BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Mil millones de personas se acuestan con hambre y otros mil millones son obesos

Pizza obesidadImprescindible me ha parecido esta reflexión de Richard Smith en un post dentro de un blog adscrito a la prestigiosa revista British Medical Journal, titulado Nourishing the world (“Alimentando el mundo”) y que no por conocida es lo suficientemente elocuente como para recordarla de tiempo en tiempo.

Unos tiempos y un entorno, el nuestro, en el que a menudo perdemos la perspectiva y vivimos enfrascados en tonterías nutricionales, preocupados por las “dietas”, el nutricionismo y ver quién luce más guapo y radiante con la última dieta de moda, a cual más descacharrante.

Además de las primeras líneas de ese post del BMJ que he tomado prestadas para el título del mío, el post en cuestión aporta otras cifras francamente preocupantes o que invitan a la reflexión fruto de una conferencia entre expertos organizada por The Economist : cerca de 165 millones de niños tienen su aparato digestivo atrofiado a causa de la desnutrición que sufren y, además dos mil millones de personas tienen algún tipo de deficiencia relacionada con las vitaminas y minerales.

Parte de la clave según Gordon Conway (Profesor de desarrollo internacional del Imperial College de Londres) es el bajo rendimiento que muchos pequeños agricultores obtienen en sus producciones en los países del tercer mundo y la necesidad de producir más con menos pero, al mismo tiempo, dar con una solución sostenible a largo plazo. Sin embargo, esta perspectiva sin dejar de ser probablemente cierta choca con la de otros expertos que afirman que ya se producen suficientes alimentos como para alimentar a todo el mundo, lo que habría que hacer (es fácil de decir) es que esos alimentos lleguen a todos. Según Kanayo Nwanze (presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola) alrededor del 40% de los alimentos producidos en África nunca llegan a la mesa, al tiempo que el 30% de los alimentos en los países desarrollados se desperdicia. “Nuestro problema –dijo- es la inequidad y la desigualdad con los países en desarrollo, de forma que los ricos cada vez más ricos y los pobres más pobres”.

Hambre

Por no hablar de las implícitas diferencias de género, de nuevo Nwanze afirmó que en estos países en desarrollo es imprescindible invertir en las mujeres, pero invertir de verdad. Así, según el mencionado post, en un estudio realizado en Costa de Marfil se puso de manifiesto que la inversión 1 dólar invertido en una campesina produce el mismo rendimiento que 11 dólares invertidos en un hombre. Algo que hay poner en contexto y que es difícil de cambiar cuando se sabe que al menos en Uganda, el 80% de los campesinos son mujeres y producen el 60% de los alimentos al tiempo que son poseedoras de tan solo el 1% de la tierra productiva. La mayor parte de esa tierra pertenece a los hombres, y muchos de ellos se dedican a cultivar tabaco en vez de alimentos debido a la rápida “monetización” que obtienen.

No faltaron representantes de los “grandes” en la mencionada reunión, por ejemplo Monsanto, el primer productor de semillas del mundo que, representado por Hugh Grant, presidente y director ejecutivo, mencionó que una de sus metas a medio plazo consiste en producir semillas que dupliquen su rendimiento mientras necesitan menos recursos y agua como principal de ellos.

En definitiva y entre tanto lo mismo de siempre, hambre para muchos y opulencia desbordada para otros, mientras las bonitas palabras de igualdad, sostenibilidad, investigación, optimización de recursos, etcétera planean, grandilocuentes, en las reuniones “importantes”, y campañas como las de SUN y Acción Contra el Hambre se parten la cara con escasos resultados globales.

¿Y tú, cuál es tu opinión sobre las causas y posibles soluciones para este problema del hambre en el mundo?

—————————–

Imágenes: marinafrica vía freedigitalphotos.net

20 comentarios

  1. Dice ser Rubén

    Hasta que el planeta no pegue el petardazo no cambiará nada. Y lo pegará, sólo que no se sabe si dentro de cien años o de un millón.

    26 febrero 2014 | 09:48

  2. Dice ser No hay

    No hay solución.

    Todo es negocio y el negocio manda. Como leí hace poco por ahí: “Cuando hay dinero en algo, siempre hay corrupción. Cuando hay mucho dinero de por medio la corrupción es absoluta. ¿Y en aquellas iniciativas altruistas en las que parece que no hay dinero involucrado? No seais tontos, siempre hay dinero de por medio”.

    Pues eso. Para que en el primer mundo podamos vivir de coña comprando nuestros ipods, ipads, portátiles, conexiones a internet y demás parafernalia, es necesario que exista un tercer mundo que viva en la miseria del cual obtener recursos naturales baratos y mano de obra aun más barata.

    ¿Qué pasaría si vuestro nuevo Iphone pasara a costar el doble porque se le paga un sueldo decente al chino que lo ha fabricado? No, dejaos de buenas intenciones. Ya os digo yo lo que pasaría: pondríais el grito en el cielo. Y quien dice el Ipad, dice el pan o el arroz.

    Pues eso, que en lugar de abstractas reflexiones igual es momento de hacer autocrítica y mirarnos detenidamente nuestras propias miserias. Que las hay y son muy oscuras.

    La cosa no cambiará porque nosotros en realidad NO QUEREMOS que cambie. Estamos muy cómodos descargando mp3 (sin pagar, claro) para escucharlos en nuestro flamante Iphone 5 recién salido de una fábrica china en la que se curra en condiciones de semi-esclavitud.

    26 febrero 2014 | 10:08

  3. Dice ser Eva

    Que Monsanto no nos cuente milongas, a medio plazo dice…ni que no supieran que es fácil hacerlo, lo único que a los que van destinadas esas semillas no pueden pagarlas.

    26 febrero 2014 | 10:30

  4. Dice ser Núria

    Si que hay solución, si queremos..
    Esto debe ser prioridad en nuestras opciones alimenticias, y ser conscientes de los recursos empleados para cada alimento que elegimos. Tener en cuenta que las opciones animales gastan muchos más recursos (agua y plantas), que si lo comiesemos nosotros directamente. ¿Cuantas hectáreas de plantaciones se destinan para la alimentación del ganado?
    Y no ser tan quisquillosos con la fruta y la verdura que si tiene partes que no son bonitas, este desparrame no puede ser.
    Es ridículo que hay mucha gente que se preocupa solo de como estar más cachas aumentando los productos animales (su salud ya pagará las consecuencias, no me lo invento yo, lo dice la ciencia), y ni se le pasa por la cabeza la huella de carbono que está dejando, es totalmente egoísta.

    26 febrero 2014 | 10:31

  5. Dice ser Carlos

    En mi opinión, las causas son muchas, algunas muy conocidas. Pero hace unos 20 años pasó algo que ha cambiado mucho el rumbo de la salida de la pobreza en los llamados paises del tercer mundo. Intentaré resumir brevemente:

    Con USA a la cabeza se obligó a Europa a abrir sus fronteras al libre comercio, independientemente de las razones por las que no se hacia (explotación humana para producción industrial y agraria, y falta de reconocimiento de los derechos humanos en dichos paises). En principio esto que suena tan bien, significó básicamente una cosa: Las potencias económicas (los poderes económicos locales de cada pais del tercer mundo, empresas estatales del primer mundo y multinacionales) se lanzaron a producir en estos paises para después vendernos el producto de nuevo a nosotros. Nuestra capacidad adquisitiva se multiplicó, a cambio, estos paises quedaron como productores para nuestras necesidades.

    A día de hoy ya es muy díficil ir hacia atrás, en el tercer mundo se producen ingentes cantidades de comidas que llegan aqui incluso en avión (imaginaos el coste laboral en origen para que esto sea viable), ya que allí no tienen dinero para pagarse los alimentos que producen. Dicho esto el resto lo podeis deducir vosotros.

    El comentario que mencionaba la corrupción:

    No te equivocas en lo que dices, eso es lo que está sucediendo, ahora bien, donde hay democracia, funcione mejor o peor, lo cierto es que tenemos en nuestras manos el voto, pero mientras sigamos votando a una pandilla de “listos” asi seguiremos ciertamente, la esperanza está en aprender a votar. En nuestro caso, en España, es un caso claro y evidente, mientras sigamos votando porque somos de tal equipo o de aquel…pues bueno para que deciros más.

    La última esperanza que le queda a nuestro país son las próximas elecciones, si volvemos a dejar la gestión en manos del PSOE y el PP, ya no habrá marcha atrás para lo que nos proponen, salvar a España a cambio de la vida de los sobren y vivir como en USA, miseria para el 25% de la población, clase baja (empobrecida) del 50% y el resto para clases medias y unos cuantos ricos.

    Todavía tengo esperanza!

    26 febrero 2014 | 10:38

  6. Dice ser Isabel

    En mi humilde opinión, no tiene solución. La sociedad, el sistema está así de mal montado porque interesa que haya ricos y pobres y nunca se va a solucionar. Si quisieran solucionarlo, ya lo habrían hecho porque en el mundo hay suficiente dinero para que todos vivamos bien http://xurl.es/9ik46

    26 febrero 2014 | 10:42

  7. Dice ser centinel

    Me parece muy necesario este post, me parece oportuno recordar periódicamente que existen personas que tienen problemas de verdad en el mundo y que lo que vivimos en occide no deja de ser una situación privilegiada. Como siempre Juan está muy acertado con este tipo de posts.

    Pero debo transmitir, sin ningún ánimo de enfrentamiento, que el título del post me ha gustado menos. Aunque sé que realmente no es así, titulares del tipo “mientras uno se acuestan con hambre, otros se acuestan obesos” o comentarios como “unos mueren de hambre y otros gordos”, parecen querer asignar una gran parte de la culpa de la malnutrición del tercer mundo sobre las personas obesas. Quizás así se esté fomentando el estigma existente sobre estas personas, y si yo estuviera obeso y leyese ese tipo de afirmaciones, creo que tendría bastantes posibilidades de haberme topado con otra razón para sentirme mal y culpable.

    Sin embargo, como bien se explica en el artículo original que se enlaza (http://blogs.bmj.com/bmj/2014/02/17/richard-smith-nourishing-the-world/) , una cosa poco tiene que ver con la otra, ya que si en el tercer mundo sigue habiendo tanta necesidad alimentaria, se debe sobre todo a decisiones globales, más relacionadas con la economía, con la política, con el mejor aprovechamiento de los recursos y la tecnología y con la responsabilidad para ser más proactivos y responsables con aquellas zonas del mundo. Y no por que “los gordos se lo comen todo y no les dejan nada”.

    De cualquier forma, la de la alimentación no es una circunstancia aislada en esta pespectiva de desigualdad. En occidente nos preocupamos por tener un mínimo de metros cuadrados en nuestras casas, climatización y acceso universal a internet, mientras en el tecer mundo no tienen donde vivir. Aquí nos preocupamos por el coste de algunas medicinas de limitada efectividad o por las listas de espera de los hospitales y allí se mueren masivamente de enfermedades que casi ni nos suenan.

    Dicho esto, quiero destacar que me parece estupenda la labor de Juan en estos temas, recordándonos de vez en cuando que hay gente que sufre y pidiéndonos más compromiso. Mi puntualización es simplemente una cuestión de lenguaje.

    26 febrero 2014 | 10:44

  8. Dice ser Anda

    “ni que no supieran que es fácil hacerlo”, anda Eva, ya tenemos a una experta en genética en el foro. Que chachi guay. Que nivel que hay por aquí. Chupi-guay de la muerte.

    Nuria, también llamada Eva (si publicas tan seguido se nota que eres la misma persona. Has de mejorar eso para tener una buena multipersonalidad en los foros 😉 ), estás planteando tu razonamiento desde el cómodo punto de vista del vegetariano de primer mundo. Vida fácil y mucho tiempo para filosofar. Una reflexión algo más profunda te haría ver algunos errorcillos en tu razonamiento.

    26 febrero 2014 | 10:44

  9. Dice ser rosmi

    Es como el yin y el yan, el blanco y el negro, se necesitan para tener sentido, ricos y pobres habrá siempre como día y noche, eso sí podemos intentar (no se si conseguir), que la diferencia entre ambos no sea tan espectacular.

    26 febrero 2014 | 11:12

  10. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias “Centinel”,
    Quizá tengas razón que es posible que cuando se hace una lectura individual o personal del post, en especial del título, haya quien pueda malinterpretarlo y sentirse aludido. Bien sabes y si no lo dejo aquí bien claro, que nada más alejado de mi intención. Los problemas abordados (el exceso y el déficit de alimentos) refieren a una situación global. Ni que decir tiene que los miles de niños y adultos que mueren cada día en países de escasos recursos no tienen la culpa. Al mismo tiempo ni que decir tiene que también que las causas de la obesidad en los países desarrollados trascienden la individualidad de quienes la padecen. La falta de recursos formativos, la presión de una buena parte de la industria (jugando a la des-mal-información), nuestro mal asumido estado de bienestar, etcétera, hacen de la cuestión un tema verdaderamente complejo… más allá, mucho más allá de la voluntad de sus ciudadanos. Agradezco tu reflexión y afortunadamente opino que la trayectoria de este blog acerca al lector el verdadero sentido de mis palabras en esta entrada.

    Hola “Anda”,
    Creo que no merece la pena andar dando consejos sobre cómo se deben comportar los comentaristas en especial si, como es el caso, tus juicios están equivocados de medio a medio con respecto a su autoría.

    Saludos cordiales.

    26 febrero 2014 | 11:27

  11. Dice ser Sabina

    Las causas son múltiples y complejas. Según Acción Contra el Hambre las causas, además de las que expones Juan, son la desestructuración, la pobreza, las políticas comerciales, el acceso al agua, los desastres naturales, la violencia, los conflictos armados y las pandemias. Como consecuencia sobrevienen las carencias nutricionales e incluso hídricas que actúan en detrimento de las capacidades físicas e intelectuales de las personas, conllevando ello a una menor capacidad productiva. El hambre tiene consecuencias nefastas para el desarrollo de un territorio. Disculpad si para algunos lectores he dicho obviedades, tenía que decirlo.
    Creo que los paises subdesarrollados requieren ayudas desde, prácticamente, todas las vertientes. Nosotros como Dietistas-Nutricionistas (DN en adelante) deberíamos intervenir en las políticas alimentarias tanto nutricionales como de seguridad alimentaria. Hay múltiples métodos de intervención, y dependiendo del área a trabajar se aplicarían unos u otros. Se ha de estudiar la población desnutrida, analizando los recursos alimenticios/hídricos de la zona, la disponibilidad alimentaria y las enfermedades presentes entre otros. En algunas áreas es necesaria la ayuda internacional de los bancos de alimentos y la correcta distribución de los mismos además de educación alimentaria (campamentos saharauis) en otros lugares será necesario de suplementos alimenticios para evitar la desnutrición (Mauritania).
    Creo que es indispensable la coordinación entre médicos cooperantes (MSF) y dietistas-nutricionistas. Aunque esto no excluye que los DN tengan una organización propia y hagan proyectos de forma independiente. En la actualidad existen pocos DN expertos e interesados en Cooperación Internacional pero haberlos los hay. Entre ellos, Gloria Doménech (Dietista-Nutricionista) Dra. en cooperación y también el Grupo Cooperación liderado por Dietistas-Nutricionistas (@Grucoonu). Gracias por el post Juan!

    26 febrero 2014 | 11:28

  12. Dice ser Almudena

    A mi tampoco me ha parecido acertado el titulo del post. Pero por otra razón. La obesidad también está relacionada con la pobreza. Otra pobreza, menor, una pobreza que permite alimentarse pero no alimentarse bien. Ayer veía un informe sobre obesidad infantil en Europa. El porcentaje de niños de once años con sobrepeso es de alrededor de un 30 % en Portugal, Irlanda, España y Grecia. En Bélgica y Paises Bajos es de un 12%.
    Puede que haya otras causas, pero lo primero que se me viene a la cabeza es el nivel económicosocial de estos paises.

    26 febrero 2014 | 11:29

  13. Dice ser Eva

    Para “Anda”

    Soy Eva, y no me llamo Nuria de segundo nombre. Y para nada soy ni vegetariana, ni experta en genética, pero si estoy a favor de los transgénicos (de lo que tengo un mínimo conocimiento), y no tanto de la Monsanto. Que para mí son cosas diferentes. pero es mi opinión personal, que no tiene que coindicir con la de nadie ni ser cierta.

    Y esto “Que chachi guay. Que nivel que hay por aquí. Chupi-guay de la muerte.” muy oportuno no me parece, ya que no me conoces de nada.

    Muchas gracias aún así por dejar patente lo que por esa frase opinas de mí.

    26 febrero 2014 | 11:41

  14. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    De qué nos valdrían la vallas
    los muros y concertinas,
    si solamente a la mitad
    le dieran por emigrar
    para encontrar comida
    y llegaran a las fronteras
    de los que obesos están?
    La posibilidad… es remota
    pero se podría dar.
    El planeta por el momento
    da comida para todos
    solo que…hay que repartirla
    para que todo el mundo coma,
    creo… que es de justicia.

    26 febrero 2014 | 11:58

  15. Dice ser rg

    En estos asuntos de la desigualdad da lo mismo proponer una solución que decir que no la tiene, todo es la misma dirección, la misma flecha, para que exista un capitalismo extremo se necesita una parte sometida, fuertemente sometida a desigualdad, empezando por comer, supervivencia,y siguiendo por derechos humanos, y esa y ninguna otra es la respuesta al porqué, y es que si queremos seguir como hasta ahora, cosa que empieza a parecer harto difícil, tres cuartas partes del planeta vivirán, por decir algo, en la mierda más absoluta.

    No creo que la entrada de hoy de mucho para tirar de Monsantos y corporaciones varias tan polémicas, no, estos son solo la punta de un iceberg que se deshace.

    En mi opinión hay siglas con nombres y apellidos que actúan como la mayor banda criminal y genocida que la humanidad ha tenido: el FMI. Y ojo!! que ahora esos vienen a por nosotros, ya no valen continentes enteros de “tercera”, como ellos dicen en petit comité, ahora nos toca a los de segunda o aparentar ser de primera, shit happens, ha!!

    Saludos.

    26 febrero 2014 | 12:04

  16. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Los obesos se están comiendo la comida que le corresponde a los hambrientos.

    26 febrero 2014 | 12:26

  17. Dice ser Núria

    Para Anda:

    A ver, tu que acusas a otros de haber tenido la vida fácil (y tu que sabes?), que es lo que haces tu para contribuir en estas desigualdades? Yo hago lo que se me ocurre:
    – No consumir productos animales, también estaría bien que vieses un documental de Salvados sobre la pesca y el medioambiente, como para consumir un pez se desechan varios de ellos.
    – Consumir solo frutas y verduras de mi zona, mira que me gusta el mango, el aguacate, los espárragos, la piña.. pero si son de otro continente no las compro. Tu lo miras, de donde viene lo que compras?
    – Comprar de comercio justo aunque a veces sea más caro.
    – Elijo la fruta y la verdura más “fea” porque sé que las otras personas no la comprarán, y acabará en la basura.
    – Sobre lo que comentan arriba de los teléfonos, tengo el mismo teléfono desde hace 7 años, no es un smartphone, pero tampoco me hace falta tenerlo.
    – No compro marcas que son sabidas que son explotadoras con las personas del tercer mundo, por ejemplo Apple, Zara o Nike.

    Hago lo que se me ocurre, que cosas haces tu? Estaria bien que nos dieses tus consejos

    26 febrero 2014 | 12:50

  18. Dice ser AGA

    Para Nuria.

    No soy vegetariana, y consumo alimentos de origen animal. Aun asi intento preocuparme de que no sean de granjas donde los animales son sobreexplotados.

    En todo lo demas, estoy totalmente de acuerdo. Y a veces es dificil encontrar fruta(o verdura) que no haya venido en avion!! TEniendo como tenemos tantisima variedad en Europa, manda narices que tengamos que importarla de quien sabe donde y salga mas barata… Y si no se pueden comer mangos, pues no se comen, ya ves tu.

    Lo mismo con las marcas. Seguramente haya muchas que no lo sepamos y hagan lo mismo, pero mientras pueda evitarlo, todas las que se que explotan a la gente, vetadas.

    Eso si, soy la rarita que no tiene smartphone y la amiga cara a la que hay que llamar o mandar un sms 😉 Supongo que te sonara.

    Si podemos hacer cosas, muchas mas de las que hacemos (todos). Tal vez no sea suficiente pero al menos son muchos poquitos juntos…

    27 febrero 2014 | 15:15

  19. Dice ser Revia

    Mientras sigamos viviendo en un sistema basado en economía monetaria y libre mercado no existe solución.

    Corrupción humana= Dice ser de Monsanto.

    28 febrero 2014 | 19:56

  20. Este texto me a hecho reflexionar mucho, y me parece muy interesante.

    03 marzo 2014 | 18:41

Los comentarios están cerrados.