son médicos/as homologados/as y me parece mucha presunción opinar ( si es lo que opinas) que todos/as son timadores o poco inteligentes que “creen” en la homeopatía.
    Salu2

    03 marzo 2014 | 09:52

  4. Dice ser Ernie

    Creo que todos tenemos claro a qué tipo de negocios y actividades te refieres. Como licenciado en Psicología, me siento muy identificado con esta reflexión, dado que no son pocos los anuncios que abundan con promesas de «dejar de fumar mediante hipnosis» y demás TONTERÍAS por el estilo.

    No voy a entrar a comentar el primer perfil… Siempre hay quien trata de aprovecharse de la ignorancia y desesperación del prójimo. Los segundos… Por desgracia, también; siempre ha habido y siempre habrá personas que den mal nombre a su profesión por su incompetencia o aparente desagusto con su actividad.

    Sobre el tercer perfil… Comprendo la disyuntiva en la que se puede encontrar ya no alguien recién titulado con ganas de comerse el mundo, sino alguien no tan recién titulado, con vete a saber cuántos meses en paro sin encontrar un lugar donde poder ejercer su profesión dignamente. Es el mismo problema que cuando ofrecen contratos de 600€. Es una miseria y es completamente indigno, ¿pero puedes permitirte decir que no? Es un debate y una decisión peliaguda.

    Es una auténtica pena es que muchos profesionales tengan que recurrir a este tipo de alternativas. Y tiene mucha tela que estas se aprovechen de gente válida que sólo pretende honrar su profesión. Ánimo y suerte a todos ellos que no se conforman y siguen luchando.

    03 marzo 2014 | 09:56

  5. Dice ser Robertti Gamarra

    El gran problema está, según entiendo, en que el consumo es cada vez mayor, por lo que es más fácil caer en el engaño o perder la visión de la realidad respecto a la nutrición, porque parece que es la solución final al problema nutricional, y a veces no es más que el principio dle problema.

    http://ow.ly/uasbN

    03 marzo 2014 | 10:15

  6. Dice ser Elena P. Rueda

    El problema es que para estar en esas empresas sin tener ni pajolera idea de Fitoterapia es pelín pretencioso. Así que yo instaría a tus compañeros que estudiasen fitoterapia, para que así pudieran conocer cuáles son los usos y utilidades de las plantas y productos que prescriben, que basicamente es el problema.
    Al frente de cualquier negocio o de cualquier desempeño profesional, tienen que existir profesionales formados.
    Para colocar a un dietista-nutricionista al frente tendría que conocer perfectamente que vende, es decir saber de fitoterapia, aromaterapia, oligoterapia……y otras apias propias de los esos establecimientos.
    Lleva un tiempito aprender y discernir por ti mismo que si y que no, y un buen gasto de dinero de formación.
    Con la homeopatia pasa igual, lleva su tiempo empezar a entender algo, ya conocerla ni te cuento.
    Con la Micronutrición de pasa igual, hay que gastarse el dinero y hacer esfuerzo.
    Al final con todas las herramientas,más la licenciatura o grado, ya estás en condiciones de poder utilizarlo, seas medico, veterinario, farmaceútico o dietista nutricionista.

    03 marzo 2014 | 10:33

  7. Dice ser indignada

    En primer lugar, muy buen post.
    Por otra parte… sería interesante hacer un post relacionado con este en el que se critique cuál es el precio que se ha de pagar por una consulta de un nutricionista “decente” (grupo en el que me autoincuyo), versus, existencia de este tipo de empresas de las que hablas que casi siempre regalan la consulta nutricional a cambio de que le compres sus productos. Y también toda la información que se le da a la población a través de revistas. Ante esto…¿cómo competimos los d-n recién titulados? Tienes que poner unos precios con los que no sacas ni para gastos!!!!

    03 marzo 2014 | 10:44

  8. Dice ser 69d.Ford

    Todos los nutricionistas de Occidente están prostituidos . Todos los que trabajan para el sistema, todos. . La prueba más clara es que una dieta vegetariana te da mayor longevidad y calidad de vida, las estadísticas son aplastantes, la mayoría de enfermedades en occidente son por llevar dietas donde se come todo tipo de cadáveres .
    Sin embargo si vas a un nutricionista siempre te van a mandar esta dieta psicópata.
    Lo que esta prostituido es el sistema educativo, si te crees todo lo que te han enseñado en la carrera vas a ser un borreguito toda tu vida, esa es la realidad. La psicopatía humana con los animales es muy grande, el prejuicio que la gente tiene con la figura del médico (Su palabra es ley) así como aquellos prejuicios contra los animales viendolos como seres inferiores, igual que hacen los racistas .

    Tan solo lo coged un libro de texto de cuando erais chavales de Ciencias Naturales y ved la manipulación cuando sueltan algo del estilo “las plantas y los animales están para servir al hombre” . Eso es una barbaridad.

    Estamos viviendo en una sociedad enferma y aquel que se sienta bien adaptado a ella es un enfermo también, enfermo dependiente eso sí.

    03 marzo 2014 | 11:03

  9. Dice ser 69d.Ford

    enfermo dependiente eso sí, lo cual le convierte en esclavo feliz.

    03 marzo 2014 | 11:05

  10. Dice ser Rubén Díaz Rúa

    Gran entrada, salvo por lo de la homeopatía, no la puedes meter en el mismo saco que agua hexagonal, etc…. no la uso, pero la ciencia la respalda con estudios serios en muchos de los casos, como dice Gabriel. Para mi es como decir que los compuestos bioactivo presente en los alimentos no tienen ningún efecto cuando los estudio, los analizo y estoy viendo in situ como se altera la expresión génica, proteínas y actividad enzimática. La medicina actual tampoco funciona en todas las personas y no hay esa campana tan agresiva…..tendrán algo que ver las empresas farmacéuticas, lo podríamos llamar también prostitución científica-farmaceutica.

    Saludos y gracias por el blog

    03 marzo 2014 | 11:10

  11. Dice ser Lidia

    Totalmente de acuerdo con el post.

    Lo que pasa es que hay un pequeño problema. Cuando en tu currículum tus experiencias laborales solo ponen dietista y te quedas sin trabajo, por mucho que eches currículum para trabajar de limpiadora, camarera o lo que sea antes que prostituirte laboralmente (y lo tienes muy claro porque tus valores son así) resulta que se da la circunstancia de que hay miles de personas echando currículum a esos mismos puestos de limpiadora, camarera … que sí tienen experiencia en el sector, por lo que te quedas fuera y ni siquiera te llaman para entrevista, y por muchas ganas que tengas de trabajar de todo menos de prositituirte laboralmente, teniendo un alquiler/hipoteca que pagar y acabándose la prestación por desempleo, a veces no quedan más narices que asistir a las únicas entrevistas para las que te llaman, que son las de estos trabajos. Es muy triste, denigrante y psicológicamente devastador, pero a veces no hay más remedio. Yo también era de las que decía que nunca trabajaría en ciertos sitios y cuando me he visto en la necesidad de no tener otra alternativa, temporalmente los he tenido que aceptar y ojalá me dieran la opción en un puesto de limpiadora, camarera, ayudante de cocina o lo que sea que me permitiese no sufrir la tortura de levantarme cada día sabiendo a donde tengo que ir a trabajar y que me hiciese dormir con la conciencia tranquila. Ojalá.

    Lo cuento porque me pasó durante un año de mi vida (el peor sin lugar a dudas) en el que mientras estudiaba y vivía fuera lo tuve que hacer en varios trabajos (y digo “tuve” porque no me llamaban para ningún puesto más). Dejaba uno en cuanto encontraba otro, que al final resultaba ser igual o peor. Y espero no tener que verme nunca más en esa situación, por mi salud mental, aunque nunca se sabe.

    Cuento mi experiencia solo para ofrecer otro punto de vista, a pesar de estar de acuerdo con absolutamente todo lo que retratas en el post. Un saludo.

    03 marzo 2014 | 11:11

  12. Dice ser Nerea

    Está muy bien hacer autocrítica, pero quizás la palabra prostitución no es la más adecuada http://xurl.es/9ik46

    03 marzo 2014 | 11:25

  13. Dice ser carla

    Es muy fácil decir que trabajar en una franquicia de nutrición no es trabajar de dietista teniendo un trabajo genial como el tuyo, el problema es que en este país si no trabajas en alguna franquicia de esas no puedes ejercer de dietista, a menos que te montes tu propio negocio, cosa que si no tienes capital es poco probable hacerlo. No soy partidaria de este tipo de franquicias pero es lo que hay hoy en día en España, a parte de que lógicamente conforme están las cosas no nos podemos permitir el lujo de rechazar un trabajo medio digno, en el que al menos puedes coger experiencia en el mundo de la nutrición.
    Nos queda mucho camino por recorrer, está claro, pero la culpa no la tenemos nosotros los dietistas,si no los gobiernos que plantean mal el sistema sanitario y no nos dejan ocupar un hueco en él.

    03 marzo 2014 | 11:31

  14. Dice ser Miguel Angel

    Gran entrada. Yo aun no soy Diplomado pero estoy en ello y entiendo perfectamente la intención de tu post. Enhorabuena.

    03 marzo 2014 | 11:44

  15. Bueno. Tema delicado donde los haya.

    Creo que todos, o casi todos hemos pasado por el punto 3 en nuestros inicios de recién licenciado. En mi caso, incluso un poco más tarde cuando pasé varios meses en el paro y tuve que buscar otras opciones para pagar mis estudios.

    Es cierto que siempre miramos a los “intrusos” como parte del problema, yo también soy de la opinión de que la mayor amenaza se encuentra “en los nuestros”. Son muchas las empresas que contratan d-n a precio de saldo solo para asegurar que tienen a titulados al frente de su marca, aunque su trabajo nada tenga que ver con la de un d-n. El problema es que para la mayoría de diplomados/graduados, y más con la situación actual de empleo esa es la única salida profesional viable. Otros, los que lo defienden, creo que es simplemente porque nunca han tenido otras experiencias, ni saben en que otros ámbitos buscar salida profesional.

    Quiero que los d-n sepan que no han estudiado una carrera para vender productos, ni siquiera para poner dietas (de cajón o no), esa no es nuestra función (o no la única). El problema es que este concepto ha calado también en la población y no son pocas las situaciones en las que en consulta el cliente me ha preguntado: “¿Pero no me vas a recomendar que tome nada?” o bien, “¿Pero tu dieta como funciona?”. Ahí es cuando debes insistir, no es “mi dieta” es la tuya, y no necesariamente debe ir escrita en un papel.

    También el concepto de tiempo/precio. Si en la franquicia 15 minutos con el “nutricionista” le cobran X a cambio de la dieta. “¿Por qué me cobras tú el doble?” Y ahí debes explicar que no estás vendiendo una dieta, ni un control de peso. Sino tu tiempo, una sesión de nutrición no es poner una dieta o pesar a un paciente, eso lo pueden hacer en casa. Es más, el éxito de un d-n es que su paciente nunca vuelva a necesitar acudir a un d-n, que es justo lo contrario de lo que inculcan este tipo de empresas.

    Está claro que este tipo de empresas existen y seguirán existiendo, han sabido llegar a un público y un mercado que funciona. Ellos dejan claro que no están ahí para intervenir en la reeducación alimentaria, ni siquiera para cambiar hábitos. Ellos responden a la demanda de perder peso en una situación puntual a cambio de un precio.

    Cualquier compañero es libre de trabajar en este tipo de empresas, es una forma de comenzar y coger experiencia en el trato con la gente. Lo bueno es como por ti mismo te das cuenta de que las cosas no se están haciendo bien y que tú lo harías de otra manera, ese es el primer paso para “salir” como bien dice Juan.

    Lo que si quiero denunciar, son las condiciones. Parece que hoy en día lo de prostituirse por cualquier empleo está incluso bien visto, pero esta gente no contrata profesionales, no los paga como profesionales ni tiene en cuenta sus funciones. Ellos quieren comerciales, que seguramente sea lo que refleja tu contrato. Con esto no quiero decir que vayas a estar mejor pagado en otro tipo de trabajo porque seguramente no sea así, al menos la mayoría ofrecen un contrato con sueldo fijo más incentivos. Lo que yo siempre me planteaba es: para vender productos, vendo lavadoras, o ropa, o cualquier otra cosa que al menos no se disfrace diciendo que es mi profesión.

    Sigue llamándome la atención la facilidad con la que este tipo de empresas /franquicias montan un chiringuito cuando para montar una consulta privada te piden mil y uno requisitos legales y licencias. Pero lo que más me llama la atención es que si la mayoría de profesionales tenemos claro que esto no es un reflejo de nuestra profesión, en la bolsa de empleo de la fed-n se sigan colgando ofertas de estas empresas, que igual contratan a un d-n, que a un técnico, o a un comercial con experiencia en ventas.

    Perdón por extenderme tanto, ya os digo que cualquiera de nosotros tiene algún tipo de experiencia (buena, mala o peor) con alguna de estas empresas. Pero me duele que al final la población piense que eso es un d-n y eso es lo que hace. YO NO HAGO ESO.

    Un saludo, y aclarar como siempre que esto es una opinión personal y se puede o no estar de acuerdo.

    03 marzo 2014 | 11:53

  16. Dice ser Verónica

    A mi me parece un poco prepontente, creo que se puede defender la profesión sin necesidad de ridiculizar a nadie. Para defender las ideas con humor no creo necesario meterse con quien piensa de otra manera (esto es una opinion general de los últimos artículos de Juan Revenga).
    Por otro lado, aunque no estoy a favor de estas empresas, si creo que se realiza una gran labor desde las oficinas de farmacia. Dado que el negocio de los productos para el control de peso existe y es una realidad, mejor consumirlos bien asesorado y mejorando los hábitos de vida, siendo acompañado por el profesional adecuado. Es una manera de acercar a la población la figura del dietista-nutricionista (que en muchos casos el paciente ni conoce, ni sabe que existe, ni puede permitirselo,…)
    Ya es problema del DN particular como realiza su trabajo, un profesional que se precie puede ser capaz de enfrentarse a su empresa para hacer bien su trabajo y cuidar a sus clientes o pacientes, llámalo como quieras.
    Un saludo

    03 marzo 2014 | 12:23

  17. Considero que el prepararse y tener experiencia es la base de avanzar y crecer en lo que te dedicas, por eso cada vez que necesitemos ayuda de gente profesional estemos seguros de lo que nos ofrecen es efectivo, en nutrición la base es que cada dieta es personalizada ya que no en todos los organismos funcionan igual, por eso te recomiendo que te acerques a tu profesional de confianza y así conseguirás los objetivos que te fijes en tu vida, ganaras en salud y un estilo de vida mejor. @alebonaglia

    03 marzo 2014 | 12:39

  18. Dice ser Alex

    Después de cansarme de repetir constantemente lo mismo, de conseguir que algunas personas se enfadaran conmigo, podría explicar muchas cosas. Yo no doy dietista, ni siquiera estoy en el sector sanitario, pero si soy un científico, por decirlo de alguna manera. Creo en el método científico y ciertos charlatanes y vividores me revientan.
    Pero un día acompañé a alguien a una consulta de estas. Vi como le soplaban 300€ por un análisis sobre alimentos que no toleraba bien. Un timo, una estafa en toda regla, no hay que ser muy listo para verlo. Luego vinieron los medicamentos naturales, todos carísimos y todos de la misma marca, junto con tratamientos como ozonoterapia y similares, también carísimos.
    La persona a la que acompañaba era un familiar con cáncer en estado avanzado. Y el naturopata o como se llame era un médico, oncólogo para más señas. Cuando veía aquello, y no lo digo por decirlo, me entraban ganas de llorar. Un médico aprovechándose de la desgracia de la muerte.
    Pero luego, pensando, no lo tengo tan claro. Te partes el alma estudiando una carrera, luego el MIR, luego entras en un hospital dos o tres años a hacer al especialidad, luego a saber a donde vas, por una mísera cantidad de dinero. Te comes las guardias y todo lo que haya. Luego si quieres sacar algo más de pasta abre tu consulta privada y cuando sales de un sitio vas a otro, así trabajando más horas que un reloj. Y para qué? Todo eso para qué?
    Para luego ver a donde van tus pacientes cuando salen de tu consulta, a ver al espabilado de turno para que se lleve la pasta y la gloria?
    Es eso lo que quieren? Porque seamos realista, estos personajes existen porque hay clientes que acuden a sus consultas pensando que quizá pagando lo que pagan vayan a obtener algún beneficio. Que quien sabe. Van a dejarse engañar a cambio de una pasta.
    Todo esto lamentablemente es legal. Es inmoral? Pues ya no lo tengo tan claro.
    Quizá hay quien necesita cometer un error para darse cuenta de las cosas. Lo que pasa es que a veces es demasiado tarde. Así lo definió Steve Jobs quien posiblemente estaría vivo de haber ido al médico primero y al curandero después.

    03 marzo 2014 | 13:30

  19. Dice ser Alex Pérez

    La ética profesional debe estar marcada por el colegio profesional que nos representa. En caso negativo, vamos perdidos, a merced de la corriente. Hay colectivos profesionales que ya han desarrollado su código deontológico (medicina, enfermería, etc…) y aún así tienen también sus problemas en la praxis profesional.
    Los dietistas-nutricionistas, joven profesión en el ámbito de la salud, no tenemos un histórico que nos condicione en este sentido, y podemos aprovecharnos de los errores y los aciertos de los demás colectivos del ámbito de la salud. Creo que es una buena oportunidad para hacer bien las cosas desde el princio.

    03 marzo 2014 | 14:05

  20. Dice ser figurin

    Despues de tener a toda la clase politica prostituida al servicio de los lobbyes de poder y una larguiiiiiiiiiiisima cola de mas prostitut@s, proxenetas, estafadores, etc esperando cola para pillar una vacante libre (a ver si pillan vela en el entierro); ¿ que podemos esperar del resto de profesionales ?.
    Vivimos en un mundo moderno “Todo por la Pasta” y al que no este de acuerto, artilleria de gabinetes de abogados al canto

    03 marzo 2014 | 15:20

  21. Dice ser Dra. Amil López

    En esto de la Nutrición, hace falta sentido comun y coherencia. Pues sólo con una dieta variada, equilibrada y moderación se puede mejorar la salud y de paso adelgazar.
    Las dietas deben ser personalizadas y acercarse a las necesidades (horarios, gustos, miembros familiares, habilidades culinarias, patologías, etc.) de la persona. También necesaria una vocación de Promoción de Salud, información y formación para modificar los hábitos alimentarios y como profesionales, debemos hacer uso de las nuevas tecnologías (blogs, twitter, facebook, chat, etc. ) para que nuestro mensaje llegue.
    http://www.dietacoherente.com

    03 marzo 2014 | 19:57

  22. Dice ser tu madre

    Empiezo con este, se dice que es, por una sencilla razón, que aunque estas en lo cierto en la mayoría del artículo hay que ser un poco hijo de la que suscribe, una trabajadora de una de las empresas de nutrición que nos explotan para decir que es mejor trabajar de otra cosa que de esto, es muy fácil porque se te ha olvidado un tipo mas de DN, el ya viejo caimán que vive de las rentas pasadas y que no recuerda lo duro que son los comienzos, que se permite el lujo de criticar (con todos los respetos) a los que no tienen otra cosa para poder comer y para poder empezar a ganar experiencia en su trabajo, por que no te lo vas a creer o si, por que se te ve crédulo, pero de cajero solo podría analizar los carros de la compra de la gente, y luego que, me invento sus posibles dietas, así que a ver si eres un poco mas consciente de la realidad y caes en la cuenta que no todos tenemos un nombre, que algunos tienen familias que hay que alimentar (como sea y trabajando en lo que sea) y que el nombre y la experiencia parece que a algunos se les regala, pero el resto tenemos que conseguirlo poco a poco.
    Con mucho cariño una que se prostituye (y por ende tu madre) .

    03 marzo 2014 | 20:44

  23. Dice ser María

    Hola Juan, yo como D-N decir que leer artículos tuyos me encanta, en el de hoy he sentido especial pena al reconocer en tus palabras a compañer@s y amig@s. Por si alguien lo lee decir que trabajar en una de estas franquicias no es la única salida ni lo único que hay en España, estoy un poco harta de “esa excusa” (que yo también usaba hasta que caí en la cuenta de que era una excusa), desde mi punto de vista depende de lo inconformista que seas. Como muchos, al acabar la carrera acabé yendo a un par de entrevistas para dichas franquicias, nunca me llamaron, recuerdo una en especial en la que dije las palabras mágicas “es que no me gusta lo que hacéis” y me alegro tanto de haberlo dicho…

    Y un día, cuando ya no había prestaciones a las que agarrarse y cansada de aburrirme, tomé la decisión y con una cutre báscula del carrefour que tenía en casa, un tallímetro que un amigo encontró tirado y una cinta métrica que nos regalaron en la carrera y tenía guardada me lancé a hacer eso en lo que yo creía y creo. Y por encima de todo EDUCACIÓN ALIMENTARIA

    Solo decir que leer el artículo ha hecho que me sienta orgullosa de lo que hago, que con ganas, cariño y esfuerzo sobrenatural SE PUEDE.

    Un saludo

    03 marzo 2014 | 22:14

  24. Dice ser Cervando Rivera

    Hummmm soy nutriologo en Mexico y empresario en el ramo con mi empresa http://www.enutrica.com la cual pueden visitar, como empresario en nutricion leo su post respetable y emito mi opinion desde mi experiencia… desde hace 8 años genere mi empresa la cual inclusive desde su creacion tiene responsabilidad social, y he visto de cerca ese “proxenitismo nutricional del que habla” y considero existe derivado de una desorganizacion gremial aqui y en China… La alimentacion suele parecer algo tan facil como llevarse un alimento a la boca y en ese sentido el consumidor asi lo percibe, sin embargo no percibe ni se da cuenta de los años invertidos en formacion para recomendar el llevarse un alimento a la boca por parte del profesional en nutricion, esa falta de sensibilidad ha generado un crecimiento exponencial de “soluciones magicas” que llevan a empresas a crear “productos o servicios milagro” y que buscan validarse contratando a profesionales en nutricion a un bajo costo creando ese circulo vicioso del que usted habla auspiciado por una poca regulacion normativa y la corrupcion que genera la lucratividad de comercializar “las soluciones magicas”.

    Revisemos un caso el cual admiro mucho… Los alimentos Kosher… son para una poblacion que entiende que la manera de alimentarse no solo satisface una necesidad fisiologica, va mas alla inclusive rige su vida basada el el Tora y desde su religion y fe valoran los lineamientos alimenticios que deben seguir en su diaria alimentacion y ello se ha convertido en una norma estricta no escrita llegando a tal grado que para quien parctica esta religion es una obligacion revisar los productos alimenticios industrializados tengan su certificacion Kosher lo que ha hecho que marcas trasnaciuonales como nestle adopten esta certificacion “sin ser obligatoria” y lo hacen por el poder adquisitivo del consumidor judio y su nivel de consumo… y curiosamente en esta poblacion no se da la “ILEGALIDAD ALIMENTICIA” que es el foco de generacion de la “prostitucion nutricional” por lo que concluyo Si el consumidor promedio tuviese una consiencia y apego “tipo religioso” de su salud no existirian las “soluciones magicas” y mucho menos la demanda de estas y por ende no habria campo de cultivo de ese “proxenitismo nutrimental” cada consumidor exigiria un producto saludable aprobado por una entidad normativa nutrimental; y para ello la nutricion debe cambiar su enfoque formativo en el consumidor volviendolo un consumidor inteligente, saludable y consiente de su consumo… Ahi esta el reto, en educar al consumidor a demandar productos y servicios profesionales eso generara un cirtculo virtuoso que brinde salud al consumidor e ingresos al profesionista derivados de una valoracion etica y justa de su trabajo… Y si se puede en nuestra empresa los estamos desarrollando y para ello hemos invertido en otras areas como lo son mercadotecnia, administracion y TICS a fin de lograrlo por ello quiero cerrar felicitando al responsable de publicacion por el reportaje e invitar a quienes leen este post a reinventarse, renovarse e innovar el quehacer profesional en nutricion para exceder las espectativas de nuestro cliente (paciente) y de esa manera generar lealtad de consumo de nuestro servicio y recomendacion que nos traera beneficios economicos eticos sin necesidad de prostituirnos por simple Urgencia economica. A sus ordenes: LN CERVANDO RIVERA MARTINEZ facebook: LN Cervando Rivera email: Ln.cervandorivera@enutrica.com

    04 marzo 2014 | 01:56

  25. Dice ser Carlos Alberto Silva Gómez

    Mucho Gusto, Licenciado Juan Revenga.
    Muy Descriptivo su articulo. Lamentablemente la Profesión No solo esta “prostituida” en España, sino en buena parte de la Región en la cual laboro -América Latina- quizás como usted bien escribe influenciados “por el boato y oropel de las pseudociencias” y añadiría tal vez por el apremio del dinero luego de la titulación Universitaria.
    En el Norte de América, una vez Titulado de Nutricionista, es obligatorio el Registro para el Ejercicio Estadal o Federal, registro obligatoriamente a renovar cada cuatro años el cual comprende Exámenes rigurosos (terapéutica nutricional; plantas medicinales-herbolaria-, complementos -nutraceuticos- bajo los estandares de la FDA; para el ejercicio profesional y actualización constante para trabajar en el área (sobre todo en clínica). Al parecer México va por este camino según tengo entendido
    Considero que la renovación para la práctica o ejercicio en Salud Pública de los/as Especialistas de la Nutrición es fundamental y aclaro que desconozco como es el ejercicio en España.
    Tengo colegas que para redondear su salario realizan en consulta privada acupuntura -pues en la publica no se lo permiten-; no es que este en desacuerdo con esa milenaria practica, pero si lo estoy cuando quien la realiza no esta preparado para tal fin y además mediante franquiciados.
    Mis Felicitaciones a Ud y al equipo del Blog 20minutos.es por tocar temas que pueden incomodar pero soy triste realidad
    Atentamente:
    Carlos Alberto Silva G.
    Nutricionista. Dr. Nutrición Clínica Infantil
    Caracas- Venezuela

    04 marzo 2014 | 10:46

  26. Tristemente ocurre así, no sólo en nuestra profesión, también en muchas otras. La pela es la pela dicen, aunque aú queden, por suerte, profesionales íntegros (y que probablemente no lo pasan tan mal). Saludos.

    04 marzo 2014 | 11:04

  27. Dice ser Carlos A. Silva Gómez

    Fe de Errata.
    Por favor Disculpen Ustedes.

    Al finalizar mi comentario Dice :Mis Felicitaciones a Ud y al equipo del Blog 20minutos.es por tocar temas que pueden incomodar pero soy triste realidad.

    Debe Decir= :Mis Felicitaciones a Ud y al equipo del Blog 20minutos.es por tocar temas que pueden incomodar pero es una triste realidad
    Mis Disculpas

    04 marzo 2014 | 12:31

  28. Dice ser Miguel Blanco

    Estupenda entrada.
    Más todavía cuando se trata de autocrítica, que muchos comentaristas aplauden, algunos desde la distancia.

    Sin embargo, algunos de los que aplauden tu autocrítica no son capaces de aplicarsela a ellos mismos al defender la homeopatía basándose en un “estudio” publicado en Lancet y retirado algún tiempo después al carecer de la calidad mínima.

    Pues sí la homeopatía es un timo en toda regla, y no tiene ABSOLUTAMENTE ninguna trascendencia si el que la practica es médico (sin memoria, puesto que también estudió el método científico durante su carrera) o un engañabobos sin escrúpulos. No hay ningún estudio científico riguroso que muestre la efectividad de la homeopatía, más allá de lo esperable por el efecto placebo. Las bases de esta pseudociencia son elucubraciones mentales que no han variado en más de 100 años, que siguen sin curar y que están en plena contradicción con los conocimientos verificados, contrastados y actuales de medicina, farmacología, física, química, etc.

    Un último consejo: antes de aplaudir la autocrítica, hay que aplicarla en nosotros mismos. Yo soy ingeniero, y sé que algunos “ingenieros” siguen intentando vender el móvil perpetuo, cuando ya quedó demostrado su falsedad hace mucho tiempo, a partir de los principios de la termodinámica. Charlatanes re-empaquetados.

    Saludos

    05 marzo 2014 | 10:06

  29. Dice ser Nancy

    Hola,

    cuando lei el titulo del post, pense que hablaria no se, de otra cosa jaja, tengo una mente algo perversa 🙂

    Pero en cuanto a lo del post, GRAN ARTICULO que se aventado, menudo post, yo estoy estudiando esto, y a mi me encanta, el tema que toca esta interesante, quiza en cuanto a ir trabajando en franquicias, tiene razon, pero muchas de las veces eso pasa porque las personas con menos experiencia, buscamos puertas para ir desarrollando nuestra experiencia.

    Pero que se le va a ser, Asi es el mundo y no solo pasa en esta profesion si no en otras mas!

    Saludos y un Fuerte Abrazo!

    08 marzo 2014 | 08:22

Los comentarios están cerrados.